lunes, 27 de marzo de 2017

La Posada del Silencio nº 17, curso VIII

Sopló aliento…


Sopló aliento…
Reflexión bíblica de fray José Fernández Moratiel, fundador de la Escuela del Silencio

En la inspiración dejad que suavemente Dios nos llene de su vida, y en cada expiración dejad toda vuestra vida en el Señor. Como que vuelve y retorna y se abandona a Dios; igual que se retira el mar de la playa y vuelve a sí mismo.

La respiración es un nacer y un morir en las manos de Dios.

Cada respiración es una manera de vivir, es una manera de ser, es un existir.

No nos damos la respiración, nos la da Dios. A nosotros se nos pide vigilancia, lucidez para recibirla. Encontrad una buena base en esta tierra en que hemos de vivir; pero la cabeza en el cielo.

Somos de la tierra pero somos también del cielo. Nuestro corazón tiende hacia el cielo, y el cielo desciende hacia nosotros. El cielo viene en nuestra búsqueda, nos busca siempre. Cada vez que respiramos es el soplo de Dios el que nos viene a buscar.

El cielo y la tierra se besan en nuestro corazón. Dios se abraza a nosotros en cada respiración. Así el silencio es presencia ante esta vida que se nos da. La vida entera es Presencia, es aliento.

Miguel Ángel del Río es el nuevo Vicario del Maestro de la Orden

Imágenes integradas 1
20 de Febrero de 2017

  El Maestro de la Orden, fray Bruno Cadoré, ha nombrado a fray Miguel Ángel del Río como Vicario del Maestro de la Orden, sucediendo a fray Vivian Boland.

   Fr. Miguel Ángel del Río es hijo de la Provincia de Hispania, nació en Barrillos de las Arrimadas (León) en 1970, e ingresó en la Orden en 1989. Fue ordenado sacerdote en 1995. Tras su ordenación sacerdotal estudió liturgia en el Pontificio Ateneo San Anselmo (Roma), donde se doctoró en 1998.

   Miguel Ángel sido prior del Convento de Ntra. Sra. del Camino (León) durante seis años, y ha sido secretario y profesor de la Facultad y Escuela de Teología de San Esteban. En el 2014, Fr. Miguel Ángel fue nombrado Socio del Maestro de la Orden para Italia, Malta y la Península Ibérica. A esta responsabilidad se suma ahora el oficio de Vicario del Maestro de la Orden.

Escuela de Teología San Esteban - Salamanca - Programación 2016/17

Curso III

http://www.conventosanesteban.es/kit_upload/image/Agenda/2014/escuela-teologia-San-Esteban-Salamanca.jpg

19:00 Canalización de las emociones. Profª. Isaura Díaz Figueiredo. Curso especial de la Escuela de Teología San Esteban.  Facultad de Teología San Esteban (Salamanca).

Del 6 de marzo al 10 de marzo


“Enseñanzas del silencio de Moratiel”

https://farm1.staticflickr.com/617/32892253401_bf0f30b2ea_h.jpg
18 de Febrero de 2017

  El jueves por la tarde en Madrid se presentó el libro Enseñanzas del silencio de Moratiel, de Alicia Martínez, bióloga y discípula del padre Moratiel, creador de la Escuela del Silencio. En el acto acompañaron a la escritora el prior de los frailes dominicos de la provincia de Hispania, fray Jesús Díaz Sariego; y la colaboradora del libro y profesora de filosofía, Dña. María Toscano.
  El libro publicado por Desclée De Brouwer no es el primero que publica la editorial sobre el padre Moratiel. José Fernández Moratiel desde el silencio, La sementera del silencio o La alcoba del silencio son otros títulos.
El silencio es el arte de vivir
  Díaz Sariego destacó que el libro tiene que ver mucho con lo que fue la figura del padre Moratiel, su persona, su espiritualidad, en torno al vocablo silencio. Destacó la gran complicidad entre el maestro (Moratiel) y el discípilo (Alicia Martínez) sobre todo en la forma de entender la vida a través del silencio. “El silencio es el arte de vivir” decía Moratiel. Para el provincial dominico “el silencio como arte de vivir tiene sin duda una doble finalidad: una estética, que nos aproxima a lo bello de nuestro mundo interior y del mundo exterior; y una comunicativa, ya que a través del silencio se expresan ideas, emociones, mundos, un lugar para acercarse al otro”.
  Tras Jesús Díaz Sariego fue el turno la profesora de filosofía María Toscano, colaboradora del libro y gran estudiosa del pensamiento místico. En su intervención reflexionó sobre el significado del silencio. Según la profesora “el silencio no es estar callado, es una actitud interna del ser humano que conecta con una realidad nuestra que es lo que realmente somos”. Para concluir quiso recalcar la importancia del silencio: “la aceptación de la doctrina se acepta con la cabeza, con el entendimiento, mientras que la aceptación del misterio de Dios se acepta en el silencio del alma”.
  En último lugar intervino la escritora. Alicia Martínez quiso recordar la figura del padre Moratiel, fallecido en el año 2006. Citó palabras que algunas personas dijeron sobre él: “un hombre fiel a sí mismo y que siempre destacó por tener mucho criterio. Él nunca estaba allá cuando tenía que estar aquí”.
  Alicia explicó que el libro procede de las palabras de Moratiel a través de los encuentros de la Escuela del Silencio. De alguna manera la escritora se dio cuenta de que de tenía un tesoro entre sus manos. Decidió entonces agrupar las enseñanzas del dominico y extraer las leyendas que contaba. “La escuela del silencio no era un lugar donde se nos enseñara, ya que para Moratiel el silencio no es algo que nadie te pueda enseñar, no es un saber nuevo, es simplemente la escucha del propio corazón”.
  La autora de Enseñanzas del silencio de Moratiel concluyó su intervención definiendo el silencio como un camino personal, en el que es posible adentrarse, disfrutándolo y dándose cuenta de que es un camino que lleva a la plenitud.
Imágenes integradas 2

"Las enseñanzas de Moratiel nos sitúan en el camino de regreso a casa sin más guía que el propio corazón, ninguna otra cosa es necesaria. Es una invitación a caminar sin afanes, aligerados de todo y confiando en que lo que nos condujo hasta aquí, nos llevará, de seguro, a lo que somos"
(del prólogo de Javier Melloni)

Alicia Martínez

  Sevilla, 1960. Bióloga de profesión, comienza desde muy joven a dedicarse a la pintura y más tarde se adentra en la poesía, la narración y en la escritura de artículos de reflexión. En 2015 publica su primer poemario El brotar de la luz (Editorial Karima), que recoge su obra poética entre 2000 y 2015.
  Asiste a los retiros de la Escuela del Silencio del padre Moratiel desde el año 1999 hasta su fallecimiento en 2006. De esta participación, fundamental en su vida, surge la presente publicación.

Padre Moratiel

  José Fernández Moratiel nació en Santa Olaja de Eslonza, provincia de León, el día 17 de marzo de 1936, en el seno de una familia profundamente cristiana. Sus padres Arsenio y Cándida, entrañables, acogedores, sobrepasaron los 90 años.
  José (o Pepe, como le llamaban en familia) ingresó a los trece años (1949) en la Escuela apostólica de Corias (Asturias) donde cursó los cinco años de estudio que a la sazón se exigían para acceder al Noviciado. El año de Noviciado que se iniciaba con la imposición del hábito de la Orden, transcurrió en el Convento de San Pablo de Palencia, en el curso 1954-1955, año en que hizo su consagración al Señor y a la Iglesia como dominico. Se trasladó al convento de Las Caldas de Besaya para cursar los estudios de filosofía y al término de los mismos hizo su profesión solemne el año 1958 e inició los estudios de teología en el convento de Salamanca. Cinco años fecundos, como la semilla que cae en tierra buena y va fortaleciéndose en sus raíces, años en que maduró y se enamoró de la fraternidad dominicana, anhelando llegar a lo que llevaba ya en su corazón, la gran fraternidad evangélica, acercarse a todos con un corazón grande de “hermano” (ya en la comunidad se le conocía como “el hermano”). El año de 1962 fue el año de su ordenación sacerdotal y el año 1963 salió ya destinado a ejercitar su alma de apóstol a través de la predicación. Trasna primera y corta experiencia en Valladolid, regresó a Salamanca para colaborar en la formación como ayudante del padre maestro de estudiantes y, por fin, en 1968 llegó a Pamplona, el que sería su convento hasta el momento de su muerte en el año 2006.
Más información: enlace al libro
https://farm3.staticflickr.com/2278/32636375020_29a0d50dc7_h.jpg

Cajas solidarias para el pueblo saharaui

22 de Febrero de 2017
http://www.rtpa.es/fotos//17/02/20170218105815_ayudassahara180217.jpg
  Los alumnos del colegio Santo Domingo de Guzmán FESD de Oviedo, buscan crear una red social astur-saharaui, con motivo del Jubileo Dominicano de los 800 años.
  Se cumplen 800 años de la orden de Predicadores Dominicos, 800 también es el alumnado del centro en Oviedo y 800 los euros que se recaudaron en un rastrillo solidario y que sirven para aportar más material a las 800 cajas que partirán con destino al pueblo saharaui.  En las cajas hay pequeños juguetes, ropa deportiva, peluches, material escolar, y sobre todo cartas en las que envían deseos, comparten inquietudes y facilitan hasta sus móviles, con la intención de crear una pequeña red social astur-saharaui.
  Abundan en las cajas los cubos de rubik, un juego de nuevo de moda en el centro, para demostrarnos que resolver problemas y conflictos es difícil, pero no imposible.
  Desde el colegio Santo Domingo FESD de Oviedo se da gran importancia de estas actividades extra curriculares, como las del comedor social en el que desayunan familias sin recursos, convirtiéndose los Dominicos en algo más que un centro escolar.


El Real Madrid visita a su expresidente dominico


Rafael Sánchez Guerra. Rafael Sánchez Guerra. El 3 de abril de 1963, el Madrid visitaba a Osasuna, a tres jornadas del final. Partido sin trascendencia para el Madrid, que se había proclamado campeón dos jornadas antes, a falta de cinco. Así de fuerte estaba. Más comprometido era para Osasuna, que andaba en riesgo de descenso. Le bastaría con ganar sus dos partidos en casa, pero el primero de ellos era contra el Madrid, que aunque ya era campeón viajó con todos sus titulares excepto Di Stéfano, lesionado.
El grupo llegó la víspera y se alojó en el Hotel Castillo, como solía. Pero el propio sábado hizo una visita discreta e inesperada al Seminario de Dominicos de Villava (el pueblo de Indurain), a tres kilómetros de la capital. En el seminario fue toda una revolución cuando aparecieron de repente los Puskas, Gento, Amancio, Santamaría y demás, entre los que se incluían dos navarros, triunfadores en Osasuna antes de ser traspasados al club blanco, Zoco y Félix Ruiz. Zoco, que ya no está entre nosotros, me contó alguna vez aquel revuelo, que recordaba bien. Hasta pelotearon con algunos seminaristas.
¿Y qué hacía el Madrid visitando aquel lugar? La explicación está en la figura de un expresidente, Rafael Sánchez Guerra, cuya vida fue toda una peripecia. Sánchez Guerra fue periodista y político y llegó a alcanzar el grado de secretario general de la República, mano derecha de Alcalá Zamora. Ya su padre, José, había sido importante político, con varios cargos que incluyeron la presidencia del Gobierno, la del Congreso y diversos ministerios. Monárquico convencido, propició una célebre intentona contra la dictadura de Primo de Rivera, que fracasó.
Socio del Madrid, salvó de un apuro al club durante la República
Su hijo, Rafael evolucionó a republicano. Colaboró con Alcalá Zamora en la creación de Derecha Liberal Republicana. Socio del Madrid, salvó de un apuro al club cuando Indalecio Prieto, a la sazón ministro de Obras Públicas con Azaña, aprobó el proyecto de prolongación de la Castellana y creación de los Nuevos Ministerios. Un eje que, partiendo de la plaza de San Juan de la Cruz, donde terminaba el trazado anterior, tiraría en oblicuo hacia la derecha para empalmar con la carretera de Burgos, atravesando de lleno los terrenos de Chamartín, el campo del Madrid. El club sería indemnizado con unas cantidades por expropiación de terrenos que no compensaban, ni de lejos, lo que le había costado construir el campo. Era la ruina. Desde su puesto de secretario general de la Presidencia, Sánchez Guerra consiguió modificar el plan, dando lugar al trazado actual, que respetaba la instalación madridista. En 1935 se presentó a la presidencia del Madrid y ganó, sin duda porque se le reconocía aquello.
Así que cuando llegó la Guerra Civil, en julio de 1936, era el presidente del Madrid. Alcalá Zamora había sido depuesto de la presidencia de la República en abril de ese año, y Sánchez Guerra, por tanto, abandonó la secretaría. Pero seguía en política. Ahora era concejal del Ayuntamiento. El golpe de Estado le cogió en San Rafael, pero regresó a Madrid a hacerse cargo de sus obligaciones. Fue de los pocos mandos responsables que se quedaron en Madrid durante toda la guerra, como Julián Besteiro, tratando de mantener el orden. Cuando, tras tres años de asedio, cayó Madrid, rehusó dos plazas, para él y su mujer, en el avión en el que Casado y otros se fueron a Valencia. Con Julián Besteiro esperó en los sótanos de Hacienda la llegada de las tropas franquistas.
Posiblemente pensó que no tenía nada que temer, nada que le empujase a huir. El golpe había sido dado, según sus primeras formulaciones, “para salvar la República”, él no había hecho más que cumplir con su deber. Era católico, tenía gran prestigio e incluso una condecoración militar cuando acudió como soldado voluntario de cuota a la guerra de África, donde fue herido.
Pero en la barbarie de aquellos días, en los que cualquier cosa podía pasar, le condenaron a 30 años y un día. El general Antonio Barroso y Sánchez Guerra, primo suyo, que había sido jefe del Estado Mayor de Franco y que llegaría a ministro del Ejército, consiguió rebajarle la pena a 28 meses. Cuando salió, se encontró sin ambiente ni trabajo, así que se fue a París en 1944, una vez liberada la ciudad por el Ejército aliado. Salió clandestinamente, aunque probablemente ayudado por su primo. Allí retomó el periodismo, creó la Agencia de información API y fue ministro en el exilio del Gobierno republicano de José Giral. Cuando falleció su esposa, en 1959, y por promesa que le había hecho a esta en el lecho de muerte, decidió profesar como dominico. De nuevo su primo, Antonio Barroso, ya ministro del Ejército, influyó para que pudiese regresar. Incluso asistió a su toma de hábitos, como lo hicieron los hijos del nuevo dominico. El acto de produjo el 5 de noviembre de 1960.
Aquella visita dejó comentarios en el seminario para años
Según nos contó años después a Bernardo Salazar y a mí uno de sus hijos que hizo su vida en París pero venía a veranear a Colmenar Viejo, retomó su cariño por el fútbol, que seguía por la prensa y la radio. Y arbitraba los partidos de los seminaristas.
Para 1963 estaba enfermo de cáncer. Le habían tenido que extraer un riñón. Bernabéu, que se enteró, organizó esta visita, aprovechando el viaje del equipo para jugar en Pamplona. Zoco le recordaba “como un hombre consumido, se le veía mayor de lo que me dijeron que era, pero muy inteligente hablando, con buen espíritu, y se emocionó mucho. Lo único que sintió fue que no hubiera estado Di Stéfano”.
Aquella visita dejó comentarios en el seminario para años. Cuando el eco llegó fuera, un redactor de Pensamiento Navarro consiguió entrar en contacto con Sánchez Guerra, que accedió a hacer una pequeña declaración: “Conviene que se sepa, para agradecer en la medida de los merecimientos de tal detalle. Quedan pocas cosas, a través de los actuales directivos, que me enlacen con la época en que fui presidente. Pero es hermoso saber que hay continuidad, apego a los hombres de ayer, lealtad a los que pasaron. Me he sentido muy contento. Y creo que toda la población del seminario lo ha agradecido”.
La visita llegó oportuna. Sánchez Guerra falleció el 2 de abril de 1964, con 66 años. Faltaban unos días para que se cumpliera el año de aquella sorpresa. El Madrid envió una gran corona. ¿Y el partido? El Madrid no hizo más concesión que dejar fuera a Zoco y Félix Ruiz, para que no se vieran en un compromiso. El choque fue bravo y disputado. Acabó 1-1. Osasuna pensó que podría bastarle, pero ese mismo día ganó por sorpresa el Deportivo en San Mamés, pésima noticia para los navarros, que dos semanas después bajaban a Segunda.
http://dominicasdeic.com/system/files/images/Accion_Verapaz.jpg

Los 7 países castigados

Foto: AFP/Getty Images
Hoy, a los 14 días de la orden ejecutiva con el veto migratorio a ciudadanos de siete países, nos levantamos con la noticia de que La Corte de Apelaciones rechaza el recurso de Trump. Es previsible que el caso termine en el Tribunal Supremo, pero de momento son tres las sentencias judiciales que se han pronunciado en contra por considerar que vulnera la Constitución.
Lo que claramente vulnera es la libertad religiosa y la dignidad de las personas afectadas. –nos dice Marc Grau i Grau en el siguiente artículo-. Los países castigados, todos ellos ya previamente castigados en su historia.
Son de agradecer las reacciones de personas con influencia en los Estados Unidos, también de los editoriales de los periódicos con mayor difusión, así como las de las empresas punteras. (…) Por último, las movilizaciones de la gente en las calles y aeropuertos son otro motivo de esperanza.
El círculo sensibilización-movilización-actuación-sensibilización parece que ya se va fortaleciendo. Son momentos de cambios, aparentemente días grises, pero sólo nosotros, dejando que las noticias nos dejen el corazón metido en un puño, dejándonos sensibilizar, podemos construir una sociedad con color.
Foto: AFP/Getty Images

Estimado Sr. Trump


Con el veto a musulmanes, Trump ha demostrado que los peores temores sobre su presidencia se han hecho realidad. Suma tu voz a la carta abierta a continuación para unirte a la resistencia. Después compártela por todos lados.


Más información

Economía y sociedad en los encuentros de REDES

 
 El 11 de febrero tuvo lugar el tercer encuentro del Foro de Incidencia Política de REDES, con el título general de Economía y Sociedad, en el que también participó Acción Verapaz. Os ofrecemos el resumen que nos facilita José Carlos.
La jornada estuvo dividida en dos ponencias. La primera, titulada "Enseñanzas de los Padres de la Iglesia en la economía" a cargo de José Sarrión (U.P.Salamanca), comenzó con una descripción histórica desde los primeros Padres de la Iglesia, que tuvieron contacto directo con los Apóstoles, a los posteriores al Concilio de Nicea.
Así S. Basilio nos dice: "abrid de par en par vuestros graneros, dad salida a vuestras riquezas en todas direcciones cada uno se contenta con lo indispensable para sus necesidades y dejara lo superfluo a los indigentes no habría ricos ni pobres".
S. Ambrosio: "Ay ricos, ¿hasta dónde pensáis llevar vuestra codicia insensata? ¿Cuándo alguien roba los vestidos a un hombre no le decimos ladrón? ¿No debiéramos llamar igual al que pudiendo vestir a un desnudo no lo hace?"
S. Juan Crisóstomo: "el que ayuna y no distribuye lo ahorrado, demuestra que ayuna por codicia y no por Cristo. Si las riquezas producen pobreza en lugar de resolverla, no son riqueza sino armas de destrucción del ser humano".
S. Agustín: "las riquezas son injustas o porque las adquiriste injustamente o porque ellas mismas son injustas ya que tú tienes y el otro no".
17-02-2017 html f70ef4ee8678eec5
En los Padres de la Iglesia está siempre la idea del Destino Universal de los bienes, que desde el inicio era uno de los principios estructurales de la vida cristiana.
Qué actuales y qué fuertes son estas palabras y que lejos está la Iglesia actual.
La segunda parte, a cargo de Susana Ruiz de intermón Oxfam,  trató de los "Retos desde el modelo económico de desarrollo".
Nos explicó como dentro del modelo económico actual han decidido dejar de hablar de pobreza y hablar de desigualdad.
La desigualdad es una característica del sistema económico actual, que se va incrementando de manera escandalosa desde los 80s. Hoy 8 personas tienen la riqueza que 3,8MM de personas, la mitad más pobre.
17-02-2017 html 1dc36879efe05159
La desigualdad está en la agenda mundial y todo el mundo está de acuerdo en que:
La desigualdad extrema es una gran amenaza para la estabilidad mundial
Amenaza todos los logros en reducción de pobreza.
Perpetúa la falta de oportunidades para los pobres.
Empuja a sectores amplios a vulnerabilidad.
Fractura la democracia, al concentrar la influencia sobre las esferas de poder político.
Ralentiza el crecimiento, y no reparte sus beneficios.
Genera violencia e inseguridad
Incrementa de la desigualdad de género, salud, educación y oportunidades
Además la desigualdad económica crece exponencialmente, tanto en los países de renta alta como en los de renta media y baja.
En todos los países la participación en la renta en manos del 10% más rico va hacia arriba y la participación en la renta en manos del 40% más pobre hacia abajo.
¿Cómo hemos llegado a esto? Las causas, entre otras, son:
Fundamentalismo del mercado (no se presta atención a la distribución de los ingresos).
Desregulación financiera, (en EE.UU. desde principios del siglo XX la curva de desregulación coincide con la curva de desigualdad).
Fiscalidad injusta, los tipos impositivos bajan en todos los países, aumento de los paraísos fiscales.
Concentración de poder y dinero, las élites económicas se apropian del poder político (think tank, regulaciones a su medida,  medios de comunicación, puertas giratorias, etc).
En España el  1% más rico tiene una cuarta parte de la riqueza del país, una de cada cuatro españoles están en riesgo de pobreza y exclusión, 1 de cada 3 nuevos pobres  en la U.E  desde la crisis es español.
El 13.2% de los trabajadores en España son trabajadores pobres.
¿Por qué aumenta la desigualdad en España?
Aquí se unen varios factores:
Incapacidad para crear empleo de calidad, con niveles salariales justos (en muchos casos, los salarios son indignos).
Incapacidad para redistribuir de quienes más tienen a quienes más lo necesitan.
Se estima que en 2016 los beneficios empresariales ya se habrán recuperado pero los salarios aún estarán 6 puntos por debajo, los salarios más bajos han caído casi un 28% entre 2008 y 2014.
Recaudamos poco: 6.3 puntos por debajo de la media europea. En el 2016 El 84% del esfuerzo fiscal recae sobre las familias, frente a un 13% del sector empresarial y una contribución casi nula de la fiscalidad sobre el patrimonio, la riqueza o el capital.
La inversión que salió de España hacia esos 15 Paraísos Fiscales se triplicó casi el año pasado: es el doble de lo que se invirtió en América Latina y 43 veces más que en China.
17-02-2017 html 8fa3abf9480dc749
Frente a esto propuso tres vías contra la desigualdad: Fiscalidad, Políticas públicas y Condiciones laborales.
Para terminar teniendo en cuenta que estábamos en un Foro de Incidencia Política vimos varios ejemplos de campañas con este fin, como el documento firmado por 300 economistas famosos contra los paraísos fiscales que, a su vez, cosechó la recogida de 308.797 firmas, la campaña de fotografías “Captura la desigualdad”, la calculadora de la desigualdad “Los privilegios de pocos quitan derechos a muchos”, “Yo pago el escaqueo fiscal de las grandes empresas”.

Ayuda a las víctimas del atentado en Lahore (Pakistán)

 
portada ayuda
País: Pakistán.
Lugar: Lahore.
Año de ejecución: 2016.
Actividad: Ayuda humanitaria.
Beneficiarios: 28 familias víctimas del atentado suicida.
Contraparte: Peace Center.
Financiadores: Acción Verapaz Centro 6.000 €.
 
El 27 de marzo de 2016 un terrible ataque suicida causó la muerte de 76 personas en la entrada principal del parque Gulshan-e-Iqbal, uno de los más grandes de Lahore. Con unos 200 heridos, se considera que es uno de los ataques más mortíferos en Lahore. La explosión parecía dirigida contra los cristianos que allí estaban celebrando la Pascua y la mayoría de las víctimas fueron mujeres y niños.
 
Con el dinero enviado por Acción Verapaz se formó un comité de 6 personas, entre las que se encontraba el director del Peace Center, un doctor, una enfermera y un fisioterapeuta, para atender en todo lo posible a las familias damnificadas, visitándolas personalmente para ofrecerles consuelo y ayuda financiera para medicinas, atención médica, cirugía, cuidados fisioterapéuticos y psicológicos. También se ha procurado ayuda económica, comida y ropa a familias que han perdido al cabeza de familia o el trabajo a causa las heridas recibidas.
http://www.accionverapaz.org/images/accionverapaz/proyectos/20170219/p2/1055%20Ayuda%20a%20las%20victimas%20del%20atentado-1.png


Novedades editoriales
El Islamismo. Forma moderna del radicalismo islámico.
Emilio PLATTI
Un buen especialista en el Islam analiza en sus últimas raíces el fenómeno del islamismo. Es presentado como una ideología exclusivista y excluyente, que frente a la pluralidad que existe en la religión musulmana, persigue el establecimiento de una comunidad homogénea. A juicio del autor el islam político presenta una interpretación de la religión musulmana centrada en lo ético, lo jurídico y lo político. Y relega a un segundo plano la relación propiamente religiosa o de fe. El autor rastrea el fenómeno del islam político desde sus comienzos con el surgimiento del wahabismo a finales del siglo XVIII y las diferentes corrientes y tendencias del islam político actual. Un libro que ayuda a entender el fenómeno preocupante y desconcertante de la violencia islamista. Y que propone para la reflexión algunas pistas para avanzar en una convivencia pacífica entre culturas y religiones diversas.
Precio: 11,00 €
Páginas: 119


Monasterio de la Inmaculada en Loeches
Sor María del Mar CASTRO
El monasterio de la Concepción de Loeches fue fundado por el primer Conde-Duque de Olivares y su esposa en el año 1640, como lugar de enterramiento para ellos y sus descendientes. En 1909 Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, por entonces Duque de Alba y Conde-Duque de Olivares, estableció un panteón para la Casa de Alba agregando una capilla al monasterio, obra de Juan Bautista Lázaro, inspirado en el de El Escorial. Aquí reposan los restos de sucesivos Duques de Alba desde la segunda mitad del siglo XIX hasta nuestros días. El monasterio ha sido convento de Dominicas contemplativas hasta la primera década del siglo XXI. De la última comunidad de monjas se recoge en esta obra una pequeña reseña biográfica. El monasterio recibió diversas donaciones resultado de las cuales es sede de un patrimonio artístico de gran interés.
Precio: 12,00 €
Páginas: 100


La santidad
André Jean FESTUGIÈRE
La Santidad es uno de los atributos divinos reconocidos por todas las religiones. Y es una de las cuestiones más investigadas en los estudios sobre el hecho religioso. Festugière pregunta por la relación y diferencia entre Grecia y el cristianismo en la comprensión de la santidad. La conclusión a la que llega es que en el cristianismo esta idea no depende de la concepción helenista sino que tiene su origen en el judaísmo. Para el helenista el santo es el sabio que se esfuerza en obrar racionalmente. En el judaísmo es el que obra según la Ley, el que obedece a la voluntad de Dios. Para la Iglesia el santo se mide más por las virtudes que por lo extraordinario de determinadas acciones exteriores, como las acciones milagrosas.
Precio: 11,00 €
Páginas: 121


Creer en la Palabra y ponerse en camino

10 de Febrero de 2017
Creer en la Palabra y ponerse en camino   Esta obra habla sobre el seguimiento de Jesús, cimiento de toda vida cristiana. Su título está inspirado en una frase del relato de la curación del hijo de un funcionario real, en el Evangelio de Juan: «Creyó el hombre en la palabra que Jesús le había dicho y se puso en camino» (Jn 4,50), aunque modifica ligeramente su expresión (creer la Palabra y no creer en la Palabra), pues lo que está en juego no es solo confiar en la verdad que alguien dice, sino adherirse a Alguien que, en la palabra, se dice y nos dice.
  El libro tiene doce capítulos, la mayor parte de los cuales ofrece una reflexión o comentario sobre un relato del Nuevo Testamento en el que se destaca un aspecto del seguimiento. Entre ellos se intercalan tres capítulos que abordan de manera genérica un punto relevante del seguimiento: la cruz, la meta y la aventura. El conjunto de la obra es una invitación al lector a reconocerse como discípulo de Cristo

La moral cristiana ¿opresora o liberadora?

4 de Diciembre de 2016

La moral cristiana ¿opresora o liberadora? Un libro de fray Felicísimo Martínez, de la colección Frontera, publicado por la Editorial San Pablo
Esta obra demuestra que, al contrario de lo que se piensa frecuentemente, la moral no es un sistema de mandatos y prohibiciones que regulan la vida del creyente ni se puede identificar como enemiga de la libertad y de la felicidad. «La moral cristiana, dice el autor en la introducción, no debe ser impuesta, sino solo propuesta. No se debe imponer a quienes no comparten la fe cristiana, puesto que los valores más radicales y los ideales más sublimes son exigencias directas de la experiencia de fe cristiana. Sin embargo, la moral cristiana puede y debe ser propuesta, puesto que contiene en sí valores y pautas de conducta aconsejables para todo ser humano». La moral, explica, no puede separarse de la experiencia cristiana ni de la fe en Jesucristo, no es opresora sino liberadora y obedece a los principios de la gratuidad, la justicia, la solidaridad y la comunión.




El dominico Jean Jacques Perénnès ganador del VI Memorial Cassià Just

fr Jean Jacques Perénnès, op
El jurado del VI Memorial Cassià Just ha otorgado el galardón a fray Jean Jacques Perénnès destacando su trabajo por fomentar el diálogo entre las tradiciones cristianas e islámicas y su apuesta por la educación como una arma para disminuir las tensiones religiosas en el mundo.
Fray Jean Jacques Perénnès nació el año 1949 en la Bretaña (Francia). Es sacerdote dominico y actualmente se ocupa de la dirección de la Escuela Bíblica y Arqueológica Francesa de Jerusalén. Ha realizado estudios en filosofía, teología y economía para el desarrollo. Cuando fue destinado a Argel descubrió la importancia del diálogo con el Islam y se convirtió en su compromiso vital. Viajó por todo el mundo con la misión de impulsar nuevas fundaciones dominicanas entre las cuales hay que destacar las llevadas a cabo en El Cairo y Estambul. Su profundo conocimiento del Magreb i el Oriente Próximo le han convertido en un referente del diálogo entre el Islam y el Cristianismo, de la Justicia y la Paz y de la promoción del conocimiento. Ha llevado a cabo numerosas publicaciones. 
Los miembros del jurado reconocieron el gran valor de las 9 candidaturas recibidas y quisieron remarcar su diversidad. En la concesión del galardón al dominico francés se ha valorado específicamente los siguientes aspectos:
            - Su erudición intelectual.
            - Una trayectoria vital guiada por la convicción de la necesidad y la importancia de descubrir al otro en su diferencia; y guiada por la certeza que siempre es imprescindible el diálogo con los otros.
            - El diálogo entre las tradiciones cristianas e islámicas en territorios y ambientes poco proclives siendo por ello un pionero en a cuestión.
            - Su apuesta por la educación como instrumento para disminuir las tensiones religiosas en el mundo y para acabar con el miedo a los que son diferentes, a los emigrantes y a los refugiados.
El jurado del Memorial Cassià Just está formado por la consejera Meritxell Borràs, el director general Enric Vendrell y tres personas más que en esta edición fueron las siguientes: Francesc Torralba, presidente del Consell Assessor per a la Diversitat Religiosa, Elisabeth Attar Lheure, miembro de la Associació UNESCO per al Diàleg Interreligiós, entidad galardonada en la anterior edición del Memorial Cassià Just ,y Mohamed El Amrani, presidente de la Xarxa de Convivència de Roses.
El jurado ha mostrado su agradecimiento a todas las personas y entidades que han presentado alguna candidatura y especialmente al convento de Santa Catalina virgen y mártir de Barcelona, sede de los dominicos en la ciudad, por proponer la candidatura seleccionada. 

(22 de febrero de 2017)


Nueva Comisión de International Dominican Youth Movement (IDYM)

Nueva Comisión de International Dominican Youth Movement (IDYM)
Los miembros de la nueva comisión IDYM:
Coordinador: Elijor Benjamin Rodil
Promotora de Finanzas: Agyver Yvonne Sawunyama
Promotor de Misión: Dimitri Díaz
Promotor de Formación: Nicolás Ferrada
Promotora de Comunicación: Mónica Marco

Perfiles:
Elijor Benjamin Rodil
Coordinador Internacional
MJD Filipinas
 
Es Ingeniero Civil por la Universidad de Santo Tomás en Manila. Inició su andadura con los jóvenes dominicos en Dominican Netwrk (DOMNET) en la Universidad de Santo Tomás (UST) en 2008. Fue coordinador de DOMNET entre 2010-2014 teniendo como asesor a Rev. Fr. Jeffrey L. Aytona, OP y con el apoyo de los frailes y hermanas en Filipinas. Su primer encuentro con el IDYM fue durante la reunión y asamblea en Bogotá, Colombia (2013), y su última experiencia con el IDYM fue en Toulouse, Francia (2016) en donde fue elegido Coordinador Internacional.

Agyver Yvonne Sawunyama
Promotora de Finanzas
MJD Zimbabwe
 
Es Abogada por la Universidad de Zimbabwe. Tuvo su primera experiencia con el IDYM durante la reunión y asamblea en Bogotá, Colombia (2013) a donde acudió como representante de las Hermanas Misioneras de la Región de Zimbabue como delegada de los jóvenes laicos y antiguo miembro de Veritas Club. A partir de aquí, las Hermanas Misioneras y Agyver iniciaron la aventura de construir el movimiento juvenil en Zimbabue: DYM Zim. Por la gracia de Dios y el apoyo de frailes hermanas de todo el mundo, este movimiento juvenil está ahora floreciendo. Durante la pasada asamblea en Toulouse (2016) fue elegida Promotora de Finanzas.

Dimitri Díaz
Promotor de Misión
MJD Guatemala
 
Es Ingeniero Químico por la Universidad de San Carlos en Guatemala. Está involucrado en su parroquia – Santo Tomás de Aquino – como catequista y coordinador de los jóvenes. Fue uno de los miembros fundadores del MJD en Guatemala (2006) y continúa siendo parte activa animando, manteniendo y alentando la creación de grupos MJD. Está también comprometido con las misiones locales en la región de Verapaz. Durante la asamblea en Toulouse (2016) fue elegido Promotor de Misión.


Nicolás Ferrada
Promotor de Formación
MJD Chile
 
Se graduó en Ciencias Exactas por la Universidad de Chile y enseña matemáticas y física a estudiantes secundarios (bachillerato). Ha estado vinculado a la Familia Dominicana a lo largo de su vida. Está involucrado con los grupos de pastoral en su colegio y actualmente está a cargo de la catequesis de confirmación. Es parte del MJD Chile desde 2008 y paso a ser miembro formal en 2013 cuando su comunidad Dominicanes se unió al movimiento. Durante la asamblea en Toulouse (2016) fue elegido por segunda vez como Promotor de Formación.

Mónica Marco
Promotora de Comunicación
MJD Spain
 
Es licenciada en Historia del Arte y Turismo por la Universidad de Salamanca y la UNED. Se unió al MJD España en Salamanca en donde, con su antiguo grupo, iniciaron la comunidad de jóvenes dominicos. Desde 2006 es parte de su actual comunidad en Madrid: El Olivar. Es ahora coordinadora de su grupo. Está también involucrada en Selvas Amazónicas, el secretariado de misiones de la provincia de Hispania. Durante la asamblea en Toulouse (2016) fue elegida Promotora de Comunicación.

Reunión de Traspaso:
La nueva comisión del IDYM asistió al Congreso para la Misión de la Orden del 17-21 de enero 2017 en la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino (Angelicum) en Roma, Italia. Tras el citado evento, tuvieron lugar las reuniones de traspaso con la comisión saliente en el Convento de Santa Sabina del 22 al 24 de enero 2017. Durante estos tres días, los miembros de la comisión saliente orientaron a los nuevos acerca de la organización del IDYM, el perfil y el estatus de cada una de las áreas, los proyectos realizados durante los pasados 4 años y aquellos proyectos en curso. Además, la comisión saliente aportó buenos consejos a los nuevos miembros en sus áreas específicas y animó a cada uno de ellos a trabajar para los jóvenes del movimiento siguiendo el camino de Santo Domingo. 
Reunirse en Santa Sabina dio la oportunidad, a los nuevos miembros de la comisión, de conocer y charlar con varios miembros de la Curia, así como con el Consejo de Dominican Sisters International (DSI). Tuvieron la oportunidad de conocerlos a ellos y sus funciones de una mejor manera, así como de abrir sus mentes y corazones de cara a buscar posibilidades y maneras de continuar tendiendo y mejorando puentes con los jóvenes. También tuvieron la oportunidad de reunirse con el Maestro de la Orden, Fr. Bruno Cadoré, quien alentó a la nueva comisión a trabajar durante los próximos años para empoderar a jóvenes creyentes, darles voz, alegría y deseo de pensar juntos, vivir, amar y ser juntos el amor de Cristo, así como promover la reflexión y colaboración entre las ramas de la Orden.
Tras estas exitosas reuniones, la nueva comisión comenzó a trabajar en sus áreas específicas, y actualmente están elaborando las directrices y planes para los próximos cuatro (4) años, que concluirán con el Encuentro Internacional y Asamblea en 2020.
(20 de febrero de 2017)

Hna. Luna Khuder, de Irak: “Somos testimonio con nuestras vidas de que la tragedia, el dolor y la violencia no tienen la última palabra”

Ecos del Congreso Internacional de la Orden para la Misión
Hna. Luna Khuder, op, de Irak
“¿Qué haría Jesús en esta situación?”
Su testimonio del amor y la predilección de Dios en el destierro en un campo de refugiados en Irak “es dar esperanza en tiempos en que no hay esperanza, es elegir un modo de vida que deje a Dios trabajar por nosotros”. Este es el núcleo de la experiencia de la comunidad de hermanas dominicas que en el verano de 2014, al igual que más de 125.000 cristianos, huyeron de su tierra amenazada por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) y, “dejando todo detrás”, se dirigieron hacia su única salida, el Kurdistán.
Proteger la dignidad de las personas, darles esperanza, ser confiables y contribuir a mantener las tradiciones de la Iglesia son los principales cometidos de la comunidad de hermanas dominicas que, pese a todo el sufrimiento, aseguran que “mientras haya cristianos en Irak” continuarán su misión.
“Nuestra regla es ser testigos del amor de Dios y su misericordia para todas las gentes, independientemente de su origen, servir en hospitales y escuelas”, explicó la Hna. Luma Khuder ante un numeroso auditorio enmudecido y conmovido por la elocuencia de sus palabras, en el marco Congreso Internacional para la Misión de la Orden de Predicadores.
“Para la gente cristiana somos testigos de la fe en medio de estos tiempos oscuros de sus vidas, somos testimonio con nuestras vidas de que la tragedia, el dolor y la violencia no tienen la última palabra en nuestro país”, subrayó.
Texto completo de la intervención de la hermana dominica de Irak, Luma Khuder. en el Congreso para la Misión de la Orden de Predicadores, panel “Servicio”.
Procurar la salvación de nuestro Señor a todas las gentes en cada situación y tiempo, incluso en tiempo de persecución mediante el ministerio, no es una tarea fácil.
Se cree que el cristianismo en Irak está entre las comunidades más antiguas del mundo. Trazamos nuestra historia en el siglo I o al comienzo del II. La comunidad cristiana  ha estado sobreviviendo en números pequeños, ha afrontado crisis y persecuciones a lo largo de la historia. La Iglesia y los dominicos como parte de la Iglesia ha jugado un papel importante en proteger, dar esperanza a la gente y mantener las tradiciones de la Iglesia. Desde los primeros días de la congregación de las hermanas dominicas, en 1720, nuestra tarea ha sido servir a la gente, la educación, en especial enseñar a las mujeres a valerse por sí mismas y darles herramientas de modo que puedan trabajar y tener dignidad.
Nuestras hermanas, junto al programa educacional, también se implican en programas de catequesis y tareas pastorales. Durante algunos períodos han enseñado habilidades valiosas y a procurar el alimento para sus familias, con dignidad. Estamos presentes en ciudades y pueblos cristianos. Nuestra regla es ser testigos del amor de Dios y su misericordia para todas las gentes, independientemente de su origen, servir en hospitales y escuelas.
Incluso después de que el gobierno nacionalizara las escuelas, en 1970, las hermanas se quedaron en el mismo lugar con generosidad porque después de todo, la gente tiene que ser servida de la mejor manera posible. Y era importante que nosotras continuáramos siendo un signo de esperanza y fe para nuestra gente.
Una crisis en el verano de 2014 cambió la vida cristiana. Fue una pesadilla que lo cambió todo. La comunidad cristiana, su existencia, fue amenazada por el grupo terrorista Estado Islámico (EI). Mas de 125 mil cristianos tuvieron que huir de Nínive y Mosul en 2014 dejando todo detrás.
Nos fuimos hacia nuestra única salida, el Kurdistán, una región autónoma en el norte de Irak que se convirtió en un puerto seguro para los cristianos que estaban huyendo de EI. En Nínive había un caos. La gente no pudo confiarse de las otras religiones. El país se deshizo. En el medio de este shock y falta de fe, hubo gente que respondió para cubrir las necesidades de los demás. No tuvimos un plan ni recursos para realizar programas. Comenzamos con lo que teníamos y tratamos de ayudar y darles alguna esperanza. También nosotras fuimos forzadas a marchar con muy pocas cosas.
Empezamos distribuyendo leche y pañales para los niños, dando mantas y colchones y poniendo tiendas. Nos preguntamos la cuestión fundamental: ¿Qué haría Jesús en esta situación?. Mateo responde lo que Jesús espera de los seres humanos cuando dice: “Estuve hambriento, estuve sediento, fui extranjero, estuve desnudo, estuve enfermo, estuve en prisión…”. Así que respondimos con lo que Jesús esperaba que hiciéramos. Dar a la gente lo necesario para la vida. Les asegurábamos que Dios estaba con nosotros y con mucha gente para ayudarles y salvarles. Se ayudaba a otra gente, se fiaban de nosotras para poder luchar aunque tardábamos en encontrar una respuesta de por qué le sucede esto a esta gente. Fuimos enviadas de dos en dos a los campamentos y hacia la gente desplazada para trabajar con ellos. Que nuestras gentes sean refugiados en el Kurdistán es uno de los principales problemas con que contamos cada día. No tenemos derecho a ser tratados en los hospitales ni podemos pedir papeles oficiales o asistir a escuelas kurdas. Para la gente cristiana somos testigos de la fe en medio de estos tiempos oscuros de sus vidas. En medio de la confusión y de la pregunta de a dónde ir o qué hacer, nuestra presencia les da esperanza y vida. Y es signo de que el cristianismo puede continuar en Irak. Nuestro propósito desde el primer día del desplazamiento salía desde nuestra fe de que la dignidad humana es la cosa más importante a tener en tiempos de guerra. Unos de los retos fundamentales era encontrar lugares para vivir porque no podían continuar viviendo en las tiendas en el invierno ni en escuelas convertidas en campos de refugiados, así que las familias comparten casas o habitaciones prefabricadas. Todo esto aumentó los problemas y tensiones entre las familias que también sufren el desempleo.
Las principales víctimas de estos conflictos son los niños. Pensamos servir a los niños y salvarlos de tal atmósfera en algún momento del día. Alquilamos casas en los últimos dos años y pusimos jardines de infantes. El primer año de desplazamiento recibimos 150 niños y el segundo 300.
El jardín de infantes dio oportunidad para que los niños actuasen y fuesen niños. También se les dio la oportunidad de expresarse mediante la pintura y el canto y aprendieron a actuar de modo no violento entre sí. El jardín de infantes también proporcionó empleo a algunas familias. Esto ha sido posible también gracias a gente y sus ofrendas. También afrontamos cuestiones de educación y la realidad que los refugiados no pueden entrar en las escuelas kurdas. Entonces nos dimos cuenta de que no solo teníamos que dar comida y cuidar las necesidades básicas. De nuevo la dignidad de la gente era muy importante. Con la ayuda de organizaciones humanitarias y de comunidades cristianas se construyó una escuela en una propiedad de nuestra Iglesia y se nos pidió que formáramos parte de ella. El primer año recibió 400 estudiantes, el segundo 600. Se ha convertido en una de las mejores escuelas del área. Nuestros estudiantes y profesores son cristianos y todos son desplazados refugiados internos. El año pasado abrimos otra escuela en otra ciudad y esto dará posibilidades a los cristianos y musulmanes para educar a una generación y donde la fe de los estudiantes pueda crecer. Los programas educativos en las escuelas y jardines transmiten nuestra fe y tradiciones y es ahí donde Dios muestra compasión y amor. Cuando un niño consigue buenas notas y puede expresarse o cuando la juventud encuentra un propósito en la vida y asisten a la universidad, dan a las familias una nueva vida y razón para vivir. Todos son estos signos de esperanza en medio de la confusión el caos y la frustración acerca del presente y el futuro.
Las demás hermanas que enseñan en la universidad del Kurdistán, el resto del día trabajan en los programas para desplazados internos. También tuvimos que cuidar y preservar nuestras tradiciones religiosas vivas, así mantenemos un sentido de conexión con el pasado hacia el futuro, incluso estando fuera de nuestras ciudades. Las tradiciones son importantes para los cristianos de Oriente Medio porque les ayudan a establecer la identidad como cristianos orientales. Incluso en la tierra del exilio los cristianos expresan sus tradiciones de manera diferente poniendo cruces en las fiestas del triunfo de la Santa Cruz en setiembre, iluminando con un fuego la nochebuena o haciendo 3 días de ayuno en febrero para el arrepentimiento y el perdón, y muchas otras tradiciones. Dios se mueve con nosotros en cada paso y estación. Afrontamos también la cuestión de la fe. Aún la gente lucha con la cuestión de quién es Dios y por qué permite tanto dolor. Les escuchamos. La cuestión de la fe fue la más importante a la que tuvimos que responder. Cada individuo tiene que responder a ella. Para la mayoría de nosotros la fe es heredada. No trabajamos duro por ella, porque nuestros padres y ancestros eran cristianos así que creemos en lo que ellos creían. Nuestras tradiciones y prácticas nos ayudan a conectar nuestra fe. Ahora cuando la gente pierde su fe es importante que la entienda, que encuentre respuestas, proporcionarles para las necesidades básicas y que sacerdotes puedan celebrar la misa dominical de modo que los ritos sean preservados, sirios o caldeos. Nuestros sacerdotes no tienen para celebrar misa. Uno de ellos usó un escapulario de una hermana como vestimenta del altar.
También los grupos de oración se establecen en los campamentos y hacen que la gente viva su vida de fe. Algunos niños son bautizados y organizamos programas de primera comunión. Estas actividades ayudan a la gente a seguir conectados con su fe. Gradualmente podrán decir que somos la Iglesia de Dios como humanos y no el edificio que hemos dejado detrás en nuestras ciudades. Gracias a Dios la Iglesia hoy puede ser reconstruida en estos campos. Lo que viene a mi mente es la visión del profeta Ezequiel quien según el capítulo 10 vio como la Gloria de Dios vive en el templo, luego ve que está en Babilonia, indicando que Dios está con su gente donde quieran que estén, incluso en la tierra del exilio. Pero luego, en los últimos capítulos de Ezequiel 40-48, vemos que la Gloria de Dios vuelve a Jerusalén después de la reconstrucción del templo. En la visión de Ezequiel el templo está reconstruido y muestra que Dios está con su pueblo donde quiera que ellos estén. Hoy después de la liberación de las ciudades cristianas tenemos nuevos retos y más cuestiones. Las casas están quemadas, destruidas o en peligro de caer. Desde nuestro desplazamiento hace dos años vivimos en la esperanza de volver a casa y a nuestra vida anterior. Esperamos ver nuestras casas de pie y nuestras iglesias limpias. Ahora nos damos cuenta de que no vamos a volver pronto ni la cuestión de la seguridad se va a resolver pronto. La gente tiene miedo del futuro, de lo que sucederá en el futuro, preocupación por la relación con los países vecinos, especialmente las ciudades no cristianas que ya nos traicionaron cuando tuvimos que huir. La gente se pregunta dónde tenemos que ir ahora. En este momento ofrecemos a la gente el apoyo que necesitan. Continuaremos nuestra misión mientras haya cristianos en Irak. Nos damos cuenta de que igual que los exiliados israelitas hace mucho tiempo, van a volver en grupos pequeños y quizá solo los pobres volverán. Predicar la salvación y el ministerio es dar esperanza en tiempos en que no hay esperanza. Es elegir un modo de vida que deje a Dios trabajar por nosotros. Hacemos esto construyendo escuelas y empezando nuevas escuelas para gente que ha perdido todo y busca su dignidad. Tenemos que ser testimonio de que Jesús trabaja entre nosotros y nos ayuda cada día, mediante otros también. Somos testimonios con nuestras vidas de que la tragedia, el dolor y la violencia no tienen la última palabra en nuestro país.  La salvación de Dios está trabajando en el corazón de estos lugares. No es fácil pero es posible. Esperamos contribuir a hacer a los cristianos una luz para las naciones como decía el profeta Isaías. Ser una luz para todos, traer la salvación, es terminar con el sufrimiento en la medida de lo posible, implica no solo las oraciones, los sacramentos y predicar la palabra sino de igual modo y más importante servir. No es suficiente hablar del amor y la no violencia cuando la gente no tiene refugio ni comida. Para terminar, me gustaría recordar lo que nuestro Papa Francisco cuando en agosto de 2016 dijo: “Es el amor el que salva, que está ya aquí en la tierra como una fuente de salvación para aquellos que se perdonan y se dan a sí mismos a los otros, especialmente a los más débiles”. Y continuó diciendo “Nuestra vida es seria y la meta para lograrla es importante, que es la salvación eterna”. Gracias.

(21 de febrero de 2017)

El vicario del Maestro de la Orden para los conventos que se encuentran bajo su la inmediata jurisdicción

Fr Krzysztof Poplawski, OP
El Maestro de la Orden, fr Bruno Cadoré, ha nombrado a fr. Krzysztof Poplawski como su vicario para todos los conventos bajo la inmediata jurisdicción del Maestro de la Orden. Estos conventos son: el Convento de Santo Domingo y San Sixto en Roma (Angelicum), el Convento de San Esteban de Jerusalén, el Convento de Santa María Mayor en Roma, el Convento de San Alberto Magno en Friburgo y el Convento Internacional de San Tomás en Roma (Convitto).  Sin embargo, no se incluye el Convento de Santa Sabina en Roma.
Este nuevo nombramiento fue pedido por el Capítulo General de Bolonia (2016):
"[Commissio] Pedimos al Maestro de la Orden que designe un vicario que tendrá la responsabilidad directa de los conventos bajo la inmediata jurisdicción del Maestro de la Orden" (Bolonia 2016, n ° 188).
El nuevo vicario ayudará al Maestro de la Orden con el cuidado y la administración de los citados conventos (trabajando en colaboración con los priores), y también con el cuidado de los hermanos asignados a dichos conventos. El nombramiento es por tres años.
Fr. Krzysztof Poplawski es hijo de la provincia de Polonia. Actualmente, se encuentra prestando el servicio de Socio del Maestro de la Orden para Europa Central y Oriental.
(25 de febrero de 2017)


Jubileo 2016 – El Rosario… ¡en la cárcel!

Jubileo 2016 – El Rosario… ¡en la cárcel!
A lo largo del Jubileo de los 800 años de la fundación de la Orden de Predicadores, el Rosario recorre los monasterios dominicanos. Cada mes, se permite una pausa de un día consagrada a una intención que crea un lazo de unión entre la liturgia, la oración y el apostolado.
Una de esas pausas tuvo lugar el 19 de marzo del 2016. El día de San José, la víspera del domingo de Ramos, el Rosario fue a visitar a los prisioneros. Estábamos todavía en Cuaresma, un período del año durante el cual somos invitados a una atención más grande hacia el otro: « Estaba en la cárcel y han venido a visitarme » (Mt 25,36)
El capellán de la cárcel de Niza, el dominico Jean-Marie ZANGA, había aceptado inmediatamente nuestra propuesta. Vimos a los hombres por la mañana y a las mujeres por la tarde. Al principio de nuestro encuentro, leímos una carta del Maestro de la Orden que había escrito para los presos. Luego hubo un momento de celebración y de oración, con la meditación de un misterio del rosario. Por fin terminamos con algunos intercambios personales.

He aquí la carta de fray Bruno CADORÉ :
Queridos hermanas y hermanos de la Cárcel de Niza,
Fray Louis-Marie me dice que hoy se unirán particularmente a la oración del Rosario del Jubileo de la Orden de los dominicos. Se lo agradezco de todo corazón y me uno a ustedes para rezar con ustedes. A la escuela de María, nuestra madre, esta oración del Rosario nos permite dejarnos habitar por el misterio de la vida. Dirigiéndonos a ella, nos atrevemos a pedirle que nos enseñe como vivir de la gracia y de la bendición de un Dios que quiere la libertad y la vida. Dirigiéndonos a ella, le pedimos que nos guíe confiando en un Dios que viene a unirse a nosotros para hacer de todos nosotros su pueblo.
La fiesta de Pascua se acerca, y levantamos nuestra mirada hacia Cristo que, en medio de nuestras vidas, con su belleza y sus fragilidades, abre un camino de luz y de paz. Él mismo posa su mirada sobre cada uno de nosotros, sin pedirnos de antemano cuentas sobre lo que hayamos podido hacer de bien o de menos bien, diciéndonos sencillamente su amistad y el deseo de Dios su Padre de acogernos como a sus hijas y a sus hijos.
Nos propone que recibamos su amistad como la fuente de nuestra verdadera libertad, y que cojamos la mano tendida para que Él nos arrastre fuera de todo lo que nos encierra en nosotros mismos.
Nos propone, con la ternura de un amigo, que nos dejemos perdonar, nosotros a quienes a menudo nos cuesta tanto perdonarnos a nosotros mismos, para acordar nuestra vida al diapasón de su misericordia.
¡Qué el Señor de ternura y de misericordia les guarde y les bendiga, y que bendiga a todas aquellas y a todos aquellos que aman!
Por favor, recen por las hermanas y los hermanos de la Orden los Predicadores que quieren ser testigos de esta magnífica amistad de Dios hacia cada uno.
Su hermano
Fray Bruno

Es difícil transmitir lo que vivimos.
Ese día fue sencillamente bello y conmovedor.
¡Una visita que se transformó… en Visitación, con María!
 
Fr. Louis-Marie ARIÑO-DURAND, OP
Promotor General del Rosario
(25 de febrero de 2017)

Cuando las mujeres que protestaban contra Trump se encontraron con los dominicos…

Todo comenzó con un pequeño acto de misericordia: los frailes invitaron a las manifestantes a usar los baños de su convento

http://i2.wp.com/aleteiaspanish.files.wordpress.com/2017/02/32450800675_b90cfe8f46_o11.jpg?resize=874%2C0&quality=70&strip=all&ssl=1
Cuando las mujeres que protestaban contra Trump se encontraron con los dominicos…






“Jesucristo fue incautamente caritativo”, me dijo un sabio fraile después de que cientos de personas de pusieran en fila para usar el baño de un convento dominico.
No se habían preparado baños higiénicos para la Marcha de las mujeres que tuvo lugar en Washington el día después de la inauguración de la Administración Trump. Estaba en el convento dominico que se encuentra en la calle National Mall, y he visto que muchos manifestantes buscaban un baño. Notando su desesperación, algunos frailes dejaron amablemente que una decena de manifestantes utilizasen los baños públicos del convento. Pero, inesperadamente, en poco tiempo se creó una fila de cientos de personas en busca de alivio.
Aunque quería ayudar a los que lo necesitaban, este pequeño acto de misericordia me hizo entrar en ansiedad. No sólo una gran muchedumbre se congregaba en el convento, sino que en ella había muchas camisetas y gorros con desagradables mensajes anti católicos: pro-aborto, vulgares, algunos incluso pornográficos. Aunque los que llevaban estas cosas tuvieron la cortesía de cubrirlas. El fervor que empujaba a estas personas a bajar a la plaza no estaba tan arraigado como para hacer a estas personas maleducadas contra seres de carne y hueso.
Además, me di cuenta de que no todos los manifestantes estaban movidos por las mismas ideas. Algunos de ellos simplemente no querían que sus hijas crecieran en un mundo que las maltrataba y las consideraba objetos.
Y, hablando con muchos de ellos durante un par de horas, encontré otros puntos de reflexión muy interesantes. Ciertamente, en materia de aborto, varios de ellos tenían una opinión radicalmente opuesta a la doctrina de la Iglesia; pero logré entablar con ellos un debate sobre las enseñanzas de la Iglesia sobre la dignidad de la mujer, de los trabajadores y de los pobres, así como la importancia del medio ambiente.
Me sorprendió el ver a algunos manifestantes que, por su propia espontánea voluntad, empezaron a recoger dinero para la iglesia. Se pasaron una gorra (me pidieron que no leyera las palabras cosidas en la parte frontal, y no lo hice). En un par de horas, sin pedirlo los frailes en ningún momento, fueron donados a la iglesia cientos de dólares.
Muchos incluso quedaron fascinados por la vida religiosa y por los hábitos que llevamos. Hubo una situación particular: algunas personas llevaban las camisetas con el lema “Quitad vuestros rosarios de mis ovarios”… ¡y estaban justo junto a hombres que llevaban rosarios colgados de los cinturones! Pero esto no les impidió mostrar curiosidad sobre qué nos había llevado a vivir una vida dedicada a Cristo.
Tratándose de un público difícil, pensé que podría hablarles de la santa del día, que era (de forma increíblemente oportuno), santa Inés. Santa Inés era una chica de 12 años que murió mártir tras haber rechazado casarse con un hombre romano, porque espiritualmente estaba ya casada con Jesucristo. La historia de una joven muchacha que se resistía a las autoridades romanas pareció cautivar el corazón de algunos (una mujer dijo que “sintió escalofríos” escuchando la historia de santa Inés). Quizás no todos apreciaron en seguida la centralidad de la gracia de Jesucristo, pero quizás algunos hayan empezado a considerar el Evangelio de forma más profunda.
Esta experiencia, aunque ciertamente muy rara y a veces embarazosa, me dejó con la impresión de que, a pesar de las diferencias, muchas personas tienen un sentido de la cortesía y de la generosidad que va más alla de lo que las noticias nos muestran. A menudo es posible encontrar un terreno común en muchas cuestiones, si nos tomamos el tiempo de hablar con los demás.
Quizás soy demasiado optimista, pues todo esto sucedió sólo porque estas personas necesitaban usar el baño. Pero la fuerza del Evangelio y de los santos puede llegar en verdad lejos…

RedacciónDomingo, 19 de febrero de 2017
Tractado sexto

Cómo Lázaro gozó grande orgiá y aquelrre con pobres y con la su señora Celestina

Sexta y última entrega de la novela ‘Viaje y resurrección de Lázaro de Tormes’, del escritor y sacerdote dominico Quintín García
Truxeron ramojos secos de los árboles que por allí había muchos y de sus zurrones uno sacó pernil de Guijuelo que en un descuido, dijo, habíale sisado a un comerciante en el  Mercado Central, por lo que correr hubo y aún no sabía si la auctoridad no anduviera persiguiéndole; otro queso ofreció, y en grandes medidas, y de Hinojosa era, insistió, como diciendo que de lo mejor se tratara; y otros longanizas varias de la Sierra para asadas o crudas, hurtadas o dadas de las buenas gentes, que ya andábame yo relamiendo dende que las viera relucir a las primeras llamaradas del fuego.
Habíanse juntado a lo primero seis o siete miembros de la tal Cofradía, mas que los olores de las viandas asadas extendíanse por los ojos de la puente do otros había, hasta doce llegáranse a aquella Sagrada Cena, que por las pintas que agora víales a la claridad de los troncos, tratábase en verdad de lo más florido de la ciudad. De entre los trajines que se traían unos y otros, con idas y venidas a sus guaridas naturales, logré un momento para de nuevo mirarme en el mozuelo de la estatua que con la boca seguía entreabierta, y aún más que abierta descosida era por los primeros olores que subíanle ya por los pies de bronce y díjele por lo bajo para que nadie me oyera: hermano, desta curar las hambres que por los siglo han sido, questos pobres de hoy suerte mayor tienen que tú y yo, pues más grandes ricos son sus amos que entonces, que por mucho hurtalles no alcanzaba la rapiña a juntar diente con diente, y si los de arriba algo comían de migajas, quedáranse los de abajo en ayunas, fuera o no Viernes de la Santa Cuaresma.
  Pasóseme por la cabeza invitar luego al ciego a que bajara y compartiera, mas recordéme de tantas y como él siguiese con la vista puesta en las obscuridades del cielo, pensé que no nos vería, y a ojos que no ven, estómago que nada echa de menos. Y a sus piernas celebraríamos la orgía, sin que agora nada pudiera hacer por castigarme, porque en bronce éranse sus manos y pies bien trabados.
  Ya eran los primeros jolgorios cuando caí en la cuenta de que yo nada ponía en aquella fiesta, sólo hambre de siglos, y al instante vínoseme a las mientes el recuerdo de los maravedís que el buen deán de la iglesia de Buenos Aires me dejara para posada, y como dellos no fuera menester pues la noche parescíame iba a ser luenga, pedí silencio y díjeles a mis acompañantes:
  -Si Sus Mercedes me lo permiten, ponga yo el vino para alumbrar esta noche hasta quella se acabe.
      Y apludiéronme con grandes risotadas y parabienes porque ya el recelo habíase ausentado. Uno dellos partió y pronto trajo con grandes trabajos una cubeta de vino de Las Arribes que en una cantina cercana le cambiaran por los maravedís.
  Por su cata empezamos la orgía, no sin antes uno que Cirilo el correcaminos llamábanle por su afición a las idas y venidas, que hasta en lugares de Francia y Alemaña conoscíanle, con buen sentir cristiano que aprendido había, díjonos, en sus frecuentes visitas a la rectoral de los padres dominicos de Babilafuente y a la bodega de Eusebio, el del Dúo Mayalde, en la villa transtormerina de Aldeatejada, nos parara y con grandes pompas aquella regalada mesa bendijera desta manera:
-Señor mío Jesucristo,
yo no soy digno de beber agua
teniendo este vaso de vino.
Mas por vuestra divina palabra
beberé el vino y dejaré el agua.
Y brindo y mojo
y a mi suegra le salto un ojo.
Y si está de Dios, los dos

 Alzo mi piquito
que ha hecho buen perico,
que come más que una liebre,
que vuela más que un milano,
que se sube a la cabeza
y quiere mandar más que el amo.

  Y otro, al acabar el uno entre carcajadas muchas, dijo luego de en seriedad recogerse y juntar las manos como en día de Primera Comunión:
  -Que entre con felicidad  y salga con facilidad, por Dios  amén.
  Y había quien más quisiera lucir sus versos y gracias. Pero en comenzando a probar alguno los manjares, todos como lobos en manada arrojáronse tras cuanto había en aquellos manteles floridos con tréboles que a la tierra crecíale para celebrar aquella como noche de San Juan.
  Y ya a mí fuéronseme las manos tras las vetas del pernil, que no aguantara más desde la mañana haber olido su rastro en la reunión de los de Letras y no catallo, y cumplida hartura dime, y de los quesos díjele a quien los trajo que en verdad buenos eran y muy superiores que otros  que escasa probadura hiciera en la otra vida; y era tal la priesa que me diera y la habilidad en manejar con una y otra mano el jarro del buen vino y la longaniza asada en las brasas, que uno de los sin nombre me dijera:
  -¡Qué hambre tiene, señor; parece que no come usted desde hace un siglo!
  -No uno sino cuatro -respondíle en verdad y no engañéle, pues compañero era igual que todos los presentes-, que en vida real o imaginada tales manjares no probara, ni aún en etapa última de mejoría, que a tanto no llegaran mis pensiones por oficio real, y en el Limbo, donde habito, estos manjares no son menester, pues sólo de glorias y honras vacuas y sin olor de grasa alimentémonos y de audiencias de nuestros discursos disfrutamos, y disputamos si muchos o pocos son los que nos leen y con cuál aprovechamiento lo hicieren, y en estos quehaceres nos ocupamos.
  Entendióme mal el susodicho y creyóse otra cosa de lo que era y preguntóme:
  -¿Es que vive usted en el extranjero?
  Compadecíme dél de que noticias del Limbo no tuviera, y por no humillarle ante sus compañeros por su error y desconocimiento de las cosas de Letras díjele que sí y que en el tal extranjero estos manjares no había y de ahí mi hambre; y disculpa encontré para seguir comiendo y bebiendo en turnos más veloces que los dellos. Y, a pesar de las priesas, aquellos panes y peces no acábaranse en unas cuantas horas como si otra multiplicación el Señor hiciera para contento de sus pobres.
Ya sus rostros, que al principio de cera eran por el resplandor de las llamas, habíanse mudado por el vino en color del de Porto, o de Toro cuando menos. Otro tanto pasárame a mí, que espejo no necesitase para verme y sentir mudar mi original color de manuscrito. Ni por ésas me emborrachara, que eran tales las privaciones pasadas que aún en diez días seguidos que bebiera lo lograra.
Pero aunque yo siguiese comiendo, presto ellos se hartaron, menos de vino, que seguía corriendo el jarro a la par que nuevos leños echaban a la hoguera. Y buenos cantos y gracias y fiestas se dijeran unos a otros entre risotadas y chanzas y burlas de los buenos, pues que no habían de trabajar ni horario de cumplir en llegando nuevo día. Alguno dellos trajo una caja que dentro de sí tenía presas dulzainas y chirimías y atronaron de música los negros cielos y de la que vieron mecerse y balancearse las hojas de chopos y sauces que allí había, sin duda del relente de la mañana que ya avanzaba, creyéronse que invitación era al baile, y allí mesmo agarráronse unos con otros, como si muchachas fueran, y luego, sueltos, ásperas danzas y contracciones de sus cuerpos hacían como si de demonios hubieran sido de repente poseídos.
Incitáronme a participar y asustéme de veras ante la insistencia de uno ya medio borracho, o de completo, que agarrábame como a moza en romería, mas neguéme por todo a sus zarandeos pues nunca yo en mi otra vida aquellas danzas aprendiera y con otro hombre nunca menos las ejercitara. Así que díjele que no y no, y quellos se divirtieran, que yo al calor del fuego me quedara para curar nuevas toses y fríos que habíanme cogido.
Grandes nostalgias en mí dentro sentía ya que di en pensar que en mi mocedad, por pobre y siervo que fui, sólo de amos y no de amas anduviese rodeado y nunca bailes y danzas echara con mujer, pues que la mía propia, cuando el Arcipreste último diéramela en esposa, gastada era y ya para estos trotes no anduviese, ni yo tampoco. Y en el Limbo, como bien claro sea por cuanto más arriba dije, en otras preocupaciones andamos.
En siguiéndome las nostalgias, ocurrióseme recordar a la mi señora Celestina, que por casamentera y casquivana bien seguro que destas artes conoscía, y si en el Limbo no conviniera ejercitallas, quizás si lograra traella, aquí sí consintiera. Y púseme a la obra.
  Como en la mañana a algún perito oyese que ya Santa Inquisición por estas tierras no anduviera (a pesar de haber sido afamados algunos de blanco, frailes dominicos que de S. Esteban eran) y juicio contra brujas y herejes no se celebraran sino sólo por obispos y consejos presbiterales en las sus cosas de sacristía (como los truenos y rayos que han prendido fuego al dómine deán de Ituero por arimarse en civil a monja peruana), atrevíme a evocar en prohibidos conjuros varios la memoria de la mi señora y antecesora Celestina que, en oyendo mis  súplicas, en un santiamén tras de las flamígeras llamas desde la Peña del mismo nombre comparesció con grandes aspavientos de contento, y empinado el jarro una y diez veces seguidas para matar la sed del largo viaje que habíale obligado a hacer a horas tan intempestivas para almas que habitan Limbo, enseguida arrimóse con mordaces luxurias en la boca, y en torno a la hoguera hiciérame dar mil vueltas.
Y otras a cada uno de los doce pobres que conmigo eran y que al ver faldas de mujer que de nuevas en la reunión entraran, dejáronse de agarrar unos con otros para guardar turno a la espera de que la dama con aquél terminara para coger otro. Y grandes tropezones dábanse, además de por cansancio, porque todos ahítos de vino eran como pellejos de bodega vieja, incluida la mi señora Celestina. Así estuviéramos hasta la amanecida, y aún la pasáramos, si no fuera porque en una pausa de la música, al mudar los sonidos de chirimías y zambombas, unos tristes versos del maestro nuevo Pedro Guerra sonaran, que a todos paralizaron. Y tales fueron:

Debajo del puente, en el río
hay un mundo de gente,
abajo en el río, en el puente.
Y arriba del puente
las cosas pendientes
la gente  que pasa,
que mira y no siente... ...

Arriba del puente
están los de arriba
y están los de abajo
que es menos que arriba,
y luego está el puente
que es menos que abajo...

Por la tristeza de los versos y el rocío de la amanecida los leños fuéronse apagando y ya la aurora comenzó a despertarse río arriba hacia el naciente. Los hombres en corro juntáronse para arroparse unos con otros y con la mi señora y precursora en las artes de la picaresca. Y allí sus penas y desventuras de no avenirse a normas y conductas de sociedad, o de aherrojados haber sido por ella a la tal vida de la puente con lengua trabada hacíannos narración, y quejábanse de nuevas e inhumanas ordenanzas de munícipes en su contra. De cuántos peligros anduviesen rodeados ejemplos nos pusieron que las carnes del espíritu nos abrieran. Largo discurso diles yo de no dejarse vencer por las negras corrientes de la mala fortuna y que remar a buen puerto debían  desde su aherrojamiento y marginación en las cauces del río, como yo mesmo hiciera ha siglos. Mas poca atención prestáronme. Medio dormitando eran ya la mayoría, excepto dos que con buen ánimo seguían los consejos de la mi señora que a falta de hombre y mujer, a dos hombres quería casar a toda costa para no tornarse de vacío, y andábales convenciendo con ventajas de nuevas leyes de parejas homosexuales que a punto hubieren y que al fin respeto hicieran de la orientación sexual de cada uno.
Asustado de las zalamerías de la casamentera por si drama les causara como en el libro y escandalizado yo por la su osadía en normas de conducta tan licenciosa, mandéla callar; y, en negándose a soltar su presa, con estertores últimos de las llamas y de los jarros de vino de priesa matélla de esta su aparición, como hicieran en tiempo Pármeno y Sempronio, y despedílla hacia las altas murallas que contienen en sí la Peña Celestina y el huerto de Calixto y Melibea donde su memoria habita en esta ciudad. Más digno lugar es el susodicho queste que a mí han concedido, pues el suyo sea el más hermoso y romántico para que sus artes de alcahueta siga practicando con mancebos, mientras que a mí, por pobre y advenedizo que fui, a las afueras de la ciudad me colocan, como a perro con sarna, que bien se ve questa ciudad más amiga ha sido en sus honores de alcahuetas y tragedias de enamorados que de pobres y sobrevivientes, por si algo malo les pegaran.
Habíaseme tornado el ánimo en tristeza denque oyera los versos y las primeras claridades del día anunciáranme el final de la jornada, que mala cosa sea, como a mi homónimo ocurriera en los Santos Evangelios, que los de Letras con su evocación y estudio de mi libro en el Congreso sobre “Personajes salmantinos en la Literatura Universal” hubiéranme resucitado del olvido, para apenas en una jornada abandonarme y obligarme a morir de la mesma muerte con que ya muriera. Mas cúmplase su voluntad de Señorías, y por bien empleado diera este corto viaje y su relato  que aquí acaba sin atreverme a llenar otro tractado para no igualar al primer libro y sus siete tractados (que injusto sea, como ya dije al principio destas letras, quel discípulo iguale a su maestro), si con mi cuento algunos que lo oyeran ansias de conoscer al primero y principal libro sintieran y  con su lectura  mucho provecho tuvieran y así liberación hiciéranse ellos de la tentación de zaherir sin compasión a mozuelos pobres y sobrevivientes como yo; y a mí liberación de la soledad del Limbo donde he de seguir en compaña de los Doctos por los siglos amén.
Y como así estuviera en incómoda postura, poco propia de espíritus literarios, espatarrado boca arriba por los efluvios del buen vino, con un ojo en la raya del naciente y el otro en el mozuelo del monumento que toses de llanto tenía en su pecho de bronce, levantéme y un brindis con el último jarro a su salud hiciera de todos los que por la hierba andaban desperdigados y dormidos. Respetélos en su silencio y turbación y dellos despedíme con un gesto de mi corazón.
Y en viendo los primeros rayos de sol aparescer sobre el río Tormes, ascendí con literaria compostura al escalón de la estatua de Su Merced D. Agustín Casillas y trasfiguréme en la figura de Lázaro de Tormes, pues que yo soy.      
Para leer los capítulos anteriores: http://salamancartvaldia.es/col/191/quintin-garcia/

Los laicos dominicos, una realidad de nuestro mundo

2 comentarios Los laicos, estamos involucrados en la orden y procuramos trabajar en familia, orar en familia y predicar en familia. Estamos convencidos que juntos, trabajando al unísono con las otras ramas, podremos empujar el carro de nuestra misión más efectivamente.
"Hay diversidad de carismas, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de actuaciones pero un mismo Dios que obra todo en todos" (I cor, 12, 4-6).
Los laicos dominicos nacemos con el inicio de la orden. Domingo siempre tuvo junto a él hombres y mujeres no consagrados, que colaboraron con su obra.

¿Quienes somos?, sencillamente hombres y mujeres que vivimos nuestra fe siguiendo el estilo de Domingo de Guzmán y que estamos integrados en nuestro mundo tanto familiar, social, profesional, político y religioso, e intentamos ser testigos de Jesús de Nazaret , allá donde nos encontramos.

Los laicos dominicos somos parte integrante de la Orden de Predicadores y, junto al resto de las ramas, configuramos la Gran Familia Dominicana.

Los laicos nos unimos formando fraternidades donde crecemos en fe, en oración y en fraternidad. Siempre la fraternidad está vinculada a un convento, bien de frailes, de monjas contemplativas, o de hermanas de vida activa. Las fraternidades dentro de la Orden son autónomas pero siempre tienen un asistente religioso, que puede ser un fraile, una monja o una hermana, que sirven de apoyo espiritual y un poco de orientadores dentro del espíritu de la orden.

Para pertenecer a la fraternidad, hay que cumplir unos requisitos, similares a los de las otras ramas, se solicita primero la admisión en la misma, y tras un periodo de formación que puede ser de alrededor de un año, si el candidato lo desea y con el visto bueno del consejo de la fraternidad, realiza su compromiso temporal, por un periodo de unos tres años, renovables, tras los cuales puede realizar su promesa perpetua o solemne, mediante la cual se vincula a la orden hasta la muerte. En todo este tiempo ha seguido un plan de formación que es el mismo para todas las fraternidades de la Provincia de Hispania, en donde ha aumentado sus conocimientos de la vida de la Orden, de Santo Domingo, de las figuras más notables, así como de los documentos más importantes de la Iglesia, además de conocer el directorio por el que nos regimos todos los laicos de España, y que está aprobado por la Santa Sede y corroborado por el Maestro de la Orden. Se tiene un interés muy especial en el conocimiento de la Biblia, así como se les aconseja la lectura del evangelio diaria y el rezo de alguna de las liturgias de las horas.

Como miembros de la Orden, nuestro carisma se basa en los tres pilares fundamentales de la misma, Oración, Estudio y Predicación .

El estudio lo consideramos como pieza fundamental en nuestra formación, no sólo para acumular conocimientos, sino para mejorar nuestra preparación y poder conocer mejor la palabra de Dios con el fin de que, tras interiorizarla y hacerla nuestra, poder transmitirla a los demás.

En la oración es donde encontramos la fuerza suficiente para poder enfrentarnos a los problemas que nos rodean, y que actualmente no son pocos. Nuestra oración no consiste en la repetición de oraciones ya aprendidas, es un diálogo sincero y abierto con aquel que todo lo puede, exponiéndole nuestras inquietudes y problemas, y consultándole nuestros proyectos.

Nuestra Predicación la realizamos en medio de nuestro ambiente. No utilizamos los púlpitos ni los ambones de las iglesias, aunque en alguna ocasión pueda ser así, nuestros púlpitos están con la gente, en nuestra familia, con nuestros amigos, en nuestro trabajo, en aquellos sitios donde nos relacionamos con los demás . Intentamos que nuestra Predicación sea viva, basada en nuestro testimonio. Para ello predicamos con la Biblia en una mano y el periódico en la otra. Interesados por los problemas que acucian a los que nos rodean, intentando ponernos en su piel, padeciendo con ellos (compasión) y ayudándoles en lo que podemos.

Nuestra Predicación la realizamos colaborando con todos aquellos proyectos sociales que tenemos a nuestro alcance, bien sean propios de la orden o de la Iglesia, tenemos hermanos que colaboran con Caritas, otros que trabajan con inmigrantes, otros denunciando las vulneraciones de los derechos humanos, otros con pastoral penitenciaria, otros acogiendo a personas sin techo, otros visitando enfermos, dando catequesis en parroquias marginales, colaborando con Selvas amazónicas, con Acción Verapaz, con Raykuera, etc.

Los laicos, estamos involucrados en la orden y procuramos trabajar en familia, orar en familia y predicar en familia, estamos convencidos que juntos, trabajando al unísono con las otras ramas, podremos empujar el carro de nuestra misión más efectivamente.

Estamos presentes en la gran mayoría de los proyectos de la Orden, en la pastoral juvenil vocacional, en el secretariado de familia Dominicana, en algunas de las fundaciones educativas de las congregaciones dedicadas a la educación, en fin, intentamos colaborar, desde nuestras posibilidades, en los retos que se nos presentan y que intentamos asumir.

Estamos convencidos que nuestra vocación ha sido un regalo que nos ha dado la Providencia, y queremos llevarla adelante con la ayuda de todos.

En la Provincia de Hispania tenemos unas 34 fraternidades junto a tres más que se encuentran en formación y no están totalmente consolidadas, pero lo estarán pronto. Somos un considerable número de miembros en todo el territorio español que engrandecemos esta rama de la orden.
 






¿Qué me dices de los agnósticos?


Antonio Osuna Fernández-Largo O.P. de Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.
Está muy extendida la opción que se declara agnóstica respecto a todo lo divino. Yo no entiendo esa postura intelectual. Porque si pretende ante todo ser una afirmación de la supremacía de la persona humana (“el agnosticismo es un humanismo”, como reza uno de sus eslóganes), lo que más dignifica al ser humano es plantearse la existencia de Dios y rastrearlo en la vida. El ápice de la evolución del hombre en siglos es referirse a un ser supremo por encima de su propia realidad. Es un término que nunca llegaron a alcanzar los simios ni los antropoides; a partir de su planteamiento nació la raza humana. Desechar ahora ese planteamiento reduciendo lo humano a lo que está aquí abajo y es visible es renunciar al máximo desarrollo que ha llegado la inteligencia. No entiendo, por consiguiente, que ahora lo progre sea renunciar a esa conquista de la evolución humana. Sería tanto como defender un humanismo del futuro que fuera a-poético, a-cultural, a-científico  o a-místico. ¿O estoy equivocado respecto a lo que quieren decir quienes se proclaman agnósticos?

HOY EL RETO DEL AMOR ES QUE VAYAS A VER A ALGUIEN A QUIEN HACE MUCHO QUE NO VES

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

ENCUENTRO PERSONAL

Tenemos una amiga muy cercana a la Comunidad con la que nos compinchamos para dar una sorpresa a Lety. Ella está pasando por una situación complicada y, desde la distancia, Lety le ayuda para que pueda llevarlo con paz, con alegría y, sobre todo, viendo a Cristo a través de lo que está pasando.
Ella se sentÍa muy agradecida y su mayor deseo era venir aquí, al monasterio, y cargar las pilas para afrontar el siguiente paso con fuerzas. Nos pusimos en marcha e hicimos coincidir todo, pedimos ayuda, todo estaba preparado para el encuentro y, por fin, llegó. Ella se ha sentido descansada nada más entrar: el encontrarse con Lety de nuevo para agradecerle todo, el ver al equipo que está rezando muchísimo por ella...
Al ver todo el recorrido y el esfuerzo que ha tenido que hacer para llegar hasta aquí, me llevaba a pensar que así es Cristo. Él hace todo lo posible por encontrarse contigo, para que se dé el encuentro entre tú y Él.
A veces Cristo tarda años en dar contigo, en encontrarte con el corazón abierto para acogerle, pero no se cansa de ponerse en marcha y, a cada instante, volver a intentarlo. Lo impresionante es que no va a dejar de hacerlo nunca, y lo seguirá haciendo feliz, pues su vida es para eso, para encontrarse contigo únicamente.
Cristo sale otra vez en tu busca, ¿cómo te encontrará? Puede que te encuentre en un momento alegre, en el que te sientes bien contigo, en el que todo está en paz; o puede que te encuentre en un momento en el que te sientes débil, sin fuerzas, sientes que está todo patas arriba... lo importante es que abras tu corazón, que estés abierto al abrazo que Él te quiere dar y a todas las sorpresas que vienen detrás. ¡Cuántas veces nos hemos sorprendido viendo a alguien de la infancia, del anterior trabajo, a algún familiar que vive lejos! Y ese encuentro te da la vida. ¡Así es el encuentro con Él, te llena el corazón!
Hoy el reto del amor es que vayas a ver a alguien a quien hace mucho tiempo que no ves o a alguien a quien le quieres dar las gracias por haberte llevado a Cristo en algún momento de tu vida. Puede que hables mucho por teléfono, por Whatsapp... ¡pero nada como ver a la persona en carne y hueso, ver el brillo en sus ojos, su sonrisa, sus expresiones, poder abrazarla! Hoy lánzate y dale una sorpresa. ¡Te aseguro que la alegría que encontrarás al ver su cara no te la va a quitar nadie!
VIVE DE CRISTO
©Producciones es El- Vive de Cristo (Dominicas Lerma)
Prohibido cualquier reproducción para uso comercial. Solo se permite un uso para actividades de evangelización siempre que se publiquen sin ningún tipo de modificación

El compromiso del Amor

http://mjd.dominicos.org/wp-content/uploads/2017/02/destacado-encuentrofeb2017.jpg
El fin de semana se presentaba movidito, tras los distintos viajes que cada uno realizamos (unos más largos que otros) y alguna que otra desorientación llegamos al albergue Navas del Marqués, un pequeño municipio de la provincia de Ávila donde compartiríamos 3 días llenos de cariño, alegría e ilusión; durante el camino ya se empezaban a ver caras conocidas y alguna que otra no tan conocida, todas dispuestas a enseñarnos y a aprender de todos y por todos.
Durante la noche del viernes organizamos las actividades que llevaríamos a cabo durante el encuentro: donde no faltarían algunos juegos en los cuales adoptamos con disfraces otras personalidades las cuales nos invitaron a ponernos a prueba de cara a nuestra primordial tarea de seguir los pasos de Jesús.
El sábado ya con las pilas cargadas a tope tuvimos la suerte de contar con la visita y taller de Sor Gemma Morató en el cual hablaríamos de como ver a la sociedad a través de ojos dominicanos y cómo afrontar este gran reto además de una de las características más importantes del cristiano que más nos deben llamar la atención: ¿Cuándo hablamos lo hacemos desde el corazón?
Por la tarde estudiamos temas muy interesantes como la política, la economía o el medio ambiente entre otros y nos percatamos de muchas situaciones de nuestra sociedad que hasta el momento nos habían sido desconocidas y por las que tenemos que preocuparnos y tomar partido. Tampoco faltó un momento de vigilia lleno de abrazos, sonrisas, lágrimas y grandes compromisos que nos recordarían más fuertemente la bella libertad con la que Dios nos ha creado y por la que nunca debemos de dejar de luchar, pues es esta la que nos hace humanos.
Finalizada la cena nos embarcamos en la tarea de adoptar los diferentes puntos de vista de otras culturas y etnias que conviven con nosotros en la sociedad.
Llegado el domingo compartimos una de las actividades más esenciales a realizar junto con los que nos rodean, el taller de mimo-política nos enseñó las bases más importantes de todos los grupos que nos encontrábamos allí reunidos y que no debemos olvidar pues nos acompañan diariamente, terminada la eucaristía que vino después del taller llegó el inevitable momento de la despedida también plagado de cariño.
Hay muchas experiencias que te marcan a lo largo de la vida, esta ha sido una de ellas, esta ha sido mi segunda vez en un encuentro con el MJD y no tengo más que palabras de agradecimiento para todos y cada uno de los que forman parte de esta gran familia, no existe mayor mensaje cristiano que el del amor y sin miedo a equivocarme no puedo sentir más que orgullo al haber contado con la gran suerte de presenciar tales muestras de humildad, cariño, alegría y sobre todo amor durante este fin de semana. ¡muchas gracias a todos!
ficha-nico



FUNCIONA LA JUSTICIA

https://mujerespoetaspiedrahita.files.wordpress.com/2016/08/pc230009.jpg?w=700
Isaura Díaz Figueiredo
El valor  de la  Justicia es social y proviene del Derecho, según nos dice el Diccionario de la Real Academia  de la Lengua aparece la palabra Derecho al inicio de la segunda acepción de la definición de Justicia. Así pues, Roma, es la cuna de lo que significa para nosotros Justicia, de hecho su definición es creación de uno de los más poco originales juristas de entonces, de un gran compilador del derecho de su tiempo, un antólogo minucioso, el gran Ulpiano claro y literal, cualidades favorables si es considerado como fuente de información, su popularidad crece con el tiempo; Ulpiano
Biografía de Ulpiano: La fecha exacta de su nacimiento es desconocida, aunque podemos situarla hacia el año 170, en Fenicia. Era miembro de una de las familias ecuestres más importantes de la provincia romana de Siria. Tuvo una gran actividad literaria desarrollada entre los años 211 y 222, especialmente durante el gobierno del emperador Caracalla (211-217).
Su carrera pública fue paralela a la de su gran rival Paulo. Fue asesor de su maestro Papiniano, cuando este desempeñó la prefectura del pretorio y, además, él mismo ejerció como prefecto del pretorio de Alejandro Severo hasta el año 212.
Tras el homicidio de Papiniano, en 212 y la persecución contra los simpatizantes de Geta, decidió retirarse a la vida privada, época en la cual redactó la mayor parte de sus obras jurídicas...
Durante el gobierno de Heliogábalo fue exiliado de Roma, de acuerdo a Scriptores Historiae Augustae. En el año 222, al ser elegido Alejandro Severo como emperador, pudo regresar y fue llamado a participar en el gobierno, como asesor y luego como prefecto del pretorio.
Su programa, buscaba reducir los privilegios concedidos por Heliógabalo a la Guardia Pretoriana, provocó la enemistad con esta y un intento de homicidio. Finalmente, fue asesinado por los Pretorianos en el palacio frente al Emperador, en el curso de una revuelta entre los soldados y la multitud, probablemente en 228.
  Ulpiano fue quien primero definió la justicia como la continua y perpetua voluntad de dar a cada quien lo que merece, un concepto aún cercano a nuestra cultura, en especial si tomamos en cuenta que el culto fenicio escribió sobre el tema de Justicia hace la friolera de 18 siglos. ¿Creemos en el ideal, en la virtud, en el valor y la imparcialidad de la Justicia?
Hoy  era un día largamente deseado, a las doce del mediodía se leyó la sentencia más esperada, demostrando que en nuestra Democracia la Justicia es -lenta-pero funciona, hemos estado muy atentos al juicio más mediático, por primera  vez se sentaba en el banquillo de los acusados una Infanta de España. No voy a entrar si ha sido justa o no le pena impuesta.
 Lo que sí somos, es muy aficionados a ser jueces, fiscales, y dictar nuestra particular penitencia, de todas ellas la más terrible “penas o paseos de  noticieros”, es humillante para el qué ha de dar el paseíllo, miles de flases, gritos, insultos, y el acusado intentando no derrumbarse. ¿Por qué no dejamos que la justicia cumpla su papel? La biografía muy breve que he traído, es un ejemplo de lo dura que resulta impartir justicia, es ciega y no debe dar satisfacción, se ha de hacer cumplir la Ley sin privilegios, a  Ulpiano le sacó de este mundo un injusto asesinato, por dar opinión sobre como los pretorianos se alzaban con la fuerza y poder…


 CUENTO

LA CRUEL PENA DE SER PREJUZGADO
 La señorita Isabel, maestra de Primaria, entró un hermoso día de primavera a clases, acompañada de una mujer joven  y bella y de dos niñas.
- Hoy he traído conmigo a Cenicienta y Blancanieves, que han venido acompañadas por  Dª Temeraria, su” madrastra". Aquella presentación, como siempre, anticipaba que aquel día descubrirían algo interesante, y que su profesora lo había preparado con cuidado.
Cuando todos se sentaron, y la señora  Dª Temeraria se disponía a hablar, se apagaron todas las luces de la clase. En medio de la oscuridad, se oyeron dos bofetones tremendos, y al momento se escuchó el llanto de Cenicienta y Blancanieves. En ese momento, volvieron las luces, y todos pudieron ver a ambas niñas llorando.
-¿”Quién ha sido"?, pregunta la señorita
Sin dudarlo, todos los niños señalaron a “la madrastra”. Pero esta lo negó moviendo la cabeza a derecha e izquierda, pero ¡casualidad! en ese momento se vuelve a ir la luz y otra vez suenan dos tortazos. Los llantos de la niña Eugenia y Pepín  sorprendieron a sus compañeros. Al volver la luz, ambos estaban llorosos, ¡ijjj!, ¡ijjj! suspiraban por los tremendos bofetones recibidos en la oscuridad. Miraban con enfado y temor a la madrastra, a la que todos apuntaban con el dedo. Cuando la madrastra comenzaba a hablar de su inocencia… una vez más se va la luz.
Pero esta vez tardó sólo un par de segundos en volver, y entonces todos pudieron ver la escena: Cenicienta y Blancanieves corrían hacia Eugenia y Pepín con el brazo en alto, dispuestas a soltar otro mamporrazo.
 Al momento, todos los niños de la clase pedían perdón a la señora  Dª Temeraria, que resultó ser una mujer muy amable y simpática, a la que gustaban mucho los niños, pero que había tenido la desgracia de tener dos hijastras revoltosos, las que quería con locura, pero no paraban de liarla allá por donde iban, dejando que en  Dª Temeraria hiciera se hiciera como suyo la mala fama que envuelve a todas “las madrastas”.
Terminó la clase la señorita Isabel diciendo a los niños “nunca debemos dejarnos llevar por prejuicios, posición social, belleza riqueza o incluso el linaje, es lo más injusto que podemos hacer. ¿No os parece queridos alumnos?"
Por supuesto que para los niños fue toda una lección pedagógica la que impartió “su seño”, para ustedes estimados lectores, solo puede ser una breve y sencilla reflexión, pero recuerden que las cosas más simples, a veces son las mejores lecciones en la vida.


“Sed perfectos como vuestro Padre”

Editado por

Sor Gemma Morató Sor Gemma Morató Amar

En una conferencia del que fue maestro general de los dominicos, fray Thimothy Raddcliffe, comentó, citando a un autor inglés, que Jesús se rodeó de malas compañías mientras enseñaba buenos principios morales. Comía y bebía con prostitutas, tenía amigos de mala fama y sin embargo predicó el Sermón de la Montaña y nos pidió ser perfectos como nuestro Padre Celestial es perfecto. Jesús se rodeó de estas personas porque su amor por ellas era como el del Padre Celestial que ama, a cada uno, por encima de todo. Está tiene que ser nuestra norma de vida, amar.
Cuanto más auténtico es el amor, más las personas se sentirán llamadas a ser mejores. Tenemos un ejemplo de ello en el capítulo cuatro del Evangelio de San Juan: La mujer samaritana. No se sintió juzgada, y sin embargo Jesús le dijo la verdad de su vida: “Bien dices que no tienes marido, porque has tenido cinco maridos y el que ahora tienes no es tu marido. Es cierto lo que has dicho” (18-19). Ya dijo Benedicto XVI “Sólo en la verdad resplandece la caridad. La verdad es la luz que da sentido y valor a la caridad” (Caritas in Veritate). Y San Agustín dice: Ama y haz lo que quieras. Si amas, ¿cómo vas a ofender al amado? Texto: Hna. María Nuria Gaza.


¿En quién ponemos nuestro corazón?

“No acumuléis riquezas en la tierra, donde la polilla y la carcoma las echan a perder y donde los ladrones abren boquetes y roban” (Mt 6, 19).
“Porque donde está tu tesoro, allí está también tu corazón” (Mt 6, 21).
«Vivimos en un mundo, en una cultura donde reina el fetichismo del dinero»
(Francisco, 24 de mayo 2013, Discurso a los participantes de la plenaria del Consejo Pontificio de los Emigrantes e Itinerantes).
Esa es la pregunta que nos plantea Jesús, ¿a quién servimos a Dios o al dinero? ¿Puede reinar Dios en una realidad de extrema pobreza en un mundo rico? No se pretende criticar al que tiene cosas o riquezas, lo que se plantea es el peligro que la riqueza poseída, posea a su poseedor. Jesús critica esa realidad de acaparar y poseer más de lo necesario, vivir sin preocuparse de todos aquellos que nada tienen. La riqueza, nos recordaba Juan Crisóstomo nos daña, no porque oscurezca nuestra inteligencia, sino porque nos separa de Dios.
En nuestra sociedad del consumo se viven los valores con un cierto desconcierto, esto nos lleva a idolatrar ciertas cosas que parecen que nos dan la felicidad más inmediata, como el dinero o las riquezas, sobre todo en momentos de crisis. En dinero es un valor que nos ayuda a sobrevivir, un medio para conseguir el vestido, el alimento, la casa, la educación y por lo tanto es un bien querido por Dios. El problema está cuando orientamos toda nuestra vida y existencia en la acumulación y conservación de la riqueza, sobre todo ante tanta pobreza y necesidad. Además, en nuestro mundo mucha de esas riquezas acumuladas, existen es a consta de la pobreza de muchos, por lo tanto es una injusticia y un ídolo que atenta contra Dios y contra el propio ser humano.
Parece que el hombre ha perdido su centro, una minoría de empresas y empresarios son los que dirigen el mundo, mientras que el hambre sigue destruyendo a millones de personas indefensas. La historia del capitalismo, nos ha demostrado, que tiene su propia dinámica y siempre nos lleva a procesos de acumulación de capital que se concentra cada vez en menos personas. Hay una relación inseparable entre el capital y la desigualdad, su desarrollo desbocado y desigual desemboca en desigualdades económicas, sociales y culturales cada día más agresivas y brutales.
El capital, la riqueza, ejerce sobre el ser humano una misteriosa atracción. Su seducción se puede considerar casi religiosa (Marx), donde solo nos desvela la realidad desde el punto de vista que suministra el afán por la ganancia y la acumulación. A todo esto debemos sumar el clima de indiferencia, una grieta del alma cada vez más honda y fría. Parece que el bienestar no nos deja escuchar los gritos desgarradores de los más necesitados, hemos perdido el sentido de la responsabilidad fraterna (Francisco). La “idolatría del dinero”, acaba enterrando la verdadera alma de la economía, que acaba siendo una pura ideología, ganar más en menos tiempo y con el menor coste monetario posible es lo que se impone, aunque existan costes sociales desgarradores. La economía ha acampado en medio de los Big data, convirtiendo en un fin lo que simplemente es un medio, dando la espalda a los que más sufren. El imperio del Dinero que domina hoy el mundo busca a toda costa ocultar el sufrimiento que genera, dejando en silencio los gritos de las víctimas. ¿A quién le importa que el nivel de vida en África sea hoy menor que hace quince años? ¿Le importa a alguien que los que huyen de las guerras y llaman a la puerta de los ricos pidiendo asilo y justicia? ¿Nos preocupamos que miles de niños se tengan que prostituir en muchos continentes para poder comer cada día? ¿A quién le importa los catorce o quince millones de niños que mueren al año de hambre? ¿Debemos aceptar como lógico y normal un sistema económico, que para lograr el bienestar de unos pocos, que hunde en la miseria, la pobreza y el olvido a tantas personas?
Jesús vincula a Dios con la vida y la felicidad de las personas, no con el culto o el sábado. Subraya la reconciliación, no las ofrendas al altar;  la acogida a los pecadores y necesitados, no los ritos de expiación. Jesús asocia a Dios no con los poderosos, sino con los pobres y marginados. Su reino es para los que están fuera de la ciudadanía de romana, los explotados, los marginados, los enfermos y excluidos por razones sociales o religiosas. O Dios o el Dinero. No se puede servir a dos amos. Dios no puede reinar entre nosotros si no es haciendo justicia con los que nadie la hace, con los que están olvidados y olvidamos.
Puede que algo falle en nuestra vida cristiana si no nos sentimos interpelados por el mensaje de Jesús, un espíritu pobre es el que intenta compartir lo que tiene y lo que es con aquellos que lo necesitan o carecen de lo indispensable. La solidaridad es la actitud básica para hacer un mundo más justo y habitable en una sociedad globalizadora que esconde y olvida a tantos. La solidaridad no como simple asistencia a los más pobres, sino como planteamiento global a todo el sistema injusto en el que estamos inmersos, buscando caminos para mejorar, reformar y defender los derechos más básicos del ser humano. Para hacer de la solidaridad una cultura globalizada, debemos aprender a mirar el mundo con “ojos abiertos”, desde los que viven y mueren de forma injusta en las guerras, desde el hambre, la miseria y la violencia. Debemos aprender a mirar desde los ojos de Jesús, donde los últimos, los más pobres y necesitados son siempre los primeros.

Ciberadaptados


Fray Antonio Praena Segura, OP
de Fray Antonio Praena Segura, OP
 Ciberadaptados
Antonio Manilla, "Ciberadaptados"
Editorial "La huerta grande"

No es fácil encontrar claridad y definición en publicaciones que se adentren en el complejo mundo de Internet, las redes sociales y las nuevas formas de edición. Entre otras razones, porque, por más desarrollado que nos parezca, es este un mundo aún incipiente, algo que no ha hecho más que despertar y cuya deriva y conquistas aún no podemos valorar con suficiente estabilidad, precisamente por su complejidad y por su apenas intuido potencial.
Por eso recomiendo desde ya este título, “Ciberadaptados”, del periodista, ensayista y poeta Antonio Manilla.
Destaco su lucidez clara, cuya primera aportación es lo mucho que nos ahorra. Manilla se ha documentado copiosamente y lo que trae hasta aquí son puntos de llegada tras los que adivinamos vericuetos y cuestiones complejas cuyos necesarios pormenores reconstruimos sin que su desarrollo nos desvíe de la necesidad de alcanzar claridad en medio del denso bosque virtual.
El primer capítulo nos delimita un espacio y un tiempo. La revolución cibernética irrumpe desde una civilización, la occidental, en clara crisis -y cuándo no- cultural y de valores. Reuniendo autores tan diferentes como Adorno, Finkielkraut, T. S. Eliot o McLuhan, se describe cómo la industria cultural en la era capitalista se ha ido erigiendo en heredera del lugar de socialización de las formas culturales ante la progresiva disolución de la familia.
Internet es un estado sin gobierno ni capital, inabarcable y ubicuo, que acaba con el sentido lineal del tiempo de la ilustración y modifica el sentido de lugar. Sobre este panorama, Manilla describe el estado actual de la cultura, en sentido sustantivo y absoluto, posicionándose con Finkielkraut para negar que cualquier tipo de actividad alcance el rango de cultura. A pesar de ser estimables y de que no pueden ser pasadas por alto, numerosas manifestaciones no son un absoluto cultural. Por un lado, se necesita perspectiva: el Siglo de Oro no sabe que es el Siglo de Oro; por otro, es aún insuficiente la evaluación que es característica esencial de los organismos realmente vivos.
En ese sentido, ante muchos fenómenos de la red podríamos preguntarnos por qué lo llamamos cultura cuando queremos decir entretenimiento; constatando, además, cómo lo lúdico ha venido a sustituir y desplazar lo que tradicionalmente se ha entendido por cultura. Y esto atañe directamente a Internet, en la medida en que esta transformación se habría iniciado con la conversión de la sociedad de la información en una plataforma cuyo elemento fundamental deja de ser la palabra y se rinde a la imagen, el magnetismo del ver.
El sistema espectacular produce muchedumbres solitarias. Gran parte del volumen virtual genera un entretenimiento sin relación con actividades intelectuales, artísticas o literarias, ocupado en generar productos perecederos, fabricados para el gran público por creativos de unas industrias en guerra por el mercado. Predomina la ausencia de búsqueda de sentido, lo cual tiene consecuencias inesperadas: la banalización de la cultura, la generalización de la frivolidad y la proliferación de un periodismo irresponsable de la chismografía y el escándalo.
“Cultura es lo que queda entre las ruinas, aquello que aparece cuando se ha derrumbado lo que es apariencia y exterior y ornato. La vida que sostenía el andamiaje visible para los demás, el pilar invisible. El lugar del sentido, la bordadora del ser del hombre, cuanto no pasa por nosotros sin dejar huella benéfica”, nos recuerda Manilla.
¿Y qué tiene esto que ver con Internet? Sencillamente: para calibrar su lugar y su impacto, ha de medirse con esta reflexión sobre la cultura, de lo cual no ha de salir tan mal parada como podría pensarse desde una mente preventiva y purista. Pero -y es lo que importa- por lo dicho, aún falta mucha perspectiva para responder con sabiduría.
De hecho, Manilla nos regala un sustancioso capítulo donde recoge prevenciones sobre el impacto de la radio, el cine o la televisión que, decenas de años después, nos resultan risibles. El fatalismo y la demonización de las redes tampoco resulta creíble. Todo es cuestión de hallar las proporciones adecuadas.
Porque, entre otras cosas, bajo el techo de Internet se han reunido tres elementos actores de la trasmisión del conocimiento en nuestra época en su versión digitalizada: libros, música y cine. Sin olvidar la “internetización” del consumo, además del carácter interactivo que convierte a los usuarios en “prosumidores”, es decir, consumidores a la vez que productores. Elementos todo ellos de gran calado y que ya han dejado su huella en la forma en que hoy entendemos las relaciones sociales y humanas. Como en todo, la respuesta no residirá más que en la inexcusable tarea de decidir cómo y hasta dónde queremos que lo que llegó como un instrumento para facilitarnos la vida nos la estropee. Y eso depende más de la voluntad y la inteligencia que del medio digital en sí.
Por lo que respecta a esos pronósticos catastrofistas, Manilla nos resume también los estudios de quienes, con toda seriedad, niegan explícitamente que Internet cambie nuestro modo de pensar.
¿Y respecto a las nuevas formas de edición digitales? “Ciberadaptados” nos recuerda cómo con el paso del manuscrito a la imprenta ocurrió igual que con el tránsito de la oralidad a la escritura: “avivó renuncias y acusaciones, que fueron desde tildar los libros armas del diablo hasta responsabilizarlos de fomentar el aislamiento social del lector”.
Aunque no sea en papel, la lectura en sí ha dado un repunte con las nuevas tecnologías. La lectura instrumental, la búsqueda de información, goza de buena salud. De haber una crisis, lo sería de cierto tipo de lector, concretamente el literario. Pero ni aun así este aserto es muy defendible. Nada de muerte de la literatura; lo que quizá está apareciendo es una nueva clase de lector bajo el influjo de lo hipertextual, en direcciones múltiples debido a la libertad de navegación.
Manilla se moja. Y algo que también hace este ensayo absolutamente recomendable, es que al hábil, lúcido, ameno periodista que Antonio es se suma su excelente calidad de poeta. No siempre, como también subraya el prologuista, se puede disfrutar de una lectura tan práctica y clara en la que la belleza, lejos de ofuscar, suma y redimensiona.
Para tener en nuestras bibliotecas.

¿De qué manera "Dios llama"?


Martín Gelabert Ballester, OP
de Martín Gelabert Ballester, OP
  ventanaenpared Cuando alguien se decide a entrar en un noviciado o en un seminario es frecuente decir que “Dios le ha llamado para ser religioso o para ser sacerdote”. Por este motivo se suele hablar de “vocaciones” a la vida religiosa o a la vida sacerdotal. Vocación precisamente significa llamada. Hablando de llamadas el Papa Francisco ha recordado que el matrimonio también es una vocación, una llamada de Dios. Eso sin olvidar que hay otro tipo de estados de vida o de misiones apostólicas que también pueden calificarse de vocaciones y atribuirse a una llamada de Dios: ser misionero laico, ser catequista, quedarse soltero, mantenerse viudo, dedicarse a obras de caridad.
Son muchas las posibles tareas y maneras de vivir que pueden ser llamadas de Dios.  Surge entonces la pregunta de cómo llama Dios, de qué modo, cómo saber si a mi, en concreto, me llama para ser religioso o para vivir matrimonialmente, para irme a países lejanos a anunciar el Evangelio o para quedarme en mi lugar de nacimiento realizando obras de caridad.
Evidentemente, Dios no llama por teléfono. Quizás alguno pueda decir que “ha sentido una inspiración” y que, por ese motivo, pide entrar en un noviciado o decide casarse. Pero las inspiraciones vienen en función de las experiencias, vivencias o circunstancias con las que uno se encuentra. Eso significa que Dios llama a través de los acontecimientos, a veces extraordinarios, pero normalmente, sencillos y ordinarios.
Lo que Dios quiere para todos y cada uno es que seamos felices. Eso que Dios quiere es lo que todos buscamos. Para ser feliz, cada uno busca aquellos modos de vivir que más pueden ayudarle a sentirse bien o que mejor encajan con su carácter, con sus posibilidades, con sus deseos. Ese buscar cuál es el lugar en el que me encuentro bien, el creyente puede interpretarlo como llamada de Dios. Dios llama a través de los acontecimientos leídos desde la fe.
La cuestión para el creyente es: ¿dónde voy a sentirme más a gusto, más realizado? Y también: ¿dónde voy a servir mejor? Pues no se puede ser feliz sin pensar en la felicidad de los demás. De ahí que la pregunta por la propia felicidad coincide con otra pregunta: ¿dónde y de qué modo mi vida puede ser más evangélica, más entregada al amor?
Es claro que quién no tiene fe, no reconoce ninguna llamada de Dios. Digo no reconoce, porque la llamada de Dios resuena en el corazón de cada ser humano, aunque no lo sepa, cada vez que su conciencia le dice: haz el bien, evita el mal. Y para hacer  el bien y evitar el mal, hay que escoger los caminos más adecuados en función de las propias posibilidades.
LAICOS DOMINICOS
Viveiro


http://4.bp.blogspot.com/_m1eE5kKjO2s/TMSQ0okJAAI/AAAAAAAAAAU/biEYYZnjUsA/s1600/escudo2.jpg 

 


8º DOMINGO del TIEMPO ORDINARIO “A”

26 de febrero de 2017

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO  6, 24-34

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: «Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero. Por eso os digo: no estéis agobiados por la vida pensando qué vais a comer, ni por el cuerpo pensando con qué os vais a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Mirad a los pájaros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellos? ¿Quién de vosotros, a fuerza de agobiarse, podrá añadir una hora al tiempo de su vida? ¿Por qué os agobiáis por el vestido? Fijaos cómo crecen los lirios del campo: ni trabajan, ni hilan.  Yo os digo que ni Salomón, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues si a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? No andéis agobiados pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o con qué os vais a vestir. Los paganos se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro Padre del cielo que tenéis necesidad de todo eso. Sobre todo buscad el Reino de Dios y su justicia; lo demás se os dará por añadidura. Por tanto, no os agobiéis por el mañana, porque el mañana traerá su propio agobio. A cada día le bastan sus disgustos.»

COMENTARIO.
Sólo Dios basta. Debería ser así,  y para un buen cristiano más aún. Ni se nos debería pasar por la cabeza que no siempre está ahí y nunca nos faltará, pero ahí el factor humano y nuestra cabeza comienza a dar vueltas.
Pensamos que todo gira en torno a las modas, que si no trabajamos no tenemos dinero, que sin dinero no podemos comprar ropa, comida y un sinfín de cosas que al final no son tan necesarias como a nosotros nos parecen.
Vivimos en un mundo en el que Dios se escoge a la carta, por lo general, sólo está en los malos momentos (que hay un accidente y dónde estaba Dios, esa es la pregunta que se hacen, que hay una enfermedad y dónde está Dios en ese momento).

No necesitamos a Dios nada más que para echarle las culpas de todo lo malo que nos pasa sin pensar  por qué nos pasan cosas malas,
No nos paramos a pensar que en este mundo estamos de paso, que Dios nos mandó para vivir una etapa de nuestra vida en la tierra; a unos dos años, a otros cuarenta y a otros cien, según lo que él  haya decidido que cada persona debe vivir.
No estamos preparados para marcharnos, nos acomodamos y queremos seguir hasta que nosotros decidamos, pero no es así, tenemos que darnos cuenta de que esta vida es prestada y no podemos aferrarnos a ella, que tenemos que desprendernos de todo, en cuanto Él nos llame. Y de esa manera  nos daremos cuenta que solo Dios basta, que no importa ni el trabajo ni el dinero ni la fama ni nada de nada, porque todo es prestado y de aquí no nos podemos llevar nada. Nos vamos con lo puesto y en muchas ocasiones ni eso.
Tenemos que dar gracias a Dios por esta vida tal y como él la creó para nosotros y dejar de pensar en lo que puede ser y no es, porque Dios nos manda a cada uno lo que nos corresponde vivir, por eso cuando antes nos hagamos a la idea, antes disfrutaremos más de nuestra vida. Para un buen cristiano sólo Dios tiene que bastar, y basta,  si lo pensamos con la cabeza en su sitio y abierta a Él. Porque Él lo ve todo.
Dña. M;ª Ángeles Vázquez Piñeiro,  OP


¿Qué llena mi corazón?

Si nos consideramos y nos pensamos cristianos, debemos tener unas actitudes determinadas. Estas actitudes son todas derivadas del lugar donde tenemos el corazón. Relativizar asuntos como el dinero, la comida, el poder, etc. son fruto de la experiencia fontal de la que bebemos.
El Evangelio de hoy parece que nos está haciendo una pregunta, que por otro lado, también es muy recurrente pero muy acertada. La pregunta es: ¿Dónde tenemos el corazón? O con las palabras del Evangelio de hoy ¿Quién es nuestro amo? La respuesta para los que nos consideramos cristianos es fácil: Cristo. Claro, claro ¿Qué iba a responder un cristiano? ¿Es que un cristiano puede tener su corazón en el dinero? ¿O es que un cristiano puede tener su corazón en la ropa, la fama, etc.? ¿O no?
Eso es lo que nos dice Jesús en el Evangelio de hoy. Si nos consideramos y nos pensamos cristianos, debemos tener unas actitudes determinadas. Estas actitudes son todas derivadas del lugar donde tenemos el corazón. Relativizar asuntos como el dinero, la comida, el poder, etc. son fruto de la experiencia fontal de la que bebemos. Cristo debe ser nuestra opción preferencial. Nuestra opción fundamental. Pero esta opción, bebe del interior de nuestro corazón donde está Cristo como el manantial de una fuente, manando ríos de agua viva. De ese manantial manarán, no sólo ríos de agua viva, sino las más variadas actitudes y buenas obras de las que es posible el corazón humano.
Por eso, es fundamental que revisemos los dos puntos importantes de discernimiento en este sentido: ¿Dónde está mi amo? ¿O dónde está mi corazón?, y por otro lado, ¿Cómo son las obras de este corazón? ¿O cómo son las actitudes que se derivan de esta opción preferencial? Y este discernimiento siempre se debe hacer de acuerdo a Jesús. Porque si digo que Jesús es mi amo, pero vivo preocupado por cosas que son relativas al verdadero sentido cristiano de la vida, será que mis actitudes no concuerdan con las de Jesús. O si me precio de relativizar todas las cosas en función del Evangelio, pero no vivo el amor y la misericordia de Dios en mi corazón, será que he caigo en un “cumpli-miento” sin sentido.
También hay que decir una cosa. Que hay multitud de maneras para llegar al principio fontal que es Jesús. Puede ser que abrace el cristianismo porque me gusta la forma en la que los cristianos se comportan. Y por este comportamiento, llegue a la experiencia del Dios del Amor. Que en definitiva, de eso se trata. Entonces todas las maneras de comportarse cobran sentido. Y lo que antes costaba, resulta tan natural para la persona que le nace de manera espontánea. También puede ser que se abrace el cristianismo porque partimos de la experiencia personal de Jesús. Eso le pasa a tantos jóvenes, y no tan jóvenes, que en experiencias multitudinarias como las JMJ’s, oraciones de Taizé, visitas a santuarios marianos o de cualquier otra índole, experimentan en sus vidas al Jesús vivo y resucitado. Esto es crucial. De ahí mana el seguimiento. Pero también es cierto que esto necesita de un acompañamiento. La experiencia de Jesús nos empuja al seguimiento, a la comunidad de discípulos que siguen a Jesús, es decir: a la Iglesia. Ahí es cuando Jesús, vivo y resucitado en el corazón de la persona, consolida esta experiencia en el duro caminar de la fe.
Por lo tanto, queridos hermanos, experiencia de Jesús en el corazón y seguimiento, son dos polos de la misma realidad: ¿Quién es mi amo? ¿O dónde tengo el corazón? Cada uno de los polos tiene su importancia. Importante es la experiencia personal de Jesús en el corazón del hombre, que nos hace relativizar las preocupaciones del mundo. Importante también es el seguimiento que hace acrisolar y consolidar las actitudes fundamentales, que el cristiano debe tener en su testimonio de la Verdad.