jueves, 14 de enero de 2016

La Posada del Silencio nº 16, curso VI


Por la Familia Dominicana

https://lh3.googleusercontent.com/I1QOpuDsjtz7PzPZpeB2U7aOnaxfa10lEoN5hTuJD_JzzSjeRA3j1tbiGpRHYWwLJ7m-SQ=w1366-h768-no
Señor Jesús:
Concédenos a todos nosotros un amor dulce,
un amor fuerte, un amor sabio
para vivir gozosamente nuestra Profesión Dominicana.
Concédenos el agrado de contemplarte en la oración
para poderte donar a cualquiera que encontremos
en cualquier lugar donde estemos, en cualquier lugar donde trabajemos.
Haz de nosotros siervos luminosos de tu Verdad,
instrumentos comunicativos de tu Amor,
testimonios fieles de tu Iglesia.
Concédenos vivir en comunión de amor contigo
de obrar en comunión de amor entre nosotros
en la unidad de nuestro carisma dominicano.
Te rogamos, Señor,
concedas a frailes, monjas, religiosas, seglares y jóvenes de nuestros grupos
la gracia de la Predicación y de un servicio santificante,
la gracia de la contemplación constante y del apostolado gozoso,
la gracia de un corazón sin fronteras lleno de amor,
la gracia de vivir con espíritu dominicano el testimonio en el mundo.
Haz de nosotros una sola Familia Dominicana:
en Ti y por Ti, Señor,
en tu siervo y en nuestro Padre, Santo Domingo de Guzmán.
Amén.


Carta para el año del Jubileo de la Orden de Predicadores

http://www.op.org/sites/www.op.org/files/public/xmas2015brunoxv_0.jpg
«¡Ay de mí si no predico el Evangelio!» (cf. 1Co 9, 16)
La Orden de Predicadores, ayer, hoy y mañana
Muy queridos hermanos y hermanas:
¡Ve y Predica!
A partir de la celebración del aniversario de la llegada de las primeras monjas de la Orden a Prulla, cada año la novena propuesta por Fray Carlos nos fue preparando para escuchar hoy de nuevo este envío. Nuestra tradición dominicana nos dice que Domingo escuchó un día este envío pronunciado por san Pedro y san Pablo: «Ve y predica, porque Dios te ha escogido para ese ministerio», le dijeron. A la entrada de la Basílica Santa Sabina, esta misma fórmula fue retomada por la pintora que dibujó el bello icono donde santo Domingo se dirige también a nosotros, hermanos y hermanas en la familia dominicana: ¡Ve y predica! ¡Vade Praedica!
Responder a este llamado – no sólo de modo individual sino todos juntos, como comunión fraterna, en solidaridad apostólica con nuestras comunidades y comprometiéndonos del modo más vital posible en la dinámica de la santa predicación que constituye la familia dominicana – será nuestra manera de actualizar la confirmación de la Orden cuyo octavo centenario estamos celebrando. Acogiendo la solicitud de Domingo de Guzmán, la Orden fue confirmada por el papa Honorio III en 1216 como la Orden de Predicadores. Hoy, solicitados por las necesidades del mundo y con la misma voluntad de Domingo de servir a la Iglesia y al misterio de su comunión. Nos corresponde en cierto modo a nosotros mismos el turno de confirmar esta Orden de Predicadores de la cual Honorio III escribía que, consagrando todas sus fuerzas a hacer penetrar la Palabra de Dios y a evangelizar el mundo por medio del nombre de nuestro Señor Jesucristo, Domingo y sus frailes respondían la voluntad de «Aquel que no deja de fecundar su Iglesia por medio de nuevos creyentes y quiso asemejar nuestros tiempos modernos al de los orígenes y difundir la fe católica» (18 de enero de 1221).
 «Predicar el Evangelio no es para mí ningún un motivo de gloria, es más bien un deber que me incumbe. ¡Ay de mí si no predico el Evangelio!». Es verdad que estamos lejos de la época en la que escribía Pablo, pero, ¡gracias la predicación de tantos hermanos y hermanas nuestros, la Iglesia ha extendido la tienda de la amistad con Dios! Estos años de preparación del Jubileo han sido para todos nosotros, frailes y hermanas, laicos y religiosos, la oportunidad de evaluar, nosotros también, el modo como contribuimos a establecer la tienda de la amistad con Dios según el camino abierto por Domingo. Probablemente, este tiempo ha sido una oportunidad para tomar conciencia de los obstáculos que progresivamente han podido frenar el entusiasmo de los primeros días, la pesadez institucional, los temores y necesidades personales de seguridad, la necesidad de reconocimiento, las indiferencias o el desánimo frente a las fracturas que desfiguran el mundo. Ciertamente, debemos buscar la manera de evaluar lo que hacemos y lo que podemos hacer, establecer planes ya sea para desplegar nuestra predicación dándole el espacio necesario a la creatividad que traen las nuevas vocaciones, como para preparar una fase de transición, tal vez, de recesión. Pero, sin duda, el futuro de la predicación del Evangelio de la paz, el futuro de la proclamación de que este mundo, tal como es, es el lugar donde Dios quiere hacer germinar la semilla del Reino, no será el resultado de planes estratégicos, por más pertinentes que éstos puedan ser. Como Domingo quería hacerle comprender al Papa cuando le pedía que confirmara los primeros frutos de su intuición, el fuego del Evangelio debe abrasar primero la existencia de cada predicador: elles debían «ser» Predicadores. Ese fuego interior fue el que nos dio un día la audacia de pedir la gracia de consagrar toda muestra vida a la Palabra. Ese mismo fuego es el que puede introducir en nosotros la impaciencia, el insomnio, la esperanza de que, de pueblo en pueblo, el nombre de Jesucristo sea el nombre de un hermano y de un amigo que viene a vivir en familiaridad con los hombres, inspirando a todos la confianza para ir hacia Él (ST III q 40 resp3).
Cuando Pablo expresa esa «necesidad interior», lo hace diciendo cómo él mismo ha querido hacerse cercano a todos, libre frente a todos, haciéndose esclavo de todos: «Me he hecho todo a todos para salvar a toda costa a algunos. Y todo esto lo hago por el Evangelio para ser partícipe del mismo» (cf. 1Co 9, 19 ss). Ese mismo fuego interior estaba en Domingo: el ardor de la predicación. La primera tarea del predicador parece ser, entonces, la de unirse a aquellos a aquellas a los que es enviado. Porque quiere que el Evangelio sea el hogar de todos, él une su destino al de sus interlocutores hasta el punto de aceptar que su libertad dependa de esas nuevas amistades, al punto de recibir su libertad y su creatividad de dicha dependencia (¿no es éste el significado de la mendicidad?). Para el apóstol, el fuego interior no es solamente tener que decir algo o aportar, sino el fuego de la impaciencia de tomar parte con todos en este mundo que recibirá de la Verdad del Evangelio, el día querido por Dios, su transfiguración. Sabemos que, para Pablo, dicha transfiguración tiene la figura del misterio de la unidad del amor en Cristo (Ef 3-4). ¿Cómo no evocar aquí el mosaico profético de Santa Sabina? (Ga 3,28; Col 3,11): todos vosotros sois uno en Jesucristo. ¡Él es todo en todos! Nuestra misión consiste en proclamar esa promesa de comunión: la estrella en la frente de Domingo nos recuerda aquella de Belén que se posa sobre el lugar donde la Palabra entra en alianza, en comunión con los hombres. Es la misma luz de la Palabra que viene a habitar en el corazón de la comunidad. Esta «venida» es como un fuego interior, ese mismo fuego interior que ardemos por transmitir a los demás. Llama de la predicación: símbolo de nuestro jubileo y de nuestra misión. Animado por ese fuego, en un mundo que parece a veces estar condenado a las divisiones y a los conflictos, cuando los identitarismos y las polarizaciones se hacen cómplices de aquello que obstaculiza la comunión en la diversidad, en una época en la que las religiones a veces no saben cómo escapar a estas tentaciones, animados por ese fuego de la promesa de una comunión prometida, ¡ve y predica!   
 Y vemos de nuevo la imagen de la visión de Domingo: el bastón de Pedro y el libro de Pablo. El bastón de Pedro, primero, para no olvidar que hay un sólo Pastor, del que Pedro fue el primer servidor. De este modo, se envía a los predicadores para a predicar la gracia de salvación de la que la Iglesia es sacramento en la unidad de su comunión. Pero, el bastón simboliza también que se trata de emprender el camino, de salir de nuestras instalaciones, de ir más lejos que las fronteras de nuestras seguridades, franquear los fosos que separan las culturas y los grupos humanos, de acompañar los pasos que avanzan por caminos con pocas certezas. Un bastón para apoyarse cuando, conscientes de nuestras fragilidades y de nuestros pecados, invocamos la gracia de la misericordia para que ella nos enseñe a ser predicadores. El bastón del predicador itinerante de la gracia de la misericordia. La movilidad de la itinerancia que tan interior como exterior exige que el bastón esté siempre acompañado del Libro que Pablo trae. Ciertamente porque en el Libro está escrito lo que Dios quiere revelar a todos. Y, además, porque en esas misma Palabra deben estar inmersos la experiencia creyente, la conversación de la evangelización y el esfuerzo de inteligibilidad en el que se empeña la teología. Pero el libro junto al bastón porque el encuentro, el diálogo, el estudio de otras culturas, la estima de otras búsquedas de verdad, todo eso constituirá las puertas de entrada hacia un conocimiento más profundo y comprensión de la Palabra que, progresivamente, se revela a fuerza de escrutar la Escritura depositada en la Biblia. Ve y predica podría declinarse también en «ve y estudia», no para convertirte en científico, ni tampoco para pretender poder «enseñarle a los demás», sino estudiar para escrutar los signos de los tiempos, para discernir las huellas de la gracia que actúa en el corazón del mundo, para aprender a alegrarte y a agradecer, para comprender un poco mejor cada día la profundidad del misterio de Su presencia que es Palabra y Verdad. Ve, porque la gracia de la que quieres ser predicador te precede en Galilea y debes aprender a reconocerla, a estudiarla, a contemplarla, ¡para tener enseguida la alegría de compartir su noticia!   
Y así partimos, impulsados por la multitud de aquellos y aquellas que, nos han precedido siguiendo el ideal de Domingo. ¡Tantas escuelas de santidad que se ofrecen a nosotros! Porque sabemos bien que ese «Ve y predica», al enviarnos por los caminos de la predicación, nos invita a descubrir cómo esos mismos senderos se convertirán en el nuestro camino para asemejarnos al Señor.  Me parece que en este umbral de este año del Jubileo no debemos perder de vista la memoria de la primera comunidad de discípulos y amigos que acompañaban a Jesús por los caminos de Galilea. Siguiéndolo dicha comunidad progresivamente fue «formada a la predicación». Y fue volviendo a esos primeros tiempos apostólicos fue como Diego y Domingo tuvieron la intuición, ya en su tiempo, de la necesidad de una renovación de los métodos, del ardor y del mensaje de la evangelización. Hoy y mañana, nosotros también, estamos invitados a esta misma tarea de renovación con el fin de contribuir a «asemejar nuestros tiempos modernos a los de los orígenes y a difundir la fe católica». Y tenemos la oportunidad de hacerlo acogiendo en todos los Continentes nuevas vocaciones que son llamadas a la renovación incesante del dinamismo de la predicación de la Orden. ¿Cuáles son esos caminos en los que se nos llama hoy a vivir familiarmente con los hombres? «También a otras ciudades tengo que anunciar la Buena Nueva del Reino de Dios, porque a esto he sido enviado» (Lc 4, 43-44). ¡La Orden de santo Domingo, en su conjunto, debe estar animada por un sentimiento análogo de la urgencia de la «visitación del Evangelio» (Lc 1, 39)! Es verdad que todos, hermanas, frailes y laicos, tenemos buenas razones para decir que tenemos que asegurar, antes que nada, lo que ya estamos haciendo. Es cierto que a veces podemos estar como «paralizados» viendo la amplitud de la tarea y nuestro número reducido. Por supuesto, tenemos razón al decir que la tarea de la predicación es esencial en donde ya estamos establecidos. Pero la «visitación del Evangelio» nos urge para ir al encuentro de las personas, grupos, pueblos y lugares donde el anuncio de la buena nueva del Reino «también» debe escucharse. El objeto de la predicación es ese acercarse discreto y respetuoso de Aquel que viene familiarmente a proponer la amistad y la misericordia de Dios. Se sabe que Domingo no fue el «creador» del Rosario. Pero no es una coincidencia que a su Orden se le haya confiado la meditación y la predicación del Misterio de Cristo por la contemplación de los misterios del Rosario. Estando así arraigados en lo profundo de la vida del predicador, los misterios de la vida de Jesús, habitando en medio de los suyos, estableciendo su morada en medio de los hombres, afrontando la traición y la muerte, proponiendo sin embargo el perdón continuamente, guían la manera en que los predicadores servirán con sus palabras humanas la llegada familiar de la misericordia para que el mundo tenga vida.
La Orden ayer, hoy y mañana, enuncia el tema de este año de celebración del Jubileo. ¿Qué será la Orden mañana? Será, sin lugar a dudas, predicadora, libre y feliz. Como ayer y hoy, ella estará animada por el deseo de vivir y predicar la comunión a su propio tiempo, así como vivía con Jesús la primera comunidad apostólica buscando hacer oír la promesa del Reino como una Buena Noticia para todos. No pretendo describir aquí la forma concreta de la «santa predicación» de mañana: ella será el fruto de la creatividad apostólica de nuestros frailes, hermanas y laicos en todas las latitudes, creatividad suscitada por la creatividad del Espíritu. Pero, sin importar cuál sea esa forma, creo que la Orden tendrá en el futuro que asumir algunas preguntas cruciales que me permito de formular a partir de las visitas que he podido hacer a nuestros hermanos y hermanas alrededor del mundo.
¿Cómo podemos prestar oído y comprender lo que el Señor nos dice por medio de las nuevas vocaciones que Él nos confía al enviárnoslas? Al releer la historia de los primeros tiempos de la Orden, me sorprende la manera como los nuevos frailes y hermanas aportaban a la predicación, a través de su experiencia de fe, su formación, su historia, su cultura. La conversión de los unos (as), los estudios especializados que hacían los otros, la experiencia de vida…: todo eso fue moldeando progresivamente la diversidad y la creatividad de la Orden de santo Domingo. ¿Qué tenemos hoy? Muchos nuevos frailes y hermanas entran a la Orden después de cursar estudios que los han confrontado con los nuevos saberes contemporáneos, muchos vienen de medios culturales y familiares a los que la Iglesia no llega siempre con facilidad. Precisamente, muchos de ellos han quedado «prendados» por la urgencia de la Palabra en medio de una vida cuyas seguridades y planes de futuro han dejado de lado: ¿De qué manera la Orden va a permitirles permanecer fieles a esa generosidad y desplegar plenamente su creatividad al beneficio de la creatividad apostólica de toda la Orden? La riqueza de esas vocaciones nuevas implica una exigencia para todos nosotros: la de profundizar y diversificar continuamente nuestro «servicio a la conversación de Dios con los hombres».
 Dicho servicio, si es nuestra responsabilidad común, se realiza en culturas muy diversas. La Orden se hace cada vez más internacional e intercultural. Al mismo tiempo, en la Orden como también sucede en el mundo, aunque se hable continuamente de globalización (o, tal vez, porque se habla de ello) existe la tentación de replegarse sobre identidades más «conocidas» y cerradas sobre sí mismas, con el riesgo de estar siempre un poco a la defensiva cuando se trata de intercambio, colaboración u opciones por el bien común que implican tomar el riesgo aparente de la fragilidad y, sobre todo, de no poder realizar los proyectos a corto plazo que cada entidad ha planeado por su lado. ¿Cómo podremos, en el futuro, abrir con amplitud los caminos de lo intercultural, del intercambio entre provincias y congregaciones? ¿Cómo dar lo mejor desde la realidad internacional de la Orden al servicio de la Iglesia? ¿Tendremos la osadía de correr el riesgo de internacionalizar nuestras comunidades, de hacer de ellas testimonio de la sinfonía posible entre culturas, entre las modalidades de proximidad familiar con el mundo, entre escuelas teológicas, entre saberes, entre representaciones de la Iglesia?... ¿Cómo, a fin de cuentas, la Orden será, ella misma, en medio de la Iglesia, esa «conversación» que el beato papa Pablo VI tanto deseaba?     
Para lograr esto, me parece que la Orden tendrá en el futuro que ser cada vez más la Orden de una predicación contemplativa. Paradójicamente, cuando se repite sin cesar, con razón, que la Iglesia necesita aún más obreros para la mies, la Orden podrá ofrecer seguramente un servicio que no limite sólo a la acción pastoral, sino que será en mayor medida el de ofrecer lugares de contemplación, de búsqueda de sabiduría, de búsqueda de la verdad. Esto significa reconocer el lugar que debería tomar en el futuro el cuidado del testimonio de la comunión fraterna, la prioridad no negociable dada a la meditación de la Palabra, a la liturgia de las horas y a la intercesión, a la vigilia paciente en la presencia del Señor. Pero es decir también la determinación con la cual debemos consolidar y profundizar la intensidad del estudio, vía privilegiada de la contemplación, servicio para la Iglesia que, a nombre de la tradición que nos ha sido transmitida, no podemos declinar.    
La Orden mañana deberá estar más que nunca animada por el deseo de ser cada vez más esa «familia de Domingo» que, ya en los primeros tiempos, fue una innovación para la Iglesia. Esto debería llevarnos mucho más allá de tener buenas relaciones fraternas entre todos los miembros de la familia dominicana. La cuestión será, sin duda, de manera más aguda, la siguiente: ¿Cómo el hecho de ser esa «familia» nos permite identificar mejor juntos las necesidades de la Iglesia y del mundo y de responder a ellas asumiendo juntos una responsabilidad apostólica y evangélica común? 
Será en buena medida a través de la realización de esa familia que la Orden buscará en el futuro continuar siendo servidora de la amistad de Dios con el mundo. Para lograrlo, los frailes como las hermanas y también los laicos, deberán cultivar su voluntad de movilidad, de itinerancia. Las necesidades de la Iglesia y del mundo cambian a paso acelerado. Al mismo tiempo, tenemos que asumir instituciones pesadas o proyectos, presencias conventuales difíciles de mantener y proyectos personales que difícilmente se conjugan en un proyecto común. El reto será encontrar medios para estar cada vez más atentos a las necesidades de los demás que a nuestra propia voluntad de «mantener» lo que queremos hacer o continuar haciendo. ¿Cómo no olvidar que lo propio de la Orden, ayer, hoy y mañana, es ir más allá de las situaciones establecidas, de salir al encuentro de aquellos que no han tenido todavía la alegría de un encuentro personal con Jesucristo, correr el riesgo de dejar las seguridades para ir a dar testimonio de la misericordia y de la amistad de Dios a aquellos y aquellas por quienes Dios es aún, o se ha vuelto, lejano y extranjero? ¿Cómo dejarnos impulsar por el fuego del deseo de ir, todavía, hacia otros lugares y otras culturas? 
En la Basílica de Santa Sabina donde celebramos la apertura del año del Jubileo, Domingo amaba orar, expresarle a Dios su preocupación por los pobres, los pecadores y los lejanos. Amaba confiar a la misericordia de Dios a los frailes que él enviaba, a pesar de sus temores e incertezas. Lo hacía con la convicción de que sólo la misericordia de Dios, incansablemente contemplada y anunciada, sería la fuerza de la predicación. En este año del Jubileo de la Orden, esta misma convicción nos envía a nosotros también a proclamar el Evangelio de la paz.
¡Ve y predica!
fray Bruno Cadoré, O.P.
Maestro de la Orden de Predicadores
Rome, 1° de enero de 2016
Solemnidad de Santa María Madre de Dios

Reconocer la grandeza de quien recibe las gracias

Toma posesión como Provincial fray Jesús Díaz Sariego

3 de enero de 2016

Lo ocurrido en el Coro del Convento de Caleruega este domingo, 3 de enero, a las ocho de la mañana, no ha sido propiamente una “toma de posesión”, porque nadie se ha apropiado de nada ni de nadie. Ha sido un ponerse a disposición de los hermanos. Ha sido un acto familiar, casi privado. El Coro estaba lleno. Además del Maestro de la Orden y dos de sus asistentes, así como de los 72 frailes capitulares, también estaban los frailes de la Comunidad del convento de Sto. Domingo de Caleruega, seis monjas y tres seglares dominicos invitados al Capítulo. Total: 102 asientos ocupados.
Después de cantar la salmodia de Laudes hemos asistido a lo que algunos calificarán de momento histórico. En realidad se ha tratado de un momento significativo (la vida está hecho de signos), en una larga historia que dura ya 800 años. Se ha leído (en latín) el nombramiento como primer Provincial de la naciente Provincia de Hispania, fechado el uno de enero, firmado por fray Bruno Cadoré. A continuación fray Jesús Díaz ha recitado la profesión de fe (en castellano) y luego ha firmado el documento de aceptación del cargo de Provincial, con el aplauso unánime de los presentes.
Ya como Provincial ha dirigido sus primeras palabras a los hermanos. Palabras de acción de gracias a Dios y a los hermanos. Dar gracias, ha recalcado, no es un acto protocolario, sino reconocer la grandeza de aquellos a quienes damos las gracias: la grandeza de Dios, pero también la grandeza de cada fraile, por lo mucho y bueno que aporta a la nueva Provincia. El Provincial sin los frailes no es nada.
Se ha referido a continuación a algunos rasgos que, según él, deben caracterizar a la nueva Provincia: en primer lugar, estar cerca de los más débiles, de los hermanos y comunidades más débiles. Porque la debilidad está llena de valores, nos humaniza, nos acerca más los unos a los otros. En segundo lugar, en esta Provincia debemos caracterizarnos por hablar bien los unos de los otros; hablar bien porque nos conocemos, con un conocimiento que engendra amor. Cuando una comunidad, antes de hablar de sí misma, hablar de otra porque la quiere y la valora, estamos haciendo Provincia, estamos haciendo unidad. En este sentido, el evangelio que hemos proclamado nos recuerda esta palabra de Jesús de Nazaret: a vosotros os llamo amigos. Somos la Orden de los amigos de Dios, suele decir el Maestro de la Orden, y somos amigos los unos de los otros. El nuevo Provincial ha indicado como un valor y una riqueza la pluriculturalidad de la Provincia, extendida por todo el territorio del estado español y varios países de América.
Un último subrayado de las primeras palabras de fray Jesús: hay que avanzar en los proyectos misioneros de la Provincia. Para ello hay que contar con la sabiduría de los mayores y con la creatividad y novedad de los jóvenes. Por eso, ha dicho el Provincial, he querido que los dos frailes que han estampado su firma como testigos en el documento de aceptación fueran el fraile más antiguo y el más joven en profesión de los presentes.



LA NUEVA PROVINCIA NACE PARA TODA LA ORDEN
Crónica del primer día del Capítulo Provincial de la Provincia de Hispania, el domingo 3 de enero
http://www.op.org/sites/www.op.org/files/styles/width_300_scale/public/public/articles/images/unnamed_8.jpg?itok=TrXYiNGJ
Una vez pasada la ceremonia de toma de posesión del nuevo Prior Provincial, el protagonismo del resto del primer día del Capítulo ha sido para el Maestro de la Orden, fray Bruno Cadoré. Aunque ya me apresuro a dejar claro que protagonismo no significa exclusividad, y menos exclusión. El Capítulo es obra de todos y todos participamos de una u otra manera. Digo esto porque una Asamblea compleja como esta funciona porque hay mucho trabajo previo y también mucho trabajo callado de infraestructura: fray Oscar Jesús Fernández y fray Ángel Fariña están atentos a que todo esté en su sitio; fray Iván Calvo y Santi Vedrí son los que hacen posible que estas crónicas salgan a la luz. Fray Juan Carlos Cordero es el Secretario General, que ha hecho mucho trabajo previo.
Tras el desayuno, hemos escuchado dos meditaciones impartidas por fray Vivian Boland, Vicario del Maestro de la Orden y fray Miguel Ángel del Río, Socio para la Península Ibérica, Italia y Malta. Fray Vivian ha hablado de la situación de la Orden en Europa y fray Miguel Ángel ha centrado su reflexión en la necesidad de estar dispuestos a la expropiación personal.
A las doce y media, el Maestro de la Orden ha presidido la Eucaristía “en el comienzo de la Provincia de Hispania”. Así rezaba el folleto que han preparado fray Javier Garzón y fray Manuel Santos. Al lado del Maestro han concelebrado el nuevo Provincial, el Vicario de la Orden, el asistente para la Península Ibérica, y el Abad de Silos. La dirección de los cantos ha estado a cargo de fray Javier Rodríguez. Las manos de fray Nicasio Ramos estaban en el órgano y los pulmones de fray Antonio Rafael Medialdea soplaban la trompeta; fray Antonio Rafael ha cantado el salmo responsorial.
La Iglesia de las monjas, en la que se ha celebrado la Eucaristía estaba llena a rebosar. Varios autobuses y muchos coches habían llegado para acompañarnos en este día con los frailes estudiantes de Valencia y algún otro fraile, así como con miembros de la Familia Dominicana. Entre los que han venido había muchas y muchos jóvenes del movimiento juvenil dominicano. Con todos ellos, tras la Eucaristía, los capitulares hemos compartido una comida. En total, nos hemos juntado en la Iglesia unas 500 personas, aunque en la comida éramos algo más de 300.
El Maestro, en su monición ambiental ha dicho que de una Orden de 800 años era capaz de nacer lo nuevo. Ha nacido una nueva Provincia para toda la Orden que debe ayudar a la Orden a nacer de nuevo cada día. En su homilía ha relacionado algunos aspectos de la figura de Juan el Bautista con nuestra misión como dominicos: el Bautista predica en un mundo que no está dispuesto a acoger la Palabra; este es también nuestro mundo al que debemos anunciar la Palabra. Una palabra de vida, de sabiduría, una palabra creadora que abre caminos en los que es posible esperar. Juan es un predicador que disminuye para que la Palabra crezca; también nosotros debemos facilitar el crecimiento de Cristo en las personas.
Tras la comida, sobre las 17 horas, nuestros invitados han regresado a sus lugares. A las 18 horas, los capitulares y los invitados a participar en estos primeros días de Capítulo (las representantes de las monjas, de los laicos dominicos y del movimiento juvenil) nos hemos reunido para escuchar una reflexión del Maestro, seguida de un coloquio. El Maestro ha dicho que este Capítulo no debe solo tratar asuntos de gestión de recursos, sino que debe recoger la fuerza del deseo de predicar. Pues nuestra Provincia debe nacer en el ambiente de la Palabra de Dios. Y desde ahí dialogar con el mundo y la cultura contemporánea. Es necesario que demos un lugar central a la Palabra, sobre todo en las etapas formativas. Al servicio de la Palabra está también el estudio y la investigación teológica. De ahí la necesidad de dar solidez a nuestras instituciones teológicas. También la Palabra debe iluminar las nuevas formas de predicación en las redes sociales. Sin olvidarnos nunca de los que viven en precariedad, de las personas y grupos humillados. El coloquio que ha seguido a la reflexión del Maestro ha profundizado en algunos de estos aspectos.
El ayuntamiento de Caleruega ha organizado un concierto, dentro de los actos del Jubileo, para la gente del pueblo, a las 20 horas, al que hemos sido invitados. Así hemos acabado la jornada. Tras esta primera jornada, mezcla de meditación y convivencia, mañana empiezan los trabajos capitulares. Les informaremos desde dentro de la sala capitular.
Fr. Martín Gelabert O.P.

Los Dominicos en "Herrera en COPE"

Carlos Herrera entrevista a fr. Xabier Gómez y fr. Francisco Faragó en su programa Herrera en COPE.

6 de enero de 2016


Fuente: COPE
La Virgen se le apareció a Santo Domingo de Guzmán en 1216 y le dijo: "Dominguito, Dominguito, ponte a trabajar", y eso hizo el santo, y su obra, la Orden de los Dominicos, 800 años después, continúa en todo el mundo con 6.000 frailes, más de 2.000 monjas de clausura, 23.000 Hermanas Dominicas de vida apostólica, 160.000 seglares miembros de la Fraternidad de Seglares Dominicanas y podríamos seguir...
Fray Xabier Gómez es el presidente de la Comisión Jubilar Dominicana, "somos una orden muy fecunda y allá donde no haya Dominicos en algún momento llegarán. La época de Santo Domingo era muy convulsa, con grandes cambios, las ciudades comenzaban a tener gran protagonismo, las universidades comenzaban a nacer, había mucha confusión a nivel eclesial y Santo Domingo trata de poner un poco de cordura y volver a lo esencial y escuchar que es uno de los anhelos de esa sociedad nueva que va naciendo y acompasar el Evangelio a la sociedad que le tocó vivir y puso en marcha esta gran aventura de los Dominicos".
"La Virgen María está siempre presente en su vida, pero él entiende que Dios le encomienda la creación de la Orden a una necesidad que él descubre en el sur de Francia y la funda en un lugar extraño para nosotros, porque hospedado en una taberna y hablando con el posadero tiene la intuición que esa gente tenía que ser escuchada y de nuevo evangelizada" explica Fray Xabier.
Fray Francisco Faragó es el director de Misión Selvas Amazónicas, porque los Dominicos también están por ejemplo en Perú donde "fundamentalmente nos preocupa la evangelización que comienza con la defensa de la dignidad de las personas. Desde 1902 y hasta los momentos actuales, los Padres Dominicos se integraban con las comunidades y siempre han sido considerados como parte de ellos y pese a las dificultades, la defensa de la dignidad de los pueblos indígenas ha sido lo más importante y sigue siendo porque en el momento actual se está produciendo una asfixia de las comunidades indígenas por el desarrollo de las grandes compañías y machacan la riqueza de la selva, justamente de lo que nos habla el Papa en la encíclica 'Laudatio Si' en la que nos habla de la riqueza de la Creación y sobre todo de la creación en la selva amazónica donde hay kilómetros y kilómetros de selva deforestada por culpa de la madera, de las petroleras que arrasan para hacer sus grandes gasoductos y se producen escapes, mueren los peces en los ríos, los helicópteros espantan a la caza y la verdad es que lo pasan mal".
Escuchar la entrevista: Herrera en COPE

Elecciones para la fraternidad

8 de Enero de 2016 /
Crónica del viernes, 8 de enero de 2016: misa del Espíritu Santo, elecciones de definidores, consejeros y delegados en los Capítulos.


Elecciones consejeros Hoy, en la Eucaristía, hemos invocado al Espíritu Santo, porque era el día dedicado a las elecciones. Y cuando se trata de elecciones siempre es bueno contar con la asistencia de lo alto, que se traduce en paz y buen sentido a la hora de votar. Porque en nuestras elecciones no se trata de ver quién tiene más votos, sino de encontrar hermanos que nos ayuden a vivir más fraternalmente y de animar nuestra misión. La Eucaristía ha sido presidida por el Prior de Caleruega, fray Emilio García Alvárez, quién ha glosado la escena del libro de los Hechos sobre la elección de Matías y el texto del evangelio de Juan en el que Jesús dice a sus discípulos: no me habéis elegido vosotros a mí, soy yo el que os he elegido a vosotros.


Estos son los hermanos que el Capítulo ha elegido, siguiendo lo indicado en nuestras Constituciones:
Como definidores:
  1. Fr. Fernando Vela López
  2. Fr. Martín Gelabert Ballester
  3. Fr. Francisco J. Rodríguez Fassio
  4. Fr. Juan Carlos Cordero de la Hera
  5. Fr. Vicente Botella Cubells
  6. Fr. Francisco Javier Carballo Fernández
  7. Fr. Léster R. Zayas Díaz
  8. Fr. Moisés Pérez Marcos
Como consejeros:
  1. Fr. Ricardo López López
  2. Fr. Emilio Barcelón Maicas
  3. Fr. Oscar Jesús Fernández Navarro
  4. Fr. Javier Garzón Garzón
Como consejeros suplentes:
  1. Fr. Manuel Santos Sánchez
  2. Fr. Ricardo de Luis Carballada
Para los capítulos generales:
Definidor, primer capítulo general: Fr. Ricardo de Luis Carballada
Socio del definidor, primer capítulo general: Fr. Juan Luís Mediavilla García
Definidor, segundo capítulo general: Fr. Fco. Javier Carballo Fernández
Socio del definidor, segundo capítulo general: Fr. Martín Gelabert Ballester
Socio del Prior Provincial para el capítulo general:  Fr. Miguel de Burgos Núñez
Y eso ha sido todo. Porque las elecciones nos han ocupado el día entero. Después de la cena el Prior Provincial se ha reunido con los presidentes de las distintas comisiones capitulares. Probablemente el domingo podamos empezar a aprobar los textos que están elaborando y que se convertirán en textos capitulares que recogerán las actas.

Los Dominicos de Villava cumplen 100 años de Fundación (1915-2015)

Los dominicos de Villava celebran el Centenario de su fundación. El día 28 de noviembre fue el día señalado para su Fiesta.

1 de enero de 2016

Centenario Dominicos Villava
Los dominicos de Villava celebran el Centenario de su fundación. El día 28 de noviembre fue el día señalado para su Fiesta.
La celebración comenzó a la 12 con la presentación del libro “Dominicos en Villava 100 años de historia (1915-2015), escrito por fr. Monseñor Juan José Larrañeta y publicado en la “Editorial San Esteban”.

A continuación tuvo lugar la celebración de una Eucaristía de acción de gracias, presidida igualmente por Monseñor Larrañeta, acompañada por la coral                
“San Andrés de Villava”, quien ofreció a continuación un breve concierto.

La celebración terminó con un aperitivo para todos los asistentes en el claustro del convento, donde se había instalado una exposición fotográfica con 240 fotos de la historia de este primer centenario.

Breve historia del Convento de Villava

Fr. Juan José Larrañeta resume de esta manera la historia de estos 100 años del Convento de Villava:
Al recordar estos 100 años de historia del convento, llama la atención el carácter misionero que siempre le ha acompañado. No en vano, los misioneros que llegaban de nuestra misiones en la selva amazónica (en visita a sus familiares) tenían cita obligada con el Convento Berrio Ochoa. Además, venerables misioneros ya ancianos, eran asignados a la Comunidad de Frailes de Villava. De esa forma, los niños, los jóvenes, los postulantes para Hermanos Cooperadores iban empapándose de ese espíritu misionero tan admirable.

Al concluir estos primeros 100 años del Convento Berrio Ochoa (actualmente, San Valentín de Berrio Ochoa), sentimientos encontrados acuden al interior de nuestros corazones, es decir, de tantas personas que pasamos por esta casa. El mayor sentimiento es el de Admiración. Nunca un pueblo tan pequeño, como Villava, tuvo una Misión tan grande. De sus claustros abiertos al tiempo y al espíritu salieron misioneros intrépidos, Obispos audaces, Frailes Cooperadores, que hicieron las delicias en el terreno misionero y en la multitud de tantos conventos de nuestra Provincia Dominica de España.

El Seminario. ¡Ha sido una obra increíble! El “Colegio Apostólico de Villava” (1924-1939) se convirtió en “Colegio Seminario de Misiones” (1928-1937) que desembocó en el “Seminario Hispanoamericano de Misioneros Dominicos” (1938-1973). Desde el año 1924 hasta el año 1973 han pasado 49 Promociones de seminaristas o apostólicos. Fuimos muy felices. Yo recuerdo que el año 1952, año de mi ingreso en el Seminario, éramos 87 niños de promoción. Vivimos la emoción de ingresar en una casa, en un convento, en un seminario, en una familia que nos hacía vivir la ilusión de niños que soñábamos con aquellas misiones lejanas de la selva porque escuchábamos, atónitos, los relatos increíbles de veteranos misioneros.

Honor y gloria para nuestros Directores, Profesores, Formadores y Superiores que, a lo largo de tantos años, supieron inculcarnos valores espirituales, dominicanos, misioneros, intelectuales y humanos. Nuestro agradecimiento será eternamente recordado. Como la madre educa sencillamente a sus hijos, aquellos hombres fueron dirigiéndonos suavemente, con cariño y dedicación hacia unos ideales que, tal vez, desconocíamos. Ésta es la grandeza de la vocación, de la llamada sutil y suave que el Señor nos hizo, al igual que al pequeño Samuel.

Poco a poco nos hicimos adultos y hoy seguimos esparciendo por nuestro mundo la semilla del Reino que Domingo de Guzmán nos inculcó a favor de los pobres y sencillos de la tierra. El Seminario Hispanoamericano de Misioneros Dominicos de Villava había logrado su objetivo, tantas veces soñado. Monseñor Sabas Sarasola, desde el cielo, estará contemplando con gozo la gran obra que guardaba en su corazón y que tuvo un final feliz.

Villava ha sido un semillero de Hermanos Cooperadores. Siempre nos llamó la atención aquellos jóvenes y adultos que llamaban a las puertas del Convento. No eran profesionales; quizás no tuvieran mayores estudios. Pero poseían un gran anhelo: pertenecer a la familia dominica que ofrecía el convento. Los pasos fueron dándose despacio, sin pausa. La Comunidad de Hermanos Cooperadores fue incrementándose de una forma imparable. Villava llegó a ser, en estos años, la mayor casa de formación para gente que deseaban dedicar su vida, su vocación y su destino en una empresa inigualable. Ha sido la mayor obra en la historia de la Orden Dominicana en la formación de Hermanos Cooperadores. En el Convento aprendieron oficios, profesiones de calidad. Redoblaron esfuerzos, fueron coherentes, dominicos, rezadores, servidores, predicando con las herramientas que Dios, a través de Santo Domingo, les había entregado. Esas herramientas se llamaban: trabajo manual, atención delicada, capacidad de acogida y servicio a nuestros hermanos.
La lista que aparece en nuestra pequeña historia es interminable. Comenzaron el año 1947. Los nombres de los primeros Hermanos Cooperadores están reflejados: Fr. Cándido González, Fr. Mariano García del Barrio, Fr. Jesús de la Maza, Fr. José María Ruiz de Azúa, Fr. Bernardo Castillo, Fr. Francisco Valcárcel, Fr. José Vicente Martínez, Fr. Amado Magdalena Martínez, Fr. Tomás Díez Tascón, Fr. Gerardo Bolaños... Detrás de cada uno, toda una vida, toda una historia, toda una vocación de entrega sencilla. Debemos reconocer el gran esfuerzo que hicieron sus Maestros, sus Profesores, sus Directores. Realmente impresiona la dedicación y esfuerzo que pusieron en estos jóvenes adultos. Era la admiración de todos cuantos visitaban el Convento.

La Enfermería de Villava lleva el nombre de “Betania” y acoge a los frailes enfermos “asistidos” de nuestra Provincia dominicana de España. Es el último encargo que hemos recibido en estos cien años de existencia del Convento de San Valentín de Berrio Ochoa. Nace en 1996 gracias a la inquietud y generosidad del P. Provincial y su Consejo.
Hablar de la Enfermería de Villava, en sus 19 años de existencia, es hablar de la caridad en supremo grado. Acoger a nuestros frailes en la, tal vez, última etapa de sus vidas es un servicio de gran trascendencia. La Enfermería alivia el trabajo de los conventos que no pueden atender a los frailes delicados; acoge a estos hermanos nuestros tan necesitados; cuida con delicadeza y esmero a nuestros pacientes, de día y de noche; da el último adiós en ese misterioso encuentro con la muerte. En definitiva, la Enfermería nos hermana con el dolor, con la enfermedad, con la cercanía de personas que lo dieron todo en el servicio a los demás.
Nuestros enfermos dan un testimonio de vida formidable. Muchos de ellos, postrados sin esperanza de recuperación, viven serenamente, quizás con una alegría interna que es difícil expresar. En ese sentido, la predicación que ellos nos ofrecen, desde su debilidad, es un don, una gracia que no podemos desperdiciar.

DEL 2 AL 15 DE ENERO SE CELEBRA EL PRIMER CAPÍTULO DE LA NUEVA PROVINCIA DE HISPANIA
Después de 800 años, los dominicos nacen cada día
        
El proyecto del nuevo Provincial es estar cerca de los más débiles ya que es lo que nos humaniza, ha comentado fray Jesús Díaz Sariego desde Caleruega, lugar de nacimiento de Santo Domingo
http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_524735.jpg
Cuando se está celebrando el 800 aniversario de la fundación de la Orden de Predicadores, se ha producido la unificación de las provincias del territorio español, las antiguas provincias de Aragón, Bética y España, han formado la nueva provincia de Hispania. La nueva Provincia ha iniciado su recorrido el día 2 de enero cuando ha comenzado el primer Capítulo de la Provincia de Hispania en Caleruega, localidad de nacimiento de Santo Domingo. El primer día de Capítulo, el Maestro de la Orden, Bruno Cadoré,  ha nombrado prior provincial de esta nueva provincia a fray Jesús Díaz Sariego. El nuevo Provincial es Asturiano, de Riosa y catedrático de la Pontificia Facultad de Teología ‘San Esteban' (Salamanca) y profesor en la Facultad San Vicente Ferrer de Valencia. En 2009 fue nombrado socio del Prior Provincial de la Provincia de España, cargo que ocupaba en la actualidad, también era Director de la sección en español de L'Université Dominicaine DOMUNI (Universidad Dominicana Internacional).
http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_524745.jpg
En su nombramiento de Fr. Jesús Díaz Sariego, comenzó dando Gracias a Dios y a los hermanos. En sus primeras palabras, quiere expresar la grandeza de quien recibe la Gracia de Dios y la grandeza de todos los hermanos dominicos, a cada fraile por todo lo que aporta y puede aportar. El protagonismo no es el provincial, sino la provincia recién nacida y sobre todo las personas que forman la misma. Su proyecto es estar cerca de los más débiles, de los hermanos y de las comunidades más débiles, viendo el conjunto de la provincia desde la debilidad, está llena de valores y es profundamente evangélica, ya que es lo que más profundamente nos humaniza, nos hace más compasivos y misericordiosos. Os animo a que estemos cerca de los hermanos más débiles, por razón de edad, de salud, por razón vocacional, por las crisis que la existencia humana a veces nos trae. Pido a todos paciencia, por si no llego a todo, por si lo más débil ha requerido más tiempo, pido misericordia. Quisiera que lográsemos hablar bien los unos de los otros; hablar bien porque nos conocemos, con un conocimiento que engendra amor. Como dice Jesús de Nazaret en el Evangelio, a vosotros os llamo amigos; somos la Orden de los amigos de Dios como nos recuerda el Maestro de la Orden, somos también amigos unos de otros. Ha subrayado la pluriculturalidad de la Provincia recién estrenada y la prioridad de avanzar en los proyectos misioneros de la misma. Para ello se debe contar con la sabiduría de los mayores y la creatividad de los jóvenes.
Después del nombramiento del Provincial, el Maestro de la Orden, Bruno Cadoré se ha dirigido a todos los que forman el Capítulo comentando que el mismo es obra de todos, ser protagonista no significa exclusividad, ni exclusión, es una Asamblea compleja con mucho trabajo previo y silencioso muy bien realizado. El nacimiento de esta nueva Provincia debe ayudar a la Orden a nacer de nuevo cada día, nuestra misión es el anuncio de la Palabra en un mundo que no está dispuesto a acoger esa Palabra. Una Palabra de vida, de sabiduría, una Palabra creadora que abre caminos en los que es posible esperar. Juan el Bautista es un predicador que disminuye para que la Palabra crezca, también nosotros debemos facilitar ese crecimiento de Cristo en las personas.http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_524742.jpg
El Capitulo Provincial para la Orden, es en la nueva Provincia la autoridad suprema, en el Libro de las Constituciones afirma: “la reunión de los frailes que concurren para tratar y definir aquellas cosas que se refieren a la vida fraterna y apostólica y a la buena administración de la provincia, y también para celebrar elecciones para la provincia”. Al ser una nueva Provincia, en el capítulo se han dado algunos cambios con respecto a otros; no ha sido convocado por el prior provincial, sino por el Maestro de la Orden que lo convocó el 8 de agosto en Caleruega y se celebrará tres años después de los que se celebraron en las provincias de Aragón, Bética y España, para hacerlo coincidir con el año jubilar dominicano.
En el capítulo se determinará la legislación propia de la provincia, sobre la formación, la vida de los conventos, la economía y el régimen de la misma provincia. Es función también del Capítulo organizar la vida y el apostolado para los próximos cuatros años, así como el nombramiento de consejeros y representantes de la misma. En un primer momento del Capítulo se reúnen todos los capitulares en pleno o en comisiones, donde estudian y deliberan todos los asuntos referentes a la actividad apostólica, al estado personal, disciplinar y económico de la provincia. En un segundo momento, el Capítulo se denomina definitorio, en este sólo se reúne el prior provincial con ocho definidores elegidos por la Asamblea para esa función, tratando y definiendo lo que considere útil y necesario. Una vez terminado el Capítulo, El prior provincial y el consejo de provincia ejercerán el gobierno de la misma hasta el nuevo capítulo.
Participan 91 capitulares, incluidos los invitados, logística y comunicación. Junto con el Provincial, están los tres ex - provinciales, el Prior Regional de Perú, Prior General del Cono Sur, Vicario Provincial de República Dominicana, los Priores de los conventos de las tres Provincias anteriores, representantes de los 15 colegios, el Maestro de la Orden, el Vicario del Maestro de la Orden, el Socio para la Península Ibérica, el Provincial de Portugal, etc. Por el Convento de San Esteban de Salamanca, están presentes el Prior, fray Ricardo de Luis Carballada, fray Domingo Salado, fray Luis A. García Matamoro y fray Jorge L. Álvarez Álvarez,
http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_524736.jpg
Una vez constituida la asamblea, presidida por el nuevo Prior Provincial, los capitulares han aprobado el reglamento y los documentos básicos de trabajo. El reglamento es un documento que rige el funcionamiento básico de las sesiones capitulares, y que orienta los primeros pasos a dar. La documentación básica consta de los diferentes informes de ex-provinciales, vicarios y distintos oficiales de las recién desaparecidas provincias. La asamblea ha elegido también a algunos de los frailes que desempeñarán diferentes tareas en orden al buen funcionamiento del capítulo. Como moderadores han sido elegidos fray José Berlanga, fray Rafael Colomé y fray Juan Luis Mediavilla. Como ayudantes del secretario fray Juan Carlos Cordero (que había sido ya nombrado en el estatuto transitorio dado por el Maestro de la Orden) se ha nombrado a fray Francisco Pujante y fray Alejandro López. Los encargados de la animación litúrgica, ya sea por la belleza de sus voces, o la destreza de sus dedos con el teclado (o por ambas) son: fray Luis Carlos Bernal, fray Salus Mateos, fray Rubén Omar Lucero, fray Luis Miguel García, fray Nicasio Martín y fray Carlos Díez. Como cronistas de sala del capítulo servirán fray Martín Gelabert y fray Moisés Pérez. Fuera de la sala capitular, no lo olvidemos, hacen posible que todo esto funcione fray Oscar Jesús Fernández y el presbítero más reciente de Hispania, fray Ángel Fariña. Fray Iván Calvo y Santi Vedrí son los que hacen posible nuestra presencia en el mundo virtual.
Es un momento histórico para la Orden en España, la nueva provincia de Hispania estará formada por unos 500 frailes, con múltiples actividades apostólicas, en parroquias, Iglesias de predicación actividades educativas, solidaridad, espiritualidad, estudio, atención a Santuarios, jóvenes, fraternidades, grupos de oración, colegios de la Orden, capellanías, atención espiritual a laicos y sacerdotes, etc. Un número importante de frailes de servicios como la economía, la administración, las bibliotecas, etc. Es destacado indicar su presencia misionera en  la Selva Amazónica de Perú, Cuba, República Dominicana, Venezuela, América del Sur y Guinea Ecuatorial.
Juan Antonio Mateos Pérez
Área socio – religiosa de SALAMANCArtv al DÍA

http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_524743.jpg

Predicación y Religiosidad Popular en la Andalucía de la Modernidad: quinientos años de dominicanismo (1515-2015)

Número monográfico de la Revista de Humanidades con motivo del V centenario de la provincia Bética de la Orden de Predicadores.

9 de enero de 2016

El pasado mes de diciembre se publicó, en la Revista de Humanidades, un monográfico conmemorativo del V centenario de la provincia Bética de la Orden de Predicadores bajo el título de “Predicación y Religiosidad Popular en la Andalucía de la Modernidad: quinientos años de dominicanismo (1515-2015)”
La publicación ha estado coordinada por el laico dominico D. Carlos Jose Romero OP y en ella han participado nueve notables investigadores, entre ellos tres frailes dominicos: fray Antonio Bueno Espinar OP, fray Antonio Larios Ramos OP y fray José Barrado Barquilla OP.
El artículo puede ser encontrado en la web de la Revista de Humanidades.






Concursos navideños organizados por la Fraternidad Laical de Santo Domingo de Barcelona

En su quinta edición, la Fraternidad Laical de Santo Domingo de Barcelona convocó el concurso de felicitaciones navideñas para niños entre 4 y 12 años, en su cuarta edición el literario para jóvenes y en su tercera el literario para adultos.

Año tras año estos concursos se organizan a fin de potenciar, estimular y divulgar el auténtico sentido de la Navidad y sus personajes concretos: Jesús, María y José.
Como siempre la entrega de premios se efectuó en la Sala Penyafort del Convento de Santa Catalina Virgen y Mártir. Debido a la calidad de los dibujos y relatos aportados, el Jurado concedió más premios de los previstos en las bases de los mismos. Las felicitaciones que ganan los primeros premios en ambas categorías sirven para confeccionar la felicitación de la Fraternidad para el año siguiente y los relatos literarios se editan en un folleto.
Todos los participantes tuvieron un obsequio y el correspondiente diploma.
El Jurado estuvo formado por: Dña Montserrat Palet OP, Presidenta de la Fraternidad; D. Lluís García, iconógrafo y profesor de Dibujo; fray Luis Carlos Bernal OP, Asistente Religioso de la Fraternidad y fray José Angel Liaño OP, profesor de Literatura.
Un año más se aprovechó este día para dar a conocer la Familia Dominicana y especialmente la rama de laicos en todas sus acepciones y dimensiones.
Finalizó el acto con el canto de villancicos y la fotografía de los ganadores.


https://lh6.googleusercontent.com/-ieBgmnO9zxs/VhaqkJq4VeI/AAAAAAAAMSw/AELGIQjb1ls/w344-h766-no/Dominicos1.bmphttps://lh3.googleusercontent.com/-egeE1iPogCI/Vhaqv1D-1VI/AAAAAAAAMS4/4wwbXujk2kc/w339-h765-no/Dominicos2.bmp

COMIENZAN EL 27 DE OCTUBRE A LAS 20 H
27 de octubre
XLIV Conversaciones de San Esteban 2015-2016
Facultad de Teología. Dominicos. Aula Magna de San Esteban. 8 de la tarde
Coordina: Juan Manuel Almarza
Organiza: Facultad de Teología San Esteban


I. Luces para la ciudad
Encuentro en asamblea diocesana
“El grupo de la Familia Dominicana y sus amigos de Salamanca, con ocasión de la celebración de su VIII centenario quiere unirse a la Asamblea Diocesana haciendo, como un grupo más de la ciudad, su pequeña aportación desde las Conversaciones de San Esteban”. 27 OCTUBRE Gonzalo Tejerina, Prof. de Facultad de Teología. Univ. Pont. Salamanca. Las dificultades de la fe en el mundo actual.3 NOVIEMBRE. María Dolores López Guzmán. Prof. de Facultad de Teología. Univ. Pont. Comillas. Vivir la fe en la vida cotidiana.10 NOV. Tomás Durán Sánchez. Vicario de Pastoral de la Diócesis de Salamanca. ¿Caminos para la iniciación cristiana en una Diócesis en Asamblea?  Descargar programa en PDF
https://lh4.googleusercontent.com/-0AKDnFyIN30/Vg4hNwt5xtI/AAAAAAAAMFk/1kZ67gxeY0s/w519-h766-no/CONv.jpg
II. Lugares, caminos, encuentros
1216-2016. 800 años del camino dominicano
“La preocupación por los seres humanos y su salvación fue, precisamente, la que hizo de Domingo el fundador de la Orden de Predicadores, cuando durante una estancia en el sur de Francia experimentó los horrores de la guerra contra los Albigenses.

  Toda su energia vital y todo su amor los puso al servicio de la fundación de una Orden apostólica cuya tarea principal fuera la predicación en el sentido más amplio de la palabra"
Anselm Hertz O.P.
24 NOVIEMBRE Félix Hernández, Superior del convento de Ntra. Sra. de la Candelaria y San Jacinto de Sevilla. Predicar mediante la pintura: De fra Angélico a nuestros días. 1 DICIEMBRE. Francisco Rodríguez Fassio, Prof. del Centro de Comunicación. Superior de Scala Coeli, Córdoba. Un modo de predicar dominicano: fr. Luis de Granada. 15 DIC. Francisco Javier Carballo. Prior Provincial de la Prov. de España. Un carisma para los cambios.12 ENERO. Vicente Botella, Decano de la Fac. de Teología S. Vicente Ferrer de Valencia. Aportaciones dominicanas a la Teología. 19 ENE. Juan José de León Lastra, Prior de Ntra. Sra. de Atocha, Prof. de la Escuela de Teología de Salamanca. La trayectoria dominicana de vida espiritual.26 ENE. Antonio Osuna, Doctor en Teología y en Filosofía. La orden dominicana al servicio de la justicia de los derechos humanos.2 FEBRERO. Marisa de Llaguno López, Presidenta de la Fraternidad Laical de Sto. Domingo, Prov. de España; Gonzalo Blanco Nozal, Coordinador de la Asociación Dominicos IN-EX, Los compañeros laicos del camino. La fraternidad laica dominica. 9 FEB. María Jesús Gil Martín, Dominica del Monasterio de la Piedad, Palencia. El rostro femenino del camino dominicano.  Descargar programa en PDF
SE REANUDAN LAS CONVERSACIONES DE SAN ESTEBAN
12 ENERO. Vicente Botella, Decano de la Fac. de Teología S. Vicente Ferrer de Valencia.
Aportaciones dominicanas a la Teología.

http://paraula.org/wp-content/uploads/2015/02/portada-botella.jpg
Fr. Vicente Botella nació en Quart de Poblet en 1962 y, tras estudiar el bachillerato en el Colegio de San Vicente Ferrer de Valencia, empezó su noviciado como dominico en el convento de Santo Domingo de Barcelona. Realizó su profesión en 1981 y seis años más tarde fue ordenado sacerdote en la basílica de San Vicente Ferrer en Valencia.

     Cursó sus estudios en la Facultad de Teología de Valencia y en la Universidad de Friburgo, donde realizó la Licenciatura y se doctoró en Teología. Desde entonces ha ocupado diversos cargos como Maestro de estudiantes de los Dominicos, Superior de la casa de San Alberto y Decano y Vicedecano de la Facultad de Teología, siendo actualmente Superior del convento de los Dominicos de la calle Cirilo Amorós de Valencia, sede del Estudiantado de los dominicos en España. Actualmente es Decano de la Facultad de Teologia de San Vicente Ferrer de Valencia

https://lh3.googleusercontent.com/6-s2TeYiX-UkAWBNuu2Y4RI1SwG1C4WcBEW-0CL0PbegHN3Rj3w4j8dhtRbKf4x-DAdB=w1366-h768-no







https://lh5.googleusercontent.com/-qrDi2w1mgx0/VhPsitAETHI/AAAAAAAAMPo/u-bjSizeeTI/w1024-h174-no/Nueva%2Bimagen.bmp

Abolición de la pena de muerte en Mongolia

pena de muerte 2014
Empezamos el año con una buena noticia, la reducción de países que ejecutan la pena de muerte en el mundo.
“La pena de muerte es considerada como el triunfo de la venganza sobre la justicia y viola el primer derecho de todo ser humano: el derecho a la vida, la pena capital nunca ha disuadido el crimen y constituye un acto de tortura y el último trato cruel, inhumano y degradante. Una sociedad que acude a la pena de muerte anima simbólicamente a la violencia”. Declaración del Primer Congreso Mundial contra la Pena de Muerte, realizado en Estrasburgo, Francia, en junio del 2001.
La abolición de la pena de muerte es una lucha que se mantiene y en la que, poco a poco, se van consiguiendo los retos propuestos. En el último año han sido cuatro los países que la han desterrado en su territorio.
boton leer mas

Pamplona aprueba proyecto de Acción Verapaz Navarra

El Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado la subvención de 10.000 € para un pequeño proyecto que habíamos presentado consistente en la compra de plántulas de banano para los pequeños agricultores de Geffray, en Haití. Estas pequeñas ayudas son muy importantes en estas zonas donde la deforestación está acabando con la tierra cultivable y donde un proyecto hecho a la medida de sus posibilidades surte un efecto mayor, ya que son los mismos agricultores los que se sensibilizan con su problema y se enfrentan a él con mayor perspectiva.
banano-organico 003
El proyecto además mejorará la alimentación y su capacidad de ejercer el pequeño comercio iniciándose en una economía que supere la de subsistencia.
Con motivo de la entrega de concesión de estas subvenciones, el Ayuntamiento convocó a las 32 ONG a una recepción en la que se entregaron las resoluciones a los proyectos presentados este año.
El Ayuntamiento de Pamplona apoya 32 proyectos de cooperación en 19 países de Latinoamérica, África y Asia con 880.000 euros, 100.000 más que en 2014



Elogio de la misericordia

Libro impreso Autor: LUIS CARLOS BERNAL
Colección: ARIADNA nueva serie
La "Misericordia" ha sido durante demasiado tiempo una palabra en desuso, olvidada, apenas utilizada en conversaciones piadosas, cuando aún se mencionaban las clásicas "obras de misericordia". Pero este olvido no ha sido lo peor. Lo peligroso es que -como advirtió Nietzsche- vivimos en un mundo carente en absoluto de toda misericordia. El Papa Francisco ha redimido esta palabra y compromete al mundo a ser misericordioso.


Precio: 9,00 €
Páginas: 94
Año: 2015
ISBN: 978-84-8260-321-6

Descripción del libro:

Preparación para la muerte. Erasmo de Rotterdam

Libro impreso Autor: SALVADOR SANDOVAL MARTINEZ
Colección: ARIADNA nueva serie
El Liber ad preparationem mortem fue publicado en 1554, dos años antes de la muerte de Erasmo de Rotterdam. Puede ser considerado, en opinión de Bataillon, como su testamento espiritual. Fue escrito a petición de Thomas Boleyn, Conde de Rochford y padre de Ana Bolena. Fue uno de los libros más leídos en el siglo XVI, ofreciendo una reflexión sencilla para ayudar a los que presienten la cercanía de la muerte. Erasmo en su pretensión reformista recuerda que la meditación sobre la muerte más que para provocar angustia tiene que contribuir a fomentar una vida sensata y responsable. En definitiva, Erasmo transforma el ars moriendi en un ars bene vivendi.


Precio: 14,00 €
Páginas: 168
Año: 2015
ISBN: 978-84-8260-325-4


Los altares de la renovación. Arte, Arquitectura y Liturgia en la revista ARA (1964-1981)

Libro impreso Autor: Elena GARCÍA CRESPO
Colección: MONUMENTA HISTORICA IBEROAMERICANA DE LA O. P.
Los altares de la renovación relata la historia de la revista ARA, arte religioso actual,principal medio de difusión en España del arte y la arquitectura religiosos durante los años inmediatos a la celebración del Concilio Vaticano II. Para perfilar el contexto que acompañó a la gestación de ARA, el libro repasa el panorama pionero de las revistas del ramo en los países centroeuropeos y, para concluir, se adentra en las razones que condujeron a la desaparición de esta publicación ligadas al ocaso del pujante momento creativo del arte sacro moderno.


Precio: 28,00 €
Páginas: 368
Año: 2015
ISBN: 978-84-8260-313-1

¿Las religiones tienen un lugar importante en Europa ?


Coloquio Internacional en el Auditorio Lisinski de Zagreb, 8-10 de enero de 2016

http://www.op.org/sites/www.op.org/files/styles/width_600_scale/public/public/articles/images/do_religions_have_a_significance_for_europe_0.jpg?itok=gn2th1FZ

La Provincia dominicana de Croacia y la Curia General de la Orden de Predicadores, en colaboración con varias instituciones, celebran un coloquio internacional sobre el tema: “¿Qué importancia tienen las religiones para Europa?”. Esta conferencia hace parte de la celebración del Jubileo de los 800 años de la Orden de Predicadores (1216-2016).
El objetivo principal del coloquio se centra en la reflexión sobre este importante tema y las  inquietudes que nuestra sociedad se plantea al respecto. El encuentro tratará de examinar las relaciones entre religión y sociedad, entre el pasado y el presente y las determinaciones, orientaciones y políticas religiosas.
El coloquio ha sido organizado en colaboración con la universidad de Zagreb, la Universidad DOMUNI, la facultad de Filosofía de la Compañía de Jesús en Zagreb, la facultad de formación de enseñantes de Zagreb, el Instituto Wolf de Cambridge, la universidad Pontificia santo Tomás de Aquino de roma, la comunidad islámica de Zagreb, la comunidad Judía Bet Israel de Zagreb, Uri Europa, Styrie y otras entidades.
Si están interesados en participar en la conferencia, envíen por favor un mensaje a Mirko Vlk, OP - mirko.vlk.op@gmail.com La inscripción es obligatoria.

 Supresión del Vicariato General de Puerto Rico

http://www.op.org/sites/www.op.org/files/styles/width_600_scale/public/public/articles/images/dscn0371_1_0.jpg?itok=zg26RBLV
Siguiendo la línea marcada por el programa de reestructuración de la Orden el Maestro de la Orden, fray Bruno Cadoré OP, ha emitido el decreto de supresión del Vicariato General de Santa Cruz de Puerto Rico, transfiriendo la responsabilidad de la misión de la Orden en aquel territorio a la Provincia de San Luis Bertrán de Colombia. Dicho decreto entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2016.
La decisión fue tomada tras la debida consulta hecha a los frailes y consejo del Vicariato, al prior provincial y consejo de la Provincia de Colombia y al Consejo General de la Orden.
Por dicho decreto los 21 frailes que integran el Vicariato General de Puerto Rico serán afiliados a la Provincia de Colombia con todos sus derechos y privilegios. Las cinco comunidades y todo el patrimonio del vicariato pasará también a formar parte del patrimonio de la Provincia de San Luis Bertrán.
Con esta medida se espera fortalecer la misión apostólica y vida dominicana de la Orden en Puerto Rico, asegurando así su crecimiento y predicación.
(18 de diciembre de 2015)


Bergoglio conoce de primera mano la situación de violencia y el caso de los 43 de Iguala

Raúl Vera entregó al Papa un informe sobre el narcotráfico y los desaparecidos en México

Francisco recorrerá 23.563 durante su viaje, del 12 al 18 de febrero

http://www.periodistadigital.com/imagenes/2015/06/10/francisco-saluda-a-raul-vera_560x280.jpg
El papa Francisco recibió un informe completo sobre la situación de violencia, narcotráfico y desaparecidos en México, país que visitará del 12 al 28 de febrero próximo. El estudio fue entregado en diciembre pasado al Pontífice argentino por el religioso mexicano Raúl Vera, obispo de Saltillo, capital del estado de Coahuila, cerca a la frontera con Estados Unidos, quien conoce de cerca los problemas de pobres y emigrantes.
El religioso trabajó además como obispo coadjutor en San Cristóbal de las Casas con el fallecido obispo Samuel Ruiz, defensor de los indígenas, a cuya tumba el Papa podría rendir homenaje durante su visita el 15 de febrero a esa ciudad por su papel a favor del diálogo y la paz con la guerrilla del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
El informe de Vera se basa en buena parte en las denuncias hechas por las víctimas y por organizaciones de defensa de los derechos humanos y recopila datos sobre el conmovedor caso de los 43 estudiantes asesinados en Iguala en septiembre de 2014.
Además del informe del obispo, el Papa recibió una carta de los familiares de cientos de desaparecidos y de organizaciones civiles mexicanas en la que le piden una audiencia especial para que pueda conocer el rostro de las víctimas de la violencia que azota a esa nación. Organizaciones internacionales como Human Rights Watch o Amnistía Internacional han denunciado que México vive una grave crisis de derechos humanos y, en octubre, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos recomendó al Gobierno de Peña Nieto relevar de las labores policiales de seguridad a los militares acusados de distintas agresiones a civiles.



El Papa argentino, sumamente sensible a los asuntos sociales, escogió visitar lugares muy violentos y emblemáticos de los graves problemas de México, como Ciudad Juárez y Morelia, conocidas por los feminicidios y las disputas entre los cárteles de la droga.
Francisco, jesuita de formación, quien vivió los horrores de la dictadura argentina (1976-1983), desde que asumió el pontificado no ha tenido pelos en la lengua para condenar la violencia, la mafia y la corrupción y criticó el hecho de que se "combata pobremente" el narcotráfico, en su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU pronunciado en septiembre pasado.
Por otro lado, Francisco recorrerá 23.563 kilómetros y volará por un total de 34 horas 25 minutos en su viaje por territorio Mexicano.
El día 12 de febrero el Papa abordará un Airbus 330 de la línea Alitalia desde Roma a la Ciudad de México, un viaje de 10 mil 244 kilómetros y 14 horas de duración.



Ya en México, realizará cuatro recorridos a bordo de helicópteros del Estado Mayor Presidencial, los dos primeros la mañana del domingo 14 de febrero desde la nunciatura apostólica en la Ciudad de México hasta el Centro de Estudios de Ecatepec, en el Estado de México.
En el Centro de Estudios de Ecatepec se celebrará una misa para más de 300 mil personas y regresará a la capital también en helicóptero.
El día 15 de febrero, viajará en avión hasta Tuxtla, Gutiérrez en Chiapas a 743 kilómetros de la Ciudad de México. Ese traslado será en un Boeing 737-800 de la compañía Aeroméxico y durará una hora 40 minutos.
De la capital chiapaneca está previsto vuele en helicóptero hasta San Cristóbal, pero ante la eventualidad de que no sea posible a causa de la niebla -habitual en esa zona- las autoridades mexicanas tienen preparado un recorrido terrestre alternativo. Lo mismo ocurrirá de regreso a Tuxtla.
A los 150 kilómetros en helicóptero se deben sumar los mil 486 en avión de ida y vuelta a Chiapas. El vuelo de Tuxtla a la capital del país durará una hora y 50 minutos.
El martes 16, Jorge Mario Bergoglio se trasladará a Morelia, en el estado de Michoacán: 210 kilómetros de ida en 55 minutos y la misma distancia de vuelta pero en una hora y cinco minutos.
La mañana del miércoles 17, el avión papal, siempre de Aeroméxico, unirá los mil 543 kilómetros que separan la Ciudad de México y Ciudad Juárez (Chihuahua) en dos horas 25 minutos.
Ese mismo día, ya por la tarde-noche, el obispo de Roma volverá a la capital italiana distante nueve mil 720 kilómetros, que serán recorridos en 11 horas y 30 minutos.
México se convertirá en el país con más ciudades visitadas por el Papa Francisco.


http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_9208.jpg

Epílogo de 'Conversaciones íntimas con Santa Teresa'
Para renacer con tus palabras
        
http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_473229.jpg
Al fin, tras larga cháchara, vuelo
bajo de ave migratoria
hacia el Enigma, fatigado
de mis propios lamentos, silabeo
el amargor de nuevas orfandades: qué poco
dicen las palabras, cómo
sólo nos visten parte
de nuestras desnudeces y entrelazan
las orillas diferentes sólo con levísimos
hilos de araña, caedizos.
Pero
a la vez, sólo las palabras
arrancadas de la carne —como
lo fue del mármol el Moisés
de Miguel Ángel— salvan
la abisal distancia entre la Orilla otra
y ésta. Es puente levadizo, escala,
luz que desteje el caos y abre
los caminos, la palabra. Porque fue
la Palabra en el principio, antes de que
la carne fuera edifi cada, trascendida.
Sin embargo no todas las palabras
participan igual de los fulgores. Como
las mías, sin canto, a pesar
de la cadencia —artifi cio
y pasión— con que la lengua
se afana. Todo ha sido
audaz atrevimiento. Apenas
un zumbido de mosca cojonera en pos
de su Semblante, un balido de niño,
un aleteo torpe encelado
en tu alto vuelo, paloma
mensajera, sabia
Teresa de Jesús.
Por eso, mejor, dínoslas
tú de nuevo, tus palabras
engendradas de luz y dardos, antes
de terminar esta andadura de invidente,
de famélico que se muere de sed.
Dínoslas tú más despacio quizás, en más
tenue arrullo y confi dente, para que
nos regresen a las calladas
oquedades de la carne, al seno,
templo visible de veladas luces
y de sombras donde habito. (Bajan
hasta el lecho de mi río los jirones
del ocaso.)
Para renacer
con tus palabras, Teresa, a ese
alto estado, sobrio,
de aquietada ebriedad: desvelar
cada uno de los nombres
con que nombras
su Silencio. Y allí,
al fi n, ver:
«Veía un ángel
cabe mí, en forma corporal,
hermoso mucho, el rostro
tan encendido, en las manos
un dardo de oro largo...
que me parecía meter por el corazón
y me llegaba a las entrañas...
y me dejaba abrasada toda
en amor de Dios».

Año nuevo, hombre nuevo

Jueves 7 de enero de 2016
Artículo de Françoise Camsat, Responsable Nacional, Francia, publicado en el Folleto mensual de oración de los Equipos del Rosario Nº405 - Enero 2016


Como nos recuerda el editorial de este boletín, el nuevo año es una invitación a no olvidar que somos hombres nuevos. Cristo, venido en la carne para tomar nuestra humanidad en el misterio de su Encarnación, nos hace entrar en su divinidad por el misterio de su muerte y de su resurrección. Por la gracia de nuestro bautismo hemos sido hechos hombres nuevos.
Este hombre nuevo es un hombre de comunión. Miremos la imagen de nuestro tema del año. Estamos en la mesa de la Eucaristía. Jesús aprieta contra su corazón al apóstol Juan, totalmente abandonado. Están tan unidos el uno al otro que no hay ningún espacio para que alguno pueda deslizarse entre sus corazones. Están en perfecta comunión. Unido a Jesús, Juan reposa en la comunión que une al Hijo con su Padre en el Espíritu. Esta escena hace ver lo que Jesús proclama en su oración: “Que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos sean uno en nosotros” (Jn 17, 21).
Pero bajo la mano izquierda del Señor, que invita a cada uno de nosotros a unirse a él para vivir en comunión con él, otra mano busca “su parte”. No para recibir, sino para tomar. Una mano que no quiere el encuentro, sino que busca huir con su botín. “En cuanto Judas tomó el bocado, entro en él Satanás” (Jn 13, 27). Mientras Jesús da su vida para que sea posible la comunión entre el hombre y Dios, he aquí que se manifiesta el rechazo de esta comunión. El espíritu del mal se introduce en el corazón de Judas para separarlo del corazón de Jesús. Este rechazo de la comunión alcanza a Jesús en pleno corazón. El evangelio de Juan nos dice que “Jesús se conmovió en su espíritu” (Jn 13, 21). Jesús se conmueve cada vez que un hombre rechaza su mano tendida, su invitación a vivir en comunión con él. El “Satanás” al cual hace alusión Juan este espíritu del mal que se interpone entre nuestro corazón y el corazón de nuestro Salvador. Porque no hay más que un espíritu de división para destruir nuestra comunión con Cristo y para impedirnos llegar a ser hombres nuevos. Es lo que impide la comunión. Por ello, en la oración del Padrenuestro decimos siempre: “no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal”.
Por eso Cristo ha dado su vida por nosotros. Misterio del esplendor del Amor que nos sustrae cada segundo al padre de la mentira. Amor que nos invita a hacer lo mismo viviendo la comunión con él y con el prójimo. Ahí está todo el ideal de vida dado por Cristo a sus discípulos: “Amaos los unos a los otros como yo os he amado” (Jn. 13, 34). El hombre nuevo es el que lucha hasta su último minuto por cumplir este mandamiento en su vida.
Para llevar a buen puerto este bello proyecto de vida, el hombre nuevo no es abandonado a sus únicas fuerzas. “El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que se nos ha dado”. En los Equipos del Rosario los lazos que nos unen están tejidos por las gracias de la comunión y de la unidad que pedimos en cada encuentro. Estas no se dan de una vez para siempre, sino que hay que volverlas a pedir a Dios cada vez con docilidad y humildad. Cuando la comunión se hace presente en nuestros encuentros y asambleas nos llenamos de alegría, pero a veces es también un verdadero desafío que cuidar.
Al alborear este nuevo año, por intercesión de la Virgen María, Madre de Dios y por la mediación fiel de los Misterios del Rosario, vivamos un corazón a corazón con Nuestro Señor. Y seamos, queridos Equipos del Rosario, hombres nuevos, hombres de comunión.


Ni la tiniebla es oscura para tí

Editado por

Sor Gemma Morató Sor Gemma Morató
ReconciliaciónEn Dios no hay rastro de tiniebla, y, ¿en nosotros? ¿Qué es lo que impide a esta luz disipar nuestras tinieblas, qué es lo que oscurece nuestro espíritu y reanima en nosotros la conciencia del mal realizado? El recuerdo de nuestros pecados puede transformarse en escrúpulos que es como un callo que se nos clava al pie al caminar. Vivir la Reconciliación, recibir el perdón nos libera del peso que enturbia nuestro espíritu y nos permite avanzar más ligeros.
Con frecuencia lo que nos impide celebrar este sacramento es que olvidamos que si el Señor rechaza el mal y el pecado, él no condena jamás al pecador. Esto no cesa de repetirlo el Papa Francisco. El Señor no es un juez severo, sino un padre amoroso. Cuando nosotros nos hemos perdido lejos de él, este padre con dolor espera pacientemente nuestro regreso y enseguida que atisba un movimiento de acercarnos corre a abrazarnos lleno de gozo. Como el padre del hijo libertino que a su regreso a la casa paterna lleno de alegría dice: “He aquí mi hijo que estaba muerto y ha regresado con vida, estaba perdido y lo He encontrado” (Lc 15, 11-32). Mas que la muerte del pecador el Señor quiere que se convierta y que viva, que se vuelva hacia la luz y pueda continuar su camino hacia el bien que es Dios mismo. En Dios no hay tiniebla, Dios es siempre luz, y es en la luz de su gracia que nos mira. Ante él “la noche es clara como el día” (Sl 138, 12).
Imploremos humildemente la misericordia del Señor. Que resuene en nosotros esta palabra liberadora: “Yo te absuelvo de todos tus pecados” De este modo nosotros pecadores perdonados, podremos también ser instrumentos de su misericordia. Texto: Hna. María Nuria Gaza.

Religión, vida pública y política

http://cordopolis.es/antes-que-fraile/files/2013/01/logo-cabecera-blog-antes-que-fraile1.png
Desde luego, quien auguró aquello de que lo religioso desaparecería de la vida pública para quedarse en la esfera privada de las personas, no pudo acertar menos. Estas recién pasadas Navidades son más que una excelente prueba de ello.
Se resiste lo religioso a desaparecer de la vida pública. Nos resistimos los creyentes, a perder la libertad de poder vivir nuestra fe en todas las dimensiones de nuestra vida, también en el espacio común público, y de poder aportar todo el inmenso caudal positivo que lo religioso aporta a la sociedad.
Pese a que, y aquí viene el tomate de la cosa, sí que haya gente que se empeñe una y otra vez, del modo que sea, en sacar lo creyente de la vida corriente, como implacables enemigos de todo lo que recuerde a religioso, aunque eso suponga más que evidentes perjuicios para todos, creyentes y no creyentes. Ahí están las medidas que el Ayuntamiento de Córdoba ha tomado en torno a la subvención de las asociaciones católicas, recortando las ayudas económicas directas a oenegés creyentes de marcado carácter social: la Fundación Bangassou que trabaja en Centroáfrica con el obispo cordobés Juan José Aguirre, Adevida, Red Madre, Esclerosis Múñtiple, Proyecto Hombre, Asociación Cáncer, San Juan de Dios, y más aún. Enemigos de lo religioso, se convierten en enemigos de los que más sufren y a quienes ayudan estas asociaciones creyentes, muchas veces las únicas que les ayudan.
Y junto a ellos, como cobertura ideológica, están los que quieren deformar lo religioso presentándolo como negativo y enemigo del hombre, y se ocupan y preocupan por caricaturizar, engañar y difamar lo religioso, con el objeto de sacarlo de la sociedad y de la mente y el corazón de las personas como si fuera un terrible virus… incluso por encima de la libertad y el propio criterio de aquellos a quienes supuestamente se quiere “liberar” de lo religioso. Y es que en el anticlericalismo, en lo antirreligioso, hay una profundísima veta dictatorial y totalitaria de esa casta superior ideológica que sabe lo que conviene y lo bueno para todos. Los que hace un año nos solidarizamos con Charlie Hebdó tras su atentado, vemos cómo incapaces y rastreros, deforman lo religioso con su portada de aniversario, uniendo cualquier creencia religiosa con la violencia asesina de los fanáticos integristas mahometanos. No sabemos si es la cobardía de no poner una caricatura de Mahoma, o la conciencia del laicista agresivo que se sabe enemigo de cualquier religión.
Es por eso por lo que indigna tantísimo, y nos hace sospechar otro tanto, de concretas actuaciones y medidas que nuestros políticos toman, o de realidades de nuestro mundo que tratan de justificarles, con ese sesgo tan peligroso del que va contra lo que otros creen y piensan, justificado en sus criterios, en este caso, antireligiosos. Y ese tono tiene lo sucedido en torno a las cabalgatas de Reyes de nuestro país en las ciudades gobernadas por los populistas de izquierdas, deformando el sentido profundo y religioso cuando no eliminándolo por completo, para dejarlo en un panfleto laicista y multicuturalista que quiere acabar con toda referencia a lo creyente. En Córdoba ni salió por amenazas de lluvia -no cumplidas… y poco realistas…-, aunque ya antes habían eliminado cualquier carroza con referencia religiosa, pero ahí está Valencia o Madrid como botón de muestra.
Cabe aquí hoy a modo de advertencia el poema, como eco de un sermón pronunciada en 1946, de Martin Niemoller, pastor luterano, y que erróneamente se atribuye a Bertol Brecht.
Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.
Quizás, una frase más cabría, y es la de que como yo no era católico, cristiano, creyente, tampoco hice nada cuando quisieron echarlos de la vida pública, pero hoy ser capaces de criticar a quienes hacen de lo antirreligioso un motor de su política, al margen de las convicciones personales, ser capaces de criticar las medidas que van contra lo religioso, es defender la libertad y la dignidad de todos, la libertad de poder pensar cada cual como sienta que es el camino de la verdad.

Librería Cervantes o el placer del tacto
http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_56710.png
"La librería Cervantes ha ocupado gran parte de la vida cultural de la ciudad en la segunda mitad del siglo XX"
http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_520918.jpg
Todos nos hemos sorprendido con la noticia, posiblemente esperada en una ciudad adormecida en el tiempo: Cervantes cierra. La mayoría que estamos escribiendo hemos pasado muchas horas buscando y rebuscando en las estanterías de la librería, saludando, hablando y haciendo vida cultural. Ya no quedan librerías de fondo y Cervantes te ofrecía un gran fondo para elegir y encontrar obras no sólo para leer, para preparar artículos, clases, pequeñas investigaciones, etc. Era un concepto de librería diferente, propia de mitad del siglo XXI, se podía pasar uno horas tocando las solapas de los libros, leyendo las contraportadas, escudriñando en los anaqueles altos o compartiendo las últimas novedades con amigos y conocidos.  Decía alguien que el placer de los libros no sólo es profundizar en su lectura, es sobre todo físico y eso te lo da el placer del tacto. El libro es un instrumento precioso, transmisor del saber, la cultura, la imaginación que se debe salvaguardar al igual que la librería y el oficio de como el librero. La librería sigue siendo uno de esos lugares que hace habitable la ciudad y que en ella se puede superar, de alguna manera, el tiempo.
La librería Cervantes ha ocupado gran parte de la vida cultural de la ciudad en la segunda mitad del siglo XX. Desde sus inicios en la calle Toro, pasando por la calle Azafranal que es donde la hemos conocido casi todos, allí se hicieron cargo la familia Sánchez Almeida, luego los hijos Sánchez Ruipérez procedentes de Peñaranda. Todos ellos, libreros, impresores y editores, ampliando el negocio familiar con la editorial Anaya, ampliando con otras importantes empresas editoriales como Cátedra, Alianza, Pirámide, Barcanova, etc., todas ellas referentes culturales de nuestro país en los últimos años. Es curioso que el nombre de la librería más antigua de la ciudad, cierre el mismo año que se conmemora el IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, referente cultural para cualquier hispanohablante y efeméride que se recordará en todo el mundo.
Ahora que vivimos en la Galaxia internet donde tenemos todo al alcance de la tecla, con los nuevos soportes digitales, se hace difícil la existencia de una librería tradicional. Un especio no sólo para rebuscar en las estanterías, sino para hablar e incluso para consultar los boletines de todo tipo y estar al día. En Cervantes no sólo fuimos comprando los libros del colegio, del Instituto, de la carrera universitaria, también obras para preparar las oposiciones y no pocas veces se podía consultar los boletines del Estado para informarnos de todo tipo de oposiciones del Estado. Es algo extraño hoy en el nuevo paradigma del libro, de las librerías y de las editoriales. Allí fuimos comprando y adquiriendo toda una biblioteca personal, a la vez que fuimos estudiando, leyendo, preparando clases, artículos, etc.
El cierre de Cervantes, no es sólo el de una librería esencial en la ciudad, tal vez sea el final de una época que nos resistíamos a que llegara. No sólo se trata de la competencia del libro de papel o el libro digital, el problema puede ser más hondo, es el del papel del libro en nuestra cultura. Es posible que ahora no existan tantos lectores, por la competencia de otras formas de entretenimiento más triviales en una sociedad consumista y superficial que hace que se pierda el placer por la lectura y el aprendizaje. Es posible decir, que las editoriales tampoco han sabido crear lectores, bien por la calidad de esos libros, o bien por la presencia de otros medios culturales que han relegado el libro a un segundo plano. Lo cierto es que en nuestro país en los últimos años, se han cerrado una o dos librerías cada día.
Para los salmantinos, Cervantes no es una librería más que cierra, es parte de nuestro ser cultural de la ciudad, en la que todos participamos de alguna manera. El saber es un valor. El libro es un valor, están ligados al capital humano. Cervantes es parte de ese capital del alma, de ese capital intelectual que busca no sólo pensar, también sentir ya que nuestra ser y nuestra sociedad tiene necesidad de humanidad. Comentaba nuestro poeta Juan Ramón Jiménez, No es necesario leer todos los libros, no todo un libro, sino leer de todos los libros.

NAVIDAD DEL SIETE DE ENERO Y...

http://desdelohondo.sanestebaneditorial.com/imagenes/blogs/lastra.jpg
Fr. Juan José de León Lastra
9 de enero de 2016 

Las navidades han pasado, empecemos a vivir de la Navidad. La vida hay que celebrarla. A veces lo que celebramos no lo vivimos. Nos quedamos satisfechos con la celebración. Podemos celebrar el cumpleaños de alguien aunque no sea alguien relevante en nuestra vida. La celebración puede entenderse de una manera autónoma, reducirse a los actos que se celebran sin referencias a lo que se celebra. Esto puede suceder con la Navidad. Cuanto más compleja sea la celebración más peligro hay de que se pierda de vista lo que se celebra. Se puede decir: mientras que haya celebración hay alegría, y eso es saludable. Pues no: el hijo mayor pudo celebrar a su estilo que su hermano les dejara en paz a él y a su padre, y no quiso celebrar la vuelta a la casa paterna. ¡Cuántas victorias sangrientas se han celebrado! ¡Más que la paz! En estos días de la llamada “cuesta de enero”, cuando ha pasado la efusión celebrativa, nos recogemos con un “¡por fin!” en nuestro vivir diario y dejamos de un lado lo clamoroso vivido, disfrutado y sufrido, y nos quedamos con la Palabra sencilla que nos habla de que hemos sido visitados por Dios, que se ha hecho uno de nosotros, dispuesto a asumir nuestra suerte. Vivimos la Navidad en la cuesta esperanzada de la existencia cristiana de cada día. Digamos ¡Feliz Navidad del siete de enero y siguientes días!

Cambiar el ciego destino

http://nihilobstat.dominicos.org/imagenes/blog/mgelabert.jpg

Nihil Obstat

Blog de: Martín Gelabert Ballester, OP sábado, 09 de enero de 2016 
Aunque no sea muy usada, en castellano existe la palabra destinación. En francés es una palabra de uso más corriente y eso permite a los franceses jugar con los términos "destino" y "destinación". En castellano se entiende mejor este juego de palabras si distinguimos el destino (el ciego destino) de aquello a lo que estamos destinados; dicho de otra manera: de cuál es nuestra meta. Con el término destino designamos una situación inevitable, no escogida, que se nos impone. Su contrario sería la libertad. Ahora bien, la libertad no es solo la posibilidad de escoger; entendida así queda asociada a la indecisión que precede a toda elección insegura e incierta. La libertad es un acto de responsabilidad que nos hace capaces de asumir aquello que nos conviene y nos realiza. La libertad, por tanto, es el acto capaz de transformar el destino.

Sin duda hay elementos que escapan a la voluntad humana (eso es el destino), pero la manera como los manejamos está bajo nuestra responsabilidad. El que yo sea alto o bajo es mi destino, pero yo puedo asumir y vivir mis cualidades corporales de una u otra manera. La grandeza del ser humano está en su capacidad de sobreponerse a situaciones que, de alguna manera, se le imponen. El arte es un buen testimonio de esta capacidad: el escultor está condicionado por la piedra pero, al esculpirla, muestra hasta dónde puede llegar la libertad.

Todos los seres humanos, recuerda el Concilio Vaticano II, estamos llamados a un sólo e idéntico fin, puesto que nuestra vocación es una sola, la divina. A eso estamos destinados, esa es nuestra meta. Hacia eso caminamos. Pero no como un destino que se nos impone, como una especie de hado o fuerza desconocida, sino una meta que requiere nuestra aceptación libre. Porque esta vocación divina es una llamada al amor. Y el amor solo se realiza en la libertad.

Por otra parte, en este mundo nuestro, dónde hay tanta gente que lo pasa mal, muchos culpan al destino de su mala suerte. Tampoco ahí hay que culpar al destino, sino a la mala política que produce desgracias sin cuento, y a la falta de solidaridad de quellos que tenemos un mejor destino. Unos y otros deberíamos ser capaces de cambiarlo, para que en este mundo las personas pudieran vivir, no según los malos hados del destino, sino según la voluntad de Dios, que quiere a todos libres, responsables y felices. El cristiano no cree en el destino, no cree que cuando uno nace lo hace con las cartas marcadas. El cristiano cree que Dios nos ha hecho libres precisamente para poder cambiar el destino, para rebelarnos contra los elementos que nos atemorizan o nos esclavizan. Hay rebeldías que son fruto del Espíritu Santo: todas aquellas que conducen a pasar de condiciones de vida menos humanas a condiciones de vida más humanas.

LAICOS DOMINICOS
Viveiro


http://1.bp.blogspot.com/_OGSEweiLrpw/SBi4occBg7I/AAAAAAAAALo/YDgJ7xFn9No/s400/escudo2.bmp
 

 


      BAUTISMO DE JESÚS

http://www.mercaba.org/Iconos/Meditacion/Bautismo/bautismo1.jpg

10 de enero de 2016

AÑO  JUBILAR

D. Félix García O.P.
Fraternidad de Laicos Dominicos de Viveiro (Lugo)

“¡  UN MISMO BAUTISMO, UNA SOLA FE. !”
COMENTARIO: Me pregunto: ¿si Dios no hace acepción de personas, si todos somos iguales ante Él por qué, entonces, me empeño yo en establecer diferencias?, ¿En qué soy diferente del mendigo de la calle, del africano de la patera, del anciano abandonado? Nada más que un poco de higiene nos diferencia, y si la única diferencia es una ducha, ¿por qué me separo de ellos como si fueran apestados?
Si por el Bautismo me hice hermano de todos, ¿no sería tiempo de cambiar algunas actitudes? Y, si no las cambio, ¿tiene algún sentido que vaya a la iglesia y me siga llamando cristiano?
Y el cielo volvió a abrirse:  El día de Navidad dejó que el mismo Dios se mezclara con nosotros, tomara nuestra naturaleza y fuera un hombre más. Y los ángeles  y pastores testimoniaron su nacimiento.
El día de Epifanía, los  hombres sabios testimonian que aquel niño es el esperado, el que salvará al  mundo.
Nuevamente en el bautismo de Jesús, el cielo abre sus puertas para comunicarse con el hombre y la voz de Dios confirma que aquel es el Hijo amado del Padre.
Parece que  el cielo ya se cerrara y  no volviera a tener comunicación con nosotros. Podríamos  pensar,  y  muchos así lo  piensan, que Dios se ha cansado de  nosotros, que aquel capricho creador de un día, ha terminado cansándole y se  ha dormido, se está entreteniendo con  otro  juguete o hasta  puede que esté  muerto.
Y sin embargo Dios está  ahí: vuelve cada día a abrirse a nuestro alrededor, y vuelve la voz de Dios a hablar al hombre en la historia, en la naturaleza, en la vida. Y nos habla con voz potente, pero cuando le escuchamos decimos: “es un trueno”; y nos habla en un susurro y decimos: “es el viento”. Buscamos todas las explicaciones lógicas  o ilógicas, posibles o imposibles, para no darnos por aludidos y escuchar  la voz de Dios que  nos  interpela, nos habla, quiere comunicarse con nosotros, conmigo, contigo, con todos,  y la voz de Dios se marcha por los caminos, buscando oídos que quieran oír.
Y es una voz que nos está diciendo cada instante que Cristo, su Hijo, el Predilecto, el heredero, es un regalo gratuito que nos hace. Y  nos dice que, gracias a Él, a este Hijo,  nosotros  somos  prohijados y nos hace co-herederos de su  bondad y albaceas de todo  lo creado, que  nos entrega  para que  lo disfrutemos, lo conservemos y  lo entreguemos mejorado a las generaciones que  nos seguirán. ¡Y no escuchamos nada!, ¡No queremos escuchar!
Y mientras tanto, Jesús pasa haciendo el bien y curando a los oprimidos porque Dios está con Él. ¿Está también con nosotros? ¿Estamos nosotros con Él? ¿Pasamos nosotros haciendo el bien?
D. Félix García Sevillano, OP

Bautismo del Señor (10.1.2016) Is 42,1-4.6-7; Lc 3,15-16.21-22
Adorar en espirtu y verdad
https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xlf1/v/t1.0-9/9853_1245313695484225_4213724332681506463_n.jpg?oh=f81d73c4ed315daf22fce488d5ecd288&oe=57159222
● Sorprendentemente, nuestra vida real, verdadera, no comienza cuando decidimos qué queremos ser, qué vamos a hacer, qué metas nos proponemos. Esa sería nuestra vida adulta, cuyo origen son decisiones autónomas que nos enorgullecen y que defendemos a toda costa.
● Nuestra vida real, genuina, comienza con lo que recibimos, esa misma vida, cuyo origen es un don, una palabra, un espíritu. Así lo dice un poeta del siglo VI aC: «Tú eres mi elegido / mi elegida, en quien se complace mi alma, en ti he puesto mi espíritu».
● Con poco que lo pienses, te darás cuenta de que hay una amor en tu origen, que te sostiene toda la vida. [Por desgracia, hay personas que no tienen los signos, la garantía palpable, de ese amor].
● Jesús comparte con nosotros esa misma condición de ser amado desde los orígenes y de ser sostenido por ese amor contra toda adversidad, contra la muerte. Él vivió de manera insospechada la experiencia del poeta hebreo: «Bajo sobre él es Espíritu Santo… se oyó una voz del cielo: —Tú eres mi hijo amado, el predilecto—». Eso fue su bautismo, eso es el nuestro.

VÍDEO DE HOY:

Palabras de fray Bruno Cadoré, Maestro de la Orden de Predicadores, al Capítulo Provincial 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario