lunes, 29 de febrero de 2016

La Posada del Silencio nº 21, curso VI


La posada del silencio

El texto de hoy

La posada del silencio

Salió Judas... Y era de noche

Nuestro egoísmo siempre ensombrece.

El ego, la ambición, el deseo de protagonismo siempre ensombrece. Esa fue la noche de Judas. Y esas son nuestras noches cuando buscamos el protagonismo, la codicia, ser más que los demás... entonces es de noche. El silencio da luz y claridad, porque en el silencio se diluye ese deseo de pretender, de codiciar. El silencio es la luz de nuestra conciencia. La noche es nuestro ego.

La luz es el silencio. La oscura noche es nuestra superficialidad y la pulcra luz es el silencio.

Nuestra superficialidad todo lo vuelve opaco. El silencio todo lo vuelve transparente.


https://lh3.googleusercontent.com/velwZazUBQfggQ9FR3SxYm6dXr3mkJO5WDEY-WCUaODkwNo3plXon1Qf9p9FaX9HESfjcA=w1366-h768-no

FRATERNIDAD LAICAL DE SANTO DOMINGO DE SALAMANCA. ORACIÓN LOS VIERNES DE CUARESMA DE 19 a 19:30

https://lh3.googleusercontent.com/G02YIFhjESNDW2qxISGwGH3SftR6u6-FFgp4hLLWS_qoPknc0mkycdqYt9wQ552EMsMrQw=w1366-h768-no


A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche

Los misioneros dominicos de República Dominicana denuncian brutales desalojos en El Seybo

10 de febrero de 2016

La población de la provincia de El Seybo, al este de República Dominicana, muy cerca de los complejos turísticos de Bávaro y Punta Cana, está consternada por los brutales desalojos ocurridos en estos días. La Compañía Central Romana, propietaria del 70 % de la tierra de la provincia, extiende cada día sus plantaciones de caña de azúcar. Su fuerte poder económico y consentimiento gubernamental es tal que sus acciones parecen normales pues desde hace más de 40 años gozan de total impunidad ante la justicia.
La pesadilla que siguen viviendo las sesenta familias el barrio de Villa Guerrero de Santa Cruz de El Seybo durante madrugada del pasado 26 de enero, a raíz del terror sembrado por los agentes del Central Romana, la comparte con las familias de Los Cajuilitos quienes también fueron víctimas de tan brutales acciones y ahora viven con el alma en un hilo, sin poder dormir, por el miedo de que en la madrugada más tranquila se aparezcan los guardias campestres de la Compañía para tumbar sus casas.
El día 26 de enero celebramos el natalicio del patricio Juan Pablo Duarte, cuya madre Dña. Manuela Díez, nació en Santa Cruz de El Seybo.

Nuestro Padre de la patria luchó por los derechos de la persona proclamando su inviolable dignidad. En su ideario dejó escrito: Ningún poder de la Tierra es ilimitado, ni el de la ley tampoco (26). Todo poder dominicano está y deberá estar siempre limitado por la ley y ésta por la justicia, la cual consiste en dar a cada uno lo que en derecho le pertenezca (27).

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche

Porque a las 3 de la madrugada llegaron las armas acompañadas de muchos hombres ordenados por la mala voluntad de la Compañía Central Romana para tumbar en segundos 60 casas. Estas humildes moradas fueron construidas con el sudor de las mujeres lavando y planchando ropa y de los hombres echando días en el campo y en la construcción.

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche

Porque estas 60 familias llevaban viviendo casi dos años en una tierra que sólo le pertenece a Dios y en unos segundos la cobardía del Central Romana rompió el silencio de la noche provocando los llantos de las niñas y niños que se quedaron cobijados bajo el frío manto de las estrellas y destemplados por la fría agua de la lluvia del cielo que lloró de impotencia.
A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche

Porque el Buen Vivir que proclama Radio Seybo y todas las emisoras de UDECA y ALER es contrario al Vivir Bien a costa de los otros despojándoles de lo que les pertenece desde muchas generaciones. La tierra fue entregada por Dios para que la cuidásemos, la sembráramos y recogiésemos sus frutos. Nos la dio sin límites ni fronteras como un Bien Común de y para todas las personas.

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche

Porque de forma vil y cobarde han sido terriblemente conculcados los derechos fundamentales y mancillada la dignidad de muchas personas en el día del padre de la dominicanidad. Es una afrenta a Juan Pablo Duarte que en su día, en el día donde se izan miles de banderas gloriosas de la independencia y de la soberanía nacional, la indolente Compañía Central Romana apunta con sus armas a las niñas y niños helándoles su bella sonrisa e infundiendo el terror más cruel que les ha quedado grabado en sus corazones y ahora dibujan en la escuela con colores tristes.

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche


Porque la luz de la verdad y la justicia brillará y ganará a la indiferencia y la falta de valores de la Compañía Central Romana y de quienes la apoyan. Abuelos, jóvenes y niños visten de negro, simbolizando el luto, gritando respeto por las calles y los micrófonos de América Latina y El Caribe. La sagrada madre tierra pide justicia exigiendo a quienes endulzan sus cuentas bancarias con el sudor amargo de la caña de azúcar restituyan pronto el terreno robado a varias generaciones.

Radio Seybo



No cabe fe cristiana si no hay implicación por la defensa de la justicia

Este fin de semana ha tenido lugar en Sevilla el Congreso “La vulnerabilidad de los emigrantes y los derechos humanos”

8 de febrero de 2016

Reflexión y praxis se dieron cita en el convento de los dominicos de Santo Tomás, de la capital andaluza, para debatir sobre un tema de actualidad: los derechos humanos y los migrantes. El encuentro ha tenido lugar en el marco del Jubileo 800 de la Orden de Predicadores, bajo el espíritu del llamado Proceso Salamanca que, inspirado en el diálogo entre misioneros y teólogos en el siglo XVI en Salamanca, quiere ser un espacio de encuentro entre personas que se dedican a la reflexión teológica y personas que trabajan en la primera línea de la defensa de los derechos humanos.
Más de cien personas asistieron al congreso. Entre los ponentes se encontraban: el filósofo fr. Juan Manuel Almarza; el historiador fr. Antonio Larios; hermanas oblatas, adoratrices y mercedarias; la secretaria de Familia Dominicana, Pilar del Barrio; la abogada de Cáritas Maite Moreno; el psicólogo Javier Saavedra; el exdefensor del pueblo andaluz, José Chamizo y el vicario de pastoral de la diócesis de Madrid, José Antonio Segovia.
El congreso comenzó el viernes con la conferencia de fr. Juan Manuel Almarza, que presentó la filosofía de Martha Nussbaum que reivindica, como valores a recuperar, la vulnerabilidad y la compasión, que han sido denostadas por muchos filósofos considerados como una debilidad.
Los derechos humanos tienen un lugar privilegiado en la tradición dominicana, por eso el historiador fr. Antonio Larios recordó la figura de fr. Bartolomé de las Casas, en cuya obra se adelantan algunos de los fundamentos sobre la dignidad de las personas que se recogerán mucho tiempo después en la declaración de los derechos humanos.
Las hermanas oblatas, adoratrices y mercedarias abrieron los ojos a los participantes a las duras realidades de los inmigrantes en Almería y de las mujeres que son traídas a España en régimen de esclavitud para ejercer la prostitución.
Al final de la mañana Pilar del Barrio, Secretaria de Familia Dominicana, adelantó lo que será el gesto jubilar de la Familia Dominicana con motivo de los 800 años de su fundación: un observatorio de derechos humanos.
Para poder ayudar es necesario contar con los conocimientos suficientes y con herramientas apropiadas, y a ese fin se dedicó la tarde del sábado. Conocer bien la legislación, por ejemplo, es vital para poder ayudar a los inmigrantes “sin papeles”, por eso la abogada de Cáritas, Maite Moreno explicó con claridad el proceso al que se enfrenta una persona que llega a nuestro país. Insistió en recordar que la situación de una persona sin papeles no es un delito, sino una irregularidad administrativa, y por tanto no debería tratarse a los inmigrantes como a delincuentes.
El congreso se había centrado hasta el momento en las víctimas, pero el psicólogo Javier Saavedra lanzó una pregunta provocadora “¿y qué sucede con los victimarios? ¿Acaso estos no son hombres?”. Y a través de tres experimentos psicológicos realizados en los años 70 en Estados Unidos, demostró que, ante determinadas circunstancias, cualquiera de nosotros puede convertirse en verdugo.
El exdefensor del pueblo andaluz, José Chamizo, describió un presente donde la vida digna para cualquier persona es complicada, especialmente para la población inmigrante.
José Luis Segovia, Vicario de pastoral de la diócesis de Madrid, reivindicó la defensa de la justicia como elemento esencial de nuestra fe: “No cabe fe cristiana si no hay implicación por la defensa de la justicia. Hay que rescatar el anhelo por la justicia y para eso se necesitan tres cosas: sentimiento de compasión, de indignación y de responsabilidad”.
“La vulnerabilidad de los emigrantes y los derechos humanos” pretende ser una reflexión compartida que proyecte nuevas ideas, nuevas líneas de trabajo con mayor capacidad y perspectiva para trabajar por los derechos de los más desfavorecidos.
https://lh3.googleusercontent.com/uza8lrLQ1xGGTMbXzvCQcDvn6NfTHadK7YFKnauC0tGH0B4mOiSNEYKTiohlJhqrEgP4lQ=w1366-h768-no

SILENCIOS: exposición colectiva de arte contemporáneo

Zaragoza es la ciudad elegida para dar el pistoletazo de salida de la exposición itinerante organizada por los dominicos

9 de febrero de 2016

La inauguración de Silencios, que será exhibida en varias ciudades este año, tendrá lugar el jueves 11 de febrero a las 19:00h, en el centro cultural Joaquín Roncal de Zaragoza.
La exposición busca provocar la reflexión y el debate en torno a realidades y aspiraciones que conforman o cuestionan la vida cotidiana. Diversos lenguajes artísticos (escultura, instalaciones, pintura, poesía…) hablan funcionando como espejos para que el público al descubrirlos se contemple, interactúe y reaccione sobre todo, en torno a estas cuestiones:

Injusticias y personas silenciadas – silencio y miedo a la verdad- silencio secreto cotidiano– silencio y esperas – silencio y búsquedas - silencio y perdón - silencio que duele - silenciamiento interior - compromiso en favor de la justicia y la dignidad.

La exposición pertenece al proyecto de los dominicos Atrio de los gentiles y este año se realiza con motivo del Jubileo Dominicano (800 años de existencia de dominicos y dominicas). Cuenta, en esta primera exhibición, con la complicidad entre sus tres colegios de la ciudad. Los artistas son: Jesús Gazol (Zaragoza), Miguel A. Ortiz Albero (Zaragoza), Siro López (Madrid), Carlos Maté y Elena Urucatu (Madrid), Félix Hernández (Sevilla), Lucía Rueda (Valencia) y Pablo Soraluze (Gipuzkoa).

Para facilitar la conexión con el mundo educativo y acercar el arte contemporáneo especialmente a los más jóvenes, la expo consta de unidades didácticas según edades. Los visitantes se encontrarán, a través de la realidad aumentada (códigos QR), sorpresas preparadas por algunos artistas.

La inauguración de Silencios, con un recital de poemas de Miguel A. García Albero, será en el Centro Joaquín Roncal el jueves 11 de febrero a las 19:00h.

La exposición se podrá visitar en el horario del centro, de modo individual o en visita guiada (previamante concertada) para grupos, centros escolares... del 11 al 28 de febrero.

Celebración de la festividad de Santo Tomás de Aquino

3 de Febrero de 2016 Santo Tomás en República Dominicana
El pasado 28 de enero, festividad de Santo Tomás de Aquino, y como ha sido costumbre desde que el Centro de Teología de los dominicos de República Dominicana abrieron sus puertas, se conmemoró la fiesta del Aquinate con una eucaristía presidida y predicada por Fr. Ramón Alberto Núñez Holguín.
Asistieron a la celebración un muy nutrido grupo de personas, compuesto en su mayoría por alumnos del Centro de Teología, por alumnas y alumnos de la Escuela de Teología y por laicos y laicas dominicos. Después la eucaristía se pasó al Aula Magna del Centro de Teología donde Fr. Ramón Alberto Núñez Holguín impartió la conferencia magistral titulada: “Violencia contra la mujer y matrimonio cristiano”. La versó sobre un flagelo que golpea persistentemente la sociedad dominicana. De ahí la importancia de su puesta en común desde el punto de vista teológico-moral en el contexto del matrimonio cristiano. Durante el desarrollo de la misma, fray Ramón señalaba la necesidad de rescatar para la reflexión, de cara al tema que nos ocupa, algunas palabras y expresiones que no son gratuitas y que conllevan no solo una gran carga semántica, sino también una significación histórico-social muy importante: educación, cultura, convención social, varón, mujer. Y preguntarnos en base a ellas en qué educamos, sobre qué cultura lo hacemos y si somos capaces de pasar por el tamiz de una saludable conciencia crítica las convenciones sociales que sirven de plataforma para los roles de género que deben asumirse, y que han sido dictados cual tablas de ley sagrada sobre quienes conformamos la sociedad.
Cabe, además, preguntarnos qué significa educar varón y qué educar mujer. Lo anterior es, escuetamente presentado, una aproximación al entramado que constituye la génesis de un flagelo que nos exige más que nunca una honda reflexión sobre la mujer, y el hombre, en la historia de la humanidad. Y esto supone poner de relieve la violencia a la cual la mujer ha estado sometida de diversas maneras en el devenir de la historia Junto a lo dicho, agregaba la importancia de verificar este proceso desde el matrimonio cristiano y si las características de dicha unión junto a la práctica creyente, podrían jugar en contra de la mujer maltratada en el sentido de convertirse en medios legitimadores que la llevasen a vivir la violencia de manera sublimada, sumisa o resignada.
Con un fraterno compartir, entre los asistentes, después de la conferencia, pusimos punto y final, por este año, a la festividad de Santo Tomás de Aquino. Que él, junto con todos los santos y santas de nuestra Orden, nos bendiga a todos, especialmente en este año jubilar.

Renovación de la Archicofradía del Rosario de Almería

Don Francisco Javier Muñoz del Pozo Segovia toma posesión como presidente

7 de febrero de 2016

El día 6 de febrero, primer sábado de mes, con ocasión del VIII centenario de la aprobación de la Orden y en el marco del año jubilar, ha tenido lugar la renovación de esta antigua Archicofradía del Rosario, fundada a finales del siglo XVI, con la toma de posesión del Presidente de la misma Don Francisco Javier Muñoz del Pozo Segovia y su junta de gobierno, imponiéndose la medalla de la Archicofradía como hermanos de ella cincuenta personas, muchos jóvenes y entre ellos Rafael Morcillo Muñoz del Pozo, con una semana de vida.

Un momento lleno de emotividad y de ilusionada proyección evangelizadora. Los hermanos mayores de la Archicofradía que veían con desaliento la realidad, ayer pudieron respirar con gozo: el Rosario sigue siendo apreciado como medio de evangelización. Los jóvenes aportan vitalidad y creatividad evangelizadora. Las redes sociales serán una de las vías para conectar a todos, rezar el Rosario de la Virgen y llevar una palabra de consuelo a todos aquellos que la precisan.

El día terminó con un ágape en el que se hizo presente la Comunidad de frailes predicadores compartiendo todos la alegría de la fraternidad dominicana.

Archicofradía del Rosario de Almería

El Rosario peregrino del Jubileo - del 10 al 20 de febrero

Viernes 12 de febrero de 2016
Todas las versiones de este artículo:
¿Dónde se encuentra el Rosario peregrino del Jubileo de la Orden dominicana?
¿Cuáles son los acontecimientos particulares durante los próximos días?



- 10 y 12 de febrero: Monasterio Maria Zuflucht en Weesen (Suiza) - 11 de febrero: fiesta de Nuestra Señora de Lourdes y día internacional del enfermo, oración por todos los enfermos y los que los cuidan
El Promotor General del Rosario celebrará este día en el antiguo convento San Sixto en Roma, en la Casa Madre de las Hermanas Dominicas Misioneras de San Sixto
El programa de esta jornada en español / en italiano
- 13 y 14 de febrero: Monasterio Santísima Trinidad en Baza (Provincia de Granada - España)
- 15 y 16 de febrero: Monasterio Santa María de Gracia en Guadalajara (Jalisco - México)
- 17 y 18 de febrero: Monasterio Santo Domingo en Lequeitio (Vizcaya - España)
- 19 y 20 de febrero: Monasterio Marie-Immaculée, Reine du Rosaire, en Lourdes (Francia)

Todo sobre el Rosario peregrino del Jubileo






https://lh6.googleusercontent.com/-ieBgmnO9zxs/VhaqkJq4VeI/AAAAAAAAMSw/AELGIQjb1ls/w344-h766-no/Dominicos1.bmphttps://lh3.googleusercontent.com/-egeE1iPogCI/Vhaqv1D-1VI/AAAAAAAAMS4/4wwbXujk2kc/w339-h765-no/Dominicos2.bmp


https://lh3.googleusercontent.com/N1oM256Srb_PSU-uUMkV5QvhG0zPaGggwzttwXHeSuAvHm2OZy7tOI_Rt57p_uQAmp8tnw=w1366-h768-no



Silencios

Objetivo

Con motivo del Jubileo de la Orden de Predicadores en el 2016, presentamos una nueva exposición colectiva de artistas contemporáneos. Esta propuesta cultural recoge el testigo de otras dos ediciones anteriores realizadas en Madrid en el marco de la actividad “Atrio de los gentiles op”. El objetivo del proyecto artístico Silencios es facilitar la reflexión y el debate en torno a realidades y aspiraciones que conforman o cuestionan la vida cotidiana. Los diversos lenguajes artísticos nos hablan funcionando como espejos para que el público al descubrirlos se contemple, interactúe y reaccione. Las creaciones de los artistas proponen el debate en torno a estas cuestiones:
Silencio para ser - silencio y soledad - injusticias silenciadas – silencio cotidiano - romper los silencios - falta de comunicación - silencio y espacio de creación - silencio para escuchar – silencio contemplativo - compromiso en favor de la justicia y la dignidad - escucha interior y silenciamiento - silencio de Dios – tiempo para callar – tiempo para hablar.

https://lh5.googleusercontent.com/-qrDi2w1mgx0/VhPsitAETHI/AAAAAAAAMPo/u-bjSizeeTI/w1024-h174-no/Nueva%2Bimagen.bmp

Porque sabemos que te importan los refugiados

Jose Luis Segovia
El martes día 9 de febrero tuvo lugar una charla informativa sobre los refugiados impartida por José Luis Segovia –Josito para los conocidos- organizada por Acción Verapaz en la parroquia Santo Tomás de Villanueva de Vallecas. Frente a la dramática situación que estamos viendo en imágenes y datos, frente al lamentable comportamiento de la Unión Europea… Josito expresó la enorme satisfacción que le está produciendo la actitud y disponibilidad que ha encontrado en todo el abanico de partidos, en la sociedad civil y en la gente cristiana, en la propia Iglesia más institucional.
Os ofrecemos un resumen y comentarios realizados por Adriana Sarriés, que además aclara unos cuantos términos y conceptos sobre el derecho de asilo, condición de refugiado, desplazado… y la legislación internacional al respecto.
Podéis seguir la charla completa aquí.

AV Sevilla participa en el Proceso Salamanca

Los miembros de Acción Verapaz Sevilla hemos querido participar en las jornadas, que en torno al proceso Salamanca y en marcadas en las actividades del Jubileo Dominicano, se han celebrado en Sevilla los días 5,6 y 7 de Febrero, bajo el título: “La vulnerabilidad de los emigrantes y los derechos humanos” ¿Acaso esos no son hombres?
Jornadas que han destacado por la participación, la profundidad de las ponencias y la intensidad de las experiencias compartidas.
Sevilla Proceso Salamanca
El sábado tarde, fue ponente Javier Saavedra, Dr. en psicología y profesor de la facultad de psicología de Sevilla y, como ya sabéis, presidente de esta delegación sevillana de Acción Verapaz Centro.
En su intervención quiso ofrecer una perspectiva provocadora, colocándonos en el lado de los victimarios, haciéndonos preguntar: ¿acaso estos no son también hombres? Nos mostró también, mediante unos experimentos psicológicos realizados en los años 70 en Estados Unidos, cómo, bajo determinadas circunstancias, cualquiera de nosotros puede convertirse en verdugo.
Próximamente desde Sevilla elaboraremos un documento que nos sirva de reflexión en torno a estas jornadas.


Tercer encuentro de voluntariado

Esta jornada de formación de voluntarios de Acción Verapaz se desarrolló el fin de semana del 5 al 7 de Febrero del 2016, sobre el tema de los DERECHOS HUMANOS.
Nos encontramos de nuevo el viernes por la tarde. Rocío y Alán nos explicaron la programación del fin de semana, comenzando por una dinámica de grupo acorde con el tema previsto para el encuentro de grupo que tuvo un resultado muy interesante y ameno.
3 encuentro voluntariado 2
El sábado por la mañana estuvieron con nosotros Adriana y Paco, de Amnistía Internacional, que nos hicieron una breve pero intensa presentación de su lucha contra la marginación en Vallecas a través de diferentes colectivos. Acto seguido entramos de lleno en la DECLARACION UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS analizando y debatiendo su articulado. Descubrimos un poco el desconocimiento y la pasividad de los Estados y la sociedad ante estos Derechos.
Por la tarde fue José Carlos el que estuvo contándonos su experiencia en Perú, muy interesante y didáctica, complementada con unas estupendas fotografías. Vimos la película " También la lluvia "  muy acorde con la materia tratada.
Ya el domingo estuvo con nosotros Antonio, dominico del albergue que nos hizo una breve  exposición desde los comienzos de éste hasta hoy, de la lucha en favor de los marginados, de los "sin suerte" en la vida, emigrantes, refugiados.... viendo cómo se puede lograr que la sociedad vuelva a verlos como a uno más de los suyos.
Todo un fin de semana vivido intensamente por la pasión puesta por los participantes en la temática y su cercanía a ésta. Creo que se nos ha hecho corto pues, sin darnos cuenta del tiempo, ya nos estábamos despidiendo y pensando en el próximo encuentro.
José Rodríguez

Alimentación para ancianos

ortopedico
País:  Cuba.
Lugar:  La Habana, barrio San Antonio “La Timba”.
Año de ejecución: 2015.
Actividad: Tercera Edad.
Beneficiarios: 75 personas de la tercera edad, entre 68 y 104 años.
Contraparte:  Religiosas de la Congregación de Santo Domingo.
Financiadores:  Acción Verapaz Centro 2.160 €.
Cuba posee un alto número de ancianos y ancianas, siendo una de las naciones más envejecidas en el continente y en el mundo entero. Nuestro municipio y barrio es el que más porcentaje de ancianos y ancianas tiene por kilómetro cuadrado en toda la isla. La necesidad de ayuda y asistencia se hace más urgente. Para nadie es un secreto que la nación sufre una fuerte crisis económica, de producción y distribución de alimentos.
El barrio de San Antonio, más conocido como “La Timba” es un barrio marginal con casuchas, cerca de la Plaza de la Revolución, que se va modernizando poco a poco. Allí se instaló, desde la década del 90, la Congregación Santo Domingo dando inicio al proyecto de ayuda de alimentos para un numeroso grupo de ancianos de la 3ra edad. Edades comprendidas entre los 68 y 104 años de edad.
El grupo de ancianos y ancianas necesitados de leche, arroz, aceite vegetal y frijoles ha ido en aumento producto del incremento de los precios de estos alimentos, y a la ausencia de los mismos en el mercado, a la imposibilidad de esta parte de la población de nuestro barrio de poder adquirirlos y consumirlos.
Acción Verapaz ha contribuido para poder ofrecer a este grupo de ancianos medio kilo de leche cada quince días con el fin de contribuir en la alimentación de este grupo tan vulnerable de la sociedad y que merece tener una mejor calidad de vida.
http://www.accionverapaz.org/images/accionverapaz/proyectos/alimentacion_ancianos/IMG_9136.jpg


Testimonio y sacramentalidad.

Libro impreso Autor: AA.VV.
Colección: ALJIBES
Testimonio y sacramentalidad. Homenaje al prof. Salvador Pié-Ninot. Esta obra recoge el trabajo de un grupo de colaboradores en las Jornadas de Teología fundamental y Eclesiología que quieren honrar el trabajo académico del prof. Pié-Ninot y su contribución a la reflexión y desarrollo de la Teología Fundamental.


Precio: 45,00 €
Páginas: 691
Año: 2015
ISBN: 978-84-8260-322-3

Elogio de la misericordia

Libro impreso Autor: LUIS CARLOS BERNAL
Colección: ARIADNA nueva serie
La "Misericordia" ha sido durante demasiado tiempo una palabra en desuso, olvidada, apenas utilizada en conversaciones piadosas, cuando aún se mencionaban las clásicas "obras de misericordia". Pero este olvido no ha sido lo peor. Lo peligroso es que -como advirtió Nietzsche- vivimos en un mundo carente en absoluto de toda misericordia. El Papa Francisco ha redimido esta palabra y compromete al mundo a ser misericordioso.


Precio: 9,00 €
Páginas: 94
Año: 2015
ISBN: 978-84-8260-321-6


El año dominicano

10 de febrero de 2016
0 comentarios

edio millar de biografías de los mejores dominicos y dominicas de los primeros 800 años de vida y misión de la Orden de Predicadores.
Esas pocas palabras sintetizan la mayor hazaña que haya hecho en la historia santo Domingo de Guzmán, el primer español fundador de una Orden religiosa y el que más discípulos tiene a su lado en el cielo: los santos oficiales ¡Cuántos miles de hermanos y hermanas han vivido en estos ocho siglos en cualquier rincón de la Tierra siguiendo los pasos de Jesús por el sendero de santo Domingo!
En esta muestra oficial de santidad dominicana hay frailes (desde santo Tomás de Aquino a san Martín de Porres, "Fray Escoba"), monjas contemplativas, religiosas en vida comunitaria, hombres y mujeres seglares en medio del mundo (como las santas Catalina de Siena y Rosa de Lima, o el joven Frassati), que se han santificado siguiendo el carisma de Domingo.
Un amplio abanico de "vidas ejemplares" para dominicos y dominicas, y para cristianos del siglo XXI.
Los mejores frutos del árbol que plantó "el mejor de los Guzmanes", que su Orden ofrece a la Iglesia y al mundo, al cumplir 800 años de vida y misión.
1.406 páginas, 83 Santos, 287 Beatos, 25 Venerables, 119 Siervos de Dios.
Adquirir el libro en la editorial Edibesa


“Hay un efecto Francisco en los ciudadanos, aún no en la Iglesia”

El obispo más rebelde y amenazado de México acompañará al Papa durante su visita a México

Raúl Vera, obispo de Saltillo
Raúl Vera, obispo de Saltillo, en una imagen de archivo. SAÚL RUIZ
Es el rebelde. El obispo más amenazado de México. El prelado que en los años noventa dio la espalda a los dictados del Vaticano y se sumó en Chiapas al clero indigenista; el mismo que ahora igual defiende a los homosexuales que se enfrenta a cara descubierta al cártel de los Zetas. La voz de Raúl Vera (Acámbaro, Guanajuato, 1945) irrita a muchos, pero no deja ser escuchada con atención en Roma. El ascenso de Francisco y su búsqueda de las periferias existenciales ha encontrado en el obispo de Saltillo (Coahuila) uno de sus grandes altavoces en tierras norteamericanas. El próximo 12 de febrero el Papa iniciará su primera visita a México. Vera le acompañará en todas las paradas.
Pregunta. 41 sacerdotes han sido asesinados en la última década. Y usted mismo vive bajo amenaza de muerte. ¿Tan peligroso es ser religioso en México?
Respuesta. La sombra de la muerte crece día a día, pero para todos, ya sean presbíteros o taxistas. Y ello obedece a la impunidad que hay en México.
P. Durante mucho tiempo, usted fue un marginado en el episcopado. ¿Y ahora?
R. Mire, soy una persona que habla igual dentro de las catedrales que fuera. Pero nunca me he sentido separado de mis hermanos obispos. Lo que sí he visto es una reacción más cercana y abierta cuando se habla de violencia.
P. Ciudad Juárez, Chiapas, Michoacán, Ecatepec… ¿El viaje del Papa es un recorrido por los problemas de México?
R. Los lugares son emblemáticos, empezando por la Basílica de Guadalupe, el primero que quiso visitar. Francisco viene muy preocupado por la migración, por la necesidad de hermanarse frente a un modelo económico que impone la muerte y trata a los seres humanos como mercancía.
P. ¿Y qué consecuencias tendrá la visita?
R. Será una llamada de atención para ser más responsable. México es de los países más destruidos del planeta; aquí se han aplicado a rajatabla las leyes mercantilistas, las grandes empresas se han adueñado de la nación, y amplias zonas están sometidas a la violencia. No olvidemos Ayotzinapa. Fue el horror. A los normalistas se los llevaron a la vista de todos. Y ahora el Ejército no se deja interrogar sobre lo que pasó.
P. ¿Y para un episcopado tan ortodoxo como el mexicano, qué significará la presencia del Papa?
R. Francisco habla de misericordia y de vergüenza. Escuchar aquí su palabra fuerte nos llevará a cerrar filas en torno al sufrimiento, a atender la voz de las víctimas. El sufrimiento tiene que rebelarse. Por eso el Papa va donde la población, como la indígena, vive una situación difícil, donde no se les reconoce como ciudadanos completos, donde no reciben trabajo, sino caridad… A nosotros, los obispos, nos tiene que hacer pensar lo que ha elegido el Papa: la migración, la violencia…
P. ¿Y qué echa en falta al viaje?
R. Le faltan días. Juan Pablo II llegó a estar siete días.
P. Francisco se encontrará un país con el catolicismo en retroceso.
R. Estamos reaccionando, pero faltan proyectos pastorales. El Papa pide integrarse más. La Iglesia no sale aún a las periferias existenciales, atiende más las cuestiones de culto que de transformación de la sociedad. Necesita más contacto. La emergencia de la sociedad civil no viene de la Iglesia.
P. ¿Pero no hay un efecto Francisco?
R. Lo veo en los ciudadanos, pero aún no en la Iglesia. Somos los obispos y sacerdotes los que tenemos que convertirnos a la integridad del Evangelio. Nos falta una visión más crítica.

El protagonismo de los excluidos

http://www.adital.com.br/arquivos/autor/aj_frei_betto_150.jpg
Frei Betto
Adital
Toda esa corriente migratoria que el papa llama Tercera Guerra Mundial es fruto de lo que Europa y los Estados Unidos sembraron en Asia, África y Oriente Medio. Fueron siglos de colonialismo brutal. ¿Y quién garantiza que hoy los drones que tiran bombas en Afganistán y en Siria como lluvia torrencial, no siegan la vida de innumerables civiles inocentes?


¿Acaso debemos esperar que el campesino, al ver destruida por un dron la propiedad agrícola de su familia y matar a su abuelo, padre y hermano, y al bebé de su hermana, se refugie agradecido en Occidente?
"La paz sólo vendrá como fruto de la justicia”, decía el profeta Isaías siete siglos antes de Cristo. O sea, nunca vendrá como mero equilibrio de fuerzas.
¿Por qué razón los dueños de Occidente (Europa y los Estados Unidos) extendieron por décadas alfombra roja ante las familias (Bashar) al-Assad, de Siria; Hussein, de Iraq; Kadafi, de Libia; y de pronto todas ellas fueron tiradas al cesto de la basura de la historia? La respuesta está en la evolución de los precios del petróleo.
La política es muy importante. Pero no todos pueden ser políticos. Es necesario tener vocación y, de preferencia, también decencia. Sin embargo, en cualquier actividad hacemos política. Tomamos posición en un mundo desigual. No existe neutralidad. En todo ayudamos a mantener o a transformar la realidad: dominar o cambiar, oprimir o liberar. Ésa fue la postura de Jesús.
Cuando me preguntan por y cómo me involucro en política, si por la vía pastoral o a través de los movimientos sociales (puesto que nunca me afilié a ningún partido), respondo: porque soy discípulo de un prisionero político. Jesús no murió enfermo en una cama. Murió como Vladimir Herzog: preso, torturado, juzgado por dos poderes políticos y condenado a la pena de muerte de los romanos, la cruz.
¿Por qué fue condenado si era tan espiritual, tan santo? ¿Entonces qué tipo de fe tenemos nosotros hoy que no cuestiona este desorden establecido? Lo condenaron por la misma razón que lo harían con usted si, de manera desprejuiciada, comenzara a decir que el mundo no tiene salida fuera del socialismo. Pero si el socialismoha sido derrotado ¿y ustedtodavía es socialista? ¿Habrá futuro para la humanidad sin compartir los bienes de la naturaleza y del trabajo humano?
Ahora bien, dentro del reino del César, Jesús de Nazaret anunciaba un Reino de Dios. Para él el Reino de Dios quedaba al frente, en el futuro histórico. Anunciar un Reino de Dios en el reino de César era alta subversión.
Jesús no vino a fundar una iglesia ni una religión. Vino a traernos las semillas de un nuevo proyecto civilizador, basado en la justicia y en el amor.Y que resumió en una expresión propia de su época (Reino de Dios), que hoy casi no significa nada para nosotros (peor aún en América Latina, donde no hay ningún reino).
Él vino a traer las semillas del proyecto de un mundo como Dios quiere. Basta leer las Bienaventuranzas (que explico en el libro Ocho caminos para ser feliz, de Editorial Planeta) y el Sermón del monte: un mundo de compartir, como sucede en la llamada multiplicación de los panes.
En la Declaración Universal de los Derechos Humanos son merecedores de derechos los que tienen cierto nivel de vida. Para Jesús, por el contrario, la persona puede ser ciega, coja, leprosa, excluida, que ella es templo vivo de Dios, dotada de una sacralidad ontológica. He ahí la radical defensa de los derechos humanos.
El marxismo europeo, por ejemplo, gracias al cual la modernidad avanzó en términos de inclusión social, nunca defendió los derechos indígenas, como hizo el marxista peruano Mariátegui. Hasta se comprende la razón, puesto que es una filosofía, un método originado en Europa, donde casi no había indios. Pero tampoco defendió nunca el protagonismo de los que viven en la calle, llamados lumpen proletariado. O sea, serían los beneficiarios de un futuro proyecto socialista o comunista, pero no protagonistas.
La diferencia está en que, para Jesús, todos son llamados a ser protagonistas. O como proclamó el papa Francisco ante los jóvenes, en Rio de Janeiro, en el 2013: "¡Sean revolucionarios, vayan contra la corriente!”.
Frei Betto es escritor, autor de la novela "Hotel Brasil”, entre otros libros.

LA CUARESMA MISIONERA Y EL CUIDADO DE LA CREACIÓN


10 de febrero 
Cuidar de la Tierra, Cuidar de los Pobres
Selvas Amazónicas, con motivo de sus 50 años, ha elaborado unos materiales de reflexión y oración para esta cuaresma que girarán en torno a las misiones, a la defensa de la creación y a la de los empobrecidos que habitan en ella.
Hoy, miércoles de ceniza, os dejamos una introducción con una primera reflexión y una explicación de los materiales que iremos enviando cada viernes de cuaresma.
¡Descarga el archivo adjunto pinchando aquí y disfruta de tu material de reflexión y oración!




ADIOS A FR. MANUEL DÍAZ

https://lh5.googleusercontent.com/nYfkHeiZ19yzuvg-zoUNA2pjdI0SjNvcyZC_guaqoRyVho4Tz3Q21F0xj7yM8gt95sMoVKaTsQnbvcnD2k-LeHvbG5O9qVMPEnBa8-hmUa7Wgn-1frR2TJb8tg
Salus Mateos Gómara
El viernes nos llegaba la noticia veloz y escueta: fr. Manuel ha fallecido a los 87 años de edad y mañana será su funeral. Demos gracias a Dios por su vida y pidamos por él.
Y ante esa noticia uno recuerda, sorprendido, que tan solo quince días antes ha hablado con él, le ha contado que se siente invadido por el cáncer y que las cosas están claras. Uno interpreta: es consciente de que su vida se apaga, y sorprende que vea las cosas con tanta naturalidad, que no haga alguna consideración más o menos pía y exculpatoria, y con toda espontaneidad acepte que este camino desemboca en la otra orilla a donde siempre ha tenido presente llegará.
El sábado lo despedíamos en la basílica de La Virgen del Camino. Éramos muchos frailes a despedirle; junto a su cuerpo, ya exánime, cantamos nuestra fe en la resurrección y ya, en la puerta de la basílica, mientras los de la funeraria empujaban el féretro hacia la salida, nosotros le decíamos a la Virgen del Camino que nos mostrara a Jesús vivo y glorioso. Paradójico, fr. Manuel ya lo estaba viendo y sonreiría al contemplarnos rogando a la Virgen que nos lo mostrara. Él lo habría cantado más de una vez en esa basílica que tiene estructura de féretro como cofre donde la Virgen recoge a todos los que allí llegan cargados de penas y añoranzas. Ahora nos decía adiós desde ese silencio total con el que los que marchan nos dejan a todos desconcertados. Descansar y ser despedido en esa basílica es toda una amalgama de sentimientos. La Virgen preside desde el retablo donde ella sostiene a Cristo en sus brazos y lo presenta a todos como muestra de que el camino que Él siguió no fue fácil. Está cubierto de heridas y ella lo enseña con cara de dolor, como recriminando que eso no se le debe hacer a nadie; menos a alguien que vino con deseos de cambiar el mundo y se ofreció como remedio de tanto desgraciado.
Allí, envuelto en recuerdos de amistad y confianza, le dijimos adiós a Fray Manuel. Allí lo despedimos como solemos nosotros despedir, cantando y orando, conscientes de que él ya está llegando allá donde Cristo espera para dar la bienvenida tras la conclusión del camino. Allí, donde cada día uno va reconociendo más caras y percibiendo que son muchos los que marcharon y con su ida van mostrando, a quien aquí queda, que el camino no se detiene y hay que avanzar por él en esperanza.
Fr. Salus
9 de febrero de 2016.

¿QUIÉN ES EL LAICO DOMINICO DEL SIGLO XXI?

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xtp1/v/t1.0-9/11392974_10152771592006901_5573074224520248330_n.jpg?oh=082929f65fde20fa9e0016bfe6894146&oe=57619C04
Héctor L. Márquez

La unidad de nuestra Orden nace de su misión de evangelización: los laicos, hermanas y frailes de la Orden somos miembros de una misma familia que recibe su identidad del hecho de ser enviada a predicar el Evangelio, dando testimonio de un Dios que viene a dialogar con el mundo. Más aún, podríamos decir que la identidad «dominicana» es la de una familia (la de una «comunión») constituida por el vínculo orgánico entre evangelización y contemplación de aquella verdad que es la Palabra viva que vino a este mundo. Es lo que nosotros tratamos de vivir bajo tres modalidades: la oración, el estudio y la fraternidad, de manera específica según el estado de vida de cada uno (énfasis nuestro).
Esa aseveración del Maestro de la Orden de Predicadores, fray Bruno Cadoré, O.P., al decretar la apertura el año de la novena del Jubileo de los 800 años de la confirmación de la Orden que estuvo consagrado al tema El laicado dominicano y la predicación (2014),[1] nos sirve de punto de partida para nuestra reflexión sobre la identidad y misión de los laicos dominicos en el siglo XXI.
La visión recogida en la carta del Maestro sigue el lineamiento de la Constitución Lumen Gentium, que define a los laicos como “todos los cristianos, excepto los miembros del orden sagrado y del estado religioso reconocido en la Iglesia”, que estamos incorporados a Cristo por el bautismo, formamos el Pueblo de Dios, participamos de la triple función sacerdotal profética y real de Cristo, y ejercemos en la Iglesia y en el mundo, “según [nuestra] condición, la misión de todo el pueblo cristiano en la Iglesia y en el mundo” (énfasis nuestro).[2]
La Christifideles Laici 7, por su parte, recogiendo el pensamiento del Sínodo de los Obispos de 1987, utiliza la parábola del viñador (Mt 20,1 ss.), y la exhortación que éste le hace a los obreros: “Id vosotros a la viña”, recordándonos que todos estamos llamados a trabajar en la viña (el mundo), y que estamos llamados a predicar el Evangelio a tiempo y a destiempo (2 Tim 4,2). El Maestro Bruno, en la carta a que hemos aludido, nos refiere al envío de los “setenta y dos”, aquel grupo de discípulos que siguió al de los “doce”, para ir a predicar la palabra, diciéndoles: “La mies es mucha, y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies” (Lc 10,3).
Aunque para muchos esta postura de incorporar a los laicos en la predicación puede parecer novel en nuestros tiempos, para los laicos dominicos esta misión se remonta a los orígenes de la Orden, cuando aquel primer grupo de laicos se unió a la “Santa Predicación de Prulla”. La predicación que atrajo a aquellos primeros laicos constituyó, en efecto, el centro de aquel proyecto fundacional de Domingo de Guzmán, y constituye aún “el nervio, la columna vertebral, el hilo conductor de la espiritualidad dominicana y de toda la vida dominicana”.[3]
Esto nos lleva a la pregunta medular: ¿Qué se espera; cuál es la misión del laico dominico en el siglo XXI? La clave estriba en vivir el carisma fundacional de la Orden desde nuestro estado de vida laical.
Nuestra Iglesia está viviendo un momento trascendental en su historia, un momento de cambio bajo la guía de nuestro papa Francisco, quien reconoce que la vocación y la misión propia de los fieles laicos es la transformación de las distintas realidades terrenas para que toda actividad humana sea transformada por el Evangelio.[4] Y esa transformación, esa renovación de la Iglesia requiere de nuevos caminos de misión para enfrentar efectivamente el secularismo e individualismo prevalecientes en nuestra sociedad, productos de una libertad mal entendida.
Al igual que Domingo de Guzmán en su tiempo, los laicos dominicos del siglo XXI estamos llamados a ser “punta de lanza” de esa misión evangelizadora a la que somos llamados, para transformar nuestro entorno de día a día, nuestra realidad humana, predicando, sobre todo mediante nuestras obras, la Verdad del Amor de Dios encarnado “que es la Palabra viva que vino a este mundo”, y es la única capaz de convertir los corazones.
La unidad en el carisma dominicano, dentro de nuestra diversidad, que ha caracterizado nuestra Orden desde su fundación, es lo que permite a los laicos dominicos asumir un rol de vanguardia en la evangelización de nuestro tiempo. Si establecemos un perfil del laico dominico encontramos que abarca todo el espectro social, profesional y etario de la Iglesia. Eso nos inserta de lleno en todas actividades humanas lícitas concebibles.
Somos hombres y mujeres, laicos, que después de conocer la vida, obra y espiritualidad de santo Domingo de Guzmán, nos hemos sentido movidos por el Espíritu Santo a vivir su carisma y nos incorporamos a la Orden de Predicadores mediante un compromiso especial que vivimos en las tres modalidades de la oración, el estudio y la fraternidad, que se sintetizan en la contemplación y la evangelización. Así, la misión de la Orden, y del laico dominico, está centrada en la predicación de la Palabra de Dios contemplada; lo que santo Tomás de Aquino expresa como Contemplare et contemplata aliis tradere (“Contemplar y dar a los demás lo contemplado”).
Armado de esa formación y carisma, e insertado en el mundo, el laico dominico del siglo XXI está en mejor posición de identificar nuevos lugares de evangelización y desarrollar en ellos su misión, es decir: “la entrega a la evangelización total de la Palabra de Dios”.[5] Ello incluye, no solo nuestros lugares de trabajo, comunidades y organizaciones sociales y cívicas, sino también las nuevas fronteras virtuales que representan las redes sociales y los medios electrónicos de comunicación; lo que el papa emérito Benedicto XVI ha llamado el “continente digital”,[6] representado por las más de tres mil millones de personas conectadas a internet en el mundo.[7]
Esa explosión informática brinda al laico dominico del siglo XXI un nuevo púlpito que le permite llevar su mensaje evangelizador a personas y lugares que de otro modo estarían fuera de su alcance, así como adelantar causas, como la de Justicia y Paz, que está enraizada en nuestro carisma fundacional, ya que nuestro Padre Santo Domingo se identificó de manera especial con los pobres, los oprimidos y los marginados.
El laico dominico del siglo XXI también utiliza las nuevas herramientas tecnológicas para su propia formación. Recientemente un grupo de laicos dominicos que estaba participando del retiro preparatorio para su promesa perpetua, tuvo la experiencia de escuchar la predicación a distancia de una de las reflexiones, haciendo uso de la plataforma Skype.[8] Esta experiencia nos abre las puertas a un mundo de posibilidades insospechadas, ya que puede repetirse para llevar el mensaje evangelizador a comunidades aisladas que de otro modo no podrían recibirlo.
Como podemos apreciar, el laico dominico de nuestra era no dista mucho de aquellos primeros laicos que se unieron a Domingo de Guzmán hace 800 años. El entorno político, social, económico y religioso en que vivimos y actuamos clama a gritos por una transformación que solo puede surgir de un cambio en los corazones de los hombres. Y ese cambio solo es posible mediante una evangelización efectiva. La diferencia, y la ventaja, estriban en las nuevas herramientas a nuestro alcance.
Héctor L. Márquez, O.P.,
Laico Dominico
[1] Carta del Maestro de la Orden del 22 de diciembre de 2013.
[2] Const. dogm. sobre la Iglesia Lumen Gentium, n. 31; Cfr. Exhortación apostólica Christifideles Laici, de SS. san Juan Pablo II, sobre la vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo, n.7; Dec. sobre el apostolado de los laicos Apostolicam actuositatem, nn. 2,3
[3] Felicísimo Martínez Diez, O.P., El ministerio de la predicación en el centro del proyecto fudacional.
[4] Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, sobre el anuncio del evangelio en el mundo actual, de SS. Franscisco, n. 201
[6] Discurso del SS. Benedicto XVI a la sesión plenaria del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales, 29 de octubre de 2009.

Generalizando que es gerundio

http://www.dominicos.org/kit_upload/image/Blogs/ignacio-anton-op1.jpg
Ignacio Antón
misericordiaveritatis


Decía Jean-Paul Sartre que el infierno eran los otros, aunque después se convenció -y quiso convencernos con su peculiar “humanismo”- de que más bien el infierno era el “Otro” con mayúscula, Dios, cuya existencia haría imposible la libertad del ser humano. O Él o nosotros, como en una especie de duelo del far west.
Eso de culpar a los demás de nuestros males lo llevamos ensayando desde Adán y Eva. Y a ello ayuda mucho la generalización simplificadora y azuzar el miedo a lo desconocido que, cuanto más diferente parezca, mejor.
La justa y necesaria indignación que produce el crimen de las violaciones masivas y organizadas en la ciudad alemana de Colonia durante la última nochevieja puede acabar degenerando -ya ha sucedido- en violencia xenófoba. Pero el linchamiento de un chivo expiatorio supone, precisamente, entrar en la lógica del odio tribal de los violadores: no importa tanto que el individuo culpable pague, sino que pague alguno “de los suyos”. La lección de la intercesión de Abraham por Sodoma y Gomorra para que no pagaran justos por pecadores también es, en muchas ocasiones, olvidada.
refugiados-sirios
En la época del Impero Romano, el populacho acusaba a la minoría cristiana de nigromancia y de canibalismo, de ser la causa de todo tipo de desgracias, como enfermedades y catástrofes. Lo mismo sucedió con la minoría judía en la Europa cristiana medieval y -de manera más sofisticada- en el antisemitismo protestante de la Europa central moderna. Las generalizaciones malvadas, que disuelven al individuo en una difusa colectividad culpable, son el caldo de cultivo de la intolerancia (las generalizaciones buenistas lo son de la ingenuidad).
No estamos en la Antigüedad o en la Edad Media, hoy en día está más asentado en la conciencia de la gente y en los mecanismos jurídicos el respeto a la dignidad de las personas, pero reiterar mensajes –ya sea explícita o implícitamente- tales como “los políticos son unos corruptos”, “los curas son unos pederastas”, “los refugiados son unos delincuentes”, etc. puede acabar erosionando nuestra racionalidad.




https://3.bp.blogspot.com/-Uz05TYERkNg/VGaLG4ZBDFI/AAAAAAAAD38/l9DicFZi9pA/s1600/DSC05109.JPG
1º- Yo te recibo a ti, yo me entrego a ti, yo te prometo.  Entre las mil declaraciones, fórmulas y definiciones de amor repetidas cada día, y que se multiplican cuando llega la fiesta de S. Valentín, ésta es mi preferida.
Yo te recibo tal como eres, con  infinita alegría y gratitud, como el máximo regalo que me hace la vida, pues gracias a ti llegaré a ser  verdaderamente lo que estoy llamado ser.
 Yo me entrego a ti con la esperanza de ayudarte a que también tú llegues a ser plenamente tú mismo; éste será mi oficio y beneficio.
 Yo te prometo, y te juro, permanecer siempre a tu lado: acogiéndonos y entregándonos mutuamente saldremos juntos de nosotros mismos hacia los otros para crear así un mundo donde todos podamos vivir una vida feliz.
2º-  Juntos subiremos al monte del Gozo, juntos descenderemos a llenar y cultivar nuestra tierra, juntos nos consolaremos en el abismo del dolor. Cuando llega el amor la vida se transforma en fiesta, y en misión y tarea, y combate: con su victorias y sus derrotas.«Traes contigo una música que embriaga el corazón» (A. Colinas); la terrible y fascinante aventura de vivir se convertirá a tu lado en fiesta y juego, será una maravillosa «travesía por un espacio que no nos pertenece» (J.L . Puerto).
3º.El amor es don y mandato, Nos promete todo y nos exige darlo todo: nos lleva a dar la vida por la persona amada, a vivir y desvivirse para crear un mundo donde nosotros y todos los otros podamos hacer la gozosa experiencia de que nuestra vida merece ser vivida . Amando descubrimos el mandato primordial: perfeccionar la obra de la creación, llenar tierra de vida y de alegría. «El trabajo es amor hecho presencia» (K. Gibrán).
Estamos juntos y somos felices pero un día llegará el dolor y quizá no podamos hacer nada ni  decir nada , ni siquiera una sola palabra de consuelo.. Nuestro consuelo consistirá en permanecer juntos búscándolo ,esperándolo, compartiéndolo. .Llegará también la muerte. Por eso quiero amarte hoy de tal manera que puedas exclamar :        mereció la pena vivir a pesar de todo, también a pesar de la muerte. Sí, amarte  es   decirte  también hoy::“  Tú no morirás” (G. Marcel ). ¿  Promesa ilusoria del  frágil amante que es el hombre?  No: es la promesa firme del amor ,” más fuerte que la muerte”.

4º-  Existimos y amamos porque hemos sido amados primero, Amando llegamos a ser plenamente y esperamos la victoria definitiva del amor. Sentimiento sublime que conmueve nuestros ser, y voluntad entusiasta de transformar el mundo en paraíso digno del hombre, el amor es también un misterio que necesitamos creer y celebrar.
El amor nos arrastra a un universo diferente donde nuestra existencia se transforma y eterniza. Es el misterio inefable en el que «vivimos, nos movemos y existimos». «Hemos creído en el amor; en el amor que procede de Dios y que es Dios» (San Juan). Somos creación de ese amor y sólo amando existimos de verdad: este amor vence al tiempo y a la muerte, no pasa. Porque creemos en el amor más fuerte que la muerte puedo decirte; yo te recibo a ti sin reservas, me entrego totalmente a ti, yo prometo estar siempre contigo,  Luis Lago Alba

¿Estos no son hombres?

http://mjd.dominicos.org/wp-content/uploads/2016/02/valla-melilla.jpg

La “primera comunidad de dominicos en América” ya se atrevió a desafiar a las instituciones (las suyas propias) invasoras en el Nuevo Mundo cuestionando el (mal) trato de los españoles a los indios. El discurso de Montesinos – como dice Fray Felicísimo Martínez, o.p.- es una metáfora de la vida dominicana; una vida que debería combinar el estudio con la acción misionera.
El pasado 5, 6 y 7 de febrero tuvo lugar, en Sevilla, el congreso “La vulnerabilidad de los emigrantes y los derechos humanos” enmarcado en el Proceso Salamanca. La Orden de Predicadores busca crear espacios de diálogo y colaboración entre dominicos comprometidos en la misión y dominicos dedicados al estudio e investigación.
La acción social ha sido el leitmotiv de todo el fin de semana. Desde muchas voces el discurso se ha repetido de manera continua: el mundo necesita ayuda.
“Lo importante es estar cerca de ellos”, decía Mº José Cano mientras explicaba la realidad de los emigrantes en Almería. Ella, junto con su comunidad de Mercedarias de la Caridad, ayuda en todos los ámbitos al colectivo subsahariano. Las Hnas. Oblatas cuentan la realidad de mujeres emigrantes víctimas de trata de blanca. Sus relatos dicen ser “historias de muerte con posibilidad de vida”. Luchan cada día por que “nos cambie la mirada” frente a la realidad.
La Secretaria de Familia Dominicana, Pilar del Barrio, nos da la clave de cómo podemos intervenir en esta realidad: Observar y estar informados. El resto llega solo…
Han sido muchos los que han hablado en el congreso. Cada uno estaba especializado en un campo diferente, al que se entregaba plenamente. Desde temas jurídicos hasta acciones sociales, desobediencia civil y realidades del mundo machista. Todo desde un punto de vista cristiano.
¿Con qué me quedo? Con mucha información nueva y útil. Pero, sobre todo, oxígeno. Aire fresco para seguir adelante. Con este tipo de encuentros uno se da cuenta de la cantidad de gente que se entrega y sirve a los más vulnerables. Es sorprendente la cantidad de pequeñas acciones que se realizan a lo largo de toda la península (por no hablar del resto de territorios).
Desde luego no hay que cantar victoria. Creo que aún queda mucho por hacer. He visto mucha gente en el congreso, pero un porcentaje muy alto era de adultos. Pocos jóvenes.
Si algo tengo claro es que tenemos que ser valientes y HACER. Desafiar el orden establecido y, sin miedo, desobedecer. Y como dijo José Luis Segovia al final del congreso, debemos conseguir entender la realidad y que –desde la moral- nos lleve a gritar “NO HAY DERECHO”.
Habrá más encuentros como este. Ojalá seamos más y podamos encontrar más formas de cambiar nuestro bonito (o no tanto) mundo.
ficha-alex

#INVULNERABLES: La paz sólo se firma con el compromiso

Editado por

Sor Lucía Caram O.P Sor Lucía Caram O.P
Decía la Madre Teresa de Calcuta que a la pobreza no la hizo Dios, sino que la hacemos tú y yo cuando no compartimos.
Y si al “tú” y al “yo”, lo multiplicamos por el número de “egos” – de tantos “tú” i yo”- que sólo piensan en ellos; o por el de los indiferentes que viven en otra galaxia; o por el aquellos que no se dan por aludidos porque tienen miedo a que les duela el bolsillo; o por el número de los que, ciegos por la ambición, sólo aspiran a tener y a retener a cualquier precio, caiga quien caiga; o por el número de aquellos que viven su vida y con eso ya tienen bastante…. El resultado es evidente: hay millones de personas que viven en la pobreza, y otras que miran para otro lado y que todavía no son conscientes de que podemos evitar que en el mundo existan personas en situaciones infrahumanas, sin derechos y excluidas.
Yo me desperté a esta realidad, y me duele. Me hiere cuando veo que hay niños que simplemente no pueden ser niños, que tienen hambre, que no pueden jugar, que son humillados. Me hace daño cuando veo tantos padres y madres que buscan sin conseguirlo, un puesto de trabajo que les permita ganarse el pan y no tener que mendigar cada día aquello que les corresponde por el solo hecho de ser personas.
Por eso he decidido con todas mis fuerzas, y con todas mis capacidades; con mis pocas o muchas habilidades, por cielo tierra y aire, declarar la guerra a la pobreza y sobre todo a la pobreza infantil. Y a esta declaración la firmo por el compromiso insobornable con las personas que sufren la mordida de las injusticias y cuyo dolor me ha herido y despertado; y lo rubrico con la decisión de no descansar mientras el dolor de los más débiles sea una realidad. Y lo hago a riesgo de convertirme en una pesada que día y noche toca puertas, hace llamadas, pide, insiste y suplica pidiendo ayuda y reclamando solidaridad y justicia.
El Papa Francisco decía que cada niño marginado, abandonado, privado de sus derechos fundamentales, es un grito que se eleva y que acusa al sistema que nosotros, los adultos, hemos construido.
Hemos comenzado la cuaresma. Un tiempo de conversión y cambio. Un tiempo en el que tenemos que definirnos y en el que el silencio nos permite escuchar ese clamor de los inocentes que nos acusa y desafía; que nos grita que nuestra mediocridad, nos hace cómplices y que el que no sirve a la humanidad, la traiciona.
Tiempo de un ayuno solidario, que además de la obligación de compartir, comporta el compromiso de trabajar para que el pan llegue a todos, y el de experimentar en carne propio lo que significa no poder comer, beber, vestirse, etc.
Hemos puesto en marcha un programa a favor de la infancia que hemos llamado #INVULNERABLES.
Estamos cansados de repetir errores y de que no se solucionen de base y de forma radical las grandes carencias del sistema que nos conducen año tras año al fracaso y a la cronificación de la pobreza, que en el caso de los niños, se convierte en un factor determinante de riesgo y deja secuelas irreversibles para toda la vida.
¿Qué es #INVULNERABLES?
Es la decisión de trabajar de forma integral, no poniendo parches, solucionando los problemas más graves de nuestra sociedad, entre los que ocupa un lugar más que significativo, la deuda que tenemos con la infancia marcada por la pobreza y la miseria y la vulneración de sus derechos.
Optamos por la igualdad de oportunidades, por la colaboración público-privada y por la implicación de todos para ofrecer a los niños todo lo que les pueda ayudar a vivir y a crecer con dignidad.
¿Cómo trabajamos?
Por una parta con el apoyo del programa CaixaProInfancia e Incorpora, abordando un trabajo en red a nivel local, con diversas entidades, buscando cubrir las necesidades de salud, educación, vivienda, etc. El programa Incorpora nos permite buscar trabajo para los padres de los menores, como punto fundamental en el proceso de dignificación de la realidad del núcleo familiar.
Además de utilizar los recursos habituales, que son insuficientes, apelamos a la solidaridad de la ciudadanía y de las empresas. De esta manera pedimos apoyo en especie, en dinero, en tiempo, para ganarle la batalla a la pobreza.
¿Cómo se pueden implicar las empresas y la sociedad?
Cuando hablamos de igualdad de oportunidades, hablamos de que los niños tengan acceso a todo aquello es importante para su integridad y a lo que por falta de recursos económicos, no pueden acceder. Además intentamos en esta tarea que se produzca un encaje de todos los sectores de la sociedad: los niños, las familias, las empresas, las administraciones, las entidades sociales, etc. eliminando la creación de guetos.
Conscientes de la importancia del deporte, por ejemplo, no buscamos hacer equipos de futbol del que formen parte “niños en exclusión social”. No. Buscamos que como niños iguales a otros niños, puedan integrarse en los equipos de futbol, clubes, etc de la ciudad como uno más y sin etiquetas. Y lo que decimos de futbol, lo decimos de otros deportes, actividades extraescolares, colonias, aprendizaje de lenguas, repaso escolar, etc.
Es la oportunidad de implicar a todos y de construir, al tiempo que exigimos a las administraciones políticas sociales en las que el centro sea la persona y no otros intereses.
Las empresas pueden, al igual que los particulares y profesionales, ofrecer recursos económicos, trabajo, tiempo, o aquello que responde a su identidad y servicio y que pueden ofrecer gratuitamente o en forma de beca: clases de idiomas, gimnasio, consulta dental, apoyo psicológico, etc. Es un programa a la medida de nuestra sociedad, en el que todos podemos aportar y en el que todos salimos ganando. Porque cuando sumamos, nadie pierde.
En cada sitio en el que trabajamos, concretamente en Manresa donde ya hemos comenzado, comenzamos con 50 familias de un barrio concreto. Hay muchas familias más que lo necesitan, pero los recursos son limitados. Una forma, precisamente, de que puedan entrar más familias en el programa es sumar voluntades, servicios, recursos.
Si nos juntamos, si todos sumamos, estoy segura que vamos a ganar esta batalla y la guerra, que vamos a conseguir hacer realidad el sueño de un mundo en el que todos podamos ejercer de personas con dignidad.
Os invito a visitar la página web www.invulnerables.org y a echarnos una mano. Os necesitamos. Los niños os necesitan. Recordad, si “tú y yo” compartimos, ganamos todos.
Puedes sumarte escribiéndonos a invulnerables@fundaciorosaoriol.org o haciendo un donativo a la cuenta: ES12 2100 9046 9302 0001 5732
Sor Lucía Caram




CARICIA

 https://lh4.googleusercontent.com/-odW406tFiZk/VhBFHEuaTDI/AAAAAAAAMKY/HvZ4wSCGonk/w374-h499-no/P9290010%2B%255B107252%255D.JPG
Isaura Díaz Figueiredo
Crisálida, alma solidaria, torrente de luz, podríamos decir esto de la caricia, catalogada  en psicología como la expresión máxima de ternura. La caricia es pura emoción, en función de un querer fugaz y sin historia. La caricia-emoción, nos envuelve, atrapa a todo ser, es un modo de calificar a la persona en tu totalidad, psique, pensamiento, voluntad, interioridad y sentimientos, interactúa en las relaciones con el otro.
La parte principal u órgano acariciante es la mano, la mano da calor, la mano revela un modo de ser cariñoso, y toca lo más profundo del ser, para que una caricia sea verdadera, necesitamos cultivar el Yo profundo, lo autentico y verdadero de cada uno, el Yo superficial nos deja llenos de preocupaciones e interrogantes. El Yo profundo produce reposo, integración y confianza.
Igual que la ternura, la caricia exige total altruismo, respeto del otro y renuncia a cualquier otra intención que no sea la de querer y amar. No es solamente un roce de pieles, es entregar ternura, amor, a través de la mano.
No puede existir afecto sin caricia, amor y cuidado. Las estrellas tienen aura para brillar, de igual forma el afecto  necesita de la caricia para vivir.
La caricia sobre la piel, el cabello, la cara, los hombros, la intimidad sexual, hace concreto el afecto  y el amor. La caricia esencial es leve como el zumbido embriagador de una abeja en otoño.
La mano también agarra, eso no es caricia, indica dominio sobre el otro, manipulación, por el contrario la mano acariciadora es la alternativa necesaria al modo de sentirse amado, cuidado, respetado. Una mano revestida de paciencia toca-no hiere-, suelta y deja libertad, para desarrollar la movilidad necesaria al crecimiento personal e integral.

UNA CARICIA….
El frio madrugar de aquella mañana de enero, hizo estremecer mi cuerpo al contacto con la calle, la brisa heladora me golpea el rostro, cristalizando lágrimas vertidas sin saber muy bien el motivo. En ese preciso momento intento buscar en mi interior el origen del conflicto, miro el horizonte con la vista perdida, respiro profundamente y tras segundos -siento el sol-, el cielo estaba nublado, pero en mi rostro siento la cálida caricia del astro, que lentamente se extiende por mi cuerpo, me hace sonreír, olvidar, o ver desde la distancia acontecimiento que me hundían en un pozo negro y oscuro; poco a poco mi cara se ilumina.  Por el camino encuentro un compañero que sorprendido me pregunta ¿Qué tiempo hace hoy en tú país?
Es muy urgente en los tiempos que vivimos rescatar la gran dimensión de la caricia. Ella vive dentro de nosotros, igual que el amor profundo y sincero, pero las circunstancias hacen que la hayamos ocultado bajo capas gruesas de materialismo, consumismo y banalidades. Ojala los que hayan terminado de leer ésta reflexión se unan al club de la “humanidad perdida”, vive en  el “país de la caricia

Elige tu itinerario…

Editado por

Sor Gemma Morató Sor Gemma Morató
BrujulaEste tiempo de Cuaresma, nos ofrece 40 días para hacer una ruta, en la cual, cada uno elegirá su propio itinerario. No perdamos de vista que lo importante es el camino que vamos haciendo. Para el trayecto, tenemos que tener activado el wifi y conectarnos a la red de Dios, porque es quien nos acompaña en la ruta cotidiana de nuestras vidas, la brújula que guía el sendero.
Es un tiempo para prestarnos más atención, para encontrarnos con nosotros mismos y ver cómo está el gps de nuestro caminar con el Señor. Él nos pide que este camino sea sobre todo de verdad, desde nuestro corazón, que hagamos un esfuerzo, que queramos y vayamos más hacia Él. Busquemos el silencio exterior e interior de nuestra alma para encontrarnos con Él, para escuchar hoy su voz. Ojalá tengamos tiempo para vivir esta etapa de gracia, que se nos regala en este tiempo cuaresmal. Caminamos hacia la luz de Pascua.
“Convertíos a mí de todo corazón con ayuno, con llanto, con luto. Rasgad los corazones y no las vestiduras; convertíos al Señor, Dios vuestro, porque es compasivo y misericordioso, lento a la cólera, rico en piedad y se arrepiente de las amenazas (Joel 2,12-13)
Haz un alto en el camino, y tómate el tiempo para ver una buena película:´´El guerrero pacifico¨, recomendada en la web www.pastoralsj.org.
Texto: Hna. Ana Isabel Pérez




CAMPAÑA DE MANOS UNIDAS
Al margen de la globalización

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xtl1/v/t1.0-9/12661868_1287623937921260_8765518186733823780_n.jpg?oh=361808e27634cdf4fbbb29058e60012f&oe=572E2323
Juan Antonio Mateos Pérez
 “Plántale cara al hambre: siembra”´
(Manos Unidas)
Lo que llamamos globalización actual es un proceso de trasformación global, impulsado por la revolución tecnológica actual, pero que tiene una larga historia que se inicia con los grandes descubrimientos del siglo XVI. Ese proceso se acelera con la Revolución Industrial de finales del XVIII y XIX, acompañada con una importante “revolución de los transportes”. Esa importante acumulación capitalista que se inició en Inglaterra hace doscientos años, ha ido extendiéndose por el mundo entero por medio del colonialismo, del imperialismo y hoy por lo que llamamos globalización. En el debate sobre la globalización podemos encontrar los que piensan que es un momento de grandes oportunidades y a los que están en contra en no ven más que peligros en el proceso. Independientemente de nuestra postura, parece un proceso irreversible y vemos en él un claro proceso histórico de transformaciones sociales, políticas y económicas. Con este proceso cada vez más acelerado, se desarrollan redes y centros de poder globalizados, estrategias económicas que favorecen a esos núcleos de poder, patrones globales de estratificación de clases, zonas del planeta fuertemente enriquecidas y otras muy empobrecidas.
Lo que llama la atención que en ese proceso, parece que no van todos, gran número de personas y países están al margen de la globalización. Aunque los centros y redes de poder sostienen que este proceso uniforma, lo cierto que y los resultados alcanzados lo demuestran, sólo unifica. Fuera de este proceso de globalización quedan muchas cosas importantes que se han ido desarrollado en un proceso histórico largo y costoso: El ser humano, el medio ambiente, la democracia, la cultura, la verdad, y sobre todo ha creado grandes bolsas de pobreza inhumanas.
Las fábulas económicas introducidas en este proceso irreversible siguen comentando que hay que dejar obrar al mercado mundial, acompañado de un imponente desarrollo tecnológico, para administrar eficientemente los recursos, eso genera más beneficios y así se puede distribuir mejor la riqueza. Parece que las premisas iniciales funcionan de una forma exponencial, no la última de ellas, más que distribuir la riqueza ha provocado pobreza y esclavitud de grandes masas de la población mundial. De este proceso no se libran las sociedades mejor paradas, los llamados países desarrollados,  que están creando “animales de trabajo” en estas sociedades del cansancio, donde el individuo se explota a sí mismo por una miseria y sin coacción externa, debido a un exceso de estímulos que está recibiendo.
Las pocas familias que dominan el mundo, grupos económicos, multinacionales o como se quieran llamar, tienen mayor poder económico y de dominio como nunca se había alcanzado. Pero no quieren asumir ningún tipo de responsabilidad económica, social, ecológica que vaya más allá de rentabilizar sus propios intereses, es más, en los grandes conflictos mundiales miran para otro lado con la complicidad de los grandes Estados. Asistimos en este momento a ver grandes grupos de población, incluso de los “países llamados ricos”, alienadas, desasistidas, desesperanzadas, despolitizadas, analfabetizadas funcionalmente, llegando a grandes regiones del mundo a ver sin compasión, el hambre, la miseria, la esclavitud infantil, la explotación, plagas, enfermedades, etc.
 http://www.manosunidas.org/sites/default/files/styles/large/public/anuncio_din_a4_2016_alta_1.jpg?itok=kt8lvckL
Parece que asistimos a una globalización sin esperanza, donde una “economía virtual”, financiera y especulativa desarrolla su juego especulativo sin fábricas, sin bienes, sin trabajadores. Los procesos económicos liberalizan, desregulan, privatizan, avasallan la dignidad humana; castigan a la sociedad y a sus trabajadores, no respetan el planeta, debilitan progresivamente la autoridad gubernamental con su economía de casino y ruleta, provocando inquietud y certidumbre. Desde que terminó la “Guerra Fría”, FMI y el Banco Mundial a los países en vías de desarrollo han llevado al empobrecimiento de cientos de millones de personas, renegociando su deuda externa. El poder económico interno de los países en vías de desarrollo se ha desplomado, han surgido hambrunas, se han cerrado centros de salud y escuelas, a cientos de niños se les ha negado el derecho a la educación primaria, han surgido enfermedades infecciosas como la tuberculosis, la malaria o el cólera.
En este mes de febrero, muchas instituciones que luchan contra la pobreza nos recuerdan esta realidad lanzado sus campañas solidarias. Hace pocos días lo ha hecho Manos Unidas, ONG que trabaja desde hace 56 años  apoyando a los pueblos más desfavorecidos en su desarrollo y en la sensibilización de la población española ante el problema del hambre. Su campaña de este año lleva el lema: “Plántale cara al hambre: siembra”, comenta en su informe que en el mundo han crecido las posibilidades para que todas las personas puedan vivir dignamente, pero se constata que la globalización no ha producido mayor justicia social, sino que ha prevalecido la indiferencia y la exclusión, la corrupción y el desinterés a los más vulnerables.
Manos Unidas, subraya no quedar indiferente ante el problema del hambre, propone sembrar una buena tierra, un buen agua, una buena semilla, relacionando el problema del hambre con el acceso a la tierra, al agua y a la desprotección jurídica en la especulación de los mercados internacionales sobre el valor de los cereales. La ONG, quiere sembrar capacidades, solidaridad, responsabilidad y cooperación entre los Estados que hagan posible una globalización más enriquecedora y justa en el aprovechamiento de los recursos alimentarios.
Estar atentos a éstas y otras propuestas que puedan enfrentar este problema y tomar conciencia de la situación, dignifica a la persona en nuestra sociedad adormecida y paralizada por tantos estímulos. Para combatir el hambre no sólo es el resultado de repartir alimentos o hacer donativos, requiere una acción más global que busque un cambio estructural con políticas efectivas y una nueva forma de hacer la globalización que incluya a todos y sobre todo a los más vulnerables. También una ética de la solidaridad, que sea crítica con nuestra forma de vida y exceso de gasto y que luche por la dignidad humana. Vivir dignamente significa tener casa, trabajo, educación, salud, etc., todavía hay espacio, tiempo y corazón para la esperanza.

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xfp1/v/t1.0-9/12705292_1285744294775891_660638004005808512_n.jpg?oh=31da91492462d5c45d7c6724d109ba3f&oe=576FC138

Lutero el optimista un poquitín iconoclasta

http://bitacoraveritas.dominicos.org/imagenes/blog/sixto.jpg

Bitácora Véritas

Blog de: Sixto Castro Rodríguez, OPmartes, 09 de febrero de 2016 
No sé cómo se ha colado en mi ordenador un comentario que aparece en un periódico gallego. Dado que comenzaba “el mundo que conocemos nació de la mano de un pequeño fraile que ocasionó un demoledor terremoto en la Europa del siglo XVI”, me dije: vamos a leerlo. Y lo leí (o lo leímos, por seguir con el plural este). El primer párrafo (no sé cómo sigue el texto). Y me dije a mí mismo (o nos dijimos): con estos mimbres no me extraña nada los cestos que queremos hacer. (Ya no pongo más plurales, que cansa). No sé muy bien de qué requiebro historiográfico ha salido este buen Lutero. Y pensé también: algo, algo, alguito que tenga que ver con la religión (historia, semántica, liturgia, escatología, historia de los Papas, lo que sea…) tiene que haber en la educación general, para tener un poquito de cuidado al escribir, para no decir todo lo que se piensa, pensar un poco lo que se dice... Nada más que eso. Vamos, digo yo. Y seguramente el optimista Lutero diría algo parecido si se reconociese en este textillo.

Cuando Santo Tomás de Aquino ya no es fiesta grande

Editado por

Jesús Espeja Jesús Espeja
Siendo estudiante y joven profesor en Salamanca, celebrábamos la fiesta de Santo Tomás el 5 de marzo que venía bien como un oasis en cuaresma. Era un día muy señalado : con nuevas misas polifónicas y con un solemne acto académico en el paraninfo del “alma mater”, presidido por obispo y rectores de los distintos centros universitarios, que concluía con el “Gaudeamus igitur”. Pasados cincuenta años de aquellos aires salmantinos, hoy celebro esa fiesta, ya cambiada de fecha, sin mayor relevancia, en la eucaristía con otros dos frailes. Esa celebración sencilla, donde hemos leído el evangelio “vosotros sois la sal de la tierra”, me ha brindado la oportunidad para reflexionar un poco en las sugerencias que ayer nos brindó fr Jesús Díaz Sariego, provincial de “Hispania” en una visita fraterna.
1. Estamos viviendo tiempos de cambio: en la sociedad, en la iglesia y en la orden. Es necesario despertar y actualizar nuestro carisma de itinerancia que, según el Maestro V. De Cuesnongle, es para los dominicos “prioridad de prioridades” Al menos para mí, Tomás de Aquino es admirable por su síntesis teológica; pero sobre todo me atrae porque fue capaz de vislumbrar los reclamos de humanismo que despuntaban ya en el s. XIII y abrían a la modernidad. En un opúsculo que escribió sobre la necesidad de que surgen nuevas formas de vida religiosa en la Iglesia, impresiona la infinidad de veces que sale el calificativo: “nuevos problemas”“nuevas soluciones”, “nuevos métodos”, “nuevas formulaciones"...
2. Llamada a la responsabilidad personal y a la corresponsabiliad . Según el concilio, todos hemos sido puestos en manos de nuestra propia decisión. Ni las instituciones ni los distintos ministerios en la gerencia de las mismas, hoy nos pueden dispensar de ser nosotros mismos, y responsabilizarnos de ser fieles a nuestra vocación comunitaria siendo corresponsables para llevar a cabo la misión. Ya conocemos la historia del joven Tomás cuando, con la oposición de su propia familia, decidió entrar en una congregación religiosa pobre y sin relevancia social. Su reflexión teológica fue siempre un apasionado empeño por abrir de forma responsable y arriesgada nuevos caminos, sufriendo a veces duras consecuencias. Respiró el mismo espíritu que Domingo de Guzmán: “yo se bien lo que me hago”.
3. La clave para la Iglesia evangelizadora y en ella para los dominicos, está en vivir la fe como experiencia personal. Tomás de Aquino fue un gran místico. Consciente de que todas las formulaciones teóricas sólo son aproximaciones al contenido último de la fe, supo experiencia en los himnos poéticos sobre la eucaristía.
4. Ir hacia los que no nos esperan. Primero, ir a muchos fuera o cada vez más alejados de los marcos eclesiales. Además de la Suma Teológica, Tomás de Aquino escribió la Suma para dialogar con los no cristianos, concretamente con los musulmanes y filósofos que discurren desde la sola razón. Segundo, ir a muchos que tampoco nos esperan e incluso podemos resultar molestos dentro de la misma Iglesia. La Suma Teológica, tan celebrada después, supuso una gran novedad en la versión de la fe que resultó incómoda para una teología y una comunidad cristiana estancadas en el pasado. No olvidemos que, antes de ser proclamado doctor universal, Tomás sufrió el rechazo y la condena de sus propios correligionarios.
Así ha discurrido mi meditación matutina celebrando en la sencillez la memoria de aquel maestro tan significativo para mi vocación dominicana, También ha sido el espacio adecuado para interiorizar las sugerencias y preocupaciones que manifestó ayer el Provincial en nuestro diálogo comunitario.


MISERICORDIA IV. MISERICORDIA Y ENVIDIA

http://desdelohondo.sanestebaneditorial.com/imagenes/blogs/lastra.jpg

Fr. Juan José de León Lastra
11 de febrero de 2016 

Santo Tomás dice que el vicio que se opone a la virtud de la misericordia es la envidia. No deja de ser singular. Envidia es sentir tristeza por el bien ajeno. Misericordia es un compromiso cordial y efectivo para remediar o aliviar el mal que le sobreviene al prójimo. Es manifestó el enfrentamiento de sentimientos y de acción consecuente, entre envidia y misericordia: se tiende a eliminar las causa de la tristeza que nos sobreviene; en el caso de la envidia sería eliminar el bien del otro; en el de la misericordia la tristeza es compasión, o sea solidaridad con el mal ajeno, lo que pretende es eliminar el mal del otro. Lo que nos produciría alegría: la misericordia en vez de ser tristeza por el bien ajeno, es alegría porque el mal se alivia o desaparece en el otro: es alegría propia por la alegría del otro. Podemos apuntar algo más. Si la misericordia tiene una dimensión de compasión, de compartir sentimientos del otro, podíamos llamar misericordia a compartir la alegría del otro, no envidiarla. Lo que decía san Pablo: “llorar con los que lloran y reír con, los que ríen”. La misericordia es también empatía. Si la envidia es tristeza, la misericordia es felicidad, “bienaventuranza”, como dice Jesús en el Sermón de la Montaña.

Padres con corazón materno

http://nihilobstat.dominicos.org/imagenes/blog/mgelabert.jpg

Nihil Obstat

Blog de: Martín Gelabert Ballester, OPmiércoles, 10 de febrero de 2016 
En este año jubilar de la misericordia la cuaresma comienza con un gesto significativo: el envío, por el Papa Francisco, más de mil “Misioneros de la Misericordia” a todo el mundo. Es un gesto, evidentemente, porque cualquier presbítero debe, durante este año y siempre, ser un padre con entrañas maternales (como el de la parábola del “hijo pródigo), padre acogedor, que transmite paz y misericordia. A veces, los signos son necesarios para recordar lo que todos deberíamos saber, pero que, desgraciadamente, muchas veces olvidamos.

En un encuentro previo al envío que el Papa ha tenido con algunos de estos “misioneros” les ha ofrecido sabios consejos para que ejerzan bien su ministerio. He aquí una de las perlas del discurso papal: "Os recomiendo entender no sólo el lenguaje de la palabra, sino también el de los gestos. Si alguien va a ti es que quiere decirte algo... A veces no conseguirá decirlo, pero tú lo entiendes...Lo dice así, con el gesto de acercarse". Cierto, al confesionario va todo tipo de gente. El confesor se encuentra con personas que han realizado actos muy graves, y no saben cómo decirlo; también se encuentra con personas escrupulosas y avergonzadas de sí mismas, porque siempre caen en los mismos pecados. Es importante que todos se sientan comprendidos y acogidos. También es importante no quedarse en la ley ni magnificar determinados hechos que, a veces, no han sido cometidos con mala intención.

Conozco el caso de un presbítero, buena persona, fallecido hace años, que pasó muchas horas en el confesionario. Al final de su vida estaba triste porque pensaba lo mal que lo iba a pasar si Nuestro Señor le juzgaba con los mismos criterios con que él había juzgado a algunos de sus penitentes. El evangelio tiene una palabra que viene bien aquí recordar: la medida que uséis, la usarán con vosotros. Todos hemos sido duros alguna vez. Ser consciente del propio pecado es la mejor disposición para comprender los pecados ajenos. La carta a los Hebreos dice de Jesús mismo que puede compadecerse de nuestras flaquezas porque él ha experimentado la tentación y la debilidad.

Una última cosa: hay varios modos de celebrar el sacramento de la reconciliación. No estaría mal, en este año jubilar, recordar que la celebración comunitaria de la penitencia con confesión y absolución individual, expresa más claramente el carácter eclesial del sacramento y, además, en este modo de celebrar queda más manifiesto que todos los sacramentos deben estar precedidos por la escucha atenta de la “Palabra de Dios”. No hay sacramento sin Palabra. Esto vale también para el rito de la confesión individual. También este modo tiene que integrar la lectura bíblica y dejar claro su carácter eclesial.

LAICOS DOMINICOS
Viveiro


https://asilosanantoniove.files.wordpress.com/2013/11/op.jpg
 

1º DOMINGO DE CUARESMA “C”

14 de febrero de 2016

AÑO JUBILAR
D. Félix García O.P.
Fraternidad de Laicos Dominicos de Viveiro (Lugo)
LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN S. LUCAS,   4,1-13
En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo. Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre. Entonces el diablo le dijo: «Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan.» Jesús le contestó:
 «Está escrito: No sólo de pan vive el hombre.» Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo, y le dijo: «Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo.» Jesús le contestó: «Está escrito: Al Señor tu Dios adorarás y a él solo darás culto.» Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: «Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: Encargará a los ángeles que cuiden de ti, y también: te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras.» Jesús le contestó: «Está mandado: No tentarás al Señor tu Dios.» Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión

COMENTARIO:  Eso somos  nosotros: seres errantes perdidos en los caminos de la vida. Hemos recibido de Dios el regalo de todo cuanto somos  y todo cuanto tenemos. Nada es  nuestro, todo es prestado. Somos huéspedes en una tierra que  no  nos  pertenece y  a la que tenemos que cuidar para  poder un día decir: “estas son, Señor, las  primicias de los frutos cosechados en la tierra que nos has dado”
En este  primer domingo de cuaresma iniciamos nuestro particular éxodo camino de la  liberación pascual.
Debemos salir de la esclavitud de la tristeza, la insolidaridad, el dolor y todo aquello negativo que haya en nuestra vida, para llegar a esa tierra  pascual donde los ríos manan leche y los  montes destilan miel.
Es tiempo de conversión, es  momento de cambiar nuestros tristes esquemas egoístas para  hacernos alegres miembros solidarios de  un único cuerpo, de un único pueblo que camina hacia el  mundo  perfecto que Dios nos ofrece y nosotros tenemos que alcanzar,  construir y conquistar
Puestos a pensar, estas tentaciones de Jesús que nos cuenta S. Lucas, no tienen nada de extraordinario: Jesús va a dar de comer a muchos con un panecillo. Es decir: saca pan de “las piedras” que tiene a mano. No  hay duda de que ver a alguien descender del  pináculo del templo sería espectacular. No más que la trasfiguración  o la resurrección o los milagros que Jesús iba  haciendo a lo largo de su vida. El poder que se le ofrece en la 3º, ¿no es acaso el honor, el poder y la gloria que cantamos en las vísperas de los martes, de  los  jueves,…? ¿Dónde están las diferencias?¿por qué son tentaciones malas?
No podemos dudar de que estas tentaciones estén presentes en nuestras vidas, que nuestro demonio particular nos incita a ellas constantemente. Todos queremos bienes en abundancia, a todos  nos gusta  la buena fama, que  nos respeten, a todos nos gusta el poder. ¿Es esto malo?
La vida de Jesús nos  aclara  la diferencia: no es el  pan sacado de las  piedras lo malo,  no es lo notorio lo malo, no es el poder  lo  malo. Lo malo está en la forma de adquirir y utilizar pan, fama y poder.
Jesús se  niega a utilizar su  poder para forzar aquello que podrá y  deberá ser  obtenido con el esfuerzo personal y siempre desde una actitud de servicio a los demás. Es tu  pan  unido al  mío el que  puede dar de  comer a más personas; es tu fama, cimentada sobre  una vida coherente, la que invita a los demás a seguir tus pasos por el camino del  bien. Es la autoridad fundada en el bien  hacer, adobada con actitud de servicio, la que  puede  hacer  progresar el reino de Dios.
Jesús rechaza lo  personal, lo egoísta, para enseñarnos a ser altruistas. Jesús deja a un lado la ambición personal para  buscar el bien de todos. Y ante esto ¿cómo actuamos  nosotros, como actúo yo, frente a las tentaciones similares que se nos  ponen delante a cada  momento?
D.  Félix García Sevillano,  OP        


El Espíritu nos mueve frente a las tentaciones (I Cuaresma, Lc 4,1-13)

Jesús en el desierto tiene que enfrentarse a aquello que le haría no recorrer su camino para ser quien es.
El paso de Jesucristo en la Tierra fue una constante fuente de tentaciones. En el Evangelio de Lucas que leemos en el primer domingo de Cuaresma encontramos las claves principales de lo que va a ser todo este periodo litúrgico.
Al principio del texto está el Espíritu que mueve a Jesucristo, mencionado dos veces en la primera frase. No es que el redactor del texto redunde por capricho o porque escribe mal: es que quiere dejar patente lo importante que fue para Jesús dejar actuar en él al Espíritu. Por tanto, también nosotros deberíamos dejarnos mover por esa fuerza con la que Dios asiste a los hombres, y quienes creemos en él podemos ser mucho más conscientes de ello. Y dejarnos llevar por Él donde sea.
En la Biblia los números son simbólicos, pasa en este texto con el 40 y con el 3. El 40 es una clara referencia a los años que Israel pasó en el Desierto, en una historia de liberación. La historia de Jesús nos llevará a una nueva Pascua, que no será para un solo pueblo, sino para toda la humanidad. La liberación no será por la ley, sino por la fe, como nos recuerda la carta a los Romanos.
El 3 es también importante. El texto nos narra tres tentaciones que bien podemos identificar con otras de hoy día. La primera, la de las posesiones materiales. La segunda, el poder. Y la tercera, la de tratar de manejar a Dios a nuestro antojo. Pero el número 3 en la Biblia quiere decir a menudo 'muchos'. ¿Quién duda de que a Jesús el demonio no le tentó muchas veces? Por ejemplo, en el mismo Getsemaní Jesús se vio tentado de no aceptar la cruz y, sin embargo, tras orarlo, superó sus miedos. La tentación, como dice el texto, busca siempre “otra ocasión”.
Esto no significa, ni mucho menos, que debamos pensar que todo es tentación. Bastaría con fijarse en todas aquellas cosas que nos llevan por un camino fácil. El camino fácil es para cada uno diferente. Es el camino en el que parece que siempre conseguimos lo que queremos, pero que cuando estamos en la supuesta cima nos damos cuenta de habernos equivocado de camino. Y, en vez de subir la montaña, nos hemos conformado con escalar un pequeño repecho.
La tentación nos ofrece cosas muy tangibles y solo hay una manera de superarla: la fe en que Dios nos quiere felices y su camino es el que nos dará la libertad.




VÍDEO DE HOY:

La vulnerabilidad. Aportaciones de Martha Nussbaum (Congreso de Sevilla)

No hay comentarios:

Publicar un comentario