lunes, 22 de diciembre de 2014

La Posada del Silencio nº 39, curso VI


Conversando desde el silencio

http://www.dominicos.org/espiritualidad/imagenes/silencio/fondoantorcha.gif

Silencio, encuentro de amor

«Apareció la ternura y el amor de Dios en Jesús» (Tit 3,4)

Dios ha recurrido a un gesto (Jesús) para darnos a conocer todo su amor, toda su verdad. Y es que la palabra no es diestra para expresar lo entrañable. Por eso se hace necesario recurrir al gesto. Este, por simple que sea, vale más que todas las palabras.
En el lenguaje del amor, las palabras son siempre vagas para expresar todo este mundo. El mundo de los sentimientos no se puede expresar. ¿Quién puede hablar sobre la paz? ¿Quién explica la luz, un color, la vida...? El gesto dice más: un abrazo, una sonrisa... Algo parecido le pasa a Dios. Al expresar su amor busca a Jesús para hacerlo. El gesto de Dios se anuncia a través de toda la Escritura y apunta a esta ternura de Dios en Jesús que no se puede abrazar porque nos desborda. En realidad es la ternura de Dios la que nos abraza a nosotros.
Los gestos de Dios resuenan en la Biblia. Son expresiones que diluyen toda pesadilla. Cuando uno experimenta esta Presencia, ya todas las sombras desaparecen. En la Biblia hay infinidad de evocaciones en donde Dios da vida al hombre a través de su amor.
La urgencia mayor del ser humano es la de sentirse amado. En la infancia, uno necesita ser amado para crecer y para que sea capaz de amar de mayor. Es un hecho altamente verificado que hay que envolver al niño de cariño para despertar el amor que lleva dentro. El amor ha sido derramado para que nazca la vida. Nada se puede librar del amor. Porque él es la fiesta y el calor de la vida. Y el amor no fluye porque el otro sea bueno. El amor ama porque no puede hacer otra cosa más que fluir. El amor no está en el sujeto sino en el objeto. El agua mana por el gusto de fluir. El amor que se despierta en el hombre ama por el gusto de amar. El amor tiene que salir de nosotros como el agua de un manantial. De no hacerlo es porque hay un atasco en nosotros. No es justo pensar que es el otro el que está en la vida para amarme. No dijo Jesús a sus discípulos: «Id y buscad a un grupo que os quiera...». Más bien su mensaje fue: «Id y amad...».
E1 amor que está en todo ser humano necesita ser despertado. Y para que ese amor crezca tiene, como decíamos antes, que ser arropado, arrullado... En estas primeras horas el ser humano necesita amor. Al crecer reparte ese agua para que otros puedan apagar su sed. Necesita tener alegría de amar. Es la alegría del agua cuando se derrama sin cesar. En el alta mar de tu historia, ama. No esperes ya que te amen. La luz disfruta iluminando. El amor ha sido derramado en mí para que yo lo derrame en los demás.
Por esta razón es tan importante sentirse amado y habitado por el amor. No hay otro camino para que pueda fluir nuestro amor espontáneamente. Un corazón cerrado no puede crear cooperación con la creación de Dios. El odio nos cierra el camino de la vida y si queremos vivir hemos de amar. De ahí que sea necesario volver a experimentar la ternura de Dios en nuestras vidas. Vamos, pues, a mencionar algunos gestos de amor para poder sentirlos en nuestro corazón:
(Continuará...)
CLUB DE LECTURA DE LA ESCUELA DE TEOLOGÍA DE SAN ESTEBAN.
Virginia Woolf: "Una habitación propia"

Presentación2.jpg


Cuando en 1928 le proponen a Virginia Woolf dar una serie de charlas sobre el tema de las mujeres y la novela, ella plantea la cuestión desde un punto de vista realista, valiente y muy particular, sin ninguna presunción: “¿Qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas?”, lo que le lleva a una sola respuesta: independencia económica y personal, dicha a través de su inmortal frase: Una mujer debe tener dinero y una habitación propia para escribir novelas.
La autora emplea en esta obra un lenguaje irónico, directo, ágil e incisivo, repleto de matices históricos con el que nos hace sentir partícipes de sus propios pensamientos sobre la condición femenina y el papel de las mujeres en la sociedad al mismo tiempo que va gestando su ponencia. A pesar de que Virginia Woolf escribió esta obra en una época en la que hacía tan sólo nueve años que las mujeres habían conseguido el voto, es un ensayo que no ha perdido ni un ápice de actualidad, lo que nos lleva a pensar que los avances en igualdad se producen a un ritmo más lento del que sería deseable.

http://1.bp.blogspot.com/-3GWxVrafjF4/TdYVLNRwDsI/AAAAAAAAAo8/9x_s0Jm_rtk/s1600/wirginia-woolf-una-habitacion-propia.jpg
Se podrían destacar prácticamente cada una de las frases que contiene esta obra, pero citaremos algunas de las más significativas: Me atrevería a aventurar que Anónimo, que tantas obras escribió sin firmar, era a menudo una mujer.


No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.


Uno no puede pensar bien, amar bien, dormir bien, si no ha comido bien.


Es obvio el que los valores de las mujeres difieren con frecuencia de los valores creados por el otro sexo y sin embargo son los valores masculinos los que predominan.


Las mujeres han servido todos estos siglos de espejos que poseían el poder mágico y delicioso de reflejar la figura de un hombre el doble de su tamaño natural.
PC160038.jpg

BALADAS DE LA DUDA. Poemario de Isaura Díaz Figueiredo

FELICITACIÓN DE LA CASA REAL
Presentación1.jpg




vvv.jpg

FELICITACIONES DE NAVIDAD

2014 TIEMPO DE ADVIENTO (por Enrique Valdeón)



20141217102332-valdeon.jpgCon mis mejores deseos navideños y de un próspero año 2015  
----------------------------------------------------------------
2014 Era tiempo de Adviento,
MMXIV del calendario Gregoriano. Un denso cielo cubrió el aforo dorado, Constelaciones, Estrellas, Planetas,…
El carro de Mercurio tirado por águilas negras
descargó sobre la plaza una gran bola de fuego.

Los cuatro vientos expandieron su luz
y soñamos un cambio esperanzador.
https://lh3.googleusercontent.com/-6UZIx2OPv9c/VHShKjtWXLI/AAAAAAAAECk/I4gSZlTfyqY/w494-h530-no/DSC05064.JPG

Enrique Valdeon

CCC.jpg

Experiencia en Camerún

Mi primera experiencia como voluntaria de Verapaz ha sido en el campo sanitario, además de visitar la obra patrocinada por la asociación en Oubut, una pequeña población en los límites de la selva.
El día 7 de octubre, en la misión en proceso de rehabilitación por las hermanas dominicas, fue inaugurado el Centro de usos múltiples por el Nuncio apostólico en el país y el obispo de Yaounde.
Camerun-2
Consta de una sencilla y amplia nave con grandes ventanas, a falta de mosquiteras, con tejado a dos aguas, techo de madera y suelo de baldosas, muy funcional que será utilizado sobre todo por los niños de la escuela además de centro litúrgico.
El centro está gestionado por la hermana Elisa en coodirección con la hermana Cristina, ésta desde Yaounde. ¡Elisa, pequeña de cuerpo pero inmensa de corazón y sonrisa!
Consta de casa para las hermanas, con una parte reservada para estancia de voluntarios, escuelas, centro sanitario con consultas, quirófano, farmacia, laboratorio, edificio para ingresos postquirúrgicos, un amplio espacio al aire libre y el centro de usos múltiples, todo rodeado de vegetación.
Aún queda mucho por reconstruir, en estos momentos su prioridad está en las obras para que el agua de lluvia, recogida en un depósito, llegue a los edificios. De momento se recoge en cubos y se utiliza para todo. La inauguración consistió en una Misa concelebrada por el Nuncio y el Obispo, en el centro nuevo, con asistencia las hermanas, escolares y público de los alrededores. Cantada por el coro de niños en sonido africano realmente precioso. Después visita a todo el complejo, nos pusimos de barro hasta las orejas, incluido el nuncio que se lo tomó de la forma más divertida. Un hombre simpático y muy accesible, que tuvo tiempo para interesarse por nosotros los voluntarios españoles. Seguidamente una comida humilde pero apetitosa y preparada con mucho cariño en la casa de las hermanas. Un rato de charla desenfadada con una copita y regreso a la capital.
Estaba tan ensimismada por todo lo que sucedía y veía a mi alrededor que me olvidé de la cámara de fotos, hasta que me di cuenta y pude hacer alguna foto y una corta grabación del coro, no me quedaba batería para película.
Camerun
Unos días después volví para realizar el trabajo para el que había ido: “consulta médica”. Desgraciadamente mi conocimiento del idioma francés no estaba para desenvolverme sola con los pacientes y siempre tuve que acompañar a otro médico, no les ahorré trabajo. Pero ellos a mí me dieron mucho, aprendí mucho de las enfermedades de la zona, del espíritu que hay que tener para trabajar en condiciones precarias, de la vida en ese mundo difícil y de la alegría de dar lo que puedes a quien carece de todo.
Desde abrió el centro sanitario, los pacientes que acuden han ido aumentando de forma exponencial. Estaban abandonados.
La experiencia ha sido muy positiva para mí aunque quizá no tanto para ellos. Ya me he puesto a estudiar francés para volver, se lo debo, el trato que he recibido por parte de todos no ha podido ser mejor. Volveré.
Beatriz Diego Domínguez

Campaña de Navidad en Vallecas

Como venimos haciendo desde hace años, el grupo de Acción Verapaz de la parroquia Santo Tomás de Villanueva, de Vallecas (Madrid) organiza una campaña solidaria en Navidad. La finalidad de las diversas actividades que se van organizando es, además de sensibilizar a la personas que acuden a la parroquia sobre la realidad delos países empobrecidos, recaudar fondos para un proyecto, aquel que elige la Delegación de Madrid. El proyecto de este año será la Construcción de dos aulas y un pabellón en el barrio marginal Rodolfo Gríos, de Chinandega (Nicaragua). El Colegio ya viene funcionado desde hace dos años, pero para abrirlo a más niños y a otras actividades para el barrio, se ha planificado la construcción de dos aulas más y un pabellón, para desarrollar en él diversas actividades formativas. El proyecto asciende a 20.000 euros y ha sido asumido por la Delegación de Madrid y la de Asturias.
Cesta2PerdonLa primera actividad de esta Campaña fue la elaboración de papeletas para el sorteo de una Cesta de Navidad Solidaria, cuyo agraciado- agraciada se conocerá el día 22 de diciembre, coincidiendo con el sorteo de Navidad del día 22.
La segunda actividad es la “Celebración de la Reconciliación”, que prepara el Grupo Acción Verapaz, dentro de la cual se hace una presentación del proyecto a trabajar este año y una colecta con el fin de obtener fondos para financiar el proyecto. El tema que preside la reflexión del Adviento de este año es: “¿Qué has hecho con tu hermano? La esperanza nos abre a los hermanos”. En torno a él el Grupo Verapaz organizó la celebración siguiendo estos pasos:
  • Presentamos una serie de situaciones en las que viven muchos hermanos, cerca de nosotros y en los países empobrecidos, que al ser tan duras producen exclusión y dificultan vivir con esperanza, para hacerles presentes en nuestra celebración.
  • Reflexionamos sobre la parte de responsabilidad que cada uno y todos podemos tener en la existencia y prolongación de estas situaciones, para pedir perdón y comprometernos al cambio y la conversión.
  • Recibida la absolución, nos dejamos iluminar por la palabra de Dios, escuchando el pasaje del encuentro de Jesús con Zaqueo (Lc 19,1-10), que nos permitió descubrir que, a pesar de nuestros fallos, el encuentro con Jesús nos salva y es una llamada a la conversión.
  • La parte final buscaba concretar lo que cada uno y todos juntos podríamos hacer para construir espacios de esperanza, en los que las personas excluidas y sin esperanza la pueda recuperar, a través de una pregunta: ¿Qué aportarías tú? A nivel comunitario concretamos nuestra contribución en la ejecución del proyecto, que ofreciendo posibilidades de educación a niños que no la tienen, abre camino a una esperanza para el futuro.
El resultado económico de esta primera actividad, concretado en dinero, ascendió a 2.775 €, que se destinarán íntegramente al proyecto.
El domingo 21 tendremos la siguiente actividad: un mercadillo con productos elaborados o donados por personas de la parroquia. Se iba a celebrar el domingo 14, pero hubo que suspenderlo por la lluvia, ya que se hace en el espacio exterior de la parroquia.

Fiesta de Santa Catalina de Alejandría

El Excelentísimo Ayuntamiento de Jaén otorga a Santa Catalina de Alejandría la Medalla de Oro de la Ciudad y la nombra Hija Adoptiva del Santo Reino

Santa Catalina de Alejandría es patrona de la ciudad de Jaén desde el siglo XIII. Ella fue quien ayudó a Fernando III, el Santo, a recuperar la ciudad del Santo Reino para la cristiandad en 1246. Pero también es patrona de la Orden de Predicadores desde el comienzo de la historia de ésta; además de ser de los filósofos.
Cuando se instalaron los frailes de la Orden de Predicadores en la ciudad de Jaén, en torno a 1382, lo hicieron bajo la petición del rey Juan I. Éste les cedió el antiguo palacio morisco del gobernador de la Cora de Yayyán. Una Bula del Papa Paulo III lo elevó a Estudio General del clero secular en la provincia de Andalucía, a raíz de la donación de cincuenta mil ducados que, mediante testamento, realizó, en 1503, el Ilustre Cavallero Veinticuatro de Jaén, D. Juan Cerezo y su esposa Doña Francisca Peñalosa. En 1629 adquiere el rango de Universidad de Seglares por Bula del Papa Urbano VIII, convirtiéndose en la Universidad de Santa Catalina Mártir. (más información en el blog de la fraternidad laical de Santo Domingo en Jaén) Desde esos momentos ha sido fuerte la relación de la patrona de la ciudad con los dominicos en Jaén.
Este año ha sido un día grande para la Santa, la Ciudad de Jaén y los Dominicos. El Excelentísimo Ayuntamiento de Jaén en pleno reunido decidió otorgarle la mayor distinción dándole la Medalla de Oro de la Ciudad y nombrándola Hija Adoptiva del Santo Reino. Ante tal acontecimiento, tanto el Excmo. Alcalde de Jaén como el Hermano Mayor de la Cofradía de Santa Catalina de Alejandría, en recuerdo de los tiempo en que la presencia dominicana era fuerte y en deferencia de la habida en el presente, invitó a los hermanos y hermanas de la Fraternidad Laical de Santo Domingo “Dulce Nombre de Jesús” para que fuesen los representantes de la Orden en las celebraciones por tal motivo desde el sábado 22 de noviembre hasta el día 25 del mismo mes.
Para la fraternidad fue un momento fabuloso y un motivo de orgullo que recuerda la historia pasada y, más importante aún, impulsa a recuperar el lugar de los Dominicos en la Ciudad del Santo Rostro de Cristo.

18:30 Encuentro de la Familia Dominicana de Sevilla. Monasterio Santa María la Real. Bormujos (Sevilla).

Como cada año la Familia Dominicana de Sevilla, se une para celebrar la Navidad y lo hace en la víspera del día en que se recuerda la Confirmación de la Orden de Predicadores por el Papa Honorio III, el 22 de diciembre de 1216.
El encuentro se llevará a cabo a las 18:30 horas del día 21 de diciembre en el Monasterio de Santa María La Real en Bormujos (Sevilla) y en él se compartirá la oración de la tarde, seguida de un pequeño ágape.
La Familia Dominicana de Sevilla espera con alegría a todos los que se quieran unir a esta celebración, la cual se unirá a tantas como en estos días se harán a largo y ancho de nuestro mundo.
Sentir la compañía de los hermanos en la oración arraiga y fortalece la Fe en el Dios que nace.


Los frailes de la Provincia dominicana de Aragón quieren recordar la figura de Gabriel Napole OP al cabo de un año de su muerte con una Eucaristía y la presentación de un libro.

Los frailes dominicos del Convento San José, de Buenos Aires, pertenecientes al Vicariato Regional de la Provincia de Aragón en América del Sur, celebrarán una Eucaristía el 26 de diciembre al cumplirse el primer aniversario de la Pascua de Fr. Gabriel Nápole OP.
En la oportunidad, se presentarán dos libros de Fr. Gabriel: “Casas y caminos”, donde se recoge su último retiro, predicado a las monjas del Monasterio de San Justo, un par de semanas antes de fallecer; y “El camino de la vida consagrada, experiencia e identidad” con varios artículos suyos sobre la vida religiosa y el dominicanismo. Con ambas obras, los frailes procuran seguir impulsando la misión que Gabriel hacía con su entrega como fraile predicador.
Para ver la portada del libro pinchar aquí.


ORDENACIÓN PRESBITERAL DE FR. MOISÉS PÉREZ MARCOS, OP
http://3.bp.blogspot.com/-QlgwR2WFhsg/VI9lcR8AxyI/AAAAAAAAEWQ/jPVMJ8bkJyQ/s1600/DSC05370.JPG

aaa.jpg
http://1.bp.blogspot.com/-LATA4-oPOx4/VI9kT5xTWkI/AAAAAAAAEVg/5EPVR1C1dGE/s1600/DSC05351.JPG


CHOCOLATADA SOLIDARIA POR PROYECTO HOMBRE

"Fiestas de la Esperanza"
Con motivo de la Festividad de Nuestra Señora de la Esperanza, se realizará una Gran Chocolatada Solidaria a beneficio de Proyecto Hombre Salamanca. Se llevará a cabo el próximo Domingo día 21 de Diciembre a partir de las 18:00 horas, en la Plaza de los Basilios (Junto a la Casa de Hermandad).
Dicho acto estará amenizado por las Agrupaciones Musicales Cristo Yacente y María Santísima de la Estrella.

ACTOS Y CULTOS CON MOTIVO DE LA FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA



bb.png




https://lh3.googleusercontent.com/-LCwcDf4WSSU/VHSkGVAX2iI/AAAAAAAAEDM/mEBgOYnunpI/w773-h530-no/bii.jpg
http://www.dominicos.org/kit_upload/image/Destacados/2014/asfixia-selvas-amazonicas.gif

horarios.jpg









Jesucristo revelación del misterio del hombre. Ensayo de Antropología Teológica.

Libro impreso Autor: Martín GELABERT BALLESTER
Colección: HORIZONTE DOS MIL


Precio: 15,00 €
Páginas: 266 págs.
Año: 2001
ISBN: 84-8260-031-1 3ª ed.


Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

Libro impreso Autor: Felipe FERNANDEZ RAMOS
Colección: HORIZONTE DOS MIL
Esta nueva obra de Felipe Fernández Ramos es una excelente guía para leer, con sentido actual y con actitud creyente, los relatos que nos transmiten la pasión de Aquel a quien los cristianos confiesan como Nuestro Señor Jesucristo.


Precio: 20,00 €
Páginas: 240
Año: 2007
ISBN: 978-84-8260-179-3

Mensaje de Navidad de fray Raúl Vera OP

Creado en Jueves, 18 Diciembre 2014 10:21
pobresEl obispo de Saltillo (México), fray Raúl Vera, O.P. ha puesto en el corazón de su mensaje de Navidad una de sus principales preocupaciones: la exclusión de los pobres.
“Vivimos en una sociedad destruida en sus estructuras, Jesús en esta Navidad nos reclama mayor atención a los pobres, mayor atención a todo lo que produce marginación e injusticia”, ha expresado el obispo mexicano, al tiempo que agregó que “no podemos seguir ligados a políticas públicas y económicas que generan pobreza, violencia y desprecio hacia los ciudadanos, debemos parar, la causa de Jesús es la vida digna”.
En su crítica al sistema político y económico, monseñor Vera también reconoce que en ocasiones la Iglesia también le falla a los pobres: “A la Iglesia también le debe caer este reclamo. Los pobres tienen que estar incluidos en las decisiones que se toman. A veces estamos muy de lado del poder porque sólo escuchamos a los grandes".
De ahí que escuchar a los pobres, tomar en serio su voz, se torna en un imperativo para la comunidad eclesial, particularmente en este tiempo de Navidad. En palabras del obispo, “nosotros, la iglesia, muchas veces nos vemos muy de lado de otros, porque escuchamos sólo a los grandes en todos los sentidos y a los pobres no los escuchamos, estamos cometiendo un error”
De este modo, el obispo dominico, que en múltiples oportunidades ha levantado su voz en defensa de los más vulnerables y excluidos de la sociedad, como los migrantes y los desaparecidos, y que en dos oportunidades ha sido nominado para el premio Nobel de la Paz, acentuó que “tenemos que dar lugar a los pobres en la construcción de la sociedad, si seguimos en el empeño de construir la sociedad donde sólo se incluya a los importantes vamos a acabar construyendo un mundo de monstruos”.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FUENTES: Zócalo Saltillo y El Siglo Coahuila.mx

ORDENACIÓN PRESBITERAL DE FR. CÉSAR JUNIOR CHUN HOYOS, O.P.

https://fbcdn-sphotos-b-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xfp1/v/t1.0-9/10848043_737307299680601_9072008724261345541_n.jpg?oh=7ab8af2ad3786098ddedae57dd651693&oe=5545B19D&__gda__=1427081748_4d6b9200dd262829ce177dfc6db80c84


https://3.bp.blogspot.com/-Uz05TYERkNg/VGaLG4ZBDFI/AAAAAAAAD38/l9DicFZi9pA/s1600/DSC05109.JPG
 Luis Lago Alba
Esta es la formulación del decálogo para sesentones, propuesta el 29 de Julio de 2006 en la Asamblea de los nacidos entre 1942 y 1945 en el munici­pio de Cacabelos. Lo acompaña un oportuno comentario.
1º Vivid con júbilo el tiempo de vuestra jubilación. Pronto llegaréis a ser jubilados: ni "retirados" ni simples "pensionistas" sino jubilados, llamados a vivir la etapa más jubilosa de la vida. Después de tantos años trabajando para vivir, oyendo alguna vez incluso que nacemos y vivimos para trabajar, llega el tiempo del descanso y del júbilo: ahora podéis vivir simplemente por vivir, para disfrutar de la vida compartida con los seres queridos; terminó el trabajo servil, impuesto contra vuestra voluntad, sólo aceptaréis el trabajo libremente elegido para recrearos en él y servir alegremente a los necesita­dos. Ojalá vuestra pensión sea elevada, pero recordad que vuestro mejor tesoro será el tiempo libre que os permitirá alcanzar el supremo lujo, el de cultivar y gozar tranquilamente de las relaciones personales con vuestro cónyuge, los familiares y amigos, el prójimo, Dios... Esforzaos por evitar que a ciertas formas de trabajo más o menos servil, le sucedan nuevas formas de descanso y ocio también servil. Contra la tentación de aburrimiento, cul­tivad el arte de la admiración.
2º Dile de nuevo cuanto la quieres, repítele cuanto lo amas. El otoño de la vida es buen momento para deciros de nuevo, con la misma emoción, pero con más experiencia y verdad, lo que os dijisteis en la primavera por primera vez. Os bastan tres verbos: recibir, entregarse, prometer. Vosotros mismos sois el sujeto y el objeto: yo te recibo a ti, yo me entrego a ti, yo te prometo. El sentido de las palabras ha ido enriqueciéndose con el paso del tiempo: yo te recibo tal como eres con gratitud, alegría y esperanza; me alegro por el milagro de que existas y seas como eres y espero gracias a ti llegar a ser plenamente lo que estoy llamado a ser. Yo me entrego a ti tal como soy, jubiloso de que me acojas, esperando ayudarte a que llegues a ser plena­mente tú mismo y alcances así la felicidad. Y prometo estar siempre contigo: juntos ascenderemos al monte del gozo y la vida será como una fiesta; jun­tos descenderemos para cultivar y fecundar la tierra, pues la vida es también vocación y tarea compartida; juntos permaneceremos, como fuente de con­suelo mutuo, cuando el dolor llegué, y cuando uno se despida permanecerá el otro como testigo agradecido de nuestra historia de amor y de la promesa del encuentro definitivo y glorioso prometido a quienes se aman, porque: "Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás" (G.Marcel).
 Recréate con tus nietos, cuida de tus, mayores, reconcíliate con tus hermanos. En el otoño conviene regresar a la casa familiar. Ciertamente la puerta del jardín de vuestra infancia está cerrada; pero encontraréis allí mu­chas estancias deliciosas. La estancia donde los nietos os esperan para que juguéis y os recreéis con ellos, recuperando así algo de vuestra lejana infan­cia. La estancia de los abuelos, vuestros padres, quizá enfermos, que nece­sitan vuestros cuidados, compañía y cariño. Que nadie, ni siquiera vuestros nietos, os roben el tiempo que les debéis a ellos; así podréis llegar a vivir juntos, ellos y vosotros, quizá la etapa más feliz de la vida. También os en­contraréis con vuestros hermanos de quienes os separó, quizá incluso os distanció y hasta enemistó, el misterioso río de la vida; es el momento de, remontar el río, acercarse y reencontrarse de nuevo. Nada ayudará a los nietos a iniciar con ilusión el camino de la vida ni a los ancianos a culminarlo con alegría como ver a los hermanos unidos, en la amistad y la alegría. Y si en casa hay otros parientes enfermos tratadles como a vuestros ancianos padres con extrema solictud y cariño.
Jamás te deje indiferente la alegría ni el dolor de la gente. Sea la casa tu paraíso pero no una prisión: mantenla abierta a tus amigos y vecinos, al peregrino y al emigrante. No basta con que seas un buen padre, abuelo y hermano; no llegarás a serlo si no te esfuerzas por convertirte cada día en un amigo más fiel, un vecino más solicito y amable, un ciudadano más res­ponsable del mundo entero, un buen prójimo del ser más cercano y del más lejano y diferente. No permitas que la noble tarea del voluntariado solidario sea exclusiva de la juventud idealista; tú estás preparado para hacerlo tan bien y mejor que los jóvenes gracias a tu mayor experiencia, a tu tiempo libre y a la magnanimidad que has ido acrecentando a lo largo de tus años.
5º Reserva un minuto para Dios cada día. Bueno, Dios está presente en todos nuestros instantes invitándonos a gozar de su presencia amistosa; tú estás siempre ante El y si no le cierras la puerta podrás entrar en gozosa intimidad con El. Eso es la verdadera "religión": ligar amistosamente con Dios, experimentarnos religados a Él como el fundamento, impulso y el horizonte de todas muestras aspiraciones y relaciones, porque cada relación con un tú humano evoca el Tú eterno y desemboca en El. La verdadera religión hace que aflore lo mejor que se esconde en el corazón de cada ser humano.
6º No separáis aquello que la realidad termina uniendo (casi) siempre: la felicidad, la fecundidad, la fidelidad. Toda la sabiduría sobre la vida puede resumirse en la mínima filosofía de las tres efes. La felicidad es nuestro anhelo primordial, una promesa misteriosamente presente en nuestras ex­periencias y deseos cotidianos. La fecundidad verdadera es la parte esen­cial de nuestra felicidad cuando existe y su anticipo y promesa mientras lle­ga. La fidelidad es el precio que hemos de pagar para que nuestra vida llegue a ser fecunda y el don de la felicidad nos sea dado; es la semilla, nunca estéril, sembrada por nosotros que un día florecerá y fructificará como fecundidad y felicidad.
No es un deseo egoísta el de la felicidad sino generoso porque no pode­mos ser felices a solas, sino compartiendo y procurando la felicidad de y con los otros; es incluso un mandamiento, primordial, porque siempre comunica­mos a los otros la felicidad o la infelicidad que hay dentro de nosotros, y mientras de una persona feliz siempre puede esperarse lo mejor, hay que temer lo peor de una persona infeliz. Cree, pues, en la felicidad a pesar de todo, espérala y búscala unida a la fidelidad y a la fecundidad y el mundo se alegrará en ti y en torno a ti. Y cree y espera en la fidelidad de Dios que te prometió una vida plenamente fecunda y feliz a la que te destinó al crearte.
 Cultiva tus recuerdos y vive de la esperanza. Recordar es como dar siempre de nuevo nuestro corazón a las personas que queremos y es revivir juntos en este instante todos los momentos de la vida que merecieron ser vividos y que alcanzan así siempre una nueva plenitud. Cultivar los recuer­dos significa reavivarlos transformándolos no en nostalgia de la vida ida sino en esperanza, en la esperanza fundamental de que todo lo que hemos vivido y mereció ser vivido es solo una promesa de una plenitud en un tiem­po futuro y en el futuro absoluto de Dios. No está el hombre, en el otoño de su vida, condenado a vivir de sus recuerdos mientras el joven vive de la esperanza; más bien la esperanza entusiasta, impaciente e idealista del jo­ven si es verdadera está destinada a transformarse en la esperanza pacien­te, magnánima y perseverante del anciano
Sea tu bálsamo el agradecimiento v el perdón, jamás el resentimiento.  "Gracias a la vida que me ha dado tanto" sea esta tu música de fondo desde el amanecer hasta la noche y acogerás cada día nuevo, y cada momento, como una bendición, saludarás gozosamente a cada persona comunicándo­les salud y alegría: así la vida será como una fiesta dentro de ti y en torno a ti. Claro que la vida además de fiesta es también tarea ardua, camino difícil y un duro combate y cada uno guarda dentro de sí sus derrotas y sus heridas, cada uno esconde en su mundo íntimo junto a "su mejor instante, su hora más terrible". Pero la única derrota definitiva, la única herida mortal, sería la del resentimiento; si no aceptas con paciencia y esperanza tus heridas y tus de­rrotas, te convertirás en un ser resentido que amargará la vida a ti a y quienes te rodean.| Ojalá recibas entonces él milagro del perdón, la alegría de pedirlo y darlo, de perdonarte a ti mismo, a los otros, a...Dios (?) sabiéndote incondicionalmente perdonado. Será como renacer a una vida nueva y dichosa.
9º Recuerda que vas a morir: vive intensamente. "Confieso que he vivido": sea esta tu confesión penúltima y comiénzala prepararla ya viviendo la vida intensamente, poniendo el máximo de amor en cada encuentro, en cada instante, maravillado como si fuera el primer instante de tu vida, con grave­dad como si fuera el último. Vive intensamente la vida quien la acoge mara­villado y agradecido como regalo, la desarrolla y comparte con entusiasmo, y hace de ella una entrega y un servicio generoso. "Quien entrega su vida la salva, quien trata de retenerla egoístamente la pierde" dice el Evangelio. Es hora de redactar tu testamento: formula tu última voluntad manifestando los valores que quieres transmitir a tus herederos y vive ejemplarmente esos valores, será la mejor siembra de tu vida. Deberías redactar tu decálogo definitivo, de manera que lo que fue norma de la conducta, pudiera serlo también para todos los hombres. Que tu última confesión sea un acto de confianza: un abandonarse confiadamente entregando la vida, que has vivi­do como servicio, en manos del Dios de la vida con la certeza de que El la acogerá transformándola en vida eterna, eternamente feliz a la que te desti­no al crearte como su imagen e hijo.
10º Celebra con alearía el domingo y toda la semana se alegrará. Cele­bra quien desde las rutinas y sinsabores de la vida cotidiana eleva su cora­zón para bendecir, alabar y agradecer, porque, a pesar de todo, se sabe bendecido, agraciado, incondicionalmente acogido y querido. Es lo que hace la asamblea cristiana cada domingo: conmemorar la historia humana como un tiempo favorable, festejar el instante como momento de gracia y anunciar el futuro como espacio de plenitud gloriosa para la humanidad. Infeliz quien no tiene nada que celebrar porque no se siente bendecido y no descubre nada que agradecer. ¿Qué haces poeta? "Celebro", responde R. M. Rilke.
Sea esa también tu respuesta. Trabajamos para transformar el mundo, descansamos, sufrimos y nos divertimos, pero nuestra vida alcanza su máxi­ma plenitud cuando vivimos poéticamente celebrándola, alabando, bendi­ciendo, dando gracias. "De su hoguera brilla toda la semana", dice del do­mingo un himno de la liturgia cristiana; celebra, pues, con fervor el domingo y cada día de la semana se iluminará, será como una celebración incesante, una alegre fiesta.
 Luis Lago Alba

La formulación del catálogo dice así:
1º. Vivid con júbilo el tiempo de vuestra jubilación.
 2º  Dile de nuevo cuanto la quieres, repítele cuanto lo amas.
3º  Recréate con tus nietos, cuida de tus mayores, reconcíliate con tus hermano.
4º  Jamás te deje indiferente la alegría ni el dolor de la gente.
5º. Reserva un minuto cada día para Dios.
6º. No separéis aquello que la realidad termina uniendo (casi) siempre: la felicidad, la fecundidad, la fidelidad.
 7º. Cultiva tus recuerdos y vive de la esperanza
8º. Sea tu bálsamo el agradecimiento y el perdón, jamás el resentimiento
9º. Recuerda que vas a morir: vive intensamente
10º. Celebra con gozo el domingo y toda tu semana se alegrará.

El mundo, ¿mediatizado?

http://mjd.dominicos.org/wp-content/uploads/2014/12/diarios-miguel-fabra.png


“Solo sé que no se nada”. La frase del filósofo griego retumba en mi cabeza, más que nunca, después de haber visto “Sinsajo”, la tercera película de la saga de “los Juegos del Hambre”. Y más bien me gustaría retocarla, y reescribirla como: “Solo sé, aquello que veo o que me muestran”.
Para aquellos que no hayan visto la película, y sin intención de destriparla, diré que en ésta, se ve muy bien reflejado “la guerra mediática”, el control de las masas, y  la motivación o des-motivación que surge de ella.
Cobrando así la frase re-formulada de Sócrates, aún una mayor fuerza en su significado. Ya que la gente, a pesar de creerse completamente conscientes de sus actos, dejaban patente la influencia, que tenían en éstos, aquello que les mostraban.
Y todo ello desemboca en la pregunta estrella: “¿Soy realmente libre?”. Libertad entendida no desde la falta de coacción, o desde la carencia de límites, sino entendida desde la capacidad de elección propia. Por ello, en un principio diría que no, ya que yo elijo aquello que elijo por mi educación, “yo soy yo y mis circunstancias”.
Una vez fui niño, fui libre, pero en el momento que fui educado, en el momento que empecé a enjuiciar, dejé de serlo.
Luego si partimos desde esta hipótesis, solo Dios es libre. En consecuencia, quizá es bueno pensar, que dejándose llevar por él, esperándolo todo y no esperando nada, y tomando el amor como guía de mis actos. Entonces nos convertiremos, finalmente, en personas libres.
<b>Miguel Fabra</b>
Miguel Fabra
Endavant


http://conotrosojos.dominicos.org/kit_upload/Image/Blogs/lolaperez.jpg

Con otros ojos

Blog de: Sor María Dolores Pérez Mesuno
jueves, 11 de diciembre de 2014
Dios de los desplazamientos y el Dios de los acontecimientos
Acabo de leer esta frase, y me ha hecho pensar. Somos muy dados a decir bonitas palabras. A leer la Palabra con mayúscula y gracias a la fe, y a meditarla para ponernos en manos del Mismísimo Dios en aquello que meditamos, escuchamos, reflexionamos y oramos.
Pero la contemplación nos lleva a sentir a Dios en los desplazamientos tanto físicos como orantes y debe de ser el mismo, que el que acontece en cada momento, en toda persona o suceso.
Y sin embargo al desplazarnos física y espiritualmente en tiempo, lugar y circunstancia parece es un Dios cambiante.
Cuando hablamos de que Dios es Amor, es que nunca cambia.
El Amor no cambia; hay muchas maneras de vivirlo, en familia, a los pies de la cama de un enfermo, entregándose a los demás, tratando de construir la propia familia, la educación que sostenga nuestro vivir, en el trabajo, en el claustro , o en fraternidad, estudiando u orando.
Sí, las costumbres cambian, las personas cambian, el ambiente y la sociedad cambia, hasta el modo de pensar y nuestros años cambian, pero el Amor no pasa nunca, ni la manera que queramos vivirlo.
Ya de por si la vida , partiendo del amor es complicación y nosotros nos complicamos más cada momento, pero el Amor no pasa nunca…
Quiero quedarme con dos frases, una de san Juan que expresa para mi toda Gracia y Espíritu “Dios es amor” , en acontecimiento, y en desplazamiento.
Y la segunda: la confianza “El Señor es mi pastor…”

AÑO DE LA VIDA CONSAGRADA 2015

https://lh6.googleusercontent.com/jm0hcxtTBu1EFuOqQgKT5sGt_FaBBZgXbgCtCoxdRGaH_hTaY5wG73BTppG02j5hG3X9Ra-SpSvmaXdlWEiiU4y8p9VGrCJboKffk2X3yH22yK0aEP1861cf7jKkPZkmHg
Isaura Díaz Figueiredo
El año que se avecina está pensado en el contexto de la celebración de los 50 años del Concilio Vaticano II sobre la vida consagrada. Efectivamente, se reconoce que estos 50 años después del Concilio, han sido un tiempo de gracia para la vida consagrada, en cuanto han estado marcados por el Espíritu Santo, que nos lleva a vivir las debilidades e infidelidades como experiencia de la misericordia y del amor de Dios.
Con la mirada puesta en positivo, sobre el tiempo de gracia que va del concilio a hoy, queremos abrazar un futuro de esperanza, somos conscientes de que vivimos un momento delicado y fatigoso y que la crisis que atraviesa la sociedad y la misma iglesia, toca plenamente a la vida consagrada. Pero asumiendo esta crisis no como la anti cámara de la muerte, sino como una ocasión favorable para el crecimiento en profundidad, y por lo tanto de esperanza, motivada por la certeza, que la vida consagrada no podrá desaparecer nunca de la iglesia, ya que fue muy querida por Jesús como parte irremovible de su iglesia.
Esta esperanza-ha concluido el arzobispo Rodríguez Carballo-, no nos ahorra y somos conscientes los consagrados de vivir el presente con pasión, y este es el objetivo entre nosotros para 2015,momento importante para evangelizar la vocación propia y dar testimonio de la belleza de la “sequel Christi” en las múltiples formas en que se desarrolla nuestra vida. Los consagrados recogen el  testigo que les dejaron sus fundadores, y desean despertar al mundo con su testimonio profético, y, su presencia en las periferias existenciales de la pobreza y el pensamiento, tal como ha pedido el Papa Francisco a los Superiores Generales.
Me llamó la atención el LOGO
Vita onsecrata in Ecclesia hodie. Evangelium,Prophetia,Spes

Una paloma sostiene levemente sobre su ala un globo poliédrico, mientras se posa sobre el fluir de las aguas de las que se levantan tres estrellas custodiadas por la otra ala.
Expresa por medio de símbolos los valores fundamentales de la vida consagrada. En ella se reconoce la “obra incesante del Espíritu Santo” que a lo largo de los signos difunde las riquezas de la práctica de los consejos evangélicos, a través de múltiples carismas, y también por esta vía, hace presente de modo perenne en la iglesia y en el mundo, en el tiempo y en el espacio, el misterio de la cruz.

El signo grafico que dibuja el perfil de la paloma corresponde en árabe a palabra paz: una llamada a la vocación de la vida consagrada, para que ser ejemplo de reconciliación universal en Cristo.
LA PALOMA SOBRE LAS AGUAS
La paloma pertenece a la simbología clasica para indicar la acción del Espíritu Santo, fuente de vida e inspirador de creatividad. Es una referencia a los comienzos de la historia: en el principio, el Espíritu de Dios aleteaba sobre aguas (cfr, Gene 1,1). La paloma, que planea sobre un mar hinchado de vida sin expresar, recuerda la fecundidad paciente y confiada, mientras que los signos que la rodean revelan la acción creadora y renovadora del Espíritu: la paloma evoca además la consagración de la humanidad de Cristo en el Bautismo.
Las aguas formadas por piezas de mosaico, indican la complejidad y la armonía de los elementos humanos y cósmicos, que el espíritu hace “gemir” según los misteriosos designios de Dios (cfr. 8.27),para que converjan en el encuentro acogedor y fecundo, que lleva a una nueva creación, aunque estén amenazados por un mar de hostilidades-la paloma-  vuela sobre las aguas del diluvio(gn,8,8-14).Los consagrados/as en el signo el evangelio-desde siempre peregrinos- entre los pueblos también por las vías del mar viven su variedad carismática y diaconal como “buenos administradores de la multiforme gracia de Dios” (1Pd 4,10); marcados por la Cruz de Cristo hasta el martirio, habitan la historia con la sabiduría del evangelio, llevando la Iglesia a que abrace y sane lo humano en Cristo.

LAS TRES ESTRELLAS
Recuerdan la identidad de la vida consagrada en el mundo: como confessio Trinitatis, signum fraternitatis e servitium caritatis.Expresan la circularidad y la relación del amor trinitario que la vida consagrada trata de vivir cada día en el mundo, en el signo de la fraternidad, las estrellas indican también el triple sello áureo, con el que la iconografía bizantina honra a María, la toda Santa primera Discípula de Cristo, modelo y patrona de toda la vida consagrada.

EL GLOBO POLIEDRICO

El pequeño globo poliédrico significa el mundo con la variedad de pueblo y culturas, como afirma el Papa Francisco (cfr. EG 236).El soplo del Espíritu lo sostiene y lo conduce hacia el futuro. Invitación a los consagrados/as a que sean “portadores del Espíritu (pneumatophóroi), hombres y mujeres auténticamente espirituales, capaces de fecundar secretamente la historia” (VC6)

EL LEMA
Vita consacrata in Ecclesia hodie.Evangelium,Porophetia,Spes

El lema da un ulterior relieve a la identidad y horizontes, experiencia e ideas, gracia y camino, que la vida consagrada ha vivido y sigue viviendo en la Iglesia como pueblo de Dios, en el peregrinar de las gentes y de las culturas, hacia el futuro.

Evangelium: indica la norma fundamental de la vida consagrada que es la “séquela Chistital y como la propone el Evangelio “.Primero como “memoria viviente del modo de actuar y de existir de Jesús, después como sabiduría de vida en la luz de los múltiples consejos que el Maestro propone a los discípulos. El evangelio da sabiduría orientadora y gozo.

PROFETIA: indica el carácter profético de la vida consagrada que se configura “como una forma de especial participación en la función profética de Cristo, posiblemente hablar de un autentico ministerio profético, que nace de la Palabra y se alimenta de la palabra de Dios, acogida y vivida en las diversas circunstancias de la vida. La función se explicita en forma valiente, en el anuncio del nuevas “visitas de Dios” y en el escudriñar nuevos caminos de actuación del Evangelio, para la construcción del reino de Dios.

SPES: recuerda el cumplimiento último del misterio cristiano. Vivimos en tiempos de extendidas incertidumbres y de escasez de proyectos de amplio horizonte: la esperanza muestra su fragilidad cultural y social, el horizonte es oscuro porque “parece haberse perdido el rastro de Dios”. La vida consagrada tiene una permanente proyección escatológica: testimonia en la historia, que toda esperanza tendrá la acogida definitiva y convierte la espera “en misión para que el reino se haga presente ya y ahora”. Signo de esperanza, es la vida consagrada, cercanía y misericordia, parábola de futuro y libertad de toda idolatría.
“animados por la caridad que el Espíritu Santo infunde en los corazones” los consagrados /as abrazan pues el universo y se convierten en memoria del amor trinitario, mediadores de comunión y de unidad, centinelas orantes en la cresta de la historia, solidarios con la humanidad en sus afanes y en la búsqueda silenciosa del Espíritu
Termino con ésta reflexión:
Al ser ofrenda de vida la persona se  dona a  Dios, es ya por sí misma, una ofrenda de reparación al amor que tanto ha amado a los hombres y que solo recibe indiferencia, ingratitud y desprecio: la vida consagrada acoge con totalidad ese amor que se ha entregado por nosotros en la Cruz, dejando traspasar su Corazón.
Es reparación, porque se sitúa por su naturaleza al pie  de la Cruz, y ofrece a Cristo crucificado su amor.
Contempla en la oración la que traspasaron
Se une a Jesús eucarístico pie del altar, en cada misa y en cada adoración
Acompaña con su fidelidad al amor que es crucificado
Acoge la sangre y el agua y su poder redentor, con la vida de santidad
Trasmite ese amor que recibe con su trabajo por el reino

Además, las tres grandes armas del enemigo para atraparnos en el mundo y en el pecado, son:
El poder
La fama
El placer
Ante el
Poder: obediencia
Fama: pobreza
Placer. Castidad
Y ya nos quedamos con algunas de las frases más polémicas de Francisco para hacer pensar:
 Las monjas han de ser madres espirituales, no solteronas
Los obispos y sacerdotes deben ser pastores y no lobos rapaces
Hay cristianos de salón que no saben hacer hijos para la iglesia
Y mucho ojo con los cristianos trepas y ladrones

Que el año 2015 nos diga a todos algo, que cambie nuestra vida en el estado en que nos encontremos. Felices “fiestas”

Una chispa de esperanza

Editado por

Sor Gemma Morató Sor Gemma Morató
esperanzaYa nos encontramos más allá de la mitad del Adviento. Un personaje central de este tiempo es Juan Bautista que iba vestido con ropa hecha de piel de camello, que sujetaba con un cinturón de cuero; se alimentaba de langostas y miel silvestre. Gentes de Jerusalén, de toda la región de Judea y de toda la región cercana al Jordán salía a escucharle. Confesaban sus pecados y Juan los bautizaba en el río Jordán (Cfr. Mt. 3, 5-6).
Ya hemos hecho un buen tramo del camino, no podemos estancarnos, hay que continuar a buen ritmo, sin desalentarse cosa que sucede con frecuencia porque los pies se hinchan, el cuerpo se siente magullado y la tentación de abandonar se asoma. Pero una voz clama: “¡Preparad el camino del Señor, abridle un camino recto!” (Mc. 1,3). No podemos retroceder a mitad del camino. Continuemos con renovada esperanza el trecho que nos falta para llegar hasta la meta final: Navidad.
Y, ¿cómo prepararemos el camino, cómo abriremos un camino recto? Con obras de justicia, de amor a los otros pensando que todos los hombres son hijos de Dios y que él hace salir el sol sobre buenos y malos. ¿Quién sabe si nuestro comportamiento caritativo hace nacer una chispa de esperanza en aquellos que viven sin esperar nada ni de Dios ni de los hombres? Texto: Hna. María Nuria Gaza.




Mirando un cuadro de Giuseppe Ribera “El Españoleto”

https://lh4.googleusercontent.com/-26hDfv3TSWc/AAAAAAAAAAI/AAAAAAAAEPk/GM-A010-DDs/s120-c/photo.jpg
Juan Antonio Mateos Pérez
SalamancaRTV al Día

        
Al mirar un cuando, la primera impresión nos llega al corazón en forma de belleza. En un segundo momento, se dirige a valorar la calidad pictórica en su conjunto, analizando los elementos del cuadro, desde el tema a la composición,  el color, la técnica, el estilo. Todo ello en una armonía que hace del espíritu desvelar un mundo, una realidad que se actualiza en la contemplación. Cada cuadro tiene su propia esencia, pero también nos desvela una historia.

Juan Antonio Mateos Pérez
Esa historia, a veces difícil, la podemos observar en el cuadro de la Inmaculada Concepción que preside el retablo de la Iglesia de la Purísima de Salamanca. Aunque el retablo, en un principio fue concebido para el convento de santa Úrsula, pues allí se pensaban enterrar los condes de Monterrey. Pero don Manuel de Zúñiga y Fonseca, conde de Monterrey, virrey de Nápoles, embajador y colaborador de la delegación mariana que pretendía el dogma de la Inmaculada  ante el Papa Gregorio XV, encargará a Giuseppe Ribera el bellísimo cuadro de la Inmaculada Concepción. El encargo del cuadro y como defensor del dogma, cambiará las intenciones del conde y, el cuadro de Ribera se convertirá en el eje y centro fundamental para la construcción de una nueva Iglesia, el convento de las Agustinas Descalzas. De su intención inicial de enterrarse en las Úrsulas, cambió radicalmente y se construirá toda una iglesia alrededor de un cuadro, eso sí, maravilloso.
El misterio de la Inmaculada Concepción, es decir, que desde el instante de su concepción, María fue preservada de toda huella del pecado original, fue declarado dogma de fe en el año 1854, por el papa Pío IX. Posiblemente no supuso una gran novedad, era una realidad aceptada unánimemente por todo el Catolicismo. Había tenido una larga historia de elaboración sistemática y no pocos conflictos entre teólogos y entre el propio pueblo creyente.
Cuando llega el debate a la Edad Media, ya tenía un recorrido en los Santos Padres de Oriente y de Occidente, hablaban de la “espada de la duda” en el momento de la crucifixión. Sofronio de Jerusalén, en el siglo VII dará una nueva sensibilidad al mundo bizantino, llamando a María la “toda pura e inmaculada” elevada por encima de los ángeles, superior a la creación. Desechando la profecía de Simeón sobre “la espada de la duda” en el momento de la muerte en cruz. En la iglesia de Oriente, el debate se agotó en el siglo VII y lo  que hacen los teólogos medievales, es situar la santidad de María en el horizonte de la doctrina agustiniana del pecado original.
Podemos resumir la posición de los teólogos medievales en las posturas de Tomás de Aquino y Duns Scoto. Ambas posturas eran defendidas en pueblos y ciudades por dominicos y franciscanos. El punto clave del debate, no era la santidad de María, que todos defendían, sino el pecado original. La pregunta es si María como ser creado, contrajo el pecado de origen o no. Para santo Tomás, afirmaba que contrajo el pecado original, pero será receptora de la Gracia y redimida en el momento de su nacimiento. Duns Scoto, afirmará que María será una persona verdaderamente redimida “por exención”, de manera excepcional y única desde el momento de su existencia, con lo que no contrajo el pecado original.
Juan Antonio Mateos Pérez

Este debate, llegará a su punto culminante en el siglo XVII, donde la monarquía española de los Austrias, claros defensores de la Cristiandad en su política internacional, incluirán como uno de sus objetivos primordiales, el dogma de la Inmaculada. Carlos V, más preocupado por la reforma protestante deja el asunto en manos de los teólogos, ya que las disputas entre maculistas (dominicos) e inmaculistas (franciscanos), llegaban incluso de forma enconada a las calles de las ciudades, ésto sólo ahondaría en la fisura entre católicos y reformados. El propio Concilio de Trento, estuvo más cerca de negar la doctrina que de aprobarla. Felipe II, defensor de la catolicidad, tenía por estandarte la Eucaristía pero, una fuerte corriente inmaculista estalla en Andalucía, con grandes ceremonias, procesiones y fiestas. Ante esta situación, junto a la Eucaristía, Felipe II defenderá también la Inmaculada Concepción. Para los siguientes monarcas, Felipe III, Felipe IV y Carlos II,  la proclamación como dogma de la doctrina, se va a convertir en la piedra angular de su política exterior en Roma. La correspondencia de Sor María de Ágreda con Felipe IV, hizo crecer en él la importancia de la María como intercesora y abogada de los designios de la monarquía. Los esfuerzos de la diplomacia tendrán su recompensa, cuando el 8 de diciembre de 1661, se consigue del papa Alejandro VII a bula Sollicitudo Omnium Ecclesiarum, donde la fiesta de María se refería al primer instante de su vida y por tanto preservada de la mancha del pecado original.
Será en este contexto de exaltaciones y disputas cuando se realice la Inmaculada de Ribera. Y que se disparen los encargos de Inmaculadas en la ciudad de Sevilla y en toda Andalucía,  tomando como modelo la bellísima obra del “Españoleto”.  Es una de las obras culminantes en su género, para algunos, la Inmaculada más bella jamás pintada. Pero también una de las obras maestras del propio pintor, fue un momento de gran colorido, abandonando el tenebrismo gracias a la influencia de la pintura italiana. Toma como modelo y referencia las Inmaculadas de G. Reni y Lafranco, pero fundiendo visualmente la Inmaculada con la Asunción, María asciende a los cielos rodeada de un coro de ángeles. Representa esa hora dorada del mundo, según las visiones de Santa Brígida, donde Dios muestra a los ángeles a esa mujer sin pecado, reconociéndola como Reina del cielo.
De las inmaculadas tradicionales, mantiene lo símbolos de las letanías, que en el siglo XII, san Bernardo aplicó a la Madre de Dios unos versos del Cantar de los Cantares para reafirmar su pureza virginal (Tota pulchra), complementada con otros libros de la Biblia, como el de Eclesiástico, el Génesis o los Salmos. El libro del Apocalipsis (2,1) nos recuerda “la mujer vestida de sol suspendida sobre la luna y coronada por una constelación de estrellas”.
Ribera utiliza todos esos elementos iconográficos, representa a María con los cabellos sueltos resbalando sobre sus hombros, va vestida da con una amplia túnica blanca (elegida de Dios) cubierta con un manto azul (eternidad), con las manos cruzadas sobre el pecho, en actitud devota, dando ese gesto una sensación de quietud, de inmovilidad, que contrasta con los vuelos del manto. Aparecerá sobre la luna (dominando el tiempo que está bajo sus pies), cercado de un color dorado y coronada de doce estrellas. El Padre entre nubes y ángeles, con el brazo derecho enérgicamente extendido en gesto de sumo beneplácito divino, y debajo el Espíritu Santo en forma de paloma con las alas extendidas en acusado movimiento ascensional. Entre las nubes, y alrededor de María, ángeles y querubines, alguno de ellos rodeados de los símbolos marianos, otros aparecen como suspendidos en el dorado del cielo. Qué símbolos nos propone Ribera: La Virginidad de María (hermosa como la luna llena, espejo sin mancha, fuente sellada, lirios blancos, ciudad amurallada, templo de Dios, huerto cerrado, ramo de olivo –árbol que conserva todo su verdor-); Pureza Inmaculada (luminosa como el sol, rosas, torre de David); intercesora de la humanidad (puerta del cielo, lucero de la mañana).
La obra refleja el amor de Dios a María, abrazando toda su existencia desde el comienzo. Este amor a María nos recuerda que cada hombre es también objeto de ese amor. Dios ama así a María porque quería que su hijo fuera hombre en una comunidad de humana a la que todos pertenecemos y, por la redención tenemos una garantía que su gracia y su amor, es más grande que nuestras limitaciones y pecados. Esto se refleja en María, una persona que no es Dios, pero a la que Dios se da a sí mismo, para convertirla en madre suya y de todos.  La Inmaculada Concepción significa que Dios rodea esa vida humana con fidelidad amorosa. No sólo significa un comienzo bienaventurado y puro, sino un final feliz y lleno de gracia para todos.
Reina, oliva, fuente, cedro,
azucena, ciudad, nave,
torre, paraíso, espejo,
trono, ventana, sol, Madre:
vos sois aquella niña
con que el Señor
el cielo y tierra mira.
(Lope de Vega, El tirano castigado, 1599)
Juan Antonio Mateos Pérez

 

Los muertos no olvidados

http://bitacoraveritas.dominicos.org/imagenes/blog/sixto.jpg

Bitácora Véritas

Blog de: Sixto Castro Rodríguez, OP
miércoles, 17 de diciembre de 2014
En este convento en el que he pasado un tiempo se rememora cada día el aniversario de la muerte de los frailes de las distintas provincias del país. Antes de ir al refectorio, como es tradición, se reza de De Profundis, y se leen todos esos nombres, para que ninguno caiga en eso del salmo, “los muertos ya olvidados”. A veces aparecen nombres del siglo XIX, otros de principios del XX, algunos, quizá cercanos, de otras provincias… Pero, obviamente, en algún momento se lee el nombre de algún fraile de esta provincia que murió no hace demasiado y que fue conocido por los frailes que habitan esta casa, lo que suscita una especie de murmullo de memoria y un movimiento de cabeza. En ese momento, supongo, su imagen y su vida concentrada en un instante se hacen presentes en la mente de los que rezan por él. Se trataba de un fraile más, uno de tantos en la estadística del recuerdo civil, si podemos hablar así, pero para cada uno de aquellos cuya vida afectó deja de ser un quidam, que dicen los que saben latín, y se pasa a ser alguien bien determinado, definido y seguramente querido.
Esa idea de las viejas gentes –que se ha hurtado un tanto a las jóvenes generaciones- que afirma tan metafóricamente que nada se olvida en “la mente de Dios”, encuentra una imagen bien hermosa en este recuerdo cotidiano de los frailes. Una bella práctica. Podríamos hacerlo también…

¡Oh Adonai!

http://desdelohondo.sanestebaneditorial.com/imagenes/blogs/lastra.jpg
Juan José de León Lastra
18 de diciembre de 2014 

"Oh Adonai, Pastor de la casa de Israel, que te apareciste a Moisés en la zarza ardiente y en el Sinaí le diste tu ley, ven a librarnos con el poder de tu brazo". Adonai es uno de los nombre de Dios en el judaísmo que, se emplea para evitar el de Yahvé. Dios Adonai es Dios Señor. Benedicto XVI indicó que deberíamos respetar la tradición judía y emplear en la liturgia, en los cantos el término Adonai en vez de Yahvé. El segundo mandamiento exige no emplear el nombre de Dios en vano: Se emplea cuando esta profusamente en la nuestra boca, ajenos a que Dios se mueve en el misterio. Ese misterio que proclama el mismo Dios en el episodio de la zarza a la que alude la antífona de hoy: “Soy el que soy”, alguien que rebasa cualquier definición o descripción. Lo que es comprensible y necesita tenerse siempre en cuenta es el legado que deja a los seres humanos. El legado que el en el Antiguo Testamento se resumen en las leyes de conducta proclamadas en el Sinaí. Pero sobre todo ofrece, lega la preocupación por su pueblo, por su salvación de los enemigos poderosos que le acechan. Por eso a él han de acudir. Adonai les pondrá como condición acomodar su vida a lo prescrito en el Sinaí a Moisés. Esa condición no se cumple y accede la perdición del pueblo, de la que se van librando porque el legislador es ante todo misericordioso, no renuncia a la salvación del pueblo. Misericordioso es el atributo más referido a Dios en el Antiguo Testamento El momento culminante de la acción misericordiosa, del compromiso afectivo con los hombres es la “entrega” de su Hijo: “tanto amó Dios al mundo que les entregó su hijo”. El poder del brazo de Adonai brota de la misericordia de su corazón. El legislador es ante todo pastor, que conduce a su pueblo con cariño, que cuida de él. Las leyes que dicta son efecto de ese amor a sus “ovejas”. Adonai, pastor de la casa de Israel. Pastor cuidadoso, que defiende las ovejas del lobo, les ofrece pastos abundantes, y también carga sobre sus hombros a la extraviada…, se definirá el Dios hecho hombre en Jesús de Nazaret.

El Espíritu Santo vendrá sobre ti,


La novedad del Adviento es una invitación a correr el riesgo de cambiar las viejas formas de evangelización y aventurarse por lo que nos abre rutas nuevas en una sociedad que está cambiando, pero que requiere de nuestra escucha y nuestra implicación en esa tarea. Estamos asistiendo a una nueva forma de expresar la libertad de la fe en estos tiempos duros, cuyo final proclamado por algunos, no se compadece con los crecientes abismos de exclusión e indiferencia frente al drama de la desigualdad y la falta de expectativas para tantas personas.
La actitud de María ante el anuncio del ángel no es una promesa de un inmediato cambio institucional, sino una invitación a asumir la dificultad de este momento pero con la convicción y la confianza de que en Jesús encontramos la realización del plan de Dios.

Fr. José Ramón López de la Osa González
http://4.bp.blogspot.com/-nrhn9p7hiRI/TY9qyez1FSI/AAAAAAAABx0/DiKPWMxV3ek/s1600/P1160885a.jpg

Lectura del segundo libro de Samuel 7,1-5.8b-12.14a.16

Cuando el rey David se estableció en su palacio, y el Señor le dio la paz con todos los enemigos que le rodeaban, el rey dijo al profeta Natán:
– «Mira, yo estoy viviendo en casa de cedro, mientras el arca del Señor vive en una tienda.»
Natán respondió al rey:
– «Ve y haz cuanto piensas, pues el Señor está contigo.»
Pero aquella noche recibió Natán la siguiente palabra del Señor:
– «Ve y dile a mi siervo David: "Así dice el Señor: ¿Eres tú quien me va a construir una casa para que habite en ella?
Yo te saqué de los apriscos, de andar tras las ovejas, para que fueras jefe de mi pueblo Israel. Yo estaré contigo en todas tus empresas, acabaré con tus enemigos, te haré famoso como a los más famosos de la tierra. Daré un puesto a Israel, mi pueblo: lo plantaré para que viva en él sin sobresaltos, y en adelante no permitiré que los malvados lo aflijan como antes, cuando nombré jueces para gobernar a mi pueblo Israel.
Te pondré en paz con todos tus enemigos, te haré grande y te daré una dinastía. Y, cuando tus días se hayan cumplido, y te acuestes con tus padres, afirmaré después de ti la descendencia que saldrá de tus entrañas, y consolidaré el trono de su realeza. Yo seré para él padre, y él será para mí hijo. Tu casa y tu reino durarán por siempre en mi presencia; tu trono permanecerá por siempre."»

Sal 88, 2-3. 4-5. 27 y 29 R. Cantaré eternamente tus misericordias, Señor.

Cantaré eternamente las misericordias del Señor,
anunciaré tu fidelidad por todas las edades.
Porque dije: «Tu misericordia es un edificio eterno,
más que el cielo has afianzado tu fidelidad.» R.

«Sellé una alianza con mi elegido, jurando a David, mi siervo:
"Te fundaré un linaje perpetuo,
edificaré tu trono para todas las edades."» R.

Él me invocará: «Tú eres mi padre,
mi Dios, mi Roca salvadora.»
Le mantendré eternamente mi favor,
y mi alianza con él será estable. R.

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 16, 25-27

Hermanos:
Al que puede fortaleceros según el Evangelio que yo proclamo, predicando a Cristo Jesús, revelación del misterio mantenido en secreto durante siglos eternos y manifestado ahora en los escritos proféticos, dado a conocer por decreto del Dios eterno, para traer a todas las naciones a la obediencia de la fe al Dios, único sabio, por Jesucristo, la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 1, 26-38

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo:
– «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú eres entre las mujeres.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.
El ángel le dijo:
– «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel
– «¿Cómo será eso pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó:
– «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.
Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó:
– «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.

El Espíritu Santo vendrá sobre ti,

  • “El ángel Gabriel fue enviado por Dios a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David”.
El Adviento es tiempo de preparación y de esperanza. Hay gran expectativa con respecto a lo que viene. Lo conocemos bien, pero no sabemos como nos va a sorprender esta vez. Cada año se renueva en nosotros la necesidad de un cambio y, sin duda, poco a poco experimentamos el deseo, siempre insuficiente, de ahondar la fe y la confianza en Jesús. Éstos están siendo años difíciles y duros para confiar, por eso, más que nunca, las preguntas se nos amontonan. No tienen respuesta fácil ni tampoco inmediata, pero deseamos y esperamos tener la creatividad suficiente para descubrir nuevos caminos con una renovada apertura a la Vida.
El adviento es comienzo esperanzado, por ello no es extraño que sea una virgen, una mujer en su pubertad, quien encarne el inicio de esa historia de la vida nueva. Nacemos inmaduros y dependientes, tenemos que aprenderlo todo, pero por esa misma razón somos potencia y posibilidad. Un anatomista holandés, Ludwig Bolk, decía que las personas son animales que se quedan en una condición fetal, y es esa permanente infantilidad el fundamento de nuestra cultura y nuestra creatividad. No se entienda por esto que nuestra situación ha de ser emocionalmente inmadura, sino, más bien, abiertos a lo nuevo, libres del prejuicio de lo que condiciona y cierra nuestra confianza. María nos enseña que no siempre somos dueños de nuestra vida, pero si coautores de nuestro destino. Hay un factor que depende de nosotros: hacer de nosotros una creación en la que haya lugar para otros; pero esta revelación se nos desvela caminando. ¿Hacia donde?, no lo sabemos, pero tenemos que descubrir nuestros pasos. Si no confiamos en nosotros, ¿cómo vamos a confiar en los otros?
La imagen de María escuchando al ángel nos sugiere algo fundamental: nos hacemos a fuerza de aceptar, de fecundar. Es una actitud más que una voluntad: hay que abrir los ojos y descubrir donde hay que mirar para aprender a ver y escuchar la Vida. Dios no es la respuesta a una pregunta, es Aquel que nos abre y nos toma. La actitud frente al plan de Dios es más (¿femenina?) de escucha y de cuidado. En este sentido, la Verdad es la que nos busca.
María se deja fecundar, sobrecoger; dejó que la experiencia de Dios la encontrase. A partir de aquí, fue apertura y aceptación. Por eso, es la fuerza vital, el impulso que crece y hace crecer, la juventud, la madre, lo nuevo, la potencialidad y la fuerza donde arraiga la Vida.

Fr. José Ramón López de la Osa González
Real Convento de Predicadores (Valencia)

VÍDEO DE HOY:


Trata de personas. La esclavitud moderna (2014)


No hay comentarios:

Publicar un comentario