domingo, 22 de noviembre de 2015

La Posada del Silencio nº 10, curso VII

Quinto modo de orar

Algunas veces el Padre Domingo, estando en el convento, permanecía ante el altar; mantenía su cuerpo derecho, sin apoyarse ni ayudarse de cosa alguna. A veces tenía las manos extendidas ante el pecho, a modo de libro abierto; así se mantenía con mucha reverencia y devoción, como si leyera ante el Señor.
En la oración se le veía meditar la Palabra de Dios, y cómo se la recitara dulcemente para sí mismo. Le servía de ejemplo aquel gesto del Señor: "Que entró Jesús según su costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura" (Lc 4, 16).
A veces juntaba las manos a la altura de los ojos, entrelazándolas fuertemente y dando una con otra, como urgiéndose a sí mismo. Elevaba también las manos hasta los hombros, tal como hace el sacerdote cuando celebra la misa, como si quisiera fijar el oído para percibir con más atención algo que se diría desde el altar.
Domingo ora en actitud de ofrenda, ora por toda la creación, ora con toda la naturaleza. Es el universo hecho oración en la mente y corazón de Domingo.
Nosotros también oramos con nuestras manos y oramos por los que se preocupan de la naturaleza, aunque con frecuencia no lo damos importancia. Pedimos que Dios ponga en nuestro corazón sentimientos llenos de esperanza para cuidar la creación, pero sobre todo para cuidar a la humanidad y que la humanidad no destruya la obra que Dios le entregó, recordando ese Cántico del Profeta Daniel: "Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor... Hijos de los hombres, bendecid al Señor...bendito el Señor en la bóveda del cielo, alabado y glorioso y ensalzado por los siglos" (Dan 3, 57ss)

Sexto modo de orar

A veces se veía también orar al Padre Santo Domingo con las manos y brazos abiertos y muy extendidos, a semejanza de la cruz, permaneciendo derecho en la medida en que le era posible. De este modo oró el Señor mientras pendía en la cruz y "con el gran clamor y lágrimas fue escuchado por su reverencial temor" (Hb 5, 7).
Pero Santo Domingo no utiliza este modo de orar sino cuando, inspirado por Dios, sabía que se iba a obrar algo grande y maravilloso en virtud de la oración, o que Dios le movía con especial fuerza a una gracia singular.
Pronunciaba con ponderación, gravedad y oportunamente las palabras del Salterio que hacen referencia a este modo de orar; decía atentamente: "Señor, Dios de mi salvación, de día te pido auxilio, de noche grito en tu presencia;...Todo el día te estoy invocando, Señor, tendiendo las manos hacia ti" (Sal 87, 2-10)
Se identifica con Cristo y abraza a todos los hombres y mujeres con su oración.
Nosotros podemos elevar nuestros brazos y formar una gran cruz de humanidad.
Unidos hacemos memoria de los hombres y mujeres que no son cristianos pero creen en Dios y lo buscan con sincero corazón, oramos por todos los buscadores de Dios.
Oramos por los que desde su fe buscan la paz y lo hacen desde la justicia. Pedimos a Jesús que murió por todos que seamos capaces de superar actitudes racistas o de marginación por cuestiones religiosas o de cultura.
Recordamos a quienes llevan su cruz de cada día, a quienes les cuesta aceptarla, a quienes la rechazan, a quienes se la cargan a otros...


FAMILIA DOMINICANA DE SALAMANCA
Eucaristía de inicio del centenario en San Esteban presidida por el Obispo de Salamanca

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xpl1/v/t1.0-9/12249967_1232864366730551_7638044854918147200_n.jpg?oh=0652b90017d6085c289586ad3154f96a&oe=56B05110
El domingo 18 de noviembre se celebró una Eucaristía con motivo de la apertura del VIII centenario de la fundación de la Orden de Predicadores, presidida por Monseñor Don Carlos López, Obispo de Salamanca, acompañado por el prior y viceprior Fray Ricardo de Luis Carballada y Fray Lázaro Sastre. A la celebración asistió la concejala de cultura de la Junta de Castilla y León, Doña Josefa García Cirac, el alcalde de la ciudad Don Alfonso Fernández Mañueco y el concejal de cultura Don Julio López Revuelta.
A la Eucaristía asistió toda la comunidad de San Esteban, así como las Dominicas de la Anunciata Residencia santa Inés, Dominicas Congregación de santo Domingo Residencia santa Rosa de Lima y la Fraternidad Laical de Salamanca. En 1216 el Papa Honorio III firma la bula por la que aprueba la Orden, son 800 años de vida e historia, una vida de pobreza, de estudio y de oración y llevar la fe católica a una Europa dividida por la herejía cátara.

En la celebración se ha inaugurado la capilla que va a estar presidida por seis mártires del convento de San Esteban. Dos fueron asesinados en Asia y cuatro fueron mártires durante la Guerra Civil. Juan Martínez Cid (Juan de Santo Domingo) (1619), Alfonso de Mena Navarrete (1622), ambos misioneros muertos en Japón, Raimundo Castaño González, José María García Solis, Vidal Luis Gómara, José María Palacio Montes. Los últimos asesinados en la Guerra Civil (1936).  Todos eran frailes hijos del convento, salvo Solis, que aunque fue prior en Salamanca, ya estaba de administrador de la Provincia en Madrid. Es también una manera de decir que las personas son las que han dado la fuerza a la Orden. En la capilla se han colocado seis cuadros con la representación de los mártires, cinco de ellos son pinturas encargadas para la ocasión al artista salmantino Ricardo Miguel Miñambres.

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xap1/v/t1.0-9/s720x720/12247000_1232862726730715_866045091317371401_n.jpg?oh=62da876b0ed878b256d7998c4144b0c1&oe=56B3E87D
Domingo dispersó a sus frailes por todo el mundo, principalmente a los lugares donde había universidades (París, París, Bolonia, Oxford, Salamanca, etc.), era necesario el estudio para la predicación, así presentar argumentos profundos de la palabra de Dios, en base a los argumentos de la filosofía y de la teología. Los Dominicos ya estaban en Salamanca al menos en el año 1224, seis años después que iniciara su camino la universidad. Se asientan en el barrio mozárabe extramuros en la Iglesia de San Juan el Blanco, trasladándose poco tiempo después a la iglesia románica de San Esteban. Dos siglos después se empezará a construir el edificio que todos conocemos hoy. Pronto, en 1299 en el capítulo de Barcelona, se creará el Estudio General de la provincia de España en el convento de Salamanca para el estudio de la Teología, asignando como Doctores a Fray Nicolás de Salamanca y Fray Roderico Sancho y Fray Pedro Zamorense, siendo modelo y base en la fundación de muchas Universidades de América. En la actualidad en Salamanca viven 28 dominicos divididos en dos comunidades, la de san Esteban y la de las Villas. Atendiendo también el Santuario de la Peña de Francia, donde está permanente el padre Ángel, con la ayuda de algún fraile de Salamanca, ya que a él acuden muchos visitantes no sólo de España, también de Portugal.

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xpf1/v/t1.0-9/s720x720/12243525_1232863113397343_5233779926512179320_n.jpg?oh=5476da0bad87d084558110ed418f9e9d&oe=56ACE87D
La Orden de Predicadores está formada por frailes, monjas contemplativas y laicos, a la que se sumaron más tarde las hermanas de vida apostólica formando la Familia Dominicana, en total unos cien mil miembros. A lo largo de estos 800 años de historia hemos contribuido a la expansión de la Palabra de Dios, a la formación en la fe, a la creación de Universidades, a la gestación de los derechos humanos... Hemos aportado 130 santos a la Iglesia, hemos dado cuatro Papas, y grandes figuras en la teología, el compromiso con la justicia, la mística, la filosofía, la literatura, el arte, la ciencia.
En Salamanca se preparan diferentes actividades, en abril, de los días 7 al 9, se celebrará en Salamanca en las diferentes universidades, el “CONGRESO LA UNIVERSIDAD AYER Y HOY, ¿AL SERVICIO DE QUÉ?”, para la reflexión y el debate abierto sobre la responsabilidad social y la creación de la ciudadanía y la cultura en la universidad. En noviembre de 2016, en el convento de San Estaban se celebrará un encuentro internacional, PROCESO SALAMANCA. “DOMINICOS POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS”, para fomentar la colaboración entre compromisos de misión y estudios. Todos ellos dentro de la programación general del octavo centenario.
Pero se preparan también actividades dentro del propio convento de San Estaban, como una exposición iconográfica de Santo Domingo de Guzmán y una serie de conciertos junto con la Fundación Municipal de Cultura, así como un ciclo de conferencias. Con la Diócesis de Salamanca se preparan una serie de jornadas de formación de Sacerdotes en Caleruega, lugar de nacimiento de Santo Domingo. También, toda la segunda parte de las CONVERSACIONES DE SAN ESTEBAN, están dedicadas a repasar los 800 años del camino dominicano.
Juan Antonio Mateos Pérez
https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xpa1/v/t1.0-9/s720x720/12227700_1232862753397379_775183234911856530_n.jpg?oh=579f67554dbc5825d114b559f08940c0&oe=56EF15FA

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xap1/v/t1.0-9/s720x720/11221639_1232863343397320_6885922381006781258_n.jpg?oh=ffb1ff79fe99104152977b67180d4870&oe=56B42A62
https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xtf1/v/t1.0-9/s720x720/12219520_1232862923397362_1594527075334780985_n.jpg?oh=2adef9ef554aab3ff585e4a0d0ebf699&oe=56F41C11

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xfp1/v/t1.0-9/s720x720/11254694_1232863506730637_3145586372338494095_n.jpg?oh=d6caba67ca3176b8e8d5b9593a69e3f9&oe=56F2B541

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xtf1/v/t1.0-9/s720x720/12208630_1232863626730625_2856769666025522713_n.jpg?oh=5f0c06d42d07f18ec50b7ceab6d3346a&oe=56F45773

«Nacimos para presentar el Evangelio a través de la razón»

Ricardo Luis Carballada, prior de la comunidad de Dominicos de Salamanca. Ricardo Luis Carballada, prior de la comunidad de Dominicos de Salamanca. / Almeida
  • Ricardo Luis Carballada Prior de la comunidad de Dominicos de San Esteban


El sábado de la semana pasada se abrió en Madrid el Jubileo del 800 aniversario de la Orden de los Predicadores y hoy, a las 13 horas, se celebra la apertura de este centenario en la Iglesia de San Esteban de Salamanca con una eucaristía presidida por monseñor Carlos López, obispo de la Diócesis de Salamanca. En 1216 el Papa Honorio III firma la bula por la que aprueba la Orden. Los Dominicos ya estaban en Salamanca al menos en el año 1224 debido a su universidad ya que Santo Domingo de Guzmán fundó esta orden con la «tarea de anunciar el mensaje de Jesús al mundo, en una actitud de sencillez y pobreza, sostenido por los argumentos de la razón, por el estudio». Así lo explica Ricardo Luis Carballada en la siguiente entrevista, donde anota que Salamanca fue una de las primeras ciudades donde se establecieron los dominicos junto a «París, Oxford y Bolonia», todas ellas ciudades europeas con las universidades más antiguas. Luis Carballada es leonés de nacimiento, se ordenó en el año 1981 como Dominico, lleva nueve años en Salamanca y dos como prior de la comunidad de Dominicos de San Esteban.
– ¿Qué conmemoran los Dominicos?
– Celebramos 800 años del nacimiento de la Orden. Exactamente celebramos 800 años desde que el Papa Honorio III firmara en 1216 una bula por la cual se aprobaba esta orden religiosa. Celebramos 800 años de vida, 800 años de historia.
– El Jubileo 800, 1216-2016, de la Orden de los Predicadores se abrió en Madrid el 7 de noviembre y concluye el 21 de enero de 2017. ¿Porque se eligen esas fechas?
– El 7 de noviembre es la festividad de Todos Los santos de la Orden. El 1 la Iglesia Católica celebra Todos los Santos y dentro de la Iglesia, algunas ordenes o congregaciones tenemos nuestra festividad de Todos los Santos. Termina el 21 de enero de 2017 porque la fecha del aniversario es el 22 de diciembre, en 1216 es cuando el Papa Honorio III firma esa bula. El jubileo se prolonga un poco más porque hay actividades.
– ¿Qué son los Dominicos?
– Somos una familia religiosa fundada por el santo español, Santo Domingo de Guzmán, con la tarea de anunciar el mensaje de Jesús al mundo en una actitud de sencillez y pobreza, sostenido por los argumentos de la razón a través del estudio.
– ¿En qué se distinguen de otras órdenes religiosas?
– Lo más llamativo es nuestra tarea. Nosotros nacimos para presentar el Evangelio, el mensaje de Jesús, en un momento en el que en el sur de Francia había un conflicto muy serio, además con derivaciones políticas. Santo Domingo de Guzmán vio que había que restablecer el orden, no por la fuerza sino mediante argumentación, por eso formó un grupo de predicadores que presentaran el mensaje del Evangelio, sostenido y apoyado por la fuerza de la palabra, la razón y el argumento. Por eso a los Dominicos siempre nos ha caracterizado la actividad de la predicación y del estudio, para que la predicación fuera una predicación fundamentada, razonada y comprensible. Este es un primer rasgo. En un segundo lugar nos caracteriza mucho la vida comunitaria. Para nosotros es muy importante la fraternidad. Pensamos que Jesucristo viene a instaurar la unidad de todo género humano. Vivir la fraternidad es vivir personas de distintas procedencias, de distintas maneras de ver las cosas, de diferentes maneras de pensar, a veces de distinta sensibilidad, pero intentando vivir unidos, vivir entendiéndonos;apoyándonos en la fraternidad. También es muy característico, en la Orden, el estilo democrático de Gobierno. No es porque ahora esté de moda la democracia sino porque Santo Domingo de Guzmán vivió en la Castilla de la Edad Media y los primeros parlamentos surgen en esa época, también los gremios medievales...
– ¿Cuál es el papel o misión de los Dominicos hoy?
– Es el mismo que había al inicio de la orden, es presentar la palabra de Dios, la buena noticia de Jesús, pero lo que pasa es que hay que presentarlo teniendo en cuenta que hoy vivimos en un mundo globalizado, en un mundo muy complejo, en el que los lenguajes son muy diferentes. Tendremos que adaptar ese mensaje de Jesús a las condiciones actuales del mundo.
– ¿Cuál es la presencia actual de los Dominicos en Salamanca?
– En Salamanca tenemos tres presencias. En primer lugar está el convento de San Esteban, que es donde vivimos la mayoría de los Dominicos (28). Formamos una comunidad grande en un edificio histórico. Aquí tenemos también una facultad de Teología y muchos de los miembros de la comunidad nos dedicamos a labores que tienen que ver con el estudio, con la investigación, también con la predicación. También tenemos la labor pastoral en la iglesia de San Esteban. De la iglesia de San Esteban depende el Santuario de la Peña de Francia, donde uno de la comunidad está permanente y otras personas del convento vamos a apoyarle y ayudarle en su trabajo. En tercer lugar, la comunidad de Las Villas (3) que es una comunidad de Dominicos que trabajan en el ámbito rural y atienden cuatro pueblos. Junto a ello hay que mencionar también las Dominicas. Hay un convento de Dominicas contemplativas y dos comunidades de religiosas Dominicas que tienen dos residencias universitarias: Santa Inés y Santa Rosa. También hayy una fraternidad laical.
– ¿Cuál es la presencia de los Dominicos en el mundo?
– Estamos presentes en todo el mundo y valoramos mucho a nivel de Orden, la presencia en Internet.
– ¿Es fácil hoy ser Dominico?
– Para los que nos sentimos llamados a esta vocación es fácil y una fuente de felicidad y alegría. Tiene las dificultades propias de todo estilo de vida, el vivir en cierta medida tiene un aspecto de dificultad, estés donde estés. Si realmente estas llamado a este tipo de vida es más grande la pasión, la intensidad que sientes que las dificultades.
– ¿Qué se requiere para ser Dominico?
– No todo el mundo vale, en primer lugar haber percibido que Dios te ha llamado para este estilo de vida, vocación. Es muy importante personas que sepan convivir, con hábitos de comunicación, saber encontrarte y relacionarte con otro, también personas que tengan cierta inquietud intelectual. Parte de nuestro carisma es el estudio. Tienen que ser personas que les guste estudiar y transmitir el Evangelio a los demás.
– Hoy pocos optan por ser Dominicos ¿porque?
– En primer lugar porque en Occidente hay una crisis religiosa muy profunda que afecta a toda la Iglesia. No hay dominicos, pero tampoco hay vocaciones para otras congregaciones religiosas. Por otro lado, hay pocos porque no se conoce nuestra vida. Si más personas conocieran realmente lo que es la vida en un convento, la vida de Dominico, dirían: «esto es una fuente de alegría, de realización, de sentido». Creo que hay una imagen de lo que es la vida religiosa que no corresponde con la realidad. Es una vida llena de sentido y de posibilidades.
– Los Dominicos no siempre llevan hábito. ¿Qué significa esa prenda y en qué momentos han de llevarla?
– El hábito es el signo de lo que tenemos que ser en nuestro interior, es la presencia externa de lo que vivimos en nuestro interior, es también un signo de nuestra identidad, de nuestra condición de religiosos y de Dominicos. Nos ponemos el hábito cuando es importante que se nos reconozca como lo que somos, como Dominicos.
– ¿Desde cuándo llevan los Dominicos en Salamanca?
– Estamos en Salamanca al menos desde el año 1224. Santo Domingo envió a los primeros Dominicos a las ciudades universitarias de la época, a París, Oxford, Bolonia y Salamanca.
– Dominicos en Salamanca. ¿Qué acontecimientos relevantes destacaría?
– La llegada de los Dominicos a Salamanca pensamos que fue en 1224. Su traslado al actual convento el 6 de noviembre de 1256 debido a que una riada del Tormes se llevó el antiguo convento adosado a la iglesia de San Juan el Blanco. La actual iglesia de San Esteban se empezó a construir en 1524 y se terminó en 1610, que es cuando se inaugura. Otro acontecimiento relevante fue la Escuela de Salamanca, que pone los fundamentos y los inicios de la ciencia moderna y de la economía moderna y de la física modernas, dentro de ella destacaría a Domingo de Soto porque se adelantó a las teorías de Galileo. Otro momento es la exclaustración en 1835 y tras ella, el retorno de los frailes en 1890.
– ¿Personajes importantes?
– Diego de Deza, que fue el capellán de la Reina Isabel y gracias a él, Colón entró en contacto con los Reyes Católicos. El cardenal Juan Alvarez de Toledo, hijo del segundo Duque de Alba y que promovió la construcción de la actual iglesia. Francisco de Vitoria, Domingo de Soto, Bartolomé de Medina, Tomas de Mercado (Escuela de Salamanca). Luego también en el siglo XX habría que hablar del Padre Arintero, Beltrán de Heredia, Santiago Ramírez, Guillermo Fraile. Y más reciente, una personas a la que recordamos en el convento con gran cariño, fue José Luis Espinel.
– ¿Qué van a hacer en Salamanca con motivo del centenario?
– Estamos preparando un calendario de actividades que aun no está cerrado. Hoy es la misa de apertura del centenario que va a estar presidida por el obispo, vamos a inaugurar una capilla que va a estar presidida por los seis mártires del convento. Dos fueron asesinados en Asia y cuatro fueron mártires durante la Guerra Civil. Juan Martínez Cid (Juan de Santo Domingo) (1619), Alfonso de Mena Navarrete (1622), ambos misioneros muertos en Japón, Raimundo Castaño González, José María García Solis, Vidal Luis Gómara, José María Palacio Montes. Los últimos asesinados en la Guerra Civil (1936). Todos eran frailes del convento, hijos del convento, salvo Solis, que aunque fue prior en Salamanca, ya estaba de administrador de la Provincia en Madrid. Es también una manera de decir que las personas son las que han dado la fuerza a la Orden. Vamos a hacer una exposición iconografía de Santo Domingo de Guzmán y un programa de conciertos junto con la Fundación Municipal de Cultura y un ciclo de conferencias. También habrá alguna exposición mas. Con la Diócesis va haber unas jornadas de formación con sacerdotes de la Diócesis en Caleruega. Luego ya queremos tener restaurado el claustro de Colón al inicio del centenario, con sus paredes saneadas, iluminación nueva y suelo restaurado.

“Caminos para la iniciación cristiana”

11 de Noviembre de 2015 tomas duran conversaciones La tercera de las Conversaciones de Salamanca de este año 2015, fue impartida por Tomás Durán Sánchez, Vicario de Pastoral de la diócesis de Salamanca. En su intervención comenzó diciendo: “Me siento abrumado, pero también me siento muy querido y acogido… Lo que voy a decir es fruto de mi trabajo como párroco en el mundo rural y los años que llevo como Vicario de Pastoral de la diócesis”.
Comenzó señalando los documentos en que se apoya la Asamblea Diocesana de Salamanca: además de recoger los sucesivos Planes Pastorales, Exhortaciones y Cartas Pastorales toma el punto de arranque y el hilo conductor del importante documento de la Conferencia Episcopal Española de 1998, que lleva por título precisamente “La iniciación cristiana”.
El desarrollo de la conferencia explicitó las tres partes que articulan la iniciación cristiana: La iniciativa de Dios; la mediación de la Iglesia, iniciación en la iglesia o las manos que ayudan a acoger; la respuesta del hombre, las manos que se abren para acoger.
En la iniciativa de Dios, señala la gracia de Dios, no nuestros méritos, que parte del don de la fe que recorre todo un camino de liberación. El punto de partida de ese recorrido es la experiencia del amor que Dios nos tiene, de sentirnos amados y su centro es la gratuidad de Jesús como don en la experiencia pascual. Las implicaciones de esta iniciativa de Dios la experiencia viva de ser llamados todos a la santidad o a la plena realización y la precedencia de la gracia sobre cuya acogida nos ilumina el relato pascual de Emaús.
En la mediación de la Iglesia, las manos que acompañan, como indica el Directorio de Astorga para los catecúmenos: los acoge como madre y acompaña con la pedagogía de la Historia de la salvación e incorpora a la comunidad cristiana. En este ámbito la función de la catequesis ya no es exclusivamente un aprendizaje doctrinal sino una escuela de fe. Señala a continuación tres implicaciones en este ámbito de la mediación eclesial: el discernimiento para la admisión y celebración de los sacramentos; la universalidad y plenitud; y finalmente el recorrido indicado por la Gaudium et Spes: el primer anuncio, la iniciación mistagógica, el camino de la belleza y la propuesta moral junto con el acompañamiento personal y la acogida orante de la palabra e Dios.
Finalmente, sobre la respuesta del hombre señaló la articulación entre la iniciativa de Dios y la libertad humana, las dificultades de esta hora y las dimensiones que integran la Iniciación cristiana: teológica, eclesiológica, personal, sacramental, histórica. Como implicaciones importantes de este ámbito señaló específicamente dos: las dimensiones de la gratuidad y la libertad y el momento particular de la catequesis que ha de moverse en un nuevo paradigma.
Concluyó la charla un diálogo centrado en las nuevas condiciones de la iniciación y la catequesis.

“Vivir la fe en la vida cotidiana”

Segunda conferencia impartida por María Dolores López Guzmán, Profesora de teología dogmática de la Universidad de Comillas-Madrid, en las Conversaciones de San Esteban de Salamanca.

17 de noviembre de 2015

María Dolores López Guzmán es teóloga laica y madre de familia, es autora de varios libros: Cuando vayas a orar. Guía y ayuda para adentrarse en la oración; Donde la maternidad se vuelve canto. Apuntes para una teología de la maternidad; La desnudez de Dios; Desafíos del perdón después de Austwitz; Diario espiritual de Santa Josefina Bakita, esclava en África, a la que considera un símbolo de la humanidad desolada y a la vez un testimonio vivo de las bienaventuranzas.
Comenzó señalando la doble lectura del título: por un lado sugiere reflexionar los envites de la fe en la vida cotidiana: sus rasgos propios, sus tentaciones, los temas recurrentes…, por otro lado sugiere hablar de las potencialidades de la fe en la vida cotidiana, de confiar y dar valor a la cotidianidad de la fe que tenemos entre manos. El “cada día” alude a la espontaneidad El vivir la fe “cada día” es algo tan sencillo y complicado como dar valor a cada día Cuando nos hacemos mayores, nos instalamos en “los días pasados” o estamos “tan volcados en el futuro que es una meta que nunca llega”. Así, difícilmente nos quedamos saboreando el día. El Dalai Lama dice que hay dos días que no existen uno se llama “ayer” y el otro “mañana”. El hoy es el único para hacer, trabajar, amar, vivir. El reto de lo cotidiano es vivir el hoy sabiendo que tiene mucha relación con el pasado y el futuro. La cotidianidad es algo que compartimos todos. Así como hay una espiritualidad dominicana, franciscana o jesuita, la espiritualidad cotidiana es de todos. Nuestra fe acontece en el día a día es la espiritualidad base.
En segundo lugar, a demás de ser una espiritualidad para todos y aunque todos hacemos lo mismo, cambia el modo en que lo hacemos. La fe, aunque hagamos lo que todos, nos hace cualitativamente distintos. Sí es pertinente plantearnos la vida cotidiana porque desde la fe, las posibilidades son distintas.
Hay dos claves que determinan esta diferencia. La primera clave teológica que nos ayuda desde el principio a vivir la vida el la creación la maravillas del Creador. Es el entorno natural que Dios nos ha dado: ¿vivimos en ese entorno o nos estamos alejando de él? Nuestra cultura occidental nos está alejando de este hábitat natural. Si la tecnología ocupa un espacio vital que no permite conectar con la vida natural, tenemos que repensar nuestra vida desde la clave de la ecología y conectar con lo natural, lo manual, lo artesano. Hay que redistribuir mejor nuestro espacio técnico y nuestro espacio natural. Decía Benedicto XVI: “La naturaleza es fruto de de un proyecto de amor y de verdad”. El Cántico de las criaturas de San Francisco es un hermoso modo de conectar nuestra vida espiritual con la vida natural.
El otro polo de nuestra fe es la Encarnación. Nos trae la clave de cómo son las elecciones de Dios. Si en la Creación, Dios vio que todo era bueno, en la Encarnación el hombre ve que Dios es “uno más”. Es el amor concreto y tangible de la humanidad. Lo que Dios quiere es humanidad pura, desnuda, la realidad cotidiana sin más. Para venir al mundo eligió una madre, un padre, una cara sencilla como condición de posibilidad de la vida pública.
En su vida pública trata de rebajar las expectativas de los apóstoles que le quieren encumbrar. Lo que hace es darle valor a lo que continuamente estamos haciendo: “He venido para decir que eso es lo que tiene valor para mi”.
¿Cuál es el objeto de la vida cotidiana? Podemos sacar dos conclusiones desde la experiencia de la Creación: Todo nos ha sido dado. La vida es un regalo. La dimensión en la que nos introduce es la de la absoluta gratuidad: vivir lo que se nos da cada día. Esto nos introduce en la dinámica de la libertad: ver la vida en clave de competitividad no entra en la dimensión de Dios que es gratitud. Vivamos agradecidos porque la vida es un regalo.
En segundo lugar, nos da los criterios para hacer las elecciones de cada día: no todo puede tener el mismo valor. Decía santa Teresita de Lisieux que la tentación del mundo moderno es hacen “El más pequeño movimiento de amor puro es más útil a la Iglesia que el hacer grandes cosas”.
A partir de estos dos pensamientos obtenemos las claves de la vida cotidiana.
La primera clave es lo grande y lo pequeño. ¿Qué es lo grande y qué lo pequeño? Tenemos la pendencia a pensar que lo propio de la vida cotidiana es lo pequeño. Pero la verdad es que están unidos, que Dios nos llama a las dos cosas.
Lo mismo solemos pensar de lo público y lo privado. Pensamos que lo propio de la vida cotidiana es lo privado. Pero la verdad es que las líneas que separan lo público de lo privado no están demasiado claras. Lo importante es si lo vivo en clave de fe.
Igualmente pensamos entre lo ordinario y lo extraordinario Lo importante es percibir lo extraordinario en lo cotidiano.
Otro aspecto a tener en cuenta es el crecimiento y la paciencia. Aunque damos más valor al crecimiento, la paciencia todo lo alcanza. Una de las grandes tentaciones de la vida cotidiana es la impaciencia para recoger los frutos. Pero la paciencia nos exige la confianza y la fe. Lo importante es el tiempo y la oportunidad: “no sabéis ni el día ni la hora…”. Lo importante es el momento el “kairós” y en cada momento hay que perder la vida… Para el amor no cabe decir “mañana empiezo”.
Otra de las claves nos la da la Fidelidad y resistencia, la perseverancia: “quien es fiel en lo poco lo será también en lo mucho”. Lo importante es que podemos vivir el momento en cualquier lugar y lo hemos de vivir con positividad y amor: el mal no puede invadir nuestra vida…
Dolores continuó desgranado así otros muchos aspectos de la vida cotidiana, entre ellos “el martirio de la caridad”. La Iglesia veneró a sus mártires como a sus santos. Fue ampliando el espectro de la santidad al considerar como martirio (testimonio) el vivir la caridad concibiéndolo como “el martirio de la caridad”.
Fr. Juan Manuel Almarza O.P.


https://lh6.googleusercontent.com/-ieBgmnO9zxs/VhaqkJq4VeI/AAAAAAAAMSw/AELGIQjb1ls/w344-h766-no/Dominicos1.bmphttps://lh3.googleusercontent.com/-egeE1iPogCI/Vhaqv1D-1VI/AAAAAAAAMS4/4wwbXujk2kc/w339-h765-no/Dominicos2.bmp

COMIENZAN EL 27 DE OCTUBRE A LAS 20 H
27 de octubre
XLIV Conversaciones de San Esteban 2015-2016
Facultad de Teología. Dominicos. Aula Magna de San Esteban. 8 de la tarde
Coordina: Juan Manuel Almarza
Organiza: Facultad de Teología San Esteban


I. Luces para la ciudad
Encuentro en asamblea diocesana
“El grupo de la Familia Dominicana y sus amigos de Salamanca, con ocasión de la celebración de su VIII centenario quiere unirse a la Asamblea Diocesana haciendo, como un grupo más de la ciudad, su pequeña aportación desde las Conversaciones de San Esteban”. 27 OCTUBRE Gonzalo Tejerina, Prof. de Facultad de Teología. Univ. Pont. Salamanca. Las dificultades de la fe en el mundo actual.3 NOVIEMBRE. María Dolores López Guzmán. Prof. de Facultad de Teología. Univ. Pont. Comillas. Vivir la fe en la vida cotidiana.10 NOV. Tomás Durán Sánchez. Vicario de Pastoral de la Diócesis de Salamanca. ¿Caminos para la iniciación cristiana en una Diócesis en Asamblea?  Descargar programa en PDF
https://lh4.googleusercontent.com/-0AKDnFyIN30/Vg4hNwt5xtI/AAAAAAAAMFk/1kZ67gxeY0s/w519-h766-no/CONv.jpg
II. Lugares, caminos, encuentros
1216-2016. 800 años del camino dominicano
“La preocupación por los seres humanos y su salvación fue, precisamente, la que hizo de Domingo el fundador de la Orden de Predicadores, cuando durante una estancia en el sur de Francia experimentó los horrores de la guerra contra los Albigenses.

  Toda su energia vital y todo su amor los puso al servicio de la fundación de una Orden apostólica cuya tarea principal fuera la predicación en el sentido más amplio de la palabra"
Anselm Hertz O.P.
24 NOVIEMBRE Félix Hernández, Superior del convento de Ntra. Sra. de la Candelaria y San Jacinto de Sevilla. Predicar mediante la pintura: De fra Angélico a nuestros días. 1 DICIEMBRE. Francisco Rodríguez Fassio, Prof. del Centro de Comunicación. Superior de Scala Coeli, Córdoba. Un modo de predicar dominicano: fr. Luis de Granada. 15 DIC. Francisco Javier Carballo. Prior Provincial de la Prov. de España. Un carisma para los cambios.12 ENERO. Vicente Botella, Decano de la Fac. de Teología S. Vicente Ferrer de Valencia. Aportaciones dominicanas a la Teología. 19 ENE. Juan José de León Lastra, Prior de Ntra. Sra. de Atocha, Prof. de la Escuela de Teología de Salamanca. La trayectoria dominicana de vida espiritual.26 ENE. Antonio Osuna, Doctor en Teología y en Filosofía. La orden dominicana al servicio de la justicia de los derechos humanos.2 FEBRERO. Marisa de Llaguno López, Presidenta de la Fraternidad Laical de Sto. Domingo, Prov. de España; Gonzalo Blanco Nozal, Coordinador de la Asociación Dominicos IN-EX, Los compañeros laicos del camino. La fraternidad laica dominica. 9 FEB. María Jesús Gil Martín, Dominica del Monasterio de la Piedad, Palencia. El rostro femenino del camino dominicano.  Descargar programa en PDF

Celebraciones del inicio del Jubileo

En multitud de localidades españolas frailes, monjas, hermanas, laicos y jóvenes de la Orden de Predicadores se han reunido para celebrar el inicio del Jubileo.

20 de noviembre de 2015

En multitud de localidades españolas frailes, monjas, hermanas, laicos y jóvenes de la Orden de Predicadores se han reunido para celebrar el inicio del año jubilar por los 800 años de la aprobación de la Orden.
Ve y predica” son las palabras que el Maestro de la Orden de Predicadores, fray Bruno Cadoré, dirigía a la Familia Dominicana de todo el mundo con motivo del inicio del VIII centenario. La mayoría de celebraciones tuvieron lugar el fin de semana del 7 y 8 de noviembre.
Desde Roma el encargado de presidir la celebración fue el Maestro de la Orden. En España, la mayoría de celebraciones fueron presididas por los obispos de las correspondientes diócesis. Pero los miembros de la Familia Dominicana no estuvieron solos, representantes de otras órdenes religiosas, de las diferentes diócesis y de instituciones públicas, además de familiares y amigos, quisieron sumarse a los actos de los dominicos y dominicas.
El sábado 7 de noviembre se celebraron actos de apertura en Alcalá la Real, Barcelona, Caleruega, A Coruña, Granada, Jerez de la Frontera, Madrid, Palencia, Pamplona y Vitoria-Gasteiz entre otros lugares.
El domingo 8 la Familia Dominicana se volvió a reunir en Madrid para celebrar una misa retransmitida por TVE. En Euskadi varias celebraciones continuaban con la de Vitoria-Gasteiz.
En Almería tuvieron 3 días celebrativos, desde el viernes 6 hasta el domingo 8 de noviembre.
Valencia y Salamanca realizaron el sábado 14 de noviembre sus inicios del Jubileo.
Multitud de celebraciones de una misma familia, diversos puntos de España y un mismo espíritu: ser Predicadores de la Misericordia en este VIII centenario de la Orden de Predicadores, que pretende ser más que una mirada al pasado, pretender proyectar hacia el futuro 800 años de historia de servicio a la Iglesia, al estilo de Santo Domingo de Guzmán.

Comienzo del Jubileo en Caleruega

9 de Noviembre de 2015 Comienzo del Jubileo en Caleruega
En la tarde del día 7 de noviembre nos reunimos en la iglesia de las monjas de Caleruega para iniciar, con la Eucaristía, el tiempo del Jubileo de la Orden. La iglesia estaba completamente llena de fieles: 19 concelebrantes (entre otros, el abad de Silos, el prior de los agustinos de La Vid, el superior de los Espiritanos de Castrillo de la Vega, el párroco de Santo Domingo de Aranda de Duero y varios canónigos del Burgo de Osma), la comunidad de dominicas contemplativas de Caleruega, las hermanas dominicas de Aranda, laicos de su colegio de Santo Domingo y el pueblo de Caleruega con su alcalde.
La celebración se inició con una procesión de representantes de las distintas comunidades presentes, con velas encendidas, a quienes seguían los concelebrantes presididos por el prior de los dominicos de Caleruega, cantando por primera vez el himno del Jubileo. Se leyeron dos textos de la fiesta de santo Domingo, uno sobre la vocación del profeta y otro sobre la misión de los discípulos de Jesús. La monja más joven de la comunidad cantó el salmo responsorial.
El que presidía glosó los textos bíblicos, destacando, en la vocación del profeta (vocación de todo cristiano, ya que toda la Iglesia es misionera), su elección eterna, la conciencia de su indignidad y la promesa de la asistencia de Dios; de la misión de los discípulos llamó la atención sobre la función de ser sal (que conserva los alimentos, como el predicador se mantiene fiel a la tradición recibida; y que les da sabor, como el evangelizador ayuda a degustar la Palabra, poniéndola al alcance de las gentes de hoy), y sobre la función de ser luz (en un mundo que, a pesar de tantas fuentes de luz física, avanza a tientas hacia la meta que le ha sido prometida y que desconoce).
Las ofrendas se presentaron también de acuerdo con la variedad de las comunidades que participaban, y la súplica acompañaba a cada una de ellas, pidiendo se cumpliese lo que querían simbolizar: un libro sobre la predicación (los frailes dominicos), unos carteles que proclamaban la misión de educadores (las hermanas y laicos de la enseñanza), un rosario confeccionado con tierra y agua del 'pocito' (las dominicas contemplativas), unas espigas y racimos de uvas (los vecinos de Caleruega), el pan y el vino para la eucaristía.
Después de la comunión se procedió al envío ("ve y predica") de cada una de esas comunidades, precedido de la lectura del mensaje del Maestro de la Orden con este motivo. Cada representante encendió una vela, blanca o negra, en el cirio que había sido depositado desde el principio en un lateral del altar, mientras la asamblea cantaba un canto alusivo y, después de recitar todos conjuntamente la oración del Jubileo, recibir la bendición solemne y despedirnos de la Virgen con el canto de la Salve, los portadores de las velas encabezaron la procesión de salida.
La celebración finalizó con un encuentro festivo multitudinario en el hermoso claustro del monasterio de las dominicas, donde nuestras hermanas nos tenían preparado un variado y deleitoso ágape de fraternidad y de júbilo, que compartimos durante un buen rato con alegría y gratitud.

Fr. Emilio García, OP

Inicio del Jubileo en Granada

9 de Noviembre de 2015 Inicio del Jubileo en Granada
La iglesia de Santo Domingo de Granada, templo del convento dominicano de Santa Cruz la Real, adornado con sus mejores galas, acogió el 7 de noviembre, fiesta de todos los santos de la orden de Predicadores, la apertura del Jubileo del 800 aniversario de la confirmación de la Orden de Predicadores, con la asistencia y participación de la familia dominicana, frailes, religiosas, orden seglar, Archicofradía del Santísimo Rosario, y los movimientos apostólicos de la Parroquia, como las comunidades Neocatecumenales.
Primero se rezó el Santo Rosario con el Santísimo Sacramento expuesto, y a las ocho de la tarde dio comienzo la Santa Misa, a la precedió el lucernario con el cirio del jubileo, acompañado por jóvenes con velas, y el evangeliario, ambos signos se depositaron delante del altar de Santo Domingo, junto con la vara de caminante, donde estarán durante todo el jubileo. Después se leyó el decreto de la penitenciaria apostólica, y el mensaje del Maestro de la Orden Bruno Cadoré a la familia dominicana. Prosiguiendo la celebración de la Eucaristía.
La liturgia estuvo presidida por Fr. Francisco García Ortega OP. El coro de la Archicofradía del Rosario realizó el acompañamiento musical junto con la asamblea, el salmo fue cantado por las dominicas de María Madre de la Unidad y en la acción de gracias las Hermanitas del Cordero cantaron unas letras de Santa Catalina de Siena. Se terminó el acto con la lectura de la oración y el himno oficial del jubileo.
Hay que destacar la gran presencia tanto de miembros y simpatizantes de la Orden, como de fieles que llenaron el gran templo de Santo Domingo de Granada, resultando una jornada memorable en los anales dominicanos de Granada.
La Orden de Predicadores está presente en Granada, en el Convento de Santa Cruz la Real de Frailes Dominicos, fundado en 1492 y restaurado en 1951; Monjas Contemplativas Dominicas; monasterios de Santa Catalina de Siena del Realejo, (1514); Santa Catalina de Zafra, (1520) y Nuestra Señora de la Piedad (1589). De hermanas de vida activa está la Congregación de Santo Domingo, fundada en Granada en 1907 y con cinco casas en la ciudad. También en Granada está el pequeño monasterio Luz de la Paz, de Hermanitas del Cordero, fundadas en Francia en 1983.
En este año 2015 se han instalado en Granada las religiosas dominicas de Nazaret, y las religiosas del instituto ecuménico María Madre de la Unidad. Las instituciones laicales están presentes en la ciudad mediante la Archicofradía del Rosario, fundada en 1492, y la Tercera Orden, hoy Dominicos Seglares, restaurados en 1924.
En la Provincia de Granada, hay dos monasterios contemplativos, Madre de Dios, en Huéscar, (1576) y Santísima Trinidad de Baza (1927).
Las religiosas de la Congregación de Santo Domingo están presentes en los colegios Santo Rosario de Motril (1907), Santa María del Llano de Ogíjares (1915) y la Casa Stella Maris de Castell de Ferro (1972). Los Dominicos Seglares también están presentes en Huéscar y Motril.

Inauguración del año Jubilar en Barcelona

9 de Noviembre de 2015 Inicio Jubileo Barcelona
El día 7 de noviembre de 2015 era la fecha importante y esperada de la Apertura del Año jubilar del 800 Aniversaio de la Orden de Predicadores. En este convento la preparamos con ilusión y alegría: colocación de carteles, rolls, invitaciones, preparación de cantos…
Y a las 20,00 h, el momento de la celebración. Esa celebración que casi simultáneamente se celebraba en miles de lugares de todo el mundo, algo que llena de inspiración y sobrecogimiento, a la vez, cómo no, de acción de gracias infinitas al Señor, y que manifestaban la existencia vigorosa y esperanzada de nuestra Familia Dominicana después de 800 años.
En nuestra iglesia de Ntra. Sra. del Rosario, se reunieron los miembros de la Familia Dominicana de vida activa, la Fraternidad Laical de Barcelona, comunidades amigas y fieles asiduos a nuestra iglesia conventual. Presidió la ceremonia el P. Prior, Luis Carlos Bernal Llorente, acompañado de la comunidad, el Vicario Episcopal para la Vida Consagrada y otros miembros que quisieron acompañarnos, como los miembros de la Asociación Sacerdotal de S. Juan de Ávila que comparten y ayudan en nuestra iglesia en la pastoral del grupo de jóvenes que dirigen. En opinión de todos, resultó sencilla pero profunda, repleta de unción y recogimiento. Nuestro agradecimiento a cuantos quisieran acompañarnos, y de forma especial, como siempre, a los laicos dominicos que día a día nos ayudan en nuestras celebraciones y dignificarlas, junto con esa joya de órgano armónico que tenemos y que lució de forma especial sus mejores registros.
Que los frutos y bendiciones sea todos los que el Señor se digne depositar en todos.

Palencia devuelve el favor a Santo Domingo

9 de Noviembre de 2015 Inicio Jubileo Palencia
El pasado día 7 de noviembre, la ciudad Palencia se volcó para unirse a las celebraciones en todo el mundo, con motivo del octavo centenario de la confirmación de la Orden de Predicadores.
Meses antes se había organizado la celebración, la procesión y la solemne eucaristía. Amigos del convento se volcaron en preparar cada detalle. Hay que destacar la gran labor desinteresada de todos ellos, que pusieron toda su ilusión para ese día. Conseguimos formar un coro de más de cincuenta personas que todos los martes y jueves ensayaron las canciones de la eucaristía. La prensa local dio una amplia cobertura antes y después del evento. Las redes sociales, siguieron puntualmente todos los acontecimientos y nuestro Facebook, no paró de trabajar, en definitiva todos hicieron que la apertura del año jubilar fuera solemne. Es como si todos quisieran devolver el favor que tiempo atrás había hecho Santo Domingo con sus antepasados, cuando vendió sus libros para aplacar el hambre de la ciudad en los años que estuvo en ella como estudiante.
Fuimos convocados en la iglesia de la Piedad de las Dominicas contemplativas a las 19:30, pero casi una hora antes la iglesia estaba llena de files y de amigos que esperaban el inicio del año jubilar. La celebración la presidió el Administrador Diocesano, don Antonio Gómez, acompañado por más de veinte sacerdotes diocesanos y religiosos.
Después de la lectura del mensaje del Maestro de la Orden, se bendijo el cirio jubilar, de el tomaron la luz, ocho representantes de otros tantos colectivos vinculados a nuestra iglesia y al carisma de Domingo. Frailes, Dominicas contemplativas, Misioneras de Santo Domingo, Laicos dominicos, Cofradía del Rosario, Asociación de Fátima, Cofradía de la Vera Cruz, y el Grupo Juvenil Santo Domingo. Ellos repartieron la “luz de Domingo” a las más de 600 velas que habíamos distribuido, aunque los fieles fueron muchos más.
Finalizada esta “ceremonia de la luz” se inició una procesión con la imagen de Nuestro Padre, al tiempo que todas la campanas de la ciudad repicaban al unísono anunciando el inicio del año jubilar dominicano.
Al llegar al templo de San Pablo, el altar lucia espléndido, pues delante de él, se había colocado las reliquias de aquellos santos que vivieron el carisma de Domingo y que eran los testigos de su obra a lo largo de los siglos. Predicadores como Vicente Ferrer, Mártires como Valentín de Berrio-Otxoa, o Padre Capillas y hermanos cooperadores como Martín de Porres o Juan Macías, nos animaban a celebrar estos ocho siglos de vida en la iglesia. Todos participaron en la celebración con las lecturas, peticiones, ofertorio, etc.
En su homilía el Administrador Diocesano, nos hizo una petición con estas palabras: «Hermanos y hermanas, sed para todos nosotros, que también lo necesitamos, ejemplo de una vida común de oración y estudio; de pobreza evangélica para dar respuesta a la misión evangelizadora; ¡comunicadnos y animarnos a contemplar con vosotros el misterio de Dios!»
Finalizamos la celebración rezando como familia la oración del jubileo y cantando el himno mientras venerábamos la reliquia de Nuestro Padre, como muestra del cariño que la ciudad de Palencia profesa a este castellano universal.
Terminamos este día con un encuentro fraterno en nuestro convento, lleno de alegría y júbilo.

“Gracias, mis abuelos”. Reconocimiento periodístico a la revista Poyagnu Natjirune

La revista Poyagnu Natjirune, edición escrita de Radio Sepahua, ha recibido un importante reconocimiento periodístico.

19 de noviembre de 2015

La revista Poyagnu Natjirune, edición escrita de Radio Sepahua, ha recibido, por su edición “Gracias, mis abuelos”, la mención honorífica en la categoría de prensa escrita del II Concurso nacional de periodismo. Políticas Públicas Para la Inclusión Económica y Social de Perú.
La edición trata las historias de los mayores del corazón de la Amazonía entrelazadas con los saberes ancestrales que aterosan ancianos de siete etnias diferentes.
Radio Sepahua es una emisora de radio impulsada por los frailes dominicos y que recibe el apoyo de Selvas Amazónicas. Emite desde la localidad de Sepahua, ubicada en la provincia de Atalaya, departamento de Ucayali (Perú). Trabaja por la educación y el desarrollo de indígenas de siete etnias que reconocen las cualidades de un medio de comunicación cercano que, para muchos de ellos, es la única ventana al mundo.
http://issuu.com/sepahua100.5informacion/docs/poyagnu_natjirune/3?e=0/31461969




https://lh5.googleusercontent.com/-qrDi2w1mgx0/VhPsitAETHI/AAAAAAAAMPo/u-bjSizeeTI/w1024-h174-no/Nueva%2Bimagen.bmp

La Cumbre del Clima más decisiva

PARIS 2015.

NOTICIA DE LA SEMANA 16
Hace un año presenciábamos cómo los dos mayores contaminantes del planeta se estrechaban las manos: China y Estados Unidos se comprometían a reducir las emisiones de efecto invernadero en un acuerdo histórico. También la lucha capitaneada por el papa Francisco con su Encíclica Laudato Sí ha allanado el terreno para la COP 21, que está llamada a ser la cumbre climática más importante de la historia.
Miles de organizaciones en todo el mundo estamos convocando en ciudades de todo el planeta una Marcha Mundial por el Clima el próximo 29 de noviembre. Ese día, las más de 400 organizaciones que forman la Alianza por el Clima en España, entre las que se encuentra la Coordinadora de ONGD, organizan una marcha en Madrid, a las 12h, de la Plaza de Cibeles a la Puerta del Sol, bajo el lema “Frente al cambio climático, cambiemos de modelo”, que se unirá a otras marchas que se celebrarán en otras ciudades de todo el Estado y a las convocadas por otras plataformas y organizaciones en todo el mundo.
Campaña
El mundo se juega mucho en esta cumbre, el cambio climático es, según la propia FAO, un importante «multiplicador del riesgo de hambre». En las siguientes páginas puedes encontrar más información.
Cambio climático y pobreza
Paris 2015


Alimentos para el comedor infantil “Capilla San Pedro”

portada 959
País: Paraguay.
Lugar:  Luque.
Año de ejecución:  2015.
Actividad:  Educación.
Beneficiarios:  50/60 niños del comedor.
Contraparte: Hermanas dominicas del Santísimo Sacramento.
Financiadores: Acción Verapaz Centro (Salamanca) 4.021 €.
La zona del barrio donde se encuentra este comedor es de extrema pobreza; chabolas, hacinamiento, maternidad precoz, violencia intrafamiliar, bajo rendimiento escolar y problemas de salud y malnutrición son la constante en el lugar. No existe saneamiento ni agua potable.
Se comenzó dando un almuerzo a 50 niños tres veces por semana y la asistencia fue tal que se acabó construyendo un comedor y una panadería comunitaria, proyecto que apoyó en su tiempo Acción Verapaz.
Posteriormente se amplió con un bloque de aulas para apoyo escolar. Los resultados fueron notables; un gran porcentaje de chicos mejoró en la escuela y en su comportamiento en general, (cabe mencionar que por las condiciones del lugar en que viven, los escasos recursos que maneja la familia, la descomposición familiar y otras amenazas, es muy difícil trabajar con estos niños y ver a mediano plazo el éxito del Proyecto).
A principios del pasado año la crisis mundial hizo que las donaciones que hacían posible su mantenimiento se viesen mermadas y les impidiera atender un grupo de 50 niños en condiciones especiales, no contemplado en el presupuesto del año, por lo que solicitaron ayuda a Acción Verapaz. El dinero enviado ha servido para la alimentación de estos niños y ha llegado para harina empleada en la panadería.

http://www.accionverapaz.org/images/accionverapaz/proyectos/comedor_infantil/foto1.jpg
http://www.accionverapaz.org/images/accionverapaz/proyectos/comedor_infantil/foto2.jpg


Experiencia de voluntariado de José Carlos en Perú

De la selva a los Andes
El pasado 10 de septiembre inicié mi experiencia de voluntariado en Perú. A las 8:30 del día siguiente ya estaba en Cuzco, dispuesto a coger el primer auto con destino a Quillabamba, puerta de la selva peruana del sureste.
Allí me esperaban Rufino, hermano de José Antonio, y Roberto para ir a Koribeni. A pesar de estar asfaltada la carretera, y no muy lejos, el viaje es bastante largo, hay que subir un puerto de ¡4.370 m.! En Quillabamba conocí a los dominicos de la casa.
Al día siguiente, con el coche cargado hasta los topes de comida para el Internado de Koribeni (hay que aprovechar los viajes) nos fuimos hacia allí. Siguiendo el río Urubamba llegamos a la Misión, poblado nativo, hoy en día muy cambiado, con carretera asfaltada, Centro de salud, colegio, etc. Allí está la casa de los dominicos donde me he quedado, junto al Internado para machigengos.
Sin tiempo de asimilar todo, el día 13 salí con Roberto a Yubeni, una comunidad andina de la Sierra de Vilcabamba, donde había una celebración muy famosa (el Sr. de Huanca) y pasamos dos días entre celebraciones, fiestas y bailes andinos (por la noche hubo una gran exhibición de bailes de la zona, con unos trajes increíbles).
DSC00608
Volvimos a Koribeni y al día siguiente emprendimos el primer viaje a una comunidad nativa en plena selva, Matoriato. Primero pasamos por Kepashiato, un poblado nuevo machigengo, que tiene todos los servicios (salud, colegios, etc.) donde Roberto ha construido una casa para gestantes. Es un proyecto muy interesante, con el fin de que allí vayan mujeres gestantes o personas enfermas, de poblaciones nativas alejadas, antes de dar a luz o del tratamiento que vayan a recibir.
Pasamos también por Pangoa, donde hay otro Internado en el que nos acogieron con mucho cariño y nos quedamos a dormir. Pangoa está a orillas del Urubamba y desde allí cogimos una barca para llegar a Matoriato.
El viaje fue una auténtica aventura, subiendo por el río Yavero con una barquita que parecía que en cualquier momento se la llevaría la corriente. Durante el viaje paramos en un pequeño poblado donde había una celebración por la apertura del nuevo camino. Seguimos río arriba. En algunos momentos, había que bajarse de la barca y hacer un trecho andando por la selva. Finalmente, ya de noche, llegamos a Matoriato.
DSC00570
Al día siguiente, con una luz increíble, pude apreciar la belleza y soledad del lugar. El poblado machigengo está en un claro de la selva, junto al río Matoriato y rodeado de montañas bajas, tiene un colegio, puesto de salud y algo de luz por paneles solares pero, aparte de esos pequeños pero importantes avances, la vida discurre como siempre. Allí estuve 2 días donde pude apreciar la realidad de las comunidades nativas. Después emprendimos el viaje de vuelta otra vez en la barquita y otra aventura para bajar los rápidos, pasamos nuevamente por el Internado de Pangoa y seguimos viaje en coche, Montecarmelo, Ivochote, Kiteni, Cirialo y Koribeni.
Ese fin de semana estuve preparando, con la directora del Internado, mi colaboración con ellos, ya que a la semana siguiente tenía intención de quedarme allí para conocerlo bien. Me pidió que les diera clase de química a un grupo y unas charlas de otros temas. Así esa semana y la siguiente estuve ayudándoles en el estudio, dando clases y charlas, también en el colegio de Koribeni.
Algunos días salí con Rufino a visitar alguna comunidad andina como S. Antonio o Salvación y alguna comunidad nativa con Roberto como Sangobatea, una comunidad muy pequeña y atrasada por estar muy aislada (estaban haciendo una pista) y otras comunidades del alto Koribeni, una zona muy bonita pero que se está deteriorando muy rápidamente por la tala de árboles y las prácticas agrícolas (queman la selva para tener terrenos cultivables).
Los días antes de irme de Koribeni estuve conviviendo con los chicos/as del internado que me hicieron una despedida muy cariñosa y entrañable; para no irse uno de allí.
Ya de vuelta a España, pasé un día por Quillabamba, donde había quedado con las Dominicas del Rosario, pasé con ellas una mañana muy intensa en la que me explicaron lo que hacían y algunos proyectos que había hecho o apoyado Acción Verapaz: el Centro de promoción de la mujer y la oficina de DD. HH. También el hermano Verner, prior de la comunidad, y el hermano Ricardo, que lleva Radio Quillabamba, me estuvieron contando la situación allí y sus preocupaciones.
Aunque corta ha sido una experiencia muy importante para mí, he colaborado y me he sentido útil en el Internado y Colegio, he conocido la vida de las comunidades nativas y andinas, otras realidades que te hacen reflexionar sobre nuestra forma de vida, sobre el desarrollo de los pueblos y sus valores. Te sientes acogido y querido por tanta gente como Roberto y Rufino, la hermana Giovanna, Justina y Carmen directoras de los Internados, Betsi, Maleni y otras chicas del internado que tanto me ayudaron.
No quiero terminar sin el recuerdo para Aurora Lapiedra, que siempre me hablaba de Perú y en cierta forma he ido por ella.
José Carlos Alcázar

Postales de Navidad

Os presentamos los modelos de postales de Navidad que ha realizado la Delegación de Sevilla para la Navidad de 2015.
PostalesNavidad
Para encargar la cantidad que se necesite puede hacerse directamente a Verapaz Sevilla (Ana Mª: Tfno. 605436966) o llamar a la Secretaría de Acción Verapaz en Madrid: 91 0247166).
Los precios de las postales según cantidad encargada son:

De 0 a 100 unidades: 1,00 € /postal + gastos de envío
De 100 a 500 unidades: 0,75 € /postal + gastos de envío
A partir de 500 en adelante: 0,60 €/ postal + gastos de envío
Los fondos recaudados irán destinados a apoyar un proyecto de Compra de dos molinos en Bainet (Haití) para que la comunidad pueda transformar el grano en harina para su consumo y la venta en el mercado. Las harinas procesadas también se cocinan en las cantinas escolares. Además, los desechos se usan para forraje del ganado.



Jubileo dominicano en la Universidad

Del 9-11 de noviembre se llevó a cabo unas Jornadas de Estudio, con la temática: “Memorias y retos del diálogo: El valor de la palabra”

16 de noviembre de 2015


















Recién inaugurado el Jubileo 800 de la Orden de Predicadores, las actividades conmemorativas se están sucediendo en todas las latitudes. En Valencia donde la familia dominicana tiene una amplia y activa representación, con un histórico recorrido dominicano en la cultura levantina, ya se puso en marcha la actitud celebrativa. Del 9-11 de noviembre se llevó a cabo unas Jornadas de Estudio, con la temática: “Memorias y retos del diálogo: El valor de la palabra” las misma tuvieron lugar en La Nau – Universidad de Valencia, primera sede de los estudios superiores y ahora Centro cultural.

El primer día nos congregamos en un aula del tercer piso del edificio, que nos acogió durante los tres encuentros. La curiosidad de transitar por la memoria y la actualidad del carisma dominicano sostenido con la palabra, fue la motivación central que reunió cada día a un auditorio de alrededor de cincuenta personas y algunas más en el último tema. Abrió la sesión Fr. Vicente Botella, Decano de la Facultad de Teología, con una presentación de los objetivos de las Jornadas de Estudio y del ponente: Fr. Alfonso Esponera Cerdán, profesor de la Facultad de Teología, quien desertó sobre “La importancia de las Escuelas de Lenguas medievales en el diálogo interreligioso”. La singularidad del tema estaba marcada por la iniciativa de los frailes, recogidas en documentos capitulares, de crear centros de formación para el estudio de la lengua. El autor resaltó la pocas fuentes que se tienen pero valoró lo significativo que resultaba conocer la preocupación en la edad media por entablar un dialogo con otras culturas. Valencia vio en aquellos tiempos una de estas escuelas que formó a frailes para la misión y para el dialogó con los pobladores de origen judío y árabe.

El segundo día se abordó una temática que siempre resulta de interés bajo el título: “Revisión de la Intolerancia Religiosa: la Inquisición española” por el Dr. Ricardo García Cárcel de la Universidad Autónoma de Barcelona. Tras su presentación, amplia enumeración de su actividad académica dedicada al estudio medieval, expuso las diferencias entre la inquisición medieval y la inquisición moderna donde señalo el modo y la participación de los dominicos en esta institución.

El tercer día, con mucha más animación que las anteriores citas, se desarrolló una mesa redonda bajo el título: “El diálogo de la fe con la cultura y el diálogo entre religiones hoy” que contó con la intervención de Jesús Conill Sáncho, por la Universidad de Valencia; Cherifa Ben Hassin, por la Cátedra Tres Religiones y Martín Gelabert Ballester, por la Facultad de Teología de Valencia. Una visión filosófica, una musulmana y una cristiana se entrelazaron para llegar a un denominador común: el dialogo es el camino del encuentro, el conocimiento, el respeto y la integración religiosa. El público tuvo un gran interés por las cuestinones planteadas que lo demostró con el dialogo generado después de la intervenciones.

Las Jornadas de Estudio llevadas a cabo en Valencia con motivo al inicio del Jubileo 800 de O.P han superado las expectativas del programa y nos han dejado el buen sabor celebrativo para las próximas actividades.
Alexis Coffi

Asfixia, el Espectáculo de Magia de Selvas Amazónicas

Selvas Amazónicas organiza el espectáculo de magia “Asfixia” que se celebrará el próximo sábado 21 de noviembre en el Auditorio del CaixaForum de Madrid.

16 de noviembre de 2015

Selvas Amazónicas, institución misionera que lleva más de 100 años defendiendo la dignidad de los pueblos indígenas en la selva amazónica peruana, organiza el espectáculo de magia “Asfixia” que se celebrará el próximo sábado 21 de noviembre en el Auditorio del CaixaForum de Madrid, y que cuenta con la colaboración de COPE, Caixaforum, Escuela de Magia Rafael Píccola y FERE.
El evento, que constará de dos pases en la misma mañana del sábado (a las 10.30 y a las 12.30 horas), ha sido creado exclusivamente para familias y se enmarca dentro de la campaña de sensibilización #asfixia que la Institución lleva desarrollando a lo largo del último año, con el objetivo de hacer percibir a la sociedad española cómo nuestros hábitos de consumo desmedido asfixian a los pueblos indígenas del Amazonas.
Para dar conocer al mayor número de personas posible su labor, la institución ofrece al público la posibilidad de conseguir invitaciones gratuitas si se registra en la web asfixia.org; de esta forma, logran convertir la actividad en una oportunidad única y accesible para enseñar a nuestros hijos, a través de la magia de Rafa Píccola, cómo ser protagonistas de la construcción una sociedad más justa y, en definitiva, de un mundo mejor.
Si eres también de los que piensa que no podemos seguir viviendo con más de lo que necesitamos y quieres saber más de la realidad que se vive al otro lado del planeta, entra en asfixia.org y descubre cómo nuestro estilo de vida y nuestros hábitos de consumo desmedido asfixian hoy a más de 300.000 personas en la selva amazónica peruana, y cómo los misioneros de Selvas Amazónicas acompañan y defienden la dignidad de los pueblos amazónicos.
--
Descubre más sobre SELVAS AMAZÓNICAS en:
Web: selvasamazonicas.org
Facebook: facebook.com/SelvasAmazonicas
Twitter: @SelvasDominicos
Descubre más sobre la campaña #asfixia en:
Web: asfixia.org
Facebook: facebook.com/asfixia.org
Twitter: @asfixiaORG
Descripción del libro:

Los altares de la renovación. Arte, Arquitectura y Liturgia en la revista ARA (1964-1981)

Libro impreso Autor: Elena GARCÍA CRESPO
Colección: MONUMENTA HISTORICA IBEROAMERICANA DE LA O. P.
Los altares de la renovación relata la historia de la revista ARA, arte religioso actual,principal medio de difusión en España del arte y la arquitectura religiosos durante los años inmediatos a la celebración del Concilio Vaticano II. Para perfilar el contexto que acompañó a la gestación de ARA, el libro repasa el panorama pionero de las revistas del ramo en los países centroeuropeos y, para concluir, se adentra en las razones que condujeron a la desaparición de esta publicación ligadas al ocaso del pujante momento creativo del arte sacro moderno.


Precio: 28,00 €
Páginas: 368
Año: 2015
ISBN: 978-84-8260-313-1


https://lh3.googleusercontent.com/-SidpdUe5AYM/VkEakX-ARZI/AAAAAAAANSI/kRz8lpUTq8g/w160-h253-no/aa.jpg   ADVIENTO & NAVIDAD LA ALEGRÍA DE LA ESPERA. LECTIO DIVINA PARA TIEMPOS FUERTES Ricardo de Luis Carballada Un libro especial para vivir el Adviento de este año a la luz de la Palabra de Dios en clave de Lectio Divina. El papa Francisco ha dicho que "Es la Palabra de Dios la que suscita la fe, la alimenta, la regenera. Es la Palabra de Dios la que toca los corazones, los convierte a Dios y a su lógica, que tan distinta es de la nuestra; es la Palabra de Dios la que renueva continuamente nuestras comunidades... Creo que todos podemos mejorar un poco bajo este aspecto: volvernos todos más oyentes de la Palabra de Dios, para ser menos ricos de nuestras palabras y más ricos de las suyas". Sin duda, el Adviento es un tiempo propicio para encontrarse con la Palabra de Dios; un tiempo fuerte para vivir la preparación de la Navidad al hilo de lo que toda la Iglesia espera -la venida del Salvador- con intensidad en este tiempo tan especial que nos invita a la Esperanza. Este libro quiere ser una ayuda más; una guía para acercarte a la Palabra de Dios y acompañar tus días.  
EL AUTOR https://lh6.googleusercontent.com/-80KQRJVQr_M/VkEaaVn48qI/AAAAAAAANSI/G1mh8qb7REk/w311-h294-no/PRU1--490x490.jpg Ricardo de Luis Carballada Sacerdote Dominico, Licenciado en Teología y en Filosofía. En la actualidad es Prior del Convento de San Esteban (Salamanca) y profesor de las materias Misterio de Dios y Escatología en la Facultad de Teología de San Esteban. Igualmente es profesor invitado en otros centros de carácter internacional, así como colaborador habitual en la formación de numerosas congregaciones religiosas.

Una invitación a vivir la vida de fe desde la gracia de Dios

(SP). Las páginas de este libro –La gratuidad– giran en torno a estas coordenadas: ley y gracia, exigencia y don, lo debido y lo gratuito, lo merecido y lo regalado, las virtudes y los dones, el mérito y la gratuidad… ¿Cómo compaginar esos elementos tan distintos? ¿Es posible que puedan convivir los unos con los otros? A estas preguntas responde el autor, afirmando que «no podemos vivir dos vidas paralelas: una basada en nuestras obras y esfuerzos; otra basada en la gracia de Dios. Sólo desde una vida vivida en la gratuidad se irá desvaneciendo el rumor de palabras como ley, esfuerzos, obras, méritos, exigencias, sacrificios, para dejar paso a una dulce melodía que acaricia nuestra alma: todo es gracia. Esa es la asignatura pendiente que tenemos los hombres con respecto a Dios».

Rosario peregrino con motivo del Jubileo

El Rosario peregrino es una iniciativa que partió del Promotor General del Rosario, fr. Louis-Marie Ariño-Durand, OP y que quiere involucrar a todos los Monasterios de dominicas contemplativas de todo el mundo.
Durante los años previos al Jubileo, cada Monasterio hizo un Rosario que fueron enviados a Santa Sabina en Roma hace unos meses. El pasado sábado 7 de noviembre, durante la celebración de inicio del Jubileo, los Rosarios fueron bendecidos por el Maestro de la Orden y entregados a las hermanas de la Comisión Internacional de monjas quienes los han repartido por las comunidades de sus respectivas Federaciones. La idea es que los Rosarios no vuelvan al lugar donde fueron realizados, sino que se envíen a otro Monasterio distinto con el objetivo de unir en oración comunidades situadas, en ocasiones, a miles de kilómetros de distancia.
A lo largo del año Jubilar las distintas comunidades contemplativas se turnaran en el rezo del Rosario en una cadena de oración que durará más de un año y que recorrerá todo el mundo, de parte a parte, dedicando algunos días a intenciones especiales por las que pedirán todos los Monasterios al mismo tiempo. Cada comunidad organizará, con distintas actividades, los dos días que le corresponden en el calendario programado por el Promotor del Rosario.
La cadena de oración comenzará, como no podía ser menos, en el Monasterio de Prulla y finalizará en el Monasterio de Fátima.
Las monjas dominicas españolas también participan en este proyecto, siendo el Monasterio de San Blas de Lerma el primero en nuestro país, para ir pasando después al resto de Monasterios de dominicas en España, un total de 62 con 1000 monjas (la mitad de las monjas dominicas en el mundo).
A lo largo del año iremos siguiendo el Rosario peregrino en España e informando de las distintas iniciativas de oración que se lleven a cabo en cada lugar.
A continuación ponemos a vuestra disposición el calendario del Rosario en todo el mundo, resaltando los Monasterios españoles.

Comienzan los trabajos de la Comisión Científica para el Congreso sobre la Misión de la Orden en 2017

http://cidalc.op.org/wp/wp-content/uploads/2015/11/Scientific.Committee.OP2017.jpg
En el marco de la celebración de la apertura del Año Jubilar de la Orden por los 800 años de su confirmación por la Iglesia, en el Convento de Santa Sabina en Roma se llevó a cabo el lunes 9 de noviembre la primera reunión de la Comisión Científica que prepara el Congreso Internacional sobre la Misión de la Orden.  Este congreso, que se llevará a cabo en Roma del 18 al 20 de enero de 2017, reunirá a dominicos y dominicas de diversas regiones del mundo y procedentes de diferentes contextos culturales y eclesiales para reflexionar y compartir experiencias en torno a la misión de predicación dominicana en la actualidad. El Congreso, con el que se dará cierre al Año Jubilar, tiene por objetivo promover e iluminar la misión de la Orden por medio de una reflexión teológica y pastoral en torno a temas centrales para nuestra predicación.
Según afirmaron los frailes capitulares en el Capítulo General de Trogir, a través de la celebración de este Jubileo, la Orden “busca renovarse, entrando en un proceso dinámico que culmine en el envío de los frailes a predicar, al igual que Domingo envió a los primeros hermanos”. Y “al prepararnos para ser enviados de nuevo, nos preguntamos: ¿por quién somos enviados? ¿A quién somos enviados? ¿Con quién somos enviados? ¿Qué llevamos con nosotros en nuestro envío?” (ACG Trogir, 51). Por esta razón, el Congreso Internacional sobre la Misión servirá como un punto de llegada para la reflexión que la Orden ha venido desarrollando a través de los foros de misión y del Proceso Salamanca (ACG Trogir 109 – 114).
Este Congreso es coordinado por fr. Orlando Rueda Acevedo, hijo de la Provincia San Luis Bertrán de Colombia y actual Socio para la Vida Apostólica junto a una comisión científica designada por el Maestro de la Orden.  En esta Comisión, compuesta por frailes, laicos y hermanas de todo el mundo, han sido nombrado varios miembros de nuestra región latinoamericana: fr. Márcio Couto, de la Provincia Fray Bartolomé de las Casas del Brasil y ex Socio para la Vida Intelectual; la hna. María Leonor Charria, teóloga colombiana, y parte del gobierno generalicio de las Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación; y fr. Carlos Mario Alzate, de la Provincia San Luis Bertrán de Colombia y saliente Rector de la Universidad Santo Tomás de Colombia. Fr. Felicísimo Martínez, fraile español de la Provincia misionera del Rosario y quien estuvo muchos años en Venezuela, también forma parte de esta comisión.
Todos los trabajos del Congreso Internacional para la Misión de la Orden son coordinados por una Comisión Central en la que también tenemos representación latinoamericano-caribeña. Fr. Yamil Samalot Rivera, del Vicariato General de la Santa Cruz de Puerto Rico y actual secretario general de CIDALC, ha sido elegido para servir como secretario general del Congreso. Fr. Yamil también es Director del Colegio de Artes Liberales y de los programas de postgrado en Teología de la Universidad Central de Bayamón en Puerto Rico. Los demás miembros de la Comisión Central son la hna. María Leonor Charria, colombiana de las Hermanas Dominicas de la Presentación; fr. Darren Dias, de la Provincia de Santo Domingo del Canadá y profesor de teología sistemática de la Universidad St. Michael’s College en Toronto; la hna. Kathleen A. McManus, estadounidense, de las Hermanas Dominicas de Bleuvelt y profesora de teología de la Universidad de Portland en Oregon; Ruth Anne Henderson, laica dominica escosesa y actual asistente del Promotor General del Laicado; fr. Clarence Márquez de la Provincia de Filipinas y director de su Instituto de Predicación; así como la hna. Marie Laetitia Youtchenko sita en Arezzo, Italia, de la Congregación Romana de Santo Domingo.


http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_9208.jpg
... de su Luz
http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_415494.jpg
IX

Él me contagia —lo juro
con la severidad de los testigos—,
desde el vacío, ebrio,
de las cosas y desde el sencillo
aleteo equilibrio de los pájaros,
de su Luz, que prende
nuevamente en mi carne
los rayos de su dardo: saber
que se puede hacer cumbre
con la piedra a la espalda
aunque sea
la vez cincuenta y ocho
que subimos la ladera, oh Sísifo,
derrotado en tu desesperanza.
Saber
que todo grano de maíz,
que todo grano
para nacer
ha de pudrirse.
Que siempre que llueve escampa.
Que esta espondilitis anquilosante
que me inclina a la tierra
hasta besarla
y me encarcela prematuramente
se compensa, se contrabalancea
con la tensión, erguida
y vertical como un suspiro,
de mi mirada hacia lo alto
de donde viene la luz
cada mañana hecha
torrente y dádiva, de donde
llegará la Luz.
Saber
que quizás la vida
no sea sino dejarse llenar
de amaneceres para luego dejarse
poseer pacientemente por el negro
velo de las muertes. He
ahí la ley.
Saber
que ésas son
las reglas de este juego
o Farsa que nos tiene
atrapados: amanecer y muerte.
(Para aprender, un día, a Amanecer.)
Aunque sea después de larga lucha
con un ángel que huye y se encubre
entre las sombras. Aunque quedemos
heridos en el talón, vencidos, por el solo
eco de su Nombre, sin el dulzor
definitivo de su Aura, como el viejo
Jacob en el comienzo
de las revelaciones.

Testigos de Compasión: testimonio de fr. Jacques AMBEC, OP

Dando testimonio de la Compasión: un recorrido por la vocación de los hermanos cooperadores en la Orden.

http://www.op.org/sites/www.op.org/files/styles/width_600_scale/public/public/articles/images/img_7581.jpg?itok=zQVlk4fv

La vocación a hermano cooperador continua siendo una parte vital para nuestra misión de la predicación. Con el fin de promover esta vocación queremos presentar los trabajos de diversos hermanos cooperadores provenientes de diferentes partes del mundo. Os invitamos a seguir este recorrido en el sitio web de la Orden (www.op.org) y en IDI.
Este mes estamos presentando:
Testimonio de fr. Jacques Ambec, dominico del convento de Toulouse, responsable del servicio de portería, de la pastoral de enfermos y ancianos llevando el Evangelio a través de SELF: Sida, Espérance, Lumière et Foi.
Fue en 1990 cuando uno de mis amigos más cercano, Jacques, fue informado de que estaba enfermo de SIDA, el virus mortal que degrada poco a poco el cuerpo y lo hace vulnerable al dejarlo sin defensas. Visitando fiel y regularmente a mi amigo en el hospital me di cuenta de la angustia y soledad que sufrían las otras personas con la misma enfermedad. La soledad es la peor de las enfermedades. Nuestros hermanos y hermanas enfermos necesitan estar rodeados, ser respetados, considerados y amados.
Jacques me dijo que era capaz de luchar si no estaba sólo y esta es la razón del combate que empredimos juntos, con su mujer, sus hijos, sus padres y sus amigos para acompañarlo hasta el final, hemos mantenido juntos el poder de la oración. Yo los llamo sentimientos de compasión dulce: presencia, paciencia, compartir y oración (en francés las 4P: présence, patience, partage et prière). Jacques murió el 4 de marzo de 1994 en Toulouse a causa del SIDA. Como el quería llevamos a cabo una publicación con su testimonio: Jacques, le combat de la Vie,  ed. St Paul, París 1996.
Un grupo de oración nació en el consultorio médico donde su esposa estaba trabajando de generalista: el grupo de oración Santo Domingo; y un segundo grupo nació con posterioridad y continua a día de hoy: el grupo San Martín de Porres, que apoya nuestra acción con las 22 personas enfermas de SIDA que acompañamos en Toulouse con el fin de ser testimonios de que su amor es más grande y más fuerte que su enfermedad y que pueden contar con SELF, con nosotros. Trabajamos junto a otras asociaciones no confesionales en la ciudad y participamos en actividades de prevención entre los alumnos de las escuelas católicas con el fin de despertar su sentido de la responsabilidad y la solidaridad.
También apoyamos proyectos religiosos humanitarios en relación con comunidades religiosas en Togo, Kenia o Asia junto con las hermanas de la Madre Teresa que asisten a los enfermos sin atención y sin la medicación adecuada.
Por último quisiera lanzar este mensaje: hace tres años una joven musulmana que su comunidad había abandonado, algunos días antes de morir, me dijo unas palabras que nunca podré olvidar: "Fr. Jacques, caminaremos juntos hacia la misma luz" Yo creo que está en la Luz del Señor.
Yo creo que ésta es nuestra vocación de hermanos cooperadores: vocación de ser testigos de la compasión; no tenemos que estar ordenados para responder a esta misericordia, podemos trabajar juntos con todos nuestros hermanos: ésta es la Santa Predicación.
Fr. Jacques AMBEC, OP.

BREVE CRÓNICA DE UN CURSO (1953-1968) por Juan José Luengo García

La Mejorada (Imagen: Ricardo Melgar, vía Flickr)
Celebramos este mes de agosto el 50º aniversario del comienzo de un nuevo capítulo en el peregrinar de nuestro curso. Terminado el noviciado en Ocaña, nos trasladamos al Convento de Santo Tomás de Ávila donde nos esperaba una nueva e inusitada odisea. Éramos 55 en el curso cuando tomamos el hábito el 5 de agosto de 1958. Como no hubo muchos que se salieron en el noviciado, el número de los que hicieron la profesión era grande, creo que el más grande en la historia de la provincial hasta esa fecha.   Por razones que mencionaremos más adelante, nuestros superiores decidieron que a nuestro curso le convenía un ambiente estudiantil diferente, sin que los estudiantes anteriores a nosotros pudieran “contaminarnos” por su falta de observancia o con sus ideas “peligrosas.”
Sin duda alguna fue un experimento costoso para la Provincia porque este cambio provocó otros cambios de personal que no fueron nada baratos. Creo que entenderemos todo mejor si lo ponemos en perspectiva y examinamos la historia del curso desde su principio.   
Después de tantos años falla la memoria para recordar todos los detalles que serían necesarios para una historia completa.  Será como una vista de pájaro donde algunos detalles resaltan, aunque no sean los más importantes y otros se esfuman en la lejanía de un pasado nebuloso. Será difícil hacerlo con la objetividad de un filósofo o la precisión de un cirujano.
Se trata más bien de un ejemplo de aquello que dice el refrán popular, “cada uno cuenta la feria como le va en ella” aceptando que nuestra memoria es, en muchos casos, más “reconstructiva” que “reproductiva”, como dicen algunos psicólogos de hoy. No siempre recordamos las cosas como fueron, sino que las recreamos inconscientemente a nuestro modo.
LA MEJORADA: 1953-1954
Todo comienza en La Mejorada. Recuerdo cómo un autobús repleto de aspirantes de Ávila capital y pueblos de los alrededores llegó a La Mejorada a finales de septiembre de 1953. Era la época de la vendimia.  Procedentes de otras muchas regiones de España llegaron otros muchos más. Unos 150 en total. Todos jóvenes de entre 10-13 años. Allí nos encontramos con los “mayores”, los de segundo. Colectivamente éramos un grupo con mucho talento, mucho entusiasmo, no poco miedo y quizá bastante hambre en más de un caso. Lo de la “vocación” … surgió después.

Cada grupo que llegaba era recibido por el Rector con una sonrisa acogedora. Era el P. Andrés Villarroel de quien nadie puede olvidar la blancura inmaculada de su hábito limpio y planchado de manera impecable. Para quienes veníamos de pueblos pequeños, la grandeza y majestuosidad del Colegio fueron impactantes: los campos de deportes (fútbol, frontón..), la piscina (que para muchos parecía una piscina olímpica), los dormitorios, la galería, los salones, el refectorio, la huerta, los viñedos, los pinares, las acequias que venían desde el río Adaja…todo parecía, diríamos hoy, como una película de Hollywood… aunque muchos de nosotros nunca había visto una película y menos de Hollywood.                                                                                                                     
                                                                                                                  
No hay que olvidar que muchos de nosotros nunca habíamos visto un baño (estábamos acostumbrados al campo abierto, sin papel higiénico, sin asientos, sin cadenas para el agua y sin puertas), la palabra ducha no era parte de nuestro vocabulario y nunca habíamos visto un cepillo de dientes. Estábamos acostumbrados a oír los apellidos más comunes en el pueblo como García, López, Sánchez, Jiménez… Sin embargo, de repente comenzamos a escuchar el sonido de apellidos más sonoros y rimbombantes como… Balerdi, Carricajo, Garciarena, Llordén, Mallavibarrena, Moliné, Mories, Ribote, Villarejo y muchos otros más. Me encontré que había otro Luengo, Antonio Luengo, de Asturias.
Enseguida comenzamos una vida “regimentada” que sería la rutina durante todos los años de formación. Aprendimos a ir en fila de un lugar a otro y a hacerlo en silencio. Oración y misa por la mañana, oración antes y después de las comidas, oración por la noche antes de ir a la cama, confesiones cada semana y otras devociones como el rosario se convertirían en un ingrediente esencial de nuestra formación. El Manual del Colegial del P. Ricardo Casado sería nuestra guía. Allí estaba todo lo que deberíamos aprender para nuestra vida espiritual. No se escapaba detalle a esta regimentación como lo demuestra el hecho que toda correspondencia que era recibida o enviada por los colegiales era abierta y leída por el P. Rector. Sin olvidar tampoco que nos enseñaron a firmar las cartas añadiendo después de nuestro nombre las iniciales A.O.P (Aspirante a la Orden de Predicadores).
Dividieron al curso de tres secciones (A-B-C) cada una de unos 50 estudiantes y nos ordenaron por orden alfabético dentro de cada sección. No tardaron en empezar las clases: Latín (P. Abelardo Panizo), Religión (P. Rector), Matemáticas (P. Regino Borregón), Lengua y Literatura (P. Juan González), Ciencias (P. Amador de Celis), Geografía (P. José María Reyero, quien era el Vice Rector). El Francisco Zurdo era el prefecto de disciplina y había otros Padres que tenían otras funciones con menos trato diario con los estudiantes: P. Francisco Sádaba (Síndico), P. Silva (confesor), P. Fabián Herrero, P. Benjamín Vara y el inolvidable P. Eugenio González quien a pesar de sus limitaciones físicas era el párroco de Calabazas, pueblo cercano al Colegio y adonde caminaba regularmente con tanto entusiasmo y dedicación como dificultad física.
                                                                                                    3
Residía también allí Monseñor Teodoro Labrador, con su luenga barba blanca, Arzobispo misionero expulsado de China por los comunistas. El más joven de los Padres era el P. Juan González quien acababa de llegar de Alemania, donde había terminado su doctorado en Filosofía. En aquel entonces estaba preparando la publicación de su tesis doctoral. Varios estudiantes, y yo fui uno, iban a su celda para dictarle del manuscrito mientras él escribía a maquinilla. Luego publicaría esa tesis titulada “El idealismo tomista” Algún tiempo después, alguien me contó la historia (que yo acepto como verídica) según la cual los gendarmes de la ortodoxia tomista le obligaron a cambiar el título de la tesis a “La Función gnoseológica de la Idea según Santo Tomás”, porque eso de idealismo tomista sonaba demasiado kantiano.
                                                                                        
Pronto nos acostumbramos a la rutina mensual de recibir las notas de conducta y de cada asignatura.  Recibíamos una nota en cada asignatura y un gran número de notas en conducta. Creo que todos los padres nos daban una. Para mí fue siempre un misterio cómo muchos de los padres podían darnos esa nota cuando no teníamos ningún contacto personal con ellos. Como mucho, nos veían caminar en fila de un lugar a otro y nos veían desde atrás en la capilla.
Los deportes (fútbol, frontón, natación durante el buen tiempo) fueron, desde el principio, un parte importante en el horario de cada día. Una vez por semana, los jueves por la tarde, teníamos el paseo largo por los extensos pinares que rodeaban el Colegio, acercándonos también hasta el río Adaja y, de vez en cuando, hasta Olmedo y Calabazas que eran los dos pueblos más cercanos.
Durante uno de esos paseos tuvo lugar lo que, a falta de mejor nombre, podemos llamar “la protesta o huelga del pan”.  Aquel día estaba al frente de nosotros en el paseo el Gumersindo Hernández Papis. Recién ordenado sacerdote, creo que estaba de visita para despedirse antes de irse como misionero a las islas Batanes y Babuyanes, donde pasaría toda su vida.  Algo había pasado con la comida en aquellos días, porque varios de los colegiales como protesta gritaron durante el paseo algo así como “queremos más pan…queremos más pan…”, mientras correteaban por los pinares.
Al regreso del paseo, el P. Rector nos estaba esperando y nos puso a todos en fila a la entrada del Colegio. Allí fue llamando por nombre a varios de los colegiales que consideraba como “cabecillas” de la protesta…y los expulsó del colegio en el acto mandándolos a casa al día siguiente.   ¡No cabe duda que todos los demás aprendimos la lección!  Al terminar el curso, muchos de nosotros, antes de ir de vacaciones a casa para el verano, fuimos a un Campamento de Falange en San Rafael (Segovia). Es una pena que nadie haya conservado fotografías o vídeos con nuestra camisa azul de falangistas y cantando a pleno pulmón el “Cara al Sol…”.
Yo recuerdo que la comida en el Campamento era muy buena y aprendimos todas las virtudes y milagros de los próceres de la Falange como José Antonio Primo de Rivera, Manuel Hedilla, Onésimo Redondo y otros más…El régimen diario y la organización tenían un sabor muy “militar”. Comenzábamos cada día con una consigna con la que trataban de inculcar en nosotros el espíritu del Movimiento Nacional. Todavía recuerdo una que no tiene desperdicio, “Más vale morir con honra que vivir con vilipendio.”
¡Cuántas largas caminatas nos dimos por los pinares del área de San Rafael y cuántas veces tuvimos que subir al Alto de los Leones en la sierra de Guadarrama! Uno de los líderes (mandos) era Fernando Chamorro quien en septiembre de aquel mismo año entraría como estudiante de 5º en Arcas Reales. Conviene recordar que en aquel entonces los Falangistas estaban en su apogeo de influencia en el Gobierno de Franco. La historia nos dice que los” tecnócratas” del Opus Dei no llegarían hasta uno años después con Gregorio López Bravo, Alberto Ullastres, Mariano Rubio y otros más.
Naturalmente nosotros vivíamos en un mundo cerrado y aislado sin conocimiento de lo que sucedía más allá de la cerca del Colegio. Sin embargo, quiero hacer mención de un evento de gran importancia y transcendencia que tuvo lugar ese año dentro de la Orden y que condicionaría el ambiente y el tono de nuestra formación en el futuro.  Era entonces Provincial el P. Silvestre Sancho, elegido por primera vez en mayo de 1951 y luego reelegido en diciembre de 1955.
En febrero de 1954 tuvo lugar la “masacre” de los dominicos en Francia cuando el General de la Orden, P. Manuel Suárez, “decapitó” y depuso a los tres Provinciales de Francia en París, Lyon y Marsella.  Teólogos como Chenu, Congar y Féret fueron “removidos” de la enseñanza y “exilados” lejos de su área de influencia. Por orden del General, ningún dominico francés podía publicar nada sin la aprobación previa de Roma y tampoco podía viajar fuera de Francia sin permiso o vestir de seglar.   Algo sin precedente en la larga historia de la orden de Predicadores.  De un brochazo se cargó el sistema constitucional de la Orden que, a través de la historia, le había protegido de la manipulación y amenazas de la Jerarquía y servido de estímulo a su tradición de investigación intelectual.
¿Qué había pasado? El P. Suárez, atemorizado por la presión de la Congregación del Santo Oficio (así se llamaba antes de cambiar el nombre a Congregación de la Doctrina de la Fe) y cuyo Prefecto era el cardenal Pizzardo, pensó que esa era la única manera de salvar la Orden en Francia. Corría peligro de que todos los Noviciados y Estudiantados fueran cerrados por el Vaticano. ¿Por qué? Según el P. Congar, una de las víctimas de más renombre, Roma se sentía amenazada por las nuevas ideas de los dominicos y otros pensadores franceses de la época.
Las nuevas ideas en teología, pastoral, catequética, ecumenismo, arte religioso, liturgia…eran un reto demasiado grande para un Papa y una curia no repuestos todavía del trauma de la Segunda Guerra Mundial y de la amenaza del comunismo.  Además, el problema de los sacerdotes obreros recientemente condenados por Roma había exacerbado la situación y agotado la paciencia del Santo Oficio. En todo ello, Roma veía la influencia de los dominicos franceses y no estaba dispuesta a tolerarlo…
Como siempre, la cuerda se rompió por lo más débil. Quizá nunca se llegó a saber con certeza si el P. Suárez estaba convencido de esos peligros o, como buen hijo de obediencia, fue sólo una marioneta en este lamentable episodio. Sin duda, uno de los comentarios más valientes fue el del P. Albert Avril, provincial de la provincial de París, cuando dijo, “Estoy dispuesto a dejar mi puesto por un bien mayor…pero protesto contra las calumnias contras mis hermanos…” ¡Muy bien dicho!

El P. Suárez murió a finales de junio de 1954 en un accidente de automóvil cuando viajaba de Italia a España.  El accidente sucedió en Perpiñán, Francia. ¡Qué ironía!

-------------
Texto original de Juan José Luengo García (escrito en verano 2009). Esta entrada es el primer capítulo, próximamente se publicarán el resto de capítulos

Sobre la excelencia y perfección de la caridad. fr. Domingo Cavalca O.P

Veamos cómo Cristo nos ha enseñado a amar, y cómo quiere que realicemos la caridad. Y por reverencia a tal maestro debemos preocuparnos de imitarlo, especialmente porque la caridad es un signo para el discernimiento, haciendo conocer quién es discípulo de Cristo y quién no. Por eso dice Cristo: Los hombres no conocerán que sois mis discípulos por hacer milagros, ni por mucha ciencia en el predicar, no por tener una gran tonsura, o una gran barba, sino sólo si tenéis caridad unos con otros (Jn. 13, 35). Y S. Gregorio dice: "el enemigo no teme nuestra abstinencia, porque él no come ni duerme; no teme nuestra castidad, porque él no es lujurioso; no teme nuestra ciencia, porque él es más sabio que nosotros; mucho teme la caridad y la unidad del amor, que tenemos en la tierra, porque él la perdió en el cielo". Y agrega: "el antiguo enemigo no se preocupa de destruir nuestras cosas, ni de hacer villanías, sino para así provocar en nosotros el odio, y que perdamos la caridad".
La caridad conserva al hombre en la alegría, sujeto y sin escándalo. La caridad está llena de alegría y de todo gozo santo. Porque el hombre está unido a Dios por la caridad, está contento con todo lo que Dios hace o permite; y no se impacienta, ni lo vence la ira, ni la tristeza, ni ningún mal deseo, ni ningún temor; porque la perfecta caridad excluye el temor, como dice S. Juan en su epístola (1 Jn. 4, 18). La mente permanece purificada de todo mal, llena de alegría y seguridad, y siente en esta vida una abundancia de felicidad. Por eso, respecto a esas palabras de S. Juan que dicen: Dios es caridad y el que permanece en la caridad permanece en Dios, y Dios permanece en él (1 Jn. 4, 16), dice S. Bernardo: "Dios es caridad, ¿y qué hay de más valioso que permanecer en la caridad?, ¿qué lugar es más seguro y deleitable, si Dios nuestro Señor permanece en él?" Como si dijera: la caridad es la cosa más rica, más preciosa, más segura y más gozosa que existe. Dice S. Agustín que el amor a Dios y al prójimo es la virtud propia y especial de los elegidos; porque todas las otras virtudes pueden ser comunes a los buenos y a los malos. Por eso S. Pablo, luego de haber enumerado muchos otros dones de la Iglesia, dice que la caridad es el camino más excelente. Además dice que quien tenga la lengua de los ángeles y la plenitud de la fe, y diera todos sus bienes a los pobres, pero sin caridad, de nada le valdría (cfr. 1 Cor. 13, 1 ss). Por eso dice S. Agustín: "Oh hombre, mira todos los dones de la Iglesia, y no encontrarás ninguno tan excelente como la caridad". Y esto es verdadero: porque según la caridad se mide el mérito y las obras del hombre. Así lo hizo Dios, para que nadie se pueda excusar: porque si nuestro mérito estuviera en saber, o en dar limosnas, o en fatigas, o en cualquier otra cosa, entonces no podrían merecer los simples, los pobres, ni los enfermos, los cuales no saben ni pueden realizar esas obras. Por tanto quiere Dios que el mérito esté en el amor, para que puedan alcanzarlo todos, en cualquier lugar y condición social.
Este mandamiento es breve, claro, gozoso y útil, como dice S. Agustín. Es breve para que ninguno diga: "no puedo leer"; es claro para que ninguno diga: "no lo puedo entender"; es gozoso y útil, de modo que el hombre sea atraído por el gusto para cumplirlo, y que no pueda decir: "he dejado de amar a causa de la dificultad". Y así el amar es tan agradable y de tanta fuerza, que no hay nada tan terrible y áspero, que el amor no lo haga gozoso; y ninguna cosa es tan dura, ni tan pesada, que el amor no la lleve suavemente. Por eso dice Hugo de S. Víctor que ningún lazo de acero podría haber tenido atado y preso a Cristo, excepto la caridad, que es el vínculo de la perfección, como dice S. Pablo (Col. 3, 14). La caridad es vínculo porque ata y une al hombre con Dios.
La caridad es traje nupcial, que conviene tener si no queremos ser arrojados con vergüenza de las nupcias, y de la cena de la vida eterna a la que hemos sido invitados. Para hacer esta vestidura Cristo nos dio la lana, cuando fue tomado prisionero y despojado. Además la caridad es una "palabra abreviada", porque contiene la Ley y los Profetas. Como dice S. Pablo, Cristo la muestra claramente escrita sobre la cruz, de modo que todo hombre la debe ver.
Por eso dice S. Agustín: "si tú estás ocupado y no te puedes dedicar (vacare) y leer las Escrituras, o escuchar muchos sermones, mantente en la caridad, de la cual depende todo". Pues luego que el Maestro subió a la cátedra de la cruz para enseñarnos esta caridad, tan útil y necesaria, tan bella y agradable y llena de toda suavidad, debemos ser solícitos en aprenderla y ponerla en práctica; y así con esta alegría temporal, que nos da la caridad, iremos hacia la gloria perfecta y la alegría eterna. Por eso dice S. Gregorio que si el alma en esta vida no arde con el fuego de la caridad, no será glorificada en el esplendor de aquella eterna belleza.

En el Jubileo, buscar la verdad

http://mjd.dominicos.org/wp-content/uploads/2015/11/xabigomezportada.jpg
Los fans de StarWars VII llevan meses preparándose para el estreno de uno de los hitos de la saga que recuerda el despertar de la Fuerza. La FD lleva no siete, sino nueve años preparándose para estrenar el Año del Jubileo que nos lleva “de vuelta a casa”, a los orígenes de nuestra aventura hace 800 años.
Celebrar un Jubileo no consiste en hacer una regresión o montar un parque temático medieval, por más que eso venda en nuestro tiempo. No idealizamos el pasado, sino que buscamos aprender de él, para proyectar un futuro que decidimos entre todos en el aquí y ahora.
Los dominicos aparecimos en la historia de mano de dos clérigos, el obispo Diego y su compañero de camino Domingo de Guzmán. Tras la muerte prematura del primero, Domingo se enfrentó a un dilema importante: regresar a la comodidad de su catedral en Osma o iniciar un estilo de vida a la intemperie, en tierra hostil. Escogió lo segundo y nunca volvió atrás. Comprendió que vivía en un momento de cambios y transformaciones. Optó por escuchar las demandas de los hombres y mujeres de su tiempo e inició una forma de vida novedosa por auténtica y sabia. Vivía lo que creía y comunicaba lo que vivía. Domingo alumbró una familia de mujeres y hombres predicadores. En nuestro lenguaje, ser predicador es lo más parecido a ser un buen comunicador; no un charlatán o un seductor de masas, sino un comunicador de experiencia antes que nada. Santo Domingo por su identificación con Jesús de Nazaret fue una de esas personas que dieron credibilidad a la frase “el mensajero es el mensaje”, fue un mensajero de buenas noticias en momentos oscuros. Interpretó las señales de su tiempo con sabiduría, renovó la predicación y quiso una Familia de hermanas y hermanos abierta a la creatividad.
800 años más tarde, los que seguimos su estela queremos vivir un año para celebrar juntos, pero también para intentar juntos algunos caminos nuevos. Tomamos conciencia de un patrimonio de humanidad enorme. Una Familia que ha dado más de 130 santos; una Familia que no siendo muy grande, está por todas partes buscando situarse en las fronteras de un mundo global. Una Familia que cree en las consecuencias irremediablemente positivas de la Encarnación; que se reconoce amiga del mundo, pero crítica con la mundanidad. Inconformista ante las situaciones de vulneración de aquellos derechos humanos que ella misma fundamentó y empujó con fuerza en el s.XVI dando a los pueblos indígenas la voz de la que estaban siendo despojados.
En la Biblia el año jubilar es un año para reconciliar, redistribuir, ofrecer segundas oportunidades. Nosotros no queremos un año para subir la autoestima institucional, sino un tiempo para reajustar presencias, misiones, modos de estar y vivir. ¿Qué haría Domingo con nosotras y nosotros hoy? ¿a dónde nos enviaría? ¿con qué actitudes? Esas son las preguntas que nos queman por dentro. Domingo quizás volvería a dispersarnos y enviarnos a las fronteras, que no coincide siempre con las periferia geográficas, sino sobre todo con las existenciales. Entre todas las virtudes, destacaría una que despliega la fecundidad de todo: misericordia. Llamada en nuestro lenguaje “compasión” y que algunos traducen por “empatía”. Empatía arraigada en el amor “kenótico” del Dios de Jesús. El amor que se hace amigo de todos, hasta olvidarse de sí mismo y entregar toda la vida.
Nuestra cultura favorece el cortoplacismo, los cómodos plazos en los que se pagan las letras o hipotecas, las entregas “a plazos”, las relaciones “esporádicas”. Lo contracultural y sin embargo más urgente hoy, estriba en la incondicionalidad, las entregas gratuitas y sin intereses. No dar uno tiempo, unos horas o unos años, sino darse por completo, dar toda la vida. En Domingo y lo mejor de la Familia Dominicana vemos esto: gente apasionada que no están pendientes de su autorealización sino que abrazadas a Jesucristo, apoyadas entre sí pro la comunidad, trabajan una libertad liberada, confiándose a un proyecto más grande.
Muchos en la FD esperamos esto de los jóvenes: pasión por el Evangelio, generosidad y creatividad para sentirse enviados allá donde sea necesario. Somos una Familia diversa, donde tienen cabida muchos diálogos y estilos de predicación. Pero tenemos clara algunas prioridades: diálogo con la cultura, las ciencias y los artistas; diálogo con los empobrecidos; diálogo con los no creyentes (jóvenes o menos jóvenes) y con creyentes de otras religiones.
Este año jubilar la Familia Dominicana renueva su opción por hacerse diálogo. Porque tiene mucho que escuchar y tiene Verdad que proponer, verdades sobre Dios, sobre el mundo y sobre el propio ser humano. Verdades que busca con los otros y Verdad que recibe de Aquel que contemplamos desnudo en la cruz y revestido de gloria en la carne de nuestros prójimos y en la vida de la Iglesia.
El Jubileo quizás nos invita a reconocer las “zonas de comfort” para impedir que la inercia nos ate a ellas. Buscando cómo y a qué “fronteras” debemos ir en la itinerancia que predica con la amistad y la sencillez, la racionalidad y la belleza, la autenticidad y la sabiduría. Que no teme intentar y equivocarse en su servicio a la Iglesia, a la gente, encontrando la propia alegría en la desposesión para seguir como Domingo, tras los pasos de Aquel que anunciamos y es el mismo ayer, hoy y siempre.
<strong>Fray Xabier Gómez OP</strong>
Fray Xabier Gómez OP
Coordinador de la comisión de frailes para el Jubileo 2016

SABER ESPERAR

https://lh4.googleusercontent.com/-odW406tFiZk/VhBFHEuaTDI/AAAAAAAAMKY/HvZ4wSCGonk/w374-h499-no/P9290010%2B%255B107252%255D.JPG
Isaura Díaz Figueiredo
La paciencia es un autentico cuadro de arte atemporal, clásico, moderno, contemporaneo… a la vez que muy complicado el realizar la obra, hemos de tener en cuenta que no puede haber pincel  de PASIVIDAD, sino roll de CREATIVIDAD  diaria, descartando siempre aquel color que hable de NEGATIVIDAD.
Ante un difícil encaje de piezas en la obra, apuesto por la experiencia que dan los años:
Aprender a esperar, a dar tiempo a las cosas y a las personas, auténticos colores en cada momento.
Si das prisa porque la impaciencia te consume, puedes terminar con el amor que otro te profesa, destruir la amistad, o una espera profesional; no encajar con paciencia cada ángulo del cuadro, cada color, no captar el momento único con ojos de águila…puede hacer que la obra sea una chapuza, se nos venga abajo, y convertirla en un desaguisado.
 Si aprendemos (cosa difícil) a relajarnos, descubrimos en la espera, que siempre habrá merecido la pena saber tener calma y esperar, hayamos conseguido nuestro objetivo o no, el caso es que veremos luz, no importa el tiempo que lleve alcanzar el foco que ilumine el momento o la situación, lo importante es que al final, sabemos que el proceso ha merecido la pena.
Olvide el reloj, los minutos, y hasta los segundos, puede la obsesión relojera, perjudicar su ritmo profesional, merece la pena no mirar el reloj cuando tienes delante una persona que necesita ser escuchada, que te abre su corazón, entonces sin dudar, abre los oídos y escucha, si ella no vuelve (muy normal en terapias) después de dejar la mochila que la oprimía en tu tiempo, de vaciarse y abrirse… queda libre, puede caminar ligera; entonces el reloj enmudecido cantara su tic, tac más luminoso; verdad que la vida es tiempo, pero a la vez es mucho más que eso, sabiendo que el ser humano tiene la capacidad anímica que trasciende toda materia; si creemos en el objetivo, no tengamos prisas, porque el final va merecer la espera.
Dios tiene maravillosas promesas para nosotros y el Espíritu Santo nos guía a través de su palabra y oración, de ésta forma aprenderemos a conocer la Voluntad de Dios en nuestras vidas, pondremos diariamente las inquietudes en sus brazos de cruz. Durante la espera nuestro carácter se transforma y la voluntad se fortalece.
Romanos 5:3-5 “Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia, y la paciencia, prueba; y la  prueba esperanza, y la esperanza jamás avergüenza; porque el amor de Dios se ha derramado en nuestro corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado
Hebreos 6; 12-15 “a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas. Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por si mismo diciendo: de cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente. Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa”
Tomar aliento en nuestro corazón, significa que no debemos ceder a la impaciencia, o al desanimo, cuando la tribulación nos cerca, sino confiar en la misericordia del Señor.
Recuerdo a un Padre de la OP que decía: “siempre se queda mejor la lección cuando la explicamos con una fabula”, esto que les escribo no llega a ser lección, como fabula o cuento, puede hacernos pensar.

EL ABUELO ENRIQUE Y SU NIETO  MIGUEL
Miguel fue como cada sábado a  hacer la compra con el abuelo al Mercado del pueblo, en los puestos había gran cantidad de productos: carnes, pescados, frutas, juguetes y en un lugar aparte ¡arboles! En ese puesto se paró el abuelo Enrique.
-Abuelo no seas pesado, vamos a ver los coches a aquel puesto del fondo, deja esto que no nos interesa.
-No, Miguelito, espera un momento, quiero comprar un árbol para nuestro jardín
Después de mirar unos y otros por fin decide.
- Me voy a quedar con éste árbol, me parece bonito ¿verdad buen hombre?
-Porfa abuelo, si es feo, feísimo, no tiene hojas, y sí un tronco de color raro y  rasposo cuando le paso la mano. Déjalo y vámonos a mirar los coches. Eso si es bonito, vamos, vamos…tiraba del brazo del abuelo Enrique con más fuerza que otras veces.
El abuelo que sabía de la impaciencia de su nieto, solo se sonrió mientras acariciaba su rubio cabello y con dulces palabras dice:
-Ay pequeño Miguelito, si esperas un poco, éste árbol será muy, muy hermoso, sólo necesita paciencia y cariño.
Miguel levantó los hombros con un gesto de nos saber de que le hablaba. El abuelo Enrique pagó el árbol y entre los dos lo metieron en el coche para llegar a casa y plantarlo.
Desde ese día el abuelo regaba el pequeño arbolito todas las mañanas, vigilaba que los perros de la urbanización no fueran hacer sus necesidades cerca del tronco, que no escarbaran en la tierra y arrancaran el césped, pero al niño nada le decían los cuidados del abuelo, Miguel paseaba con su bici por las calles cercanas, veía como la zona estaba poblada de arboles grandes, y por supuesto ¡mucho más bonitos que el de su abuelo!
Al cabo de varias semanas el pequeño y feo arbolito empezó a perder las hojas oscuras que traía, y se cubrió lentamente de hojas nuevas, de color verde esmeralda. Miguel  cuando ya el arbolito tenía más de cuatro meses salió como todos los sábados a jugar al jardín con su balón,  y dando un toque, la pelota sale volando hasta quedar a los pies de un frondoso árbol, de tronco fuerte y duro, y llena la copa de preciosas flores rosas, envueltas en grandes hojas de verde plateado.
Miguel no pudo evitar sonreír y comenzó a gritar
-¡Abuelo, abuelo! ¡Ven! sal fuera, deja la prensa y... mira
¿Qué quieres ahora Miguel?
-Mira abuelo que bonito
-Sí, sí, que lo es
¡Que  aroma tan rico tienen estas flores!, voy a cortar una y se la llevo a la abuela
-Ves Miguelito, nunca hemos de tener prisa, y mucho menos juzgar por la apariencia, has de aprender que las cosas igual que las personas, la belleza reside en su interior, solo hace falta dejar pasar el tiempo y comprenderás como todos llevamos dentro un hermoso árbol que da las más bellas flores.
Miguel ya no esperó mas, con la flor en la mano fue corriendo a entregarla a su abuela.
La paciencia es como la infancia, y su aroma un pájaro acariciando con sus alas el alma.

REFLEXIÓN EN UN DÍA DE OTOÑO

http://conotrosojos.dominicos.org/kit_upload/Image/Blogs/lolaperez.jpg

Con otros ojos

Blog de: Sor María Dolores Pérez Mesuro viernes, 20 de noviembre de 2015  No hace falta que salgas de tu habitación "No hace falta que salgas de tu habitación. Quédate sentado ante tu mesa y escucha. Ni siquiera hace falta que escuches: simplemente, espera. Ni siquiera hace falta que esperes: simplemente, aprende a quedarte callado, quieto y a solas. El mundo se te ofrecerá libremente para que le quites la máscara. No tiene otra opción, caerá a tus pies en éxtasis." (Franz Kafka) A Dios nadie le ha visto jamás… Esta afirmación de san Juan (1, 18a) nos ayuda a no confundir ninguna realidad del mundo con Dios y a no dejarnos seducir por ellas, que siempre son frágiles y caducas. Sin embargo, y a la vez, el cristianismo afirma que la belleza de Dios se revela en sus obras, que ellas proclaman su gloria (Sal 19, 1), en especial la vida de Jesús donde Él mismo entrega su Espíritu de amor. Todo tiene como centro secreto de vida un brote misterioso del amor de Dios que ha querido compartirse, y todo tiene como finalidad expresar eternamente este amor en una armonía global donde nada ni nadie sobre y nada ni nadie falte. Es importante que, mientras vamos de camino en la vida, aprendamos a apreciar los signos que nos hablan ya de esta belleza final que va expresándose, para que nuestra vida no se ahogue en la limitación, la torpeza y el mal que la habita por ahora… No vemos las cosas como son, sino como somos”, decía Anaïs Nin. Triste constatación que revela que vamos demasiado ensimismados por la vida sin fijarnos en los detalles que esta nos regala, en los signos con los que nos invita, nos reta, nos enseña… Dios se deja ver, se deja sentir, se deja oír a través de sus criaturas… y solo quien tiene los ojos y los oídos abiertos y el corazón atento puede ver, escuchar, comprender… responder.



Victimas de Primera

http://cordopolis.es/antes-que-fraile/files/2013/01/logo-cabecera-blog-antes-que-fraile1.png
Una reflexión que todos nos hemos hecho en estos días, a cuenta de que junto a los atentados de París ha habido atentados en Líbano y Kenia, que Siria sufre una guerra en la que una parte no menor es contra el islamismo del DAESH, que Nigeria está en medio del mismo conflicto, etc., es por qué sentimos más próximas las víctimas de París que las de todos esos otros sitios.
Y es que aunque sea cierto –o debería serlo…- que no hay víctimas de primera y de segunda, la proximidad de la amenaza nos hace sentirnos más tocados por los atentados en París.
No sé si realmente la causa de eso es como se suele explicar, un cierto egoísmo fruto de vivir en esta especie de burbuja europea por la que sólo somos capaces de ver lo nuestro -¿hay algún lugar en el mundo que no sea así?- y que llevaría a una especie de relajación de la compasión con todo lo que no sea lo propio. Me parece que esa reflexión -a qué negarlo, demasiadas veces interesada ideológicamente…- es fruto de una mala conciencia Europea, de saber –de un modo u otro…- que somos algo culpables de cómo va el mundo con nuestra forma de vivir y consumir, y que cuando nos dicen que hay otros sitios que sufren, lo reconocemos, y buscamos el por qué no nos afectan tanto.
Pero quizás sea más sencillo, y es que a fin de cuentas, el normal de los mortales, españolitos de a pie, usted y yo, no somos malas personas, nos conmovemos y realmente sentimos angustia y tristeza por lo que sucede cuando sucede y donde suceda… pero sí que vivimos a merced de la información que nos cuentan, y si por París nuestros medios dedican días y días y días, pero a los demás lugares apenas minutos, es más que lógico que nos afecte más París, que Siria.
Y además, qué caramba, es más que humano, sentir por lo próximo más cercanía que por lo lejano, geográfica o culturalmente. Y no sé si suena a justificación, pero realmente creo que así es, y que no sólo no es malo, sino que no deberíamos sentirnos mal por sentir más próximo el dolor de París que el de Kenia, la emoción es libre y conectada con lo próximo.
Lo que si deberíamos de sentirnos mal es por no actuar sabiendo que existen otros lugares de dolor. No es malo conmovernos por el dolor cercano, sí lo es actuar pensando que sólo nosotros sufrimos. Somos dueños de cómo actuar, sabiendo que nuestros actos deben cuidar no sólo de nosotros o de lo que pasa en esta Europa nuestra, sino que debemos de actuar pensando también en todos los que sufren el terror y la violencia islamista.
Y ahí, es donde encontramos el problema, porque no somos dueños los ciudadanos de lo que se haga o se deje de hacer. O lo somos “secundariamente” en tanto nuestros representantes políticos, los que nosotros votamos y elegimos, hacen o dejan de hacer… aunque a veces no sepamos si ellos están sometidos a otra clase de intereses antes que al de la búsqueda del bien común. Pero gracias a Dios, vamos siendo conscientes que la democracia es más que las urnas, y que tenemos medios, la gente normal y corriente de la calle, para poder intervenir en las decisiones públicas con medidas de presión y de reflexión que lleguen a nuestros gobernantes.
El caso es que repito, a mi juicio, no es en modo alguno inhumano, malo, falto de compasión conmovernos más por los atentados de París que por los de Líbano, como no es malo querer y gustar más de lo cercano que de lo lejano, de lo propio que de lo que nos es ajeno, lo que si sería un error y un pecado, es olvidar que no somos los únicos que sufrimos, olvidar que muchos otros lugares sufren el terror del integrismo islámico y en mayor medida que nosotros, y desde luego sería un error y un pecado, actuar pensando exclusivamente en nosotros mismos, en nuestro miedo o nuestra amenaza.
Por eso, estos días en que aún seguimos conmocionados por los ataques en Paris, pero ya comenzamos –muy europeamente- a dar vueltas a cómo luchar contra el terror, a qué hacer contra esta lacra inhumana del terrorismo islamista, a cómo lograr una verdadera paz, cómo vivir en seguridad y libertad, cómo vencer a la hidra terrorista, deberíamos tomar conciencia de que no es un problema sólo de Europa, de que para vencer este monstruo se deben de implicar muchos frentes y muchas dimensiones, no sólo la autodefensa militar –que también y decididamente, aunque tampoco de cualquier modo y manera- sino la promoción económica, la solidaridad, la visión global… y además anteponiendo el bien común a los intereses privados, económicos, mercantilistas y egoístas… que demasiadas veces intuimos que están en muchas de las decisiones de nuestros políticos.
No somos los únicos que sufren el terror islamista del DAESH, aunque es más que lógico y para nada malo sentir más próxima la amenaza cuando nos toca cerca que cuando está más lejos -por más que visiones ideologizadas del mundo quieran hacernos sentir mal por ello-, por eso nuestras decisiones han de tener en cuenta no sólo nuestra propia situación de miedo y de sufrimiento, sino buscar el bien común global ya que es una amenaza global la que sufrimos, y porque además precisamente eso, la búsqueda del bien común, está en la misma identidad europea –la de verdad, no la espuria consumista, egoísta y acomodada actual- .


El Señor los arrancó de su tribulación

Editado por

Sor Gemma Morató Sor Gemma Morató
SalvaciónEl salmo 106 es un canto de acción de gracias después de haber sufrido una gran tribulación. Los primeros versículos invitan a dar gracias por la acción misericordiosa del Señor: “Que lo confiesen los redimidos del Señor, los que él rescató de la mano del enemigo,…” (v 2).
“Erraban por el desierto solitario, no encontraban el camino de ciudad habitada pasaban hambre y sed, se les iba agotando la vida; pero gritaron al Señor en su angustia y los arrancó de la tribulación” (v 4-6). El que ha hecho la experiencia de perderse en el desierto, en la selva o en el mar puede comprender el sentimiento de profunda angustia y de radical impotencia ante semejante hecho. Con la frase de hambre y sed se presentan ante mi mente las terribles hambrunas que padecen tantas regiones de la tierra. Si no escuchamos sus gritos de auxilio, ¿cómo podrá el Señor sacarlos de sus sufrimientos? No podemos mirar hacia el otro lado cuando actualmente los problemas mundiales se exponen ante nuestros ojos por los medios de comunicación.
Los versículos 35 al 38 exponen como el desierto se transforma en estanques y coloca allí a los hambrientos. La solidaridad no tiene espera hay que actuar con prontitud y generosidad. El Señor espera nuestra respuesta. ¿Seremos sordos a su llamada? Texto: Hna. María Nuria Gaza.

Contra todo fanatismo
Pensar la religión

http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_56710.png
SALAMANCArtv al DÍA

El jueves 19 es el día de la filosofía, pero estoy escribiendo estas líneas viendo consternado e impotente los atentados de París. De nuevo los seguidores autodenominado Estado Islámico o DAESH, han sido los que han realizado las matanzas, ha declarado el presidente francés F. Hollande. Era un ataque esperado desde enero y a pesar de que se reforzó la vigilancia, se ha podido consumar por siete terroristas suicidas, con ayuda desde el interior del país. En Francia se ha radicalizado desde hace tiempo la situación político- religiosa, lo que hace que sea la mayor cantera europea de reclutamiento de yihadistas, son células dormidas que pueden actuar en cualquier momento. Hay que añadir el silencio de las organizaciones musulmanas francesas, pero también la política de cultos del gabinete Hollande se ha volcado más en el ámbito policial y no judicial. Quisiéramos hablar de pensamiento en medio del horror y la barbarie, de filosofía como medio de superar la violencia enquistada en lo sagrado y que ayude a pensar a la religión y nos lleve a una espiritualidad que esté basada en convivencia y en la paz.
Fue allá en la antigua Grecia donde empezó todo, Cicerón le atribuyó a Pitágoras el nombre “Filosofía”, el gran pensador, no queriendo pasar por sabio, se describía como amante de la sabiduría. El origen de su nombre está en la humildad y desde ella, se empezaron a preguntar por las causas de las cosas, así buscaron una physis, una naturaleza, un arché, un principio de donde todo surgiera. Pero no sólo fue suficiente un principio, era también importante la pregunta por el hombre y por la Ética, más allá de todo relativismo y pluralidad de la Polis, se ponen las bases de la universalidad del bien, que se colocaba dentro del saber. Se empezará la libertad del individuo frente al determinismo del cosmos, la conciencia individual choca contra la fatalidad del destino. Desde aquí surge la necesidad, anajké, que por su origen y por su destino hace inteligible el cosmos y se conectará con lo divino. Se comienza a pensar lo religioso y por medio del logos se accede a Dios, combinando la metafísica del ser y la estética, siendo Dios lo más hermoso y bueno. Esta metafísica influirá en los pensadores cristianos cercanos a los clásicos, que introducen la pregunta por Dios, buscando un equilibrio, entre la lógica, física, ética, metafísica y política, distinguiendo entre filosofía y teología.
En nuestra modernidad se ha vivido una fuerte tensión entre filosofía y religión, pero muchos filósofos pensaron que ambas habitaban en el mismo techo y acometen desde su quehacer, reflexiones similares, como la vida y la muerte, el dolor y la felicidad, la esperanza, la acción del hombre en el mundo. Nuestro querido Unamuno decía que la historia de la filosofía, puede decirse que es una historia de la religión, pero sabía distinguir los ámbitos y vivió ambos con cierta tensión y complementariedad. Ambas se aproximan a los mismos temas, no sé si con los mismos lenguajes, o tal vez sea una cuestión de tiempos, la religión se aproxima a Dios de forma directa y firme, la filosofía de forma interrogativa y titubeante. El pensar filosófico siembre ha sido modesto y humilde, siempre detrás de los mismos problemas que se abordan en otras ciencias, centrado más en las preguntas que en las respuestas, con un caminar lento y reflexivo, intentando entender esa realidad, y si es posible juzgarla.
Cercanas a nosotros están las preguntas de la Escuela de Francfort y la posibilidad de hacer filosofía desde el dolor de las víctimas, resolvían que no se puede pensar sin detenerse en las víctimas de la historia. Pero si a la filosofía le unimos la palabra religión, es impensable no recordar y detenerse en las víctimas de cualquier violencia. Queremos hacer un elogio de la filosofía, ya que cuanta más capacidad tenga para acoger y dar cabida a la experiencia religiosa, menos permeable será la tentación fundamentalista. Mi querido profesor Manuel Fraijó, comentaba que los proyectos teológicos más valiosos de nuestro tiempo son los que han abierto al pensar filosófico. Toda religiosidad que sólo bebe de su propio pozo, sin abrirse al mundo y al otro, pueden acabar creyendo que la única verdad es la suya. También podemos decir, que todo filósofo que ha bebido de las grandes preocupaciones de la teología, han dado grandes frutos en el pensar filosófico. Ninguna de las dos sale perdiendo, si se aúnan esfuerzos y más en un mundo desbocado por la violencia.
“Filosofía y religión son enemigas entre sí, y por ser enemigas se necesitan una a otra. No hay religión sin alguna base filosófica ni filosofía sin raíces religiosas; cada una vive de su contraria. La historia de la filosofía es, en rigor, una historia de la religión”
Miguel de Unamuno, Del Sentimiento trágico de la vida.
http://salamancartvaldia.es/upload/img/periodico/img_479146.jpg


Lecciones morales

http://elatril.dominicos.org/imagenes/blog/praena.jpg

El atril

Blog de: Fray Antonio Praena Segura, OP lunes, 16 de noviembre de 2015
Si se habla de los refugiados sirios, nos recordarán a los refugiados kurdos. Si alguien trata de las mujeres diariamente asesinadas en Ciudad Juárez, reprocharán nuestro silencio frente al machismo asesino en España.

Si se habla de la necesidad de una fuerte corriente crítica dentro de la teología islámica, responderán recordando los escándalos del catolicismo y sus discriminaciones. Si condenas los atentados de París, eres cómplice de las intervenciones occidentales en Oriente Medio. Si se enfoca el calado religioso de la yihad, eres un ingenuo que desconoce las causas económicas del conflicto. Si hablas de las consecuencias del sistema capitalista y los intereses de económicos de la zona, eres un trasnochado marxista que reduce el alcance de las creencias. Y así, como un bucle incesante.

El poeta mexicano Javier Guitiérrez Lozano lo dice mejor: “El no poner la bandera de Francia en mi foto de perfil, me convierte en mujahideen? Y si la pongo, me vuelvo un mexicano inconsciente por la realidad de mi país? Y si abogo por los migrantes de Oriente Medio, me convierto en yihadista? O hablar en nombre de los serbios me vuelve un chetnik? Defender a los croatas me hace ustasha? Y comprar unos tenis Nike me vuelve un soldado del imperialismo? El que calla es dueño del silencio?”

Hay una especie de profesionales de la opinión que nunca se equivoca. Y tienen razón, siempre tienen razón. Su amor al género humano es puro y nunca luce mancha alguna. Siempre están a otra cosa, por encima del bien y del mal. Demasiado ocupados dando lecciones de superioridad moral a los que somos unos pobres ignorantes, ovejas de un rebaño, masa.

Ni necesario ni suficiente

http://bitacoraveritas.dominicos.org/imagenes/blog/sixto.jpg

Bitácora Véritas

Blog de: Sixto Castro Rodríguez, OP jueves, 19 de noviembre de 2015 
Suelen los filósofos contemporáneos, de orientación analítica más bien, distinguir las propiedades, los elementos, los componentes, etc. necesarios y suficientes que hacen que una cosa sea una cosa,  que explican un proceso, etc. desplegando una sabia escolástica que recuerda la que llevaba aquel nombre con mayúscula. Para licenciarse en Salamanca es necesario presentarse a los exámenes (o al menos lo fue en una época... Ahora quién sabe), pero no es suficiente. Volviendo a lo que decíamos ayer, para poner una bomba en un local atestado de gente no es necesario ser religioso. Una bomba la puede poner cualquiera por las razones que sean. ¿Es suficiente? No, por Dios. De momento, la mayoría de la humanidad profesa una religión u otra y no se dedica a poner bombas. Luego, si no es necesario ni suficiente ser religioso para poner bombas, hemos de pasar al terreno de las correlaciones. Y ahí la cosa se complica más. Y si se complica más, pues hombre, trátela con el cuidado que merece una cosa que es complicada y requiere cuidado y que es complicada y requiere cuidado y que… Supongo que por repetirlo muchas veces no se hará más verdadero. Pero tampoco lo es la relación de necesidad casi causal que nos establecen los comentaristas furibundos: A es necesaria y/o suficiente para que se dé B. No, hombre, no.

Posturas e ideas

http://desdelohondo.sanestebaneditorial.com/imagenes/blogs/lastra.jpg
Fr. Juan José de León Lastra
20 de noviembre de 2015 


El término postura ha tenido un sentido fuerte y comprometedor. De alguien se decía que no sólo defendía ideas, sino que tomaba la postura coherente con esas ideas. La postura venía a ser la consecuencia visible y comprometida de unas convicciones forjadas a lo largo del tiempo y la reflexión. Ese sentido se ha perdido. En la ligereza del pensamiento posmoderno las ideas no se van forjando como consecuencia de una reflexión honda y seria, se poseen sin el debido discernimiento y ordenado razonamiento: se pasa con facilidad de la imagen a la idea, de lo singular a lo universal, de lo coyuntural a lo consolidado, de la anécdota a la categoría. La consecuencia es la fragilidad de la idea. Sin embargo no se renuncia a las posturas. Pero no como expresión de una idea bien elaborada, sino como consecuencia de una reacción emocional sin discernir o de un deseo de ver quien se deja ver y oír más. Así las posturas sustituyen a las ideas, a las convicciones. Y adquieren un significado que está más acorde con lo que le término indica: la postura es algo coyuntural, circunstancial; es necesario incluso cambiar de postura para sentirse bien. Se separa de convicciones arraigadas a base de reflexión y de amplitud de miras. La postura adquiere un significado más líquido, más epidérmico, más de apariencia. Pero por su visibilidad permite situarse, aunque sea circunstancialmente, en lo social, política o religiosamente correcto, que merece el aplauso del que se deslumbra sin dejarse iluminar. Porque las posturas dan brillo social al que las toma, pero carecen de luz suficiente para iluminar. Se toman posturas sin haber cultivado la idea, es decir: lo visible y aparente sin forjar lo que debería ser su justificación.

Discrepar desde la verdad

http://nihilobstat.dominicos.org/imagenes/blog/mgelabert.jpg

Nihil Obstat

Blog de: Martín Gelabert Ballester, OPmiércoles, 18 de noviembre de 2015
En el Concilio Vaticano II hay un texto valiente a propósito de las religiones no cristianas, que pudiera servir, aunque con matices distintos, para la buena relación entre las distintas teologías y modos de vida dentro de la propia Iglesia. Dice el Concilio: “La Iglesia católica nada rechaza de lo que en estas religiones hay de verdadero y santo. Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas, que, aunque discrepan en muchos puntos de lo que ella profesa y enseña, no pocas veces reflejan un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombres”. Aquí se afirma que hay doctrinas y modos de vivir que discrepan en muchos puntos de las doctrinas y modos de obrar de la Iglesia católica, pero que, a pesar de la discrepancia, cada uno de estos modos puede reflejar destellos de la única Verdad, que es Dios. Si la única Verdad puede expresarse y vivirse de muchos modos, algunos discrepantes, tiene que ser porque esos modos nunca agotan la insondable riqueza de la Verdad. Los modos católicos tampoco agotan esa insondable riqueza, pues si la agotasen no podría haber otros discrepantes que también la reflejasen. A lo sumo, los otros modos serían confluyentes o la reflejarían en grado menor, no desde la discrepancia.

Los problemas empiezan cuando intentamos concretar los grandes principios. Habrá que analizar cada caso. ¿Es discrepante el concepto de Dios en el cristianismo y el Islam?; ¿y los conceptos de Dios como personal e impersonal? ¿En ambos casos hay un reflejo de la única Verdad? La insistencia en la unicidad de Dios no es contradictoria con la afirmación de la trinidad de personas, y si se entiende que Dios no puede ser persona como lo somos nosotros, decir que Dios es “impersonal” puede tener su parte de verdad. Más problemático resulta entrar en el terreno de la moral, aunque la moral siempre sea segunda con relación a la fe. Por poner un ejemplo delicado: ¿podemos considerar el matrimonio polígamo como un reflejo del amor divino y una buena manera de vivir el amor humano? ¿O habría que calificar la poligamia de “no natural” y aplicar el principio de que sólo “lo natural” puede ser reflejo de Dios? He utilizado comillas porque sospecho que el concepto de “natural” es otro de los motivos de discrepancia.

En cualquier caso, eso que se afirma sobre las otras religiones no puede aplicarse sin más dentro de la Iglesia. Los casos son distintos, porque en el primero cada religión conserva su identidad, y en el segundo (diferencias en el modo católico de entender y vivir) está en juego la unidad de la Iglesia. Las discrepancias que conducen a la ruptura no pueden ser reflejo de un mismo modo de entender la verdad. Pero eso no quita que, dentro de la Iglesia, pueda haber distintas teologías, distintos estilos de vida, distintas liturgias que, lejos de conducir a la ruptura, son reflejo de la inagotable riqueza de la verdad cristiana. Cada una de estas teologías o estilos de vida insisten en un aspecto del Evangelio. A veces lo hacen de forma parcial, pero en lo que tienen de bueno deben ser aceptadas. Y, en todo caso, el diálogo entre ellas debe comenzar por buscar los puntos buenos y concordantes para así situar más positivamente las diferencias.
Cristo Rey del Universo (22.11.2015): Juan 18,33-37
● ¿Tú eres rey? — Sí, soy rey, para eso he venido, para dar testimonio de la verdad, el que es de la verdad, escucha mi voz. — ¿Y qué es la verdad? — En este diálogo se juega la única alternativa a la tragedia de los fundamentalismos de toda laya.
● Dar testimonio de la verdad es acoger sin condiciones a toda persona por solo ser quien es. Dar testimonio de la verdad es respetar la conciencia de cada persona por ser el lugar sagrado donde escucha la voz de Dios. Dar testimonio de la verdad es considerar intocable la integridad y la vida de toda persona. Dar testimonio de la verdad es garantizar a toda persona un amor que jamás la excluirá. Dar testimonio de la verdad es confesar al único que ha dado testimonio de la verdad sin doblez ni engaño:
● «Me pidieron que ponga fin a mi lucha, pero siempre lo he rechazado, aún a riesgo de mi propia vida. Mi respuesta siempre ha sido la misma. No quiero popularidad, no quiero posiciones de poder. Quiero sólo un lugar a los pies de Jesús», decía en su testamento Shahbaz Bahtti, Ministro de minorías en Pakistán, asesinado el 2 de marzo de 2011 por islamistas, a causa de su oposición a la ley de la blasfemia y su defensa de Asia Bibi.

◙ Aviso: El sitio Adorar en espíritu y verdad, donde se publica este botón homilético, no se puede actualizar, pero se puede ver lo ya publicado, como el testamento de Shahbaz Bahtti: www.adorarenespiritu.org/index.php?articulo=304

https://lh3.googleusercontent.com/-F-Gjaa4GSYI/VkuN_reJbsI/AAAAAAAAFXk/PBhOXbfp5RU/w400-h483-p/ang%25C3%25A9lico%2Bcristo%2Bburlado%2B.jpg
LAICOS DOMINICOS

Viveiro


https://1.bp.blogspot.com/_OGSEweiLrpw/SBi4occBg7I/AAAAAAAAALo/YDgJ7xFn9No/s400/escudo2.bmp








CRISTO REY del UNIVERSO

22 de noviembre  de  2015

AÑO JUBILAR




D. Félix García O.P.
Fraternidad de Laicos Dominicos de Viveiro (Lugo)

Lectura del santo Evangelio según san Juan  18,33-37
En aquel tiempo, preguntó Pilato a Jesús: “¿Eres tú el rey de los judíos?”  Jesús le contestó: “¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?”
Pilato repli­có: “¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacer­dotes te han entregado a mí: ¿Qué has hecho?”
Jesús le contestó: “Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.”
Pilato le dijo: “Conque, ¿tú eres rey?” Jesús le contestó: “Tú lo dices: Soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.”

COMENTARIO.-
Daniel ve “una especie de hombre” que adquiere un poder eterno. Cierto: a él se da el  poder, el  honor  y el reino. Hasta aquí todo bien; pero ¿de qué  poder, de qué  honor, de qué reino estamos hablando?¿De  un reino terrestre, humano, hecho a  medida de los  hombres  y con los usos y costumbres de los  hombres?
 Creo que  no: el reino del que habla Daniel  y el que presenta el Apocalipsis de San Juan, es el del Rey de la suprema sencillez, de la renuncia total a sí  mismo, del servicio constante. Es el Rey vestido como los demás  hombres humildes, sentado en  un  pollino, en un taburete o en el suelo, vestido con una túnica escarlata infamante, con una corona trenzada con ramas arrancadas a una zarza espinosa.
 No tiene un trono majestuoso,  no dispone de mantos de armiño, su corona no es de  oro, su cetro es  una frágil caña.
Ese es  nuestro Rey. El que  no necesita adornos ni objetos que señalen su majestad, porque él en sí mismo es la suprema Majestad. Él no tiene que parecer rey, Él es en su propia esencia EL REY.
Y nos  hace a  nosotros miembros de un pueblo de profetas, sacerdotes  y reyes con una sola condición: que  nuestra vida sea un permanente servicio a Dios en la  persona de los hermanos. Cristo Rey hace verdad la frase: VALE QUIEN SIRVE.
¿Cuánto valemos  nosotros?
Si prestamos atención a  la escena que nos describe el Evangelio de Juan ¡Qué contrasentido!
Jesús se reconoce rey en un escenario que indica todo lo contrario. Cuando es torturado por los hombres, cuando está próximo a morir a manos de los hombres, justo entonces él mismo se reconoce como rey. ¿Se entiende esto? Ha podido proclamarse rey cuando ha entrado triunfal en Jerusalén; ha  podido hacerlo cuando ha dado de comer a  muchos y los estómagos agradecidos querían que  lo fuera. En lugar de eso ha  preferido ser un manso cordero, un servidor de los  más pobres y, consecuente con su mensaje y su vida, ser todo un rey haciéndose casi nada. ¡Qué rey tan raro!
Nos cuesta tanto entenderlo que  hasta cuando hacemos  una imagen de Cristo Rey lo sentamos en  un trono, le ponemos  una corona real o incluso imperial. ¿Será que no hemos entendido nada de lo que  nos  ha dicho con su predicación  y con su vida?¿Será que queremos darle atributos de realeza, poderío, riqueza, etc, para  poder ser nosotros poderosos, ricos, dominadores, sin tener cargo de conciencia?
¿Por qué  nos cuesta tanto representar  a Cristo Rey despojado de su manto y lavando los  pies de  los demás?¿Por qué tratamos de ocultar entre oro, plata  y piedras  preciosas a un Dios que se  hizo carpintero para  poder ser  humilde entre los  humildes, pobre entre  los  pobres, amor entre el odio, salud entre los enfermos, vida frente a la  muerte?
D. Félix García Sevillano,  OP.


Cristo Rey, Él reina en tu vida. (domingo XXXIV TO, Ciclo B, Jn 18, 33-37)

0 comentarios Cristo nos pide que ya ahora le dejemos reinar en nuestro corazón

Con la celebración del domingo XXXIV culminamos el ciclo B del tiempo ordinario. Lo hacemos festejando, con gran alegría y júbilo, la fiesta de Cristo, Rey del Universo. Esta fiesta es tradicionalmente la que nos abre paso al tiempo de Adviento, tiempo de reflexión y de limpieza de corazón, al conmemorar el nacimiento y encarnación de nuestro Señor Jesús.
    La fiesta de Cristo Rey es una de las fiestas más celebradas y reconocidas en todo el territorio cristiano. El peligro es que se celebre solo por mera tradición eclesial, inculcada en las personas a lo largo de los años, o que la gente la celebre porque es una fiesta de la Iglesia y no porque sea algo que le afecte realmente en su vida personal como creyente que es. Algunos pueden pensar que después de participar en la eucaristía han cumplido con su deber como cristianos, como seguidores de Cristo, que hoy es proclamado Rey. Pero participar en la eucaristía es mucho más. Es reconocer a Cristo como nuestro Rey, y es donde los cristianos vamos a recibir los dones, el cuerpo y la sangre de Cristo, que nos dan fuerza para ponernos a disposición de nuestros hermanos más necesitados. Damos el amor que hemos recibido en la eucaristía.
    Jesús es Rey, y con claridad lo revela cuando contesta a Pílato: “Sí, como dices, soy Rey. Yo para eso he nacido y para eso he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad”. No es un Rey rodeado de oro, de plata, de riquezas ilimitadas, ni vive en un palacio vigilado por personas que ni conoce, no es un Rey que pase desapercibido a sus siervos; sino que es un Rey que reina en tu vida, en tu corazón, que trae un reino donde ni el oro, ni la plata, ni las riquezas humanas tienen cabida, un reino donde la única norma que existe es el amor, que llena de gozo y alegría a los hombres.
    Sabemos que el reino de Jesús, en su plenitud, lo disfrutaremos después de nuestra muerte. Pero el reino ya ha empezado en nuestro trayecto terreno, como nos lo da a entender el mismo Maestro, cuando se dirige a sus seguidores y a la multitud que siempre le rodeaba: “ el reino de Dios ya está entre vosotros”. ¡Entre nosotros! ¿Dónde? En todos nosotros. Especialmente en aquellos pobres, hermanos desprotegidos, despreciados y sin voz en la sociedad. En aquellos hermanos que sufren la tragedia del hambre, desprovistos de lo más elemental para llevar una vida digna por culpa de una injusta distribución de los bienes de esta tierra. Una situación que no se parece en nada al Reino de Cristo, al Reino del amor.
   Cristo nos pide que ya ahora le dejemos reinar en nuestro corazón, que es lo mismo que dejemos que el amor reine en nosotros, lo que nos llevará a ayudar a todo hermano necesitado. De esta manera, al final de nuestra vida, Jesús nos podrá decir: “Venid, benditos de mi Padre y tomad posesión del reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer, tuve sed, y me disteis de beber... desnudo, enfermo, forastero, en la cárcel, y... me atendisteis. Porque cuantas veces hicisteis eso a uno de estos mis hermanos menores, a mí me lo hicisteis".
      Ya sabemos lo que Cristo nos preguntará al final de nuestros trayecto terreno.



VÍDEO DE HOY:

Vivir la fe en la vida cotidiana. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario