domingo, 11 de mayo de 2014

La Posada del Silencio nº 122, curso V


La posada del silencio

El texto de hoy

La posada del silencio

El señor sostiene mi vida

En las horas de silencio nos vemos asaltados por temores y miedos y siempre hemos de volver sobre esta palabra. Nuestra vida descansa en Dios.

Nuestra vida no depende de las opiniones de los demás, ni de sus juicios.

Nos sentiríamos mucho más libres: Si supiéramos que “El Señor sostiene mi vida”. Nadie nos puede herir por dentro. Ahí no somos vulnerables.

Es posible el silencio, es posible descansar en el silencio, es posible la libertad.




11 de mayo, domingo            
24 marcha
de la solidaridad

                        en Las Villas
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://www.besanavilloria.com/uploads/img53680c0e8e3d2.jpg
salidas:

Babilafuente:             10 de la mañana (Plaza)
Villoruela,
Arabayona
y Cantalpino:              11 (Parada Bus-Iglesia)
Villoria:                       11’30 (Cuartel)
Moríñigo:                    12’30 (Plaza)
Babilafuente:             12’45  lectura MANIFIESTO

Cada uno hará el trayecto que pueda (habrá coche escoba)
 http://www.besanavilloria.com/uploads/img517da10b29f55.jpg
-------------------------------------------------------------------------------
comidas solidarias en cada pueblo al
         terminar las marchas

hay tikets a la venta

http://www.besanavilloria.com/uploads/img4dc71337b7466.jpg

EL JARDÍN DE LAS DELICIAS, EL BOSCO
https://lh6.googleusercontent.com/EJbPc4qlm7H0N8HjJk5iZsA_OpT3f-BSdXQkCZ0HIz_2FLpJInm1wNfEDoR-gEh4Ra4ePntmyqdEUifHZteIDnGJIA6y82pXqyr_DE6K8RyifR0G1jR5PKxvmva1mQ
M. Ángeles Moreno Plaza (Nines) presentará la obra en la Universidad Pontificia (UPSA) el próximo miércoles, 14 de mayo, en el aula nº31 (entrada por la calle Serranos) a las 18,00 horas (seis de la tarde).
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/6/6d/The_Garden_of_Earthly_Delights_by_Bosch_High_Resolution.jpg/1280px-The_Garden_of_Earthly_Delights_by_Bosch_High_Resolution.jpg

¿En qué creen los que creen?

El pasado jueves, 8 de mayo, Sixto Castro, fraile dominico profesor en la Universidad de Valladolid y director de la revista especializada Estudios Filosóficos, impartió la VI Conferencia Santa Catalina que organizan los laicos dominicos de la Fraternidad de Atocha bajo el título “¿En qué creen los que creen?”.

9 de mayo de 2014
https://farm8.staticflickr.com/7414/14143107855_2f83ed9f2a_z.jpg

Conferencia de Santa Catalina. Laicos dominicosDe la mano de Santo Tomás, Sixto se propuso recuperar todos aquellos elementos que la Modernidad se había dejado en el camino a la hora de concebir y explicar qué es la creencia. Tal y como desarrolla en su último libro Lógica de la creencia (Salamanca, San Esteban 2012), actualmente la filosofía de la religión comienza a darse cuenta del carácter reduccionista de esa concepción moderna y de los malentendidos que ha originado: “La Modernidad acuñó la idea de que creer era aceptar sin más una serie de enunciados o proposiciones indemostrables, cuando en realidad creer es sobre todo participar de una forma de vida”.
Sixto Castro comenzó su exposición analizando los datos informe del Pew Research Center Forum on Religion & Public Life. En ellos se aprecia cómo en los países occidentales de tradición cristiana se está dando una tendencia generalizada de disminución de práctica religiosa y pertenencia institucional a una determinada iglesia o religión, a la vez que aumenta el número de personas que afirman creer “en algo espiritual”. Incluso un 21% de los no afiliados a ninguna religión declaran rezar frecuentemente. Por otra parte, la valoración que se hace del hecho religioso es ambigua: la mayoría de los encuestados, creyentes o no, subrayan la vinculación de las religiones con el poder y la política, pero a la vez consideran que son un elemento positivo para la sociedad porque fortalecen los lazos comunitarios, ayudan a los necesitados y potencian la moralidad.
La creencia, en general, lejos de desaparecer, como profetizó la Modernidad, resurge. Según Sixto, una de las razones fundamentales es el “vaciamiento o sequedad espiritual” que ha originado la mentalidad moderna al pretender desterrar del ámbito social todo elemento religioso: “para la Modernidad todo lo que no era conforme a las reglas de una determinada manera de entender la razón se convirtió automáticamente en superstición. Ya no importaba la verdad, sino la certeza; no importaba lo real, sino lo objetivo”.
Las restricciones que la propia racionalidad ilustrada se autoimpuso empobrecieron términos y conceptos fundamentales como “creencia” ?“La fe, en cuanto tal, no consiste simplemente en entender, sino que implica querer entender. Tomás de Aquino decía que los demonios tienen fe, en la medida que se ven obligados a creer por la fuerza de los signos que ven, pero al no querer creer, su fe no puede ser auténtica. Para creer hay que querer creer”?, o Dios ?“Desapareció en filosofía el término Dios, sustituido por lo Absoluto, lo Incondicionado… pero ante lo Absoluto o lo Incondicionado no se baila, ni se tocan instrumentos, ni se canta de rodillas. Ya Pascal advertía de la diferencia entre el Dios cristiano y el Dios de los filósofos”.
“Creer no asentir a una serie de contenidos sin pensarlos, es asentir de una manera racional queriendo asentir. Participar de un cuerpo de creencias –tener fe? no es tanto, y no sólo, tener un conjunto de pensamientos y de ideas, sino ante todo participar en una forma de vida en la que esos pensamientos e ideas cobran sentido”. Esto, que ahora se pone de relieve en la filosofía de la religión, es, en realidad, lo que se entendía por creer antes del pensamiento Ilustrado: “Tomás de Aquino, conocido por su agudeza y claridad expositiva, siempre habla de Dios en términos que refieren incognoscibilidad y misterio...”
La Modernidad condenó al olvido a pensadores como San Agustín y Santo Tomás y por eso generó conflictos donde no tiene por qué haberlos. Un ejemplo que, inadecuadamente, se suele mencionar es la teoría de la evolución de Darwin. Dicha teoría no habría supuesto ninguna contrariedad para el Aquinate. Santo Tomás deja muy claro que Dios no puede ser concebido como un existente más de este mundo. Pero, la Modernidad, al identificar la creencia con un tipo de hecho postulado que espera ser probado, acabó concluyendo que Dios debería poder ser comprendido en su totalidad por medio de un determinado tipo de razón.
Otro de los olvidos de la Modernidad señalados por el profesor Castro es uno del que se hace eco Richard Swinburne en su obra (traducida e introducida en España gracias, precisamente, a él) La existencia de Dios: el valor del testimonio. El principio de testimonio sostiene la racionalidad de creer el testimonio de alguien si no hay circunstancias que lo hagan no racional. Y es que creer no es simplemente creer algo, es creer a alguien. Muchas veces cometemos “injusticias epistémicas”, es decir, desconfiamos por principio de la credibilidad de determinadas personas. El rechazo ilustrado a todo lo que sonara a “tradición” se ha traducido, hoy en día, en un rechazo del testimonio como fuente de validez epistémica. En opinión de Swinburne, lo natural debería ser la confianza. Conviene creer que las cosas son como parecen ser hasta que se nos muestren evidencias que indiquen lo contrario.
Como en tantas otras ocasiones, la filosofía ha necesitado negar un determinado planteamiento para acabar redescubriendo su valor. No estamos ante algo novedoso. “Los medievales distinguían entre fides quae -lo que se cree- y fides qua -el acto de creer, una actitud ante la vida, una actividad práctica en la que las proposiciones cobran sentido”.

https://farm6.staticflickr.com/5521/14143300734_95627fca16_c.jpg
Asimismo, la reducción de la creencia a la dimensión racional ha producido, también, una pérdida del valor de la práctica del rito. “La fe no es una cuestión estrictamente intelectual, es participar de una determinada forma de vida. Tomás de Aquino señalaba que aunque los no cristianos llegaran a comprender los contenidos religiosos, no tendrían por ello propiamente fe”, remarcó Sixto.
Por último, Sixto Castro esbozó algunas reflexiones de las repercusiones que el divorcio forzado por la Modernidad entre creencia y vida tuvo en el ámbito de la Estética (cuestión que actualmente está investigando). “El calificativo de ‘religioso’ aplicado a determinado tipo de arte se empieza a utilizar a partir de la Modernidad. Fra Angelico no hacía, propiamente, ‘arte religioso’, sino una pintura que formaba parte de una forma de vida religiosa, San Juan de la Cruz no hacía, propiamente, “poesía mística”… Asimismo, subrayó el hecho de que por medio del arte se ha dado vida al dogma de manera decisiva porque, antes de ser considerado “arte”, como una actividad autónoma, el arte, en buena medida era parte de una forma de vida religiosa.
Más información: Laicos OP

¡Regala una cabrita!

Queridos amigos y amigas de Acción Verapaz,
Hace unos meses nos poníamos en contacto con vosotros para pediros ayuda y Transformar un Vehículo Todoterreno en una Ambulancia a través de la plataforma Colabora+. Gracias a vuestra colaboración solidaria conseguimos recaudar todo el dinero y el pasado mes de abril enviamos los 4000 € que necesitaban. Os contaremos las novedades conforme nos vayan informando.
En esta ocasión queremos compartir con vosotros otro proyecto en otro país en el que llevamos muchos años trabajando, Haití. En la comunidad de Cobanal, las familias viven de la ganadería, pero les falta la chispa para iniciar este proyecto sostenible que irá creciendo con los años.
Con 68 € puedes regalarle una cabrita a una de estas familias y contribuir así a conseguir las 88 que necesitamos para las primeras familias que ya las están esperando. Pincha aquí para hacer tu donación.
Si quieres información más detallada del proyecto puedes leer este pdf.
cabritas
Os explicamos los tres pequeños pasos que hay dar para que colaborar:
1.- Crear un usuario en la plataforma (es muy sencillo). Pincha aquí.
2.- Comprar los puntos que quieras donar (1 punto = 1 €). Pincha aquí.
3.- Donar los puntos al proyecto de la ambulancia. Pincha aquí.
Colabora comprando con 68€ una de estas cabritas o con la aportación que quieras dar, y haz circular este mensaje entre tus conocidos, y con la solidaridad de todos ¡lo conseguiremos de nuevo!
¡Muchas gracias por vuestro apoyo!
También puedes consultar otros proyectos similares que se han ejecutado anteriormente desde Acción Verapaz:
Compra de cabritas en Lavial
Compra de cabritas en Latournelle



http://2.bp.blogspot.com/-EeR5ToNnbzw/U23ymQEkDyI/AAAAAAAACrg/ULxjFjwWg8s/s1600/Scala+Coeli+-+Jornada+Espiritual+17+mayo+2014.jpg

EN HONOR A LA VIRGEN DE FATIMA
https://lh6.googleusercontent.com/-jJX-sLi4z5U/U26GBwiUacI/AAAAAAAAB6A/EpV1QHQkdcI/w397-h530-no/20140510_204414.jpg
Peregrinemos juntos hacia María,
La Archicofradía del Rosario celebrara la Novena en honor a la Virgen del Rosario de Fátima, durante los días del 5 al 12 de mayo, finalizando el día 13 con una solemne procesión por el Claustro de los Reyes del Convento de San Esteban.
La Novena se desarrollará en la Iglesia San Esteban.
Todos los días, a las 19:30 rezo del Santo Rosario y a las 20:00horas Eucaristía
La Archicofradía del Rosario Invita a toda la comunidad de feligreses de Salamanca.. Honrémosla con amor!
Fecha Inicio:05/05/2014 19:30:53
Fecha Fin:13/05/2014 19:30:53
Lugar:IGLESIA DE SAN ESTEBAN
https://lh5.googleusercontent.com/-wN-_3zJHx8w/U26GOgGwdWI/AAAAAAAAB6Q/4COmOx-QnwA/w706-h530-no/20140510_200608.jpghttps://lh4.googleusercontent.com/V3PbihPROGIGO4_b61UsjNrMJjkA8tWHspIhUzp1Ze4=w706-h530-nohttps://lh6.googleusercontent.com/IL4jMmazZVKjhwO-w_AriSgHaxunJyLO8Ga_lgRPVcY=w706-h530-no




VIA LUCIS DEL GRUPO JOVEN

El Grupo Joven de la Hermandad está preparando el rezo del Via Lucis. Dicho Via Lucis se llevará a cabo el próximo viernes dia 16 de Mayo a las 20:30h. en el Convento de San Esteban. Y estará presidido por el Prior del Convento: Fray Ricardo De Luis O.P.
Estais todos invitados.



Predicaminata: Participa
Predicaminata: Qué es

20140426 Predicaminata 2014-III Entrenamiento 040.jpg

Se trata de una peregrinación a pie entre las localidades de Cercedilla (Madrid) y Segovia en recuerdo del camino que debió realizar Santo Domingo de Guzmán en diciembre de 1218. Transcurre por el mismo trazado de la antigua Calzada Romana (de la cual se conserva parte), por lo que coincide con una de las etapas del Camino de Santiago de Madrid. Un total de 32 km. Con una duración total aproximada de 10 horas (unas 8 horas y media de andadura).
Dos años después de haber sido aprobada la Orden de Predicadores (1216), Santo Domingo emprende desde Roma un largo viaje por Italia, España y Francia para conocer los lugares donde sus hermanas y hermanos van a establecer comunidades. En diciembre de 1218, proveniente de Madrid –donde ha fundado una comunidad de monjas– Domingo llega a Segovia para fundar una comunidad frailes. Nuestra Predicaminata reproduce la última etapa de este viaje.
No se trata de emular una hazaña de Santo Domingo, sino de buscar sentirse identificado con su espíritu misionero y predicador: ponerse en camino, salir de donde uno está, para ir en busca de los demás a llevarles la Palabra de Dios. Por eso, nuestra peregrinación culmina al día siguiente, después de hacer noche en Segovia, con la celebración de la eucaristía en la Cueva de Santo Domingo donde renovaremos nuestra vocación y compromiso como predicadores.
Predicaminata es una peregrinación promovida por la Fraternidad Laical de Santo Domingo de Atocha (Madrid) en colaboración con personas e instituciones de Familia Dominicana.

Predicaminata: Más información

 Sentido de la peregrinación:

Los peregrinos llevarán por turnos el Nuevo Testamento y una cuchara de madera decorativa para regalársela a las monjas, también en recuerdo de aquel gesto de Santo Domingo con las monjas dominicas de Roma. Habrá una oración al inicio de la peregrinación y al final. Al día siguiente por la mañana se celebrará la eucaristía de la Predicación en la Cueva de Santo Domingo.

 Fechas:

Comienza el sábado 31 de mayo de 2014 a las 8,30 h. en la estación de tren de Cercedilla. Al día siguiente, domingo 1 de junio, será la visita y eucaristía en la Cueva de Santo Domingo junto con otros peregrinos llegados de otras partes de España.

 Gastos:

Los gastos previstos, que correrán a cargo de cada peregrino, serían:
  • Transporte. Billete de tren a Cercedilla y billete de tren (o pago de autocar) para regresar el domingo después de comer a Madrid.
  • Alojamiento y desayuno en la ciudad de Segovia
  • Comida. La comida del día de la peregrinación se lleva en la mochila porque se realiza en ruta. La cena de ese día y la comida del día siguiente se realizarán en Segovia.
  • Camiseta de la Predicaminata.

 Recomendaciones de preparación y equipamiento:

Se requieren condiciones de salud normales y cierto entrenamiento previo. Como dificultades importantes sólo tiene los 2 km. de subida del puerto de la Fuenfría por la Calzada Romana y que es una ruta larga, pero el trazado es, en su mayoría, de descenso suave y continuado desde el puerto hasta Segovia. Es recomendable que los peregrinos realicen, al menos, dos mañanas de fines de semana previos a caminar entre cuatro y cuatro horas y media como preparación.
No se requiere un equipamiento más específico que el habitual de montaña. Recordamos que son importantes los accesorios para protegerse tanto del sol como de la lluvia. Y un calzado (nunca a estrenar) que sujete bien los tobillos.

 Si estás interesado en participar en la peregrinación y quieres recibir más información, escríbenos a Predicaminata.
 Síguenos y participa en nuestra página de Facebook.

http://laicosop.dominicos.org/kit_upload/image/laicosop/destacados/Destacado-Predicaminata-2014-2.jpg

¿Nos ayudas a soñar? Entrar al bazar de los sueños

Entra al Bazar

Vanguardias y Periferias

Vanguardias y periferias es una acción colectiva que tiene lugar en el contexto de un barrio de la ciudad próximo a la estación de ferrocarril de Atocha, la más grande de España. El ferrocarril en cuanto camino que comunica nos sirve como metáfora. Realidades que aparentemente transitan mundos paralelos tales como La Neomudejar (Centro de Artes de vanguardia y residencia de artistas), el Colegio Virgen de Atocha-FESD, la Basílica Ntra. Sra. de Atocha y el Panteón de hombres Ilustres, van a conectarse como focos de cultura y pensamiento abiertos a la ciudad. Conformarán raíles y travesaños que permitan un viaje común para gente diversa preocupada por el sentido y la marcha de nuestra sociedad. Gente que entienda la cultura, el pensamiento, la religión, el arte o la educación conectados a la realidad social del momento. Las actividades que se organizan conjuntamente invitan a subirse sin prejuicios a un mismo tren para recorrer paisajes culturales y realidades creativas o sociales preocupadas por el rumbo de las personas y los motivos para la esperanza de nuestro tiempo.
Tanto la vanguardia como la periferia tienen un componente de frontera que no comprendemos como límite sino como oportunidad; no como separación sino como puente entre experiencias y lenguajes diversos para expresar lo más auténticamente humano. De un modo u otro, casi todos transitamos o tenemos contacto con las periferias existenciales. Queremos contemplarlas en lo que tienen de positivo. Escuchar cómo cambian las miradas y percepciones dependiendo del lugar donde uno se sitúa. Transitar las vanguardias culturales que se hacen portadoras de los valores escondidos en las periferias. Invitarlas a entrar en el patio de un gran colegio convertido en atrio. Abrir el atrio del templo al arte contemporáneo en diálogo con el patrimonio cultural vecino. Cuestionar el concepto de periferia para proponer valores o principios humanos que afiancen un futuro a medida de las aspiraciones más profundas y los derechos de las personas.
Con nuestros invitados y participantes queremos apoyar a los artistas, escucharnos, ver juntos hacia dónde apuntan la educación, el pensamiento y las vanguardias culturales en el arte comprometidas con lo social; qué periferias existenciales están presentes en los artistas y en la ciudad, cómo pueden interactuar para mejorar la calidad humana de la sociedad ahora y en el futuro.
También puedes consultar y descargar aquí el programa completo en pdf.



El amor vive creciendo. Introducción a la vida y pensamiento de Juan González Arintero.

Libro impreso Autor:
Colección: ARIADNA nueva serie
Juan González Arintero, dominico del convento de San Esteban de Salamanca, es una de las figuras de la renovación espiritual en la España de comienzos del siglo XX. Tras formarse en el ámbito de las Ciencias Naturales y confrontarse teológicamente con la teoría de la evolución, se consagró al estudio de la mística y la espiritualidad.


Precio: 12,00 €
Páginas: 158
Año: 2014
ISBN: 978-84-8260-301-8
Descripción del libro:

La formación del predicador.

Libro impreso Autor:
Colección: MATERIALES
El predicador es un ejemplo de Dios. Su tarea es descrita como la del constructor que edifica en el corazón humano la morada de Dios. Humberto de Romans no sólo presenta la labor del predicador con imágenes bellas y sugerentes. También ofrece muchas orientaciones prácticas, que comienzan reconociendo las dificultades de la predicación.


Precio: 14,00 €
Páginas: 210
Año: 2014
ISBN: 978-84-8260-299-8

Ir a la versión digital
https://scontent-a-mad.xx.fbcdn.net/hphotos-prn1/t1.0-9/q71/s720x720/10322640_282688605246269_9145444020045326694_n.jpg

FORO DE LECTURA. LIBRO: ¿Dónde dormirán los pobres? De Gustavo Gutiérrez


Mamen Rivas Vivéns

Convocatoria

 Querido grupo de lectura, os convoco con un poema de Agustín Salgado y adjunto el guión del que nos valdremos el LUNES 12 DE MAYO A LAS 5,30H (17:30), EN LA SALA DE LECTURA DEL CONVENTO.
            No basta un par de lágrimas
            a quien camine desnudo de esperanzas,
            a quien no sabe el destino que le aguarda,
            a  quien anda sin rumbo por la vida,
            a quien le venden su patria y se lo aguanta,
            a quien le tasan el sueño y la palabra,
            a quien le trazan la linde con la espada,
            a quien no sabe qué herencia dejará mañana,
            a quien emborracharon con la uva calagraña
            de las palabras, palabras, palabras.
            Te digo que no basta un par de lágrimas
            para aliviar su jauta mansedumbre.
            Nada a estos hombres les es tan necesario
            como bañarse en ríos de llanto y de salitre.(Agustín Salgado)

            A) SOBRE EL TEXTO:

            ■ Destaca los fragmentos del texto que consideras más sugerentes, o que más te hayan interesado.
            -¿Qué parte del mensaje consideras que hoy en nuestros días sigue vigente?

 http://www.cep.com.pe/webfiles/fotos/donde-dormiran-los-pobres.jpghttp://blog.sanpablo.es/wp-content/uploads/2013/11/Caminos-52-DEL-LADO-DE-LOS-POBRES-blog.jpg

            B) ANALIZAMOS NUESTRA REALIDAD SOCIAL Y PERSONAL POR EL CONTENIDO DEL TEXTO. UNA PALABRA PARA CONCEPTO


            ■EL OTRO              DIÁLOGO               IDENTIDAD                       AMOR GRATUITO

            REINO DE DIOS    IDOLATRÍA.

C)    PARA EL DEBATE:

            “UNO ESTÁ REALMENTE CON LOS POBRES SI SE COMPROMETE A LUCHAR CONTRA LA POBREZA QUE HUMILLA AL HOMBRE Y DESFIGURA LA FAZ DE LA TIERRA” ¿QUÉ OPINIÓN OS SUSCITA ESTA REFLIXIÓN DE GUTIÉRREZ?

            “EL SXXI SERÁ UN SIGLO FASCINANTE Y CRUEL: ¿PARA QUIÉNES? Y ¿POR QUÉ?

            GUSTAVO GUTIÉRREZ SEÑALA TRES TIPOS DE POBREZA: LA REAL (llamada con frecuencia material), como un estado escandaloso, no deseado por Dios. POBREZA ESPIRITUAL (algo así como una infancia espiritual).POBREZA COMO COMPROMISO (solidaridad con el pobre).
            ¿Qué tipo de pobreza te resulta más evidente hoy en tu entorno?

            ■ REPASAMOS LA PARÁBOLA DE LUCAS: ”Había un hombre rico y tendido a su puerta un hombre pobre. EL POBRE LÁZARO Y EL RICO EPULÓN (LUCAS, 16)
            ¿Qué sensación provoca en ti la lectura de esta parábola?: solidaridad, indignación, tristeza, ofuscación, indiferencia
            ¿Qué juicio te merecen los personajes principales el rico/el pobre?

            ■PARA TERMINAR:

            Tras la lectura de este texto, ¿QUÉ DESAFIOS TE PARECE SE DEBE ENFRENTAR LA TEOLOGÍA HOY?,¿ QUÉÁMBITOS DE DESCUIDO DE LA DIGNIDAD HUMANA DEBEN SER PROTEGIDOS CON LOS VALORES EVANGÉLIDO(amor de Dios, gratuidad, solidaridad, fraternidad)
           
            Todo las persona que hayáis leído, ”Dónde dormirán los pobres”, con independencia del tiempo y el formato, quedáis  invitados a participar en el foro de lectura, todas las aportaciones serán enriquecedoras y consideradas con respeto. Os esperamos, quedamos emplazados en la fecha que señalamos arriba.

“Resurrexi… et adhuc tecum sum.” Alleluia - P. Marco Antonio Foschiatti, OP

Viernes 9 de mayo de 2014
Homilía en la Gloriosa Pascua de Nuestro Señor Jesucristo - Domingo 4 de abril de 2010 - Noviciado San Martín de Porres, Mar del Plata - Provincia de Buenos Aires, Argentina.


“He resucitado y estoy contigo” Alleluia. En este Día de los días, en el Día que hizo el Señor [1], comenzamos la Eucaristía con estas misteriosas palabras tomadas del salmo 135, el salmo de la omnipresencia divina, nos canta la intimidad divina. Estas palabras nos introducen en un diálogo de Amor, ya que toda la Pascua es un acontecimiento de Amor [2]. Es el Corazón petrificado del Hijo, el Corazón traspasado de Jesús que vuelve a latir con la fuerza del Amor Divino. Vuelve a latir siendo la Vida y la Resurrección del mundo. El Corazón de Jesús se despierta de la muerte volviéndose al Padre y le dice: ¡Padre, he Resucitado…me has escuchado! Padre, me levanto de la muerte, he realizado tu Obra… ¡Padre estoy contigo, vuelvo a Ti! Padre, ya estoy contigo para siempre, me enseñas el camino de la Vida [3], me sacias de gozo eterno en tu Presencia, de alegría perpetua a tu derecha. El Corazón de Jesús vuelve a latir…Ese Corazón que se desbordó de amor en el Cenáculo, llegando hasta el fin [4]…no podía habernos amado más. Era su entrega en plenitud: haciéndose esclavo, abajándose, despojándose de sí, lavando nuestras sucias vidas con el bautismo de su Pasión, con el bautismo de Su Sangre. No podía habernos dado mayor muestra de amor anticipando su muerte, su entrega libre y voluntaria en Su Cuerpo partido y en Su Sangre derramada. Ese Cuerpo y Sangre del cual vivimos, por el cual vivimos la misma Vida del Señor, la Vida por la cual el vive para el Padre [5], vuelto hacia El. En Pascua el Corazón de Jesús vuelve a latir, es el Corazón del Piadoso Pelícano que se hiere el pecho en su amor para nutrir y engendrar a la vida a sus hijitos. Ese pecho herido que nos nutre vuelve a latir, late en Eucaristía perpetua, en manantial que ya salta en nuestros corazones hasta la Vida Eterna [6].
El Corazón de Jesús vuelve a latir…es el Corazón en donde ha nacido nuestro Sacerdocio el Jueves Santo. Es el Corazón que quiere prolongar Su acto de amor salvífico en sus pobres amigos, en sus sacerdotes, a quienes les ha confiado todo, a quienes les ha confiado lo más hondo de Su Misterio [7].
El Corazón del Resucitado se vuelve en la tarde de Pascua soplo vivificante, recreador. Soplo del Nuevo nacimiento en el Espíritu [8] para aquellos que estaban muertos, enfermos, deformados por la lepra del pecado. El soplo del Resucitado sigue viviente y operante en este Octavo Día de la Nueva Creación que ya ha comenzado: “Sopló sobre ellos y añadió: Reciban el Espíritu Santo…los pecados les serán perdonados a aquellos que se los perdonen, y les serán retenidos a aquellos que se los retengan [9]”. ¿No percibimos ése cálido soplo de la Primavera de Jesús en nuestros corazones?
Hoy todo corazón humano es llamado a esta recreación, a esta vivificación, a este soplo del Resucitado [10]. Pero Jesús sigue necesitando de sus amigos, de los testigos de su Pascua, de sus sacerdotes, prolongación de los latidos de su Sagrado Corazón exánime de tanto amor en el Cenáculo, en Getsemaní, en el Pretorio, en la cumbre del Calvario. En este año sacerdotal Jesús quiere latir en el Corazón de sus sacerdotes de manera única, totalizante. Quiere que sus vidas se pierdan en el torrente de misericordia de su Corazón. Jesús Resucitado vuelve a nosotros en tus sacerdotes, en el renovado y pascual latir de sus corazones. Hazlos Amor como tu Corazón, ya que “el Sacerdocio es el Amor del Corazón de Jesús” (San Juan María Vianney)
¡Padre…he resucitado y estoy contigo! Nos sigue cantando la voz del Hijo en el Introito de Pascua. He cargado sobre mí la distancia casi infinita del corazón humano sin Dios, Yo soy en mi Carne resucitada la reconciliación de esa distancia, he bajado a los abismos en donde se asfixia el hombre. Yo, que Soy el Verbo de Vida y de Luz he querido bajar a las tinieblas. He querido cargar con las tinieblas para vencerlas en mi entrega de Amor:
“Sí, he hecho el viaje hasta lo más profundo de la tierra, hasta el abismo de la muerte y he llevado la luz; y ahora he resucitado y estoy agarrado para siempre de tus manos” [11].
Sí, Padre, he resucitado y de nuevo estoy contigo…Pero no vuelvo de la muerte sólo, llevo conmigo…llevo en mi Carne herida y glorificada. Llevo en mi Cuerpo, porque desde la Pascua son Cuerpo mío, a todos los que me diste. A todos los que he rescatado de las tinieblas de la muerte, a todos los que he liberado de las cadenas, la opresión del pecado y la muerte. Ellos también resucitan en Mí, vuelven a Ti en Mí, son incorporados al círculo eterno de amor en el cual vivimos. Ellos nacen como hijos en mi Pascua. Por eso: ¡Padre he resucitado! Y de nuevo estoy contigo. Por ello: ¡Padre en mí han resucitado! En el bautismo han muerto conmigo [12] y hoy conmigo se levantan y vuelven a Ti. Volvemos al abrazo de tus manos buenas. Volvemos a tus manos de Padre misericordioso. Volvemos a tus manos creadoras y paternales.
A todos ustedes hijitos [13] de mi Pascua, hijitos de mis lágrimas, de mi sudor de Sangre, de mi agonía, de mi soledad, de mi abandono. Sepan que hoy volverán a verme y se alegrarán sus corazones y tendrán una alegría que ningún poder humano les podrá quitar porque subo a mi Padre y al Padre de ustedes, a mi Dios y al Dios de ustedes. Los llevo en mis heridas, los llego grabados en mi Corazón herido. Desde este Noche Santa, fuente de Vida y de Luz en las tinieblas, los llevo en mi Gozo sin fin, en mi Corazón que estalla de alegría para siempre [14]. Vuelvan siempre al Corazón de su Redentor, vuelvan a mi para tener Vida, vuelvan a esta Pila Bautismal que es mi Sagrado Corazón.
Sumerjan en este Corazón herido, y que ahora late eternamente, todas sus vidas, sus pesares, sus incertidumbres, todas sus desesperanzas…Yo las he gustado en la hiel de mi soledad en Getsemaní y en la Cruz, las he compartido con ustedes, las he fecundado con mi amor, y hoy quiero compartirles mi Pascua.
¡Oh Admirable intercambio!! [15] Jesús has tomado todas nuestras tinieblas para darnos toda tu luz. Y hoy todo está lleno de tu luz [16], hoy todo arde en la llama de tu Resurrección.
“Les mostró las llagas y el costado” [17] Señor nos muestras los signos glorificados de tu amor por nosotros. Deja que en esta Pascua vayamos corriendo con Pedro y Juan a tu sepulcro vivificante, deja que en tu Costado abierto bebamos la Vida que renueva al mundo, deja que nos bauticemos en ésa fuente, para no ya vivir sino de tu Vida. Deja que el verdadero Cirio Pascual que es tu Corazón Resucitado pueda disipar las oscuridades de nuestra alma, danos ojos nuevos para verte, para ver el mundo a la luz de tu Resurrección. Danos tus ojos, Jesús Resucitado. A veces, como a María Magdalena, nos parece que estás desaparecido y muerto; de tanto revolvernos en nuestra pena y de beber nuestras lágrimas no tenemos la capacidad de verte ya junto a nosotros.
Divino Jardinero, que trabajas nuestra alma para hacerla tu Paraíso de delicias. Necesitamos que nos llames por nuestro nombre [18], que en esta Pascua nos des un nombre nuevo [19], que tus labios resucitados pronuncien nuestro nombre para que cese el llorar y brille la sonrisa ante tu Presencia, ante tu Dulce Presencia: “Iesu dulcis memoria, dans vera cordis Gaudia, sed super mel et omnia, ejus dulcis Praesentia” [20].
Divino Jardinero, Resucitado amoroso, que no dejas de labrar la dura tierra de nuestro corazón, míranos, llámanos, enjuga con tu Resurrección las lágrimas de nuestro dolor que nos aísla, nos enceguece, nos impide percibirte Vivo y vivificante:
“Mujer, ¿por qué lloras, a quién buscas [21]?” El que buscas está contigo, ¿no lo sabes? Posees la verdadera y eterna felicidad, ¿y lloras? Tienes dentro de ti al que fuera de ti buscas. Y verdaderamente estás afuera, llorando junto a una tumba. Pero Jesús te dice: Tu corazón es mi sepulcro, en el cual yo no descanso muerto, sino vivo para siempre. Tu alma es mi Jardín… Tu llanto, tu amor y tu deseo son obra y efecto mío, me posees dentro sin saberlo, por eso me buscas por fuera. Por eso yo me apareceré a ti en lo exterior, para conducirte a tu interior y hacerte hallar dentro lo que buscabas fuera. María, yo te conozco por nombre, aprende tú a conocerme por fe…” [22]
Divino Jardinero dinos también a nosotros las palabras del Introito de Pascua: “Resurrexi et adhuc tecum suum”. He resucitado, me he sumergido en tu abandono, en tu oscuridad, en tu muerte, en tu abismo, en tus infiernos…No temas…me levanto y te levanto. He puesto mi Mano herida y glorificada sobre Ti…Estoy contigo para siempre.
Las palabras del Resucitado al Padre también se vuelven a su Iglesia, con un matiz personal, se vuelven a cada alma-Iglesia, para decirle que nunca se encontrará sola: He Resucitado…estoy contigo para siempre en el tiempo y la eternidad, Yo soy el Señor del tiempo y de la eternidad [23]:
“Mi mano te sostiene. Dondequiera que tu caigas, caerás en mis manos. Estoy presente incluso a las puertas de la muerte. Donde nadie ya no puede acompañarte y donde tú no puedes llevar nada, allí te espero yo y para ti transformo las tinieblas en luz”. [24]
¡Qué bello sería si en esta tarde de Pascua cada uno pudiera hacer una pequeña caminata! Un caminar casi litúrgico, una peregrinación. Podría ser en el campo, en un parque, o en el desierto de nuestras ciudades. En ese caminar sería muy bueno revivir la peregrinación de nuestra vida…el camino de nuestra vida sigue y sigue: ¿hacia dónde vamos, a dónde queremos ir? ¿Por qué no invitar al Peregrino de Emaús, el Camino que lleva a la Vida, que se venga a compartir nuestra marcha? ¿Percibimos que sin Jesús caminamos en tinieblas y en sombras de muerte?
Mientras caminamos, en ese atardecer único de Pascua, pensemos en los dos discípulos de Emaús. También ellos, como nosotros, iban apesadumbrados y tristes; su rostro bañado de desilusión y desesperanza se vuelve al misterioso Peregrino. ¡Oh maravilla de la Pascua de Jesús! El Resucitado se hace compañero de nuestros caminos, aún cuándo queremos alejarnos de Él y de su misión. El Camino, la Verdad y la Vida se acerca a estos dos hombres con una loza más pesada en sus corazones que la piedra ya removida del Sepulcro de Cristo. El Divino Peregrino habla, conversa dulcemente, les va mostrando el sentido de todo, les abre el sentido de Su Cruz, de Su dolor, de Su Padecimiento. Todo ello era necesario para que el Cristo pudiera entrar en la Gloria de su Padre. ¿Por qué en humildad no le presentemos al Señor también nuestros “por qué”? ¿Por qué Peregrino no nos descubres el sentido de amor de nuestro padecer, de nuestras cruces, que sin Ti se vuelven insoportables y aplastantes?
Esos corazones fríos y duros se van abriendo a la Pascua, sienten el fuego y la luz de una Presencia. La tristeza da lugar a la súplica, al deseo de más intimidad, ese Peregrino da sentido a sus vidas: Quédate con nosotros, porque es tarde y anochece ya [25]. El Señor entra en su morada y les parte el pan. Ante el Signo de su Amor entregado se abren sus ojos, lo reconocen: ¡En verdad ha resucitado! El Peregrino se queda como luz en sus corazones, y en medio de la noche, retornan para ser mensajeros de la Pascua. Ya no hay noche, el Pan partido de Jesús los ha iluminado. Sí, mis hermanos, en medio de los caminos oscuros de nuestro mundo, el Resucitado Peregrino camina junto a nosotros, es nuestra Luz. Y en la Eucaristía, como un susurro, de amor nos dice: Ya no temas, anúnciame…Yo soy la Luz, no temas si el camino está oscuro. He resucitado y para siempre estoy contigo.
Ante el sol que declina en este Día Único, recordando que ha nacido en el alba bailando de júbilo [26], llamando al júbilo a toda criatura, anhelemos la Pascua sin ocaso, el Domingo sin ocaso en el que la familia de Dios entrará en la Fiesta y el Gozo de Su Señor. No temamos el ocaso, un Nuevo Sol resplandece ya glorioso para siempre: Jesucristo. Sólo nos resta alabar:
“¡Hoy es el Día de la Resurrección! Pascua, Pascua del Señor, Pascua. La Pascua Santísima ha aparecido. Pascua. Abracémonos con alegría unos a otros. Pascua que nos liberas de la tristeza, porque hoy Cristo, salido resplandeciente de la tumba, ha colmado a las mujeres de gozo diciendo: Llevad la noticia a los apóstoles. Es el Día de la Resurrección. Irradiemos gozo por esta fiesta, abracémonos los unos a los otros, llamémonos todos hermanos, perdonemos todo por la Resurrección, y gritemos: ¡Cristo ha resucitado, y nos ha dado la vida en su indecible amor” [27].


El autor de esta homilía

Notas

[1] Sal.117.
[2] “El acontecimiento sorprendente de la Resurrección de Jesús es esencialmente un acontecimiento de amor: amor del Padre que entrega al Hijo para la salvación del mundo; amor del Hijo que se abandona en la voluntad del Padre por todos nosotros; amor del Espíritu Santo que resucita a Jesús de entre los muertos con su Cuerpo transfigurado. Y todavía más: amor del Padre que vuelve a abrazar al Hijo envolviéndolo en su gloria; amor del Hijo que con la fuerza del Espíritu Santo vuelve al Padre revestido de nuestra humanidad transfigurada” Benedicto XVI, Mensaje de Pascua de 2008.
[3] Sal. 15.
[4] “Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin” Jn 13, 1 y Jn 15, 13 “Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos”.
[5] Jn 6, 57.
[6] Jn 4, 14.
[7] Jn 15, 14-15.
[8] Jn 3, 5.
[9] Jn 20, 22-23.
[10] Gn 2, 7.
[11] Benedicto XVI, Homilía en la Vigilia Pascual, 7 de abril de 2007.
[12] “Cuántos fuimos bautizados en Cristo Jesús, fuimos bautizados en su muerte.” Rm 6, 3-10. Este texto admirable nos presenta la realidad de nuestro bautismo como el de un morir con Cristo, un ser sepultados con El, un Con-resucitar haciéndonos una misma cosa con Cristo, injertándonos en su Vivir para Dios.
[13] Jn 13, 33.
[14] “Sólo Cristo Resucitado puede llevarnos hacia arriba, hasta la unión con Dios, hasta donde no pueden llegar nuestras fuerzas. Él carga verdaderamente la oveja extraviada sobre sus hombros y la lleva a casa. Nosotros vivimos agarrados a su Cuerpo, y en comunión con su Cuerpo llegamos hasta el Corazón de Dios. Y sólo así se vence la muerte, somos liberados y nuestra vida es esperanza.” Benedicto XVI, Homilía en la Vigilia Pascual de 2007.
[15] “¡Oh Pascua de Dios que desciende a la tierra del cielo y que vuelve a subir de la tierra al cielo! ¡oh gozo universal, honor, festín, delicias, tinieblas de la muerte disipadas, vuelve la vida a todos y, se abren las puertas de los cielos! Dios se ha hombre y el hombre se ha hecho Dios… (S. Hipólito de Roma, Himno Pascual de la Traditio Apostólica)
[16] “Hoy todo está resplandeciente de Luz, el cielo, la tierra, los abismos porque Cristo se levanta de la muerte y a los muertos vivifica.” Canon de Pascua
[17] Lc 24, 39.
[18] Jn 10, 3.
[19] Ap 3, 12.
[20] Iesu dulcis memoria. Himno latino al Dulcísimo Nombre de Jesús, atribuido al Melifluo Bernardo.
[21] Jn 20, 15.
[22] San Bernardo, In pass. et resurrect. Domini.
[23] Palabras en la confección del Cirio Pascual: “Cristo, ayer y hoy, principio y fin, alfa y omega, suyo es el tiempo y la eternidad, a Él la gloria por los siglos de los siglos. Amén”
[24] Benedicto XVI, Homilía en la Vigilia Pascual, 7 de abril de 2007.
[25] Lc 24, 29.
[26] Es tradición entre los ortodoxos rusos de que el Sol de la mañana de la Resurrección amanece danzando, bailando. Llamando al júbilo a toda criatura. Dicen que los Padres de la Iglesia ya se referían a este fenómeno, que ciertamente es un bello signo espiritual. El Sol que danza es Cristo, Luz Resucitada del mundo, que vence para siempre las tinieblas de la muerte. Un eco de esto nuevamente lo encontramos en el Canon de la Noche Santa, compuesto por San Juan Damasceno, que nos canta bellamente: “Madruguemos con el alba y ofrezcamos al Señor las alabanzas puras, en vez del bálsamo y la mirra. Contemplemos a Cristo, el Sol de Justicia, que brota danzando del Sepulcro, otorgando la vivificación a toda criatura”. También nuestro Exsultet hace referencia al Sol “bailarín” de Cristo que no conoce el ocaso: “Qué el lucero de la mañana lo encuentre aún encendido. Aquel lucero que no conoce el ocaso. Aquel que surgiendo de los abismos, resplandeció sereno para todo el género humano”.
[27] Final del Canon de la Resurrección compuesto por San Juan Damasceno.

TODOS  CONTRA EL SECUESTRO… DEVOLVER A NUESTRAS NIÑAS


Isaura Díaz Figueiredo
No quisiera imaginar cómo pueden sentirse estas niñas, estas 200 pequeñas secuestras. El estado de ansiedad que muchos de nuestros jóvenes sufren estos días ante cercanos exámenes, ellas no van sentir ese miedo, a gozar de ese privilegio, porque el pánico se desbordo, en sus mentes de adolescentes- precoces Este trastorno mental común en culturas occidentales, encaja una parte dentro de lo que” las niñas” pueden sentir en estos momentos: miedo, terror, preocupación, o quizá ¡es tan intensa! que puedan sentirse distraídas, tensas y siempre alerta, ante el miedo que  las cerca.
 http://cdn.larepublica.pe/sites/default/files/imagecache/img_noticia_640x384/imagen/2014/05/09/imagen-bringback.jpg
Sus caritas contraídas de terror, las manos chorreando sudor, el estomago como una montaña rusa, arriba, abajo, encogido entre vómitos cada segundo, lagrimas, sí, lagrimas  mezcladas con trasparentes mocos que no son más que lagrimas caídas por sus naricillas, y las piernas como pequeños arboles agitados en un fuerte vendaval de terror, incapaces de controlar sus fuerzas, ni responder a las órdenes que el cerebro desearía dar.
Siento, sentimos todos el terror más aterrador, siendo  por  unos momentos  las niñas de Nigeria, ser su sangre, su sangre corriendo alocadamente entre sus venas, congestionada sus caras, por la cabeza millones de ideas, pájaros negros graznan atontando sus sentidos, resecos por el miedo, heridas que nunca van a cicatrizar, estarán abiertas, infectadas, no puede haber sutura que las cierre, porqué son tan profundas que nunca podrán desaparecer.
Siento, y sé que ni viviendo varias vidas, podría sentir lo que en un segundo han sido obligadas a sentir. No obstante no puedo imaginar que intereses puede haber detrás de este secuestro, ni debajo, ni al lado, el motivo porque se infringe tanto dolor sin sentido, tanto odio inimaginable en la peor pesadilla -secuestro- palabra terrorífica, privarte de lo más sagrado que tenemos “libertad”.
Me desespera la lentitud con la que se actúa en “casos como Nigeria”, siento vergüenza de las miradas disciplentes, las miradas hacia diferentes lados, antes de intentar arrancar a esas niñas de las garras de la destrucción sin retorno. Es un crimen contra la humanidad.
http://www.elmostrador.cl/media/2014/05/bachelet-nigeria.jpg
Como es posible, en la era tenologica,donde todo es “aquí y ahora” donde no hay distancias, aquí el tiempo se detuvo, la inmediatez no salió al encuentro, sólo lentitud y desgana en saber del secuestro ,¿es qué por haber nacido más arriba o más abajo en el mapa de la historia se tienen más o menos privilegios?, ¿es porqué son niñas nigerianas?, pues precisamente por eso, por ser personas vulnerables, los resortes, las alarmas, tendrían que haber saltado en el primer instante, la maquinaria debería estar desengrasada porque nada ha de estar desconectado en partes del mundo que por intereses, deseen resulten ajenas. ¿Porque tanto tiempo perdido en visibilizar a estas niñas, 200 criaturas, relegandolas en un principio a rápidas ráfagas informativas, luces  opacas, sin interés, como si fueran noticias de segunda categoría, noticas de relleno?
Y digo que tal vez no eran importantes para este mundo, hasta que algunos gobernantes decidieron, por la razón que fuera, poner interés, dar prioridad a 200 voces calladas. No es solo un problema de allí, ni de locos extremistas, que claro qué son y auténticos mal nacidos, diablos, engendros del mal, destructores de vidas, hipócritas y psicópatas, es algo mucho mas inquietante. El problema es “la pobreza”, “la falta de cultura” de” educación”, es problema de sumisión, de dictaduras, de imposición de tengo el poder y hago con el otro lo que quiero, anulo la voluntad.
A este problema no estamos tan ajenos y debemos mantenernos alerta todos, movilizarnos, dando muestras, que esas 200 niñas son parte nuestra, que solo luchaban por tener un futro algo más digno, y que por ser mujeres y ser siempre la presa más fácil o “caza menor” por eso mismo, debemos levantar nuestra voz. Y filántropos, economistas, políticos, ya sean chinos, canadienses, USA,  todos luchar contra Boko Haram y que esta milicia que aterroriza al mundo pague sus crímenes, y levantados los velos, podamos ver que aparte del rostro del mal nacido de vientre estéril,  sepamos sus nombres, seguramente apellidos  paternos no tendrán. Levantemos de forma enérgica nuestra voz contra los sin voz
http://www.eltiempo.com/Multimedia/galeria_fotos/internacional14/IMAGEN/IMAGEN-13956195-2.jpg

Abrid las puertas a Cristo

Editado por

Sor Gemma Morató Sor Gemma Morató
AbridEn el umbral del tercer milenio san Juan Pablo II invitaba a los fieles a abrir las puertas a Cristo. Todos los cristianos convencidos, intentaron abrir las puertas de su corazón al Redentor para que él fuera el dueño y señor de sus personas. El entró e hizo su trabajo de purificación y reforzamiento de su fe.
Se inició este acontecimiento con la apertura de la puerta santa en San Pedro de Roma por el papa. Había comenzado el jubileo del año 2000, año de gracia y perdón, año de júbilo que es lo que significa jubileo. Júbilo interior porque en él celebramos el inicio de nuestra redención por el nacimiento de Jesús, pero también júbilo exterior, ya que la venida de Dios es también un suceso exterior, visible, audible y tangible, como lo recuerda San Juan (Cf. 1 Jn 1,1). Esto indica que la Iglesia se alegra por la salvación traída por Jesucristo.
Al cabo de 14 años, actualmente el papa Francisco nos invita a salir fuera, a no quedarnos encerrados en nosotros mismos sino ir a la periferia para proclamar nuestra fe, para decir a todos los hombres que Dios es un Dios de infinita misericordia. Esto lo podremos realizar si hemos dejado que el Jesús que teníamos que dejar entrar en nuestro corazón, en el jubileo del 2000, lo dejamos entrar y cumplir su misión redentora en cada uno de nosotros, así purificados y fortalecidos por su acción, podremos proclamar la bondad y misericordia de este Dios Padre que nos ama sin límites, tendremos la experiencia personal de su acción misericordiosa y nuestro convencimiento será la mejor prenda para hablar a los demás de su bondad sin límites. Texto: Hna. María Nuria Gaza.

Cualquier tiempo pasado…

http://cordopolis.es/antes-que-fraile/files/2013/01/logo-cabecera-blog-antes-que-fraile1.png
Tenemos los humanos la terrible manía de terminar la frase que da título a esta columna con un “fue mejor”, repitiendo una muletilla hecha ya refrán, que me temo que es signo de una solemne miopía mental.
Los tiempos pasados no fueron ni mejores ni peores, fueron sin más. Tuvieron sus cosas extraordinarias, y negarlo afirmando una extraña fe en un progreso ilimitado que niega las bondades del ayer para afirmar el hoy, no viendo así las barbaridades de nuestro tiempo, es tan signo de miopía como todo lo contrario.
El ayer fue ayer, y como mucho sirve para poder inspirarnos en lo que de mejor tuvo, pero mirarlo con una absurda y extraña añoranza idealizadora como si allí hubiera estado una soñada edad dorada donde todo era perfecto, no sólo es ingenuo, sino que sobre todo es falso.
¿A qué viene esa perorata dirán ustedes?
Pues de un lado a la barbaridad esa dicha sin pensar del cura de Canena, sobre la violencia machista. Y sí, digo sin pensar que el buen señor se ha desdicho arrepintiéndose, que todos alguna vez hemos dicho alguna sandez sin parar demasiadas mientes en lo que soltábamos, y gracias a Dios no había mucha gente para oírlo, o no éramos curas en este generalizado ambiente anti-clerical para dar a bombo y platillo una anécdota como terrible noticia de portada. Pero también digo que es una barbaridad eso de idealizar y comparar ayeres con hoy, sobre todo cuando pareciera de lo dicho que violencias ayer eran mejores que violencias hoy… y tan terribles eran unas como otras.
Pero también eso de la idealización del pasado viene a cuenta de esta nuestra pobre España en la que hoy, casi como buque haciendo aguas por culpa de quienes nos han traído hasta aquí -¿no hay aún quien haya echado cuentas de lo perdido por la corrupción política, fuese a ser tal la causa última de nuestra crisis?- comienzan las ratas a abandonarlo, -léase independentista de distinto pelaje y cuño- justificando sus posturas en emotivismos irracionalistas que ya sabemos a dónde van -si es que algo hubiéramos aprendido del terrible siglo XX y sus dos guerras mundiales…-, y en manipuladas visiones históricas que en el fondo no son más que la miopía ésa del cualquier tiempo pasado fue mejor…
El caso es que hay que tener cuidado con las apelaciones a la historia y al pasado y no usarlas así tan a la ligera como solemos, porque las más de las veces nos acaba estallando en la cara. Aunque lo cierto y verdad es que las más de las veces -a no ser que seas cura…- nadie hay para oír lo que dices, y mucho menos para que te saquen los colores por las barbaridades soltadas. Y si no me creen… miren a los nacionalistas de distinto pelaje y cuño. Tan campantes.
Como diría Forges: “Señor, qué país…” y encima en elecciones.

"YO SOY el buen pastor"(135.14)

Editado por

Jesús Espeja Jesús Espeja
El evangelio de Juan sale a finales del siglo I, cuando la Iglesia naciente sufre la persecución de los fariseos, líderes fanáticos del judaísmo, y cuando, dentro de la misma Iglesia, una corriente gnóstica negaba el realismo de la encarnación. Por eso el cuarto evangelista destaca insistentemente que Jesús de Nazaret en su conducta histórica es Dios-con-nosotros.
1. Yo soy el que soy es la presentación bíblica original de Dios. Al afirmar “yo soy” se pone de relieve que está aquí, realmente presente y dispuesto a ayudar. “El que soy” haría referencia a la razón de estar aquí y ayudar que habría que buscarla en su libertad soberana; presente y dispuesto a ayudar sin que nadie le obligue a ello, sencillamente porque quiere hacerlo.”Yo soy el que soy” se puede traducir también “yo soy el que seré”: quién es Yahvé y qué sentido tiene su nombre lo irán desvelando paso a paso sus palabras y acciones a lo largo de la historia (F.Fernández Ramos). Y esta revelación tiene lugar en la conducta histórica de Jesús cuyo alimento es hacer la voluntad del Padre y realizar sus obras.
2. El cuarto evangelista presenta esa verdad con distintas imágenes : Yo soy el buen pastor, la puerta, el camino. Es lo que no digerían las autoridades religiosas del judaísmo que acabaron eliminando a Jesús “porque tu siendo hombre, te haces Dios”. Y sin embargo ahí radica la gozosa novedad de la fe cristiana: Dios con nosotros y humanidad realizada en su apertura total a Dios en quien existimos, nos movemos y actuamos.
3. ¿Dónde estaba la diferencia entre los líderes religiosos judíos de aquel tiempo, y la conducta de Jesús? Aquellas autoridades religiosas se preocupaban no de que todos tuvieran vida digna sino de asegurar bien su poder sobre el pueblo y gozar de una situación social privilegiada. No entraban por la puerta del redil para dar de comer a las ovejas, sino que más bien entraban furtivamente como ladrones para robarlas y aprovecharse de ellas. Habían prostituido la legislación y las prácticas religiosas. Jesús en cambio, convencido de que ha venido para que todos tengan vida en abundancia, tiene como preocupación prioritaria que todos tengan vida; por eso se pone al lado de los más débiles e indefensos siempre curando heridas. La práctica religiosa que no tenga como prioritario este objetivo nada tiene que ver con la religión cristiana. Con el culto “en espíritu y en verdad”

Blog

Brasas y rescoldo

http://desdelohondo.sanestebaneditorial.com/imagenes/blogs/lastra.jpg
Fr. Juan José de León Lastra
10 de mayo de 2014 

Recuerdo cuando salía recién amanecido hacia Asturias desde La Virgen del Camino, cómo a la izquierda de la autovía el despertar de los pueblos era proclamado por el humo que salía de las chimeneas. El humo era la proyección hacia afuera de lo que olía a cálido hogar en el despertar de un nuevo día. Ahora, sustituidas las cocinas de carbón o leña por gas o energía eléctrica, ha desaparecido el humo. Nada nos advierte de la vida en los hogares. Quizás los niños de hoy no saben qué son brasas ni rescoldos. La brasa es el lado más amable del fuego. La llama el más espectacular y agresivo. Brasa es el fuego que prepara la comida y calienta el hogar. Es lo último del fuego. El rescoldo, es brasa cubierta con fina ceniza para conservarla latente o para que vaya muriendo el fuego con ella. Estas letras son fútiles y sin razón para hacerlas públicas, si no fuera porque me llevaron pensar en la situación de nuestra vida religiosa al acercarse los días en los que emerge con más fuerza la inquietud de la Iglesia, al menos en Occidente, sobre las vocaciones sacerdotales y religiosas. Ha pasado el tiempo de las llamaradas vocacionales, de la masiva presencia de sacerdotes, religiosos, religiosas, también monjas, en nuestra sociedad. Tiempo de nuestras casas de formación, monasterios, conventos a rebosar. Eso fue ya hace bastantes años. Las llamas se han ido convirtiendo en brasas. Algunas, otras muchas se apagaron definitivamente. Quienes se sientan llamados a incorporase a nuestra vida han de saber que se incorporan a un hogar sin llamaradas, humilde y sencillo. En algunos la brasa es rescoldo, la brasa no es visible bajo la ceniza aunque esté presente, para dar lo último de su vida, de su fuego. Nadie puede negar que el viento o brisa del Espíritu haga llamear en algún momento a las brasas. Pero no sé si la vocación sólida necesita fundarse en esa esperanza. O le basta con esperar ser humilde brasa. ¿Rescoldo que mantenga el fuego hasta… lo que pueda pasar?

La Pascua, fiesta de la vida en abundancia
http://www.op.org.ar/wp-content/uploads/2014/05/700x332xpeter-preaching.jpg.pagespeed.ic.vSxvSZd06D.jpg
Pedro predicando, por Fr. Patrick Henry Reardon
Domingo IV de Pascua 11/5/14 I Fray Federico Martínez Chávez, OP I
El júbilo desbordante de la Resurrección se extiende a esta cuarta semana que iniciamos celebrando al Buen Pastor Resucitado. La cruz fue la comprobación de la veracidad de sus palabras: el buen Pastor da su vida por las ovejas. Pero lo mejor es la Resurrección. Porque la ofrenda de su vida es, ahora, nuestra Vida en abundancia. El Crucificado ha resucitado y se muestra como el Señor absoluto de la Vida, de la propia y de la nuestra. Lo había anticipado en la misma ocasión: yo doy mi vida para recobrarla. Nadie me la quita, sino que la doy por mí mismo. Tengo el poder de darla y de recobrarla. Acostumbrados a tanto charlatán, no era fácil creer semejante poder. Por eso, no salimos tan fácilmente del asombro de lo ocurrido en la Vigilia Pascual. Se nos dan cincuenta días para intentar espiar, al menos, lo que esta Vida en abundancia significa. En eso estamos y para eso contemplamos hoy al Resucitado como el Buen Pastor, el Mejor, el Pastor de los pastores, para ser más precisos y justos.
Nuestro Buen Pastor es el gran ejemplo de la solicitud por el bienestar y la vida de las ovejas. Ésta ha sido expresada en los evangelios de diversas maneras: conoce a cada oveja por su nombre, busca a la que se pierde hasta encontrarla, arriesga su vida por las ovejas, es el guía y conductor, es la puerta del corral… Pero, en el contexto de la victoria pascual del Resucitado, hay algo que destaca sobre toda otra caracterización de la bondad soberana del Buen Pastor. Es él el que nos provee de Vida en abundancia. En nuestro tiempo de tanto atentado contra la vida, en que estamos de modo casi permanente arriesgándola, esta fiesta de hoy es un profundo alivio. A quienes andamos un poco atemorizados por los muchos peligros que acechan la vida, la fiesta del Buen Pastor nos envalentona para cuidarla, defenderla, enaltecerla y honrarla. Porque esta Vida en abundancia no se trata sólo de la próxima, la eterna, la del Reino. Es también esta vida, la de este mundo, la terrenal, pero penetrada de los valores y noblezas de la Vida que nos ha revelado y traído el Resucitado. Es, en definitiva, la única Vida. La que se nos ha dado aquí y que adquiere una plenitud e intensidad inimaginable allá.
Por eso, esta Vida en abundancia ya es la que da el bautismo. Y si los hombres de Judea y todos los que habitan en Jerusalén preguntan a los discípulos ¿qué debemos hacer?, es porque la Vida que el Resucitado y el Espíritu han infundido en ellos resulta irresistible. Y cuando se les responde que se conviertan, que se hagan bautizar en el nombre de Jesucristo y que reciban el don del Espíritu Santo, se les está diciendo, en síntesis, que reciban y honren la Vida en abundancia que brota del manantial de la Pascua de Jesús. Nadie puede quedar indiferente ante el sentido cristiano de la vida. Pero ocurre que no todo cristiano –quizá ni siquiera mucho- es testigo real de este modo de vivir. No hay coincidencia entre el número de los auténticos testigos con el número de los anotados en libros de bautismos. Tampoco con los registros de confirmaciones celebradas. La Vida recién estrenada por la primera comunidad cristiana ejercía una atracción tal que de eso se trataba la misión. Vivir la Vida es como buscar el Reino, el resto, las estrategias de evangelización incluidas, eran añadidura. La propuesta del Resucitado y el proyecto evangélico inicial fue ese, vivir pero en abundancia.
Esta Vida en abundancia tiene varias características significativas. Pero la más importante es que se trata de la Vida que triunfa siempre porque ya no depende absolutamente de la muerte. Se trata de una nueva y descomunal vitalidad.La desmesura de la Vida es lo que se nos manifiesta en la Resurrección. La nueva y abundante Vida del Resucitado tiene detalles sintomáticos: ha ocasionado una transfiguración que dificulta que reconozcamos al Crucificado, no está condicionada por los límites de siempre, porta una intensidad vital desconocida por nosotros… Es lo que, justamente, hemos proclamado en el día de la Resurrección: La muerte y la vida se enfrentaron en un duelo admirable: el Rey de la vida estuvo muerto, y ahora vive. Pero vive como nunca ha ocurrido, vive en abundancia.
Transfigurados por el Resucitado, y pronto energizados por el Espíritu, los discípulos somos portadores y comunicadores de la nueva Vida. La Vida en abundancia nos compromete porque la Pascua es también una renovación profunda del entusiasmo misionero. Asistimos a aquel impulso original en la lectura habitual de los Hechos de los Apóstoles. Es un impulso que no se detiene aun cuando la propia vida se pone en riesgo. Sucede que, si la vida no se arriesga, no hay Vida en abundancia. Nuestra catequesis, nuestra liturgia, nuestra acción social, toda nuestra vida y misión, debieran contagiar este sentido único y excepcional de la Vida. Viviendo en abundancia seríamos capaces de darle al mundo una vitalidad tal que no habría amenaza que pudiera derrotar su intensidad, su esperanza y su entusiasmo.
Todo esto representa el inmenso desafío de vivir y comunicar la Pascua de Jesús, nuestro Buen Pastor Resucitado. Y por eso, depende de una confianza –fe, precisamente- como la que expresa el salmista: Porque el Señor es mi pastor, entonces nada me puede faltar.

VÍDEO DE HOY:

¿En qué creen los que creen?


No hay comentarios:

Publicar un comentario