jueves, 2 de enero de 2014

La Posada del Silencio nº 60, curso V. FELIZ 2014

La posada del silencio

El texto de hoy

La posada del silencio

De mañana te expongo mi causa y me quedo aguardando

En silencio.

Dios no necesita de esas palabras nuestras, pero uno necesita decirlo, pues bien.

No hay clamor más intenso de aquel que queda en silencio.

Es un clamor por lo divino. Es un clamor inefable.

Tan intenso es el clamor, que no cabe en un grito.

Orar no es sólo pedir, sino permitir que Él te pueda pedir. Hacerte disponible. Hacerte disponible en el silencio.


Funeral por el alma de Fray Gabriel M. Nápole Ferreiro OP.

La misa se celebró en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Buenos Aires, presidido por el Arzobispo Mons. Mario Aurelio Poli, acompañado de su auxiliar, Mons. Joaquín Sucunza y una gran asistencia de fieles.

En la noche del jueves 27 de diciembre, aproximadamente a las 23.00 h., fray Gabriel Nápole OP, del Vicariato de Aragón, sufrió un ACV masivo en el convento de San José de Buenos Aires.
Todos hemos sido testigos del entusiasmo incansable y la generosidad en el servicio y la entrega de Fr. Gabriel, como fraile dominico enamorado de su vocación de predicador y profesor de Sagrada Escritura.
Entre los oficios que desempeñó al servicio de sus hermanos se puede destacar que fue Vicario regional de su entidad por dos períodos, y actualmente era prior del convento San José de Buenos Aires.
Como nos recordaba en la misa exequial, fray Rafael Colomé i Angelats OP, actual Vicario del Vicariato Provincial, él tuvo “tres amores”: la Palabra, la Orden y los pobres que estaban íntimamente ligados entre sí. A Gabriel no lo podríamos comprender sin ello.
La misa se celebró en el convento San Pedro Telmo – Basílica Nuestra Señora del Rosario de Buenos Aires, presidido por el Arzobispo Mons. Mario Aurelio Poli. Fue una celebración sencilla, sentida y familiar acompañado por decenas sacerdotes, autoridades de la Universidad Católica, la vida consagrada, diversas ramas de la familia dominicana y laicos/as quienes acompañaron a la familia de fray Gabriel y a los frailes del Vicariato de Aragón.
Fray Gabriel era un dominico muy conocido tanto en América Latina como en España por sus capacidades humanas y empáticas así como intelectuales. Por ello no es de extrañar que hayan llegado muchos mensajes y llamadas a las diferentes autoridades de la Provincia para trasmitir sus condolencias. Entre otras podemos destacar las de los Provinciales de las Provincias de España, Bética y Argentina, del Socio del Maestro de la Orden para América Latina Fr. Javier Pose OP, del Vicario del Vicariato de Cuba, de la Madre Federal de la Federación de la Inmaculada, de muchas otras hermanas dominicas y de muchos frailes de las distintas provincias españolas.
El Prior Provincial de Aragón, Fr. Martín Gelabert OP, quiso transmitir su apoyo y su cercanía a los hermanos del Vicariato con una carta a Fr. Rafael Colmé OP en la que se podía leer:
“En estos momentos me parece que lo primero que debemos hacer es dar gracias a Dios por la vida de nuestro hermano Gabriel. Ha sido un regalo de Dios para todos los hermanos de la Provincia de Aragón. Allí donde ha pasado, ha dejado un buen recuerdo, muestras de su amor a la Provincia, de su buen talante y de su valía. Estoy convencido de que Dios, nuestro Señor, amigo de la vida, que nos ama como nadie puede amarnos, le ha acogido, junto con Santo Domingo, en este paraíso de dicha que tiene preparado para todos los que Él ama”.
“Después de la acción de gracias, quisiera poder transmitir, precisamente en estos difíciles momentos, una palabra de esperanza. La misión de la Orden en Uruguay, Paraguay y la ciudad de Buenos Aires, va a continuar, porque el Señor, que nos ha enviado a estos lugares, continúa estando con nosotros y alentando nuestro trabajo. Ahora, además, contamos con la intercesión de fray Gabriel Nápole. Cuesta decirlo y hasta comprenderlo, pero su presencia y su ayuda, desde el cielo, va a ser más eficaz que cuando estaba entre nosotros”.


La Palabra, la Orden y los pobres: sus tres amores

http://www.op.org/sites/www.op.org/files/styles/width_600_scale/public/public/articles/images/napole2.jpg

A los 54 años de edad, en la noche del jueves 26 de diciembre, el Señor ha llamado a Sí al querido hermano fray Gabriel Marcelo Nápole OP, del Vicariato Regional de América del Sur, Provincia de Aragón.
El deceso de Fr. Gabriel se produjo en forma repentina, mientras se encontraba en su casa, el Convento “San José” de Buenos Aires, aproximadamente a las 23 hs., como consecuencia de un ACV masivo.
Sus hermanos y hermanas de América Latina y el Caribe han sido testigos del entusiasmo incansable y la generosidad en el servicio y la entrega de Fr. Gabriel, como fraile dominico enamorado de su vocación de predicador y profesor de Sagrada Escritura. Entre los oficios que desempeñó al servicio de sus hermanos, fue  Vicario regional de su entidad por dos períodos, y actualmente era prior del convento San José de Buenos Aires. Ha sido un verdadero puntal para la Conferencia Interprovincial de Dominicos de América Latina y el Caribe (CIDALC) en su gestión como Director General del Instituto “Pedro de Córdoba” (Centro de estudios superiores de la Orden Dominicana en América Latina y el Caribe) y con su inconmensurable aporte como Prior Regional del Vicariato de la Provincia de Aragón en América del Sur de 2004 a 2012.
Como recordó en la misa exequial el Prior Regional, Fr. Rafael Colomé  Angelats OP, Fr. Gabriel tuvo “tres amores”: la Palabra, la Orden y los pobres, que estaban íntimamente ligados entre sí.  A Gabriel no se lo podría comprender sin ello.
La misa se celebró en el convento San Pedro Telmo – Basílica Nuestra Señora del Rosario de Buenos Aires, presidida por el Arzobispo de Buenos Aires, Mons. Mario Aurelio Poli, acompañado de su auxiliar, Mons. Joaquín Sucunza.  Fue una celebración sencilla, sentida y familiar. Decenas de sacerdotes, autoridades de la Universidad Católica Argentina, religiosos y religiosas, integrantes de las diversas ramas de la familia dominicana y laicos/as acompañaron a la familia de fray Gabriel y a los frailes del Vicariato de Aragón presentes en América del Sur.
Sus restos descansan en el cementerio de la Chacarita, en el panteón de la cofradía del Rosario.
Unidos en la oración pidamos al Señor que conceda a nuestro hermano el don de la vida eterna y conforte especialmente a su familia y a los hermanos del Vicariato.

Biografía de  Fr Gabriel Nápole OP
Nació en Buenos Aires el 6 de septiembre de 1959. Profesó en la Orden de Predicadores el 29 de marzo de 1981 y fue ordenado sacerdote el 6 de abril de 1986. De 2004 a 2012 fue Prior Regional del Vicariato de la Provincia de Aragón en América del Sur. Entre 1995 y 1997 obtuvo los grados de Élève titulaire y diplômé de la Escuela Bíblica y Arqueológica Francesa de Jerusalén.
Fue Director General del Instituto “Pedro de Córdoba” (Centro de estudios superiores de la Orden Dominicana en América Latina y el Caribe) entre los años 1997-2002 y Secretario de la Sociedad Argentina de Teología del 2005 al 2007.
El entonces Cardenal Jorge Bergoglio nombró a fray Gabriel como Vicedecano de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), por el trienio 2011-2014. En la UCA era Profesor desde el año 2003 del Departamento de Sagrada Escritura de esta Facultad y desde el año 2007 era miembro del Consejo Académico.
Actualmente se desempeñaba como Miembro de la Dirección de la Escuela Bíblica “Nuestra Señora de Sión”, (Buenos Aires) y desde 2002, miembro del Consejo de Redacción de la Revista Bíblica de Argentina. A partir de 2004 coordinó el grupo de biblistas argentinos que participan en el proyecto de la Escuela Bíblica y Arqueológica Francesa de Jerusalén, La Bible dans ses Traditions, elaborando la traducción y notas al libro de Josué; y desde el año 2007, participaba en el Equipo de Traductores de la Biblia de la Iglesia en América (BIA) a cargo del CEBIPAL (CELAM), confeccionando la traducción y notas a Esdras-Nehemías.
Ejercía, además, como profesor invitado en las Facultades de Teología de San Miguel (Pcia. de Buenos Aires) y de Uruguay, “Mons. Mariano Soler”. También impartía clases en el Centro de Estudios Institucionales de la Orden de Predicadores, en el Centro de Estudios “Santo Tomás de Aquino” y en la Escuela Bíblica “Nuestra Señora de Sión”. Colaboraba en la formación bíblica de religiosas/os, religiosos, laicas/os y sacerdotes tanto en el país como fuera de él.
Se puede ver un relato de su itinerario y de su obra hasta inicios de 2006 en “Proclama la Palabra…a tiempo y a destiempo” (autobiografía del itinerario intelectual-teológico), A mitad del camino. Una generación de teólogas y teólogos argentinos (M. GONZÁLEZ - C. SCHICKENDANTZ, eds.), Córdoba, Universidad Católica, 2006, 263-276.

Publicaciones más significativas:
Dios opta por los pobres. El testimonio de la Biblia, Buenos Aires, Ed. Paulinas, 1994.
“Liber Ezrae Quartus”. Estudio de la obra, traducción crítica y notas exegéticas a partir de la versión latina. Extracto de la tesis doctoral, Valencia, Facultad de Teología, 1998.
Escuchar a los profetas hoy, Buenos Aires, Ed. Claretiana, 2007.
 
Co-editor responsable de las obras colectivas:
Globalización cultural y pensamiento cristiano. Consideraciones inter disciplinares, Santiago de Chile 2001.
El quehacer filosófico en el horizonte del encuentro entre razón y fe, Santiago de Chile 2002.
 
Artículos recientes:
“Los orígenes del Israel bíblico. Una cuestión abierta”, Revista Bíblica 62 (2000) 33-65. (http://www.revistabiblica.org.ar/articulos/rb62_33.pdf).
“La Oratio Esdrae (IV Esd VIII,20-36). Análisis exegético”, Revista Bíblica 62 (2000) 67-85. (http://www.revistabiblica.org.ar/articulos/rb62_67.pdf).
“Marie-Joseph Lagrange, op. y la Escuela Bíblica y Arqueológica Francesa de Jerusalén”, Semillas del siglo XX. Teología en la encrucijada de biografías, disciplinas y culturas, Buenos Aires 2000, 96-112.
“Desarrollo y evolución de los estudios sobre «la apocalíptica»”, Estudios Bíblicos 59 (2001) 325-363.
“La historia del «Israel bíblico». Cuestiones disputadas”, Revista Bíblica 64 (2002) 69-87. Artículo ampliado en La Palabra viva y actual (C. M. GALLI – V. M. FERNÁNDEZ, dirs.), Buenos Aires 2005, 37-57.
“El problema del mal según el Primer Testamento. Textos y tradiciones relevantes”, La vida amenazada: violencia, sufrimiento, muerte. III Coloquio Interdisciplinar del Instituto Pedro de Córdoba, Santiago de Chile 2003, 249-270.
“La estructura de IV Esdras: Reflejo de un itinerario religioso”, “Donde está el Espíritu está la libertad”. Homenaje a Luis H. Rivas (J. L. D’AMICO - E. DE LA SERNA, coords.), Buenos Aires 2003, 245-260.
“«¡Oh mujer, grande es tu fe!» Discípulas de Jesús según los Evangelios”, Revista Bíblica 68 (2006) 5-33.
“Narración e historia: en torno a la cuestión del tiempo en el Antiguo Testamento”, Teología 63 (2006) 543-557. “Lo que nuestros padres nos contaron” (Sal 78,3): el Antiguo Testamento y la Historia de Israel”, Antiguo Oriente 5 (2007) 167-182.
“El «lugar» histórico, social y teológico de la apocalíptica”, Revista Dominicana de Teologia 6 (2008) 51-62.
“Entre la comprensión y la perplejidad. La revisión de la historia de Israel en IV Esd III,1-36”, “Testigos…y servidores de la Palabra” Lc 1,2. Homenaje a L. H. Rivas (V. M. FERNÁNDEZ - C. M. GALLI, eds.), Buenos Aires 2008, 135-150.
“Jesucristo, Plenitud de la revelación. El testimonio del Nuevo Testamento”, Teología 46 (2009) 249-266.
“La pena de muerte en la legislación del Antiguo Testamento”, La pena de muerte ¿Solución o desprecio por la vida? (L. H. RIVAS, ed.), Buenos Aires 2010, 57-86.
GABRIEL M. NAPOLE - ANDREA HOJMAN - LUIS H. RIVAS - FELIPE DOLDAN - SANTIAGO ROSTON - CONSTANZA LEVAGGI, “Le livre de Josué” y “Jos 1,1-18”, La Bible en ses traditions: Définitions suivies de douze études (Conseil de Direction of La Bible en ses traditions, éd.), Jérusalem 2010, 78-97.
“Interculturalidad en la Biblia. Estudio de dos casos representativos”, Ciencia Tomista 138 (2011) 243-266.
“Raíces bíblicas del diálogo”, Anatéllei 27 (2012) 7-18.
“La Palabra de Dios en la Liturgia de las Horas”, Teología 109 (2012) 97-115.
“Itinerarios de la investigación bíblica moderna: el diálogo con las ciencias”, Discursos científicos y discursos teológicos. Creer en el contexto de los nuevos saberes (Sociedad Argentina de Teología, ed.), Buenos Aires 2013, 183-196.

El discurso poético de Miguel Iribertegui

El segundo de los coloquios celebrados con motivo de la exposición “El Sermón de la Belleza” de Miguel Iribertegui, tuvo lugar el pasado miércoles,18 de diciembre en la Sala de la Palabra del Teatro Liceo.

30 de diciembre de 2013

Giró en torno al discurso poético de Miguel Iribertegui e intervinieron los dos poetas más representativos y pujantes de los dominicos en este ámbito de producción cultural: Emilio Rodriguez y Antonio Praena.
Fueron presentados por Gonzalo Blanco, coordinador de la exposición y de las iniciativas llevadas a cabo en torno a ella y asistían al acto en primera fila Manuel Tostado, Diputado de Cultura y responsable máximo de programas culturales de la Diputación de Salamanca y Belén Cerezuela Directora de área. La Diputación, precisamente editará a lo largo del próximo año la Antología Poética de Miguel Iribertegui, cuyo contenido se ha hecho bajo los cuidados de los poetas reseñados anteriormente.
Tanto Emilio Rodríguez –que compartió con Miguel estudios y experiencias hondas de convivencia y colaboración—como Praena que coincidió algún tiempo con Iribertegui en Salamanca y que ha seguido con minucia su obra poética hicieron un discurso pormenorizado e iluminador de la vida y de la obra de Miguel.
Cuando se edite la antología, se celebrará un segundo encuentro con el texto real en la mesa, acto al que fueron invitados los asistentes al coloquio.

El discurso poético de Miguel Iribertegui



http://1.bp.blogspot.com/-XvrvhNNq9lo/UsCq0XYHtuI/AAAAAAAACiA/Uf2C5MJ2iUY/s1600/Taller+Feb+2014.jpg

CONVERSACIONES DE SAN ESTEBAN.
DEL 5 DE NOVIEMBRE AL 11 DE FEBRERO


Bernardo Cuesta fue una de esas personas en las que palabras y hechos, pensamiento y acción, estuvieron indisolublemente unidos. No sólo fue un guía intelectual, sino también un maestro de vida, alguien que abrió caminos, señaló a través de su pensamiento y su acción, rutas por las que vale la pena seguir caminando.


20 de septiembre de 2013

20 de septiembre de 2013

Éste es el hilo conductor de la publicación: descubrir las sendas de pensamiento y de acción que él siguió de manera lúcida y coherente. Mostrar que su modo de entender la Iglesia -que siempre consideró su hogar-, el mundo en el que vivió, la Orden a la que amó y mostrar también que su modo de implicarse en ellas y de responder a los problemas y desafíos que dentro de ellas se plantean, siguen siendo válidos y marcan rutas a seguir.
A partir de estos objetivos está estructurado el libro, que tiene tres partes: La primera parte, Semblanza, recoge la excelente síntesis biográfica que Juan Huarte, amigo y compañero, publicó en la revista Ciencia Tomista. Es muy completa y resume perfectamente la trayectoria vital de Bernardo.
La segunda parte, Pensamiento de Bernardo, es la más amplia y recoge algunos textos de Bernardo que expresan su visión de la vida y de algunos problemas que le preocuparon mucho y a los que dedicó estudio y reflexión. Tiene cinco capítulos o apartados: Rutas para entender, vivir y ser Iglesia; Rutas de análisis y propuestas al mundo de hoy; Rutas para ser cristiano en un mundo globalizado y enfermo; Rutas hacia la paz y en favor de la vida; Rutas que recogen y hacen vida la tradición dominicana.
La tercera parte, Testimonios, muestran que las sendas que el abrió y siguió dejaron huellas en quienes le conocieron y animan a continuar por ellas o en la misma dirección. Estas voces o testimonios de quienes vivieron con él en la Comunidad de Babilafuente, de las gentes de los pueblos donde ejerció durante más de treinta años su actividad pastoral, de sus compañeros de fatigas en Acción Verapaz, de otros profesores… son el mejor respaldo de su trayectoria vital.
- Más información y materiales en la web de Acción Verapaz


Economía con compasión. Variaciones sobre Caritas in veritate

Libro impreso Autor: Francisco Javier MARTÍNEZ REAL
Colección: TRAZOS

Tomando pie en la última encíclica de Benedicto XVI, Caritas in veritate, Francisco Javier Martínez Real presenta las tres instancias que permitirían articular  un sistema económico: el mercado, regido por la justicia conmutativa; el Estado , vinculado por la justicia redistributiva; y la sociedad civil, ámbito idóneo para el ejercicio de la gratuidad, cuyo movimiento pasa necesariamente por la compasión.
No se trata, pues, de una economía de la compasión. La propuesta consiste en un sistema económico con justicia, tanto conmutativa como redistributiva, y con compasión. Ambas virtudes cooperan sinérgicamente: la justicia protege a la compasión de la puerilidad moral y del quijotismo, mientras que ésta evita a aquélla las derivas de la mezquindad y del anti-utopismo.



Precio: 17,00 €
Páginas: 220
Año: 2013
ISBN: 978-84-8260-289-9

DOMINICAS NORTEAMÉRICA

De manera especial les decimos a todas nuestras hermanas de la Congregación en África, Nigeria, Colombia, México y Perú que están en nuestra oración y su espíritu esta presente con nosotras. Las queremos mucho y no dejen de orar por nuestro V Capítulo Provincial. Y a nuestros hermanos Dominicos Laicos y frailes.

https://scontent-a-cdg.xx.fbcdn.net/hphotos-prn1/1555510_1400876776826271_1705702630_n.jpg


Frailes estudiantes dominicos de Filipinas visitando la Casa para los enfermos y moribundos de las Misioneras de la Caridad, en Manila. Hermosas fotos!

https://scontent-b-cdg.xx.fbcdn.net/hphotos-prn2/q71/s720x720/1157472_662743680443379_861711831_n.jpg



Boletín de DVI diciembre 2013











icon DVI Boletín Navidad_2013


 

Vita Christi

Fray Luis de GranadaLe ofrecemos la obra Vita Christi de fr. Luis de Granada en la versión que ha sido publicada, en fragmentos, en la revista Vida Sobrenatural.
Se ha tomado como fuente el texto de Fray Luis de Granada, Obras, Tomo XI (Cuervo, J., ed.), Fuentenebro, Madrid, 1906, 353-362, y se ha adaptado un poco el texto para facilitar su comprensión.
Ofreceremos la obra en distintos fragmentos, cada de uno de ellos sugerido como meditación para alguno de los tiempos fuertes de la liturgia cristiana: Adviento, Navidad, Cuaresma, Pascua...

Preámbulo

El tratado precedente , cristiano lector, sirve para el uso de la oración vocal, la cual con palabras humildes y devotas habla y negocia con Dios. Esta manera de orar, entre otros muchos provechos que tiene, uno y muy principal es, ser un grande estímulo e incentivo de devoción, cuando más derramado y frío está nuestro corazón. Porque como él sea tan malo de recoger en este tiempo –por el distraimiento de los pensamientos–, no tenemos entonces otro más fácil remedio que apegarlo a las palabras de Dios –que son como unas brasas y saetas encendidas– para que con ellas se encienda y despierte la devoción.
Mas el tratado presente servirá al uso de la oración mental, que se hace con lo íntimo del corazón, en la cual interviene la meditación de las cosas celestiales, que es la principal causa de la devoción, como dice el santo Doctor Tomás de Aquino . De manera que así como los niños unas veces andan en pies ajenos, y otras –cuando ya son mayores– en los suyos propios, así el siervo de Dios debe tratar en la oración con Él, unas veces con palabras ajenas –pronunciándolas con toda devoción– y otras con las suyas propias, que es con las que su devoción o su necesidad le enseñare. En esta cuenta entra el ejercicio de la meditación de las cosas divinas, que es el propio pasto y mantenimiento de nuestra ánima.
Y entre otras muchas cosas que hay que considerar, una de las más principales es la Vida y Pasión de Cristo, que es universalmente provechosa para todo género de personas así principiantes como perfectas. Porque este es el Árbol de la Vida que está en medio del paraíso de la Iglesia, donde hay ramas altas y bajas, las altas para los grandes –que por aquí suben a la contemplación de la bondad, caridad, sabiduría, justicia y misericordia de Dios– y las bajas para los pequeños, que por aquí contemplan la grandeza de los dolores de Cristo y la fealdad de sus pecados, para moverse a dolor y compasión...

Meditación sugerida para Adviento:

Preámbulo para antes de la Vida de Cristo, en el cual se trata del misterio inefable de su encarnación
Cerca del inefable misterio de la Encarnación del Hijo de Dios, la primera y principal cosa que hay que presuponer y considerar, es la grandeza de la bondad y sabiduría de Dios, que resplandece en la conveniencia de este medio que escogió para nuestra salud.
Leer el texto completo en PDF

Meditación sugerida para Navidad:

Vita Christi. La infancia de Nuestro Señor
Leer el texto completo en PDF


Príncipe resplandeciente

Editado por

Sor Gemma Morató Sor Gemma Morató
Príncipe de pazEl salmo 109 es un salmo compuesto para la entronización de un nuevo rey: “Oráculo del Señor a mi Señor: ‘Siéntate a mi derecha y haré de tus enemigos estrado de tus píes" (v. 1).
Con el tiempo y cuando ya no había reyes en Israel se pasó de la idea de realeza a la de Mesías, el Ungido de Dios y así ven a Jesús algunas personas que aparecen en los evangelios: “Tú eres el Ungido de Dios”.
La Iglesia pone este salmo en boca de sus fieles cada domingo en las II vísperas, durante toda la semana de Pascua y todos los días que siguen Navidad excepto el día de la fiesta de la Sagrada Familia y la solemnidad de Santa María Madre de Dios, el primero de enero. Este texto es el más citado del Antiguo Testamento en el Nuevo.

En el rito de entronización del nuevo rey, en Israel, un profeta auguraba promesas al mismo y “podía imponerle varios nombres simbólicos. “Vestigio de este rito es el famoso oráculo adoptado en nuestra liturgia navideña”, comenta el monje benedictino Hilari Raguer: “Una criatura nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. Estará el señorío sobre su hombro y se llamará Maravilla de Consejero, Dios Fuerte, Siempre Padre, Príncipe de la Paz” (Is 9,5).
El salmo en su versículo tercero dice: “Eres príncipe desde el día de tu nacimiento, entre esplendores sagrados”. El texto francés traduce: “Tú eres príncipe resplandeciente de santidad, desde el día de tu nacimiento”. Esta traducción me parece más apropiada pensando en la fiesta de Navidad.
Sí,tú eres Príncipe resplandeciente. En Belén todo era luminoso a pesar del despojo del lugar. El evangelio dice: “En la misma región había unos pastores que vivían al raso y de noche se relevaban para guardar los rebaños. Un ángel del Señor se les presentó y la gloria del Señor los envolvió de luz” (Lc 2, 8-9).
Tú eres príncipe como ningún otro príncipe de sangre azul, príncipe de paz, de justicia, con una mirada hacia los humildes pastores que vinieron junto a tu cuna y al verte se marcharon llenos de alegría, con una predilección por los descarriados, los pobres. Un príncipe humilde, “Aprended de mi que soy manso y humilde de corazón”, y al fin de su vida un príncipe que arriesga su vida por el amor del Reino de su Padre y es condenado a muerte por las autoridades de su pueblo.
Jesús Príncipe de la paz concédenos la gracia de ser sembradores de paz y da la paz a tantos pueblos que sufren los desastres de la guerra. Texto: Hna. María Nuria Gaza.

Signo para comenzar el año (1.1.14)

Editado por

Jesús Espeja Jesús Espeja
1. En nuestra cultura patriarcal venimos poniendo como centro de la familia al padre; es el que manda y determina. También era el modelo en el tiempo y sociedad en que Jesús vivió. Por eso él mismo en sus parábolas expresa que Dios es Padre. Aunque ya emplea la palabra aramea “Abba” que lleva en sí misma una dosis muy singular de ternura y afecto maternos. De acuerdo con esta cultura, también nosotros nos imaginamos a Dios como un señor, no como una señora, con aspecto venerable y larga barba blanca; así nos lo pintaron cuando éramos niños.
2. Sin embargo, según el relato bíblico de los orígenes, no sólo el hombres sino también la mujer son imagen de Dios que es fuente de lo masculino y de lo femenino. En nuestra cultura no valoramos suficientemente lo femenino: el silencio acogedor, la disponibilidad incondicional, la comprensión sin límites de la madre. En el nacimiento de Jesús María envuelve al niño en pañales, le cuida del frío, y está junto a él en silencio. Cuando el adolescente se separa de de sus padres, ella le busca y con amor le dice: “¿por qué nos haces esto?; tu padre y yo andábamos buscándote”. Sigue siempre al hijo cuando ha salido de la casa paterna y se queda en vela junto a la cruz, manifestando así el amor incondicional que le tiene. Según el evangelio “guardaba en su corazón” y daba vueltas con amor a todo lo que Jesús hacía y a todo lo que decían de él.
3.Al comienzo de nuevo año la Iglesia nos propone a María, en su cercanía de Jesús, en su sencillez y capacidad de acogida como icono de Dios misericordioso que siempre nos acompaña para que seamos testigos de la misericordia. El concilio Vaticano II dijo que la Iglesia, todos los bautizados, evangelizamos de verdad cuando actuamos con el “amor materno” con que María cuidó de Jesús. El amor materno es un amor que va más allá de todos los razonamientos intelectuales. Brota del corazón, es un amor sin retorno y no espera nada a cambio. Buena norma de conducta para el año que comienza. Para seguir este camino contamos con la bendición de Dios que escuchamos en la primera lectura: “El Señor te bendiga y te proteja, ilumina su rostro sobre ti, y te conceda su favor; el Señor se fije en ti y te conceda la paz”

Familia de Nazaret y nuestra vida dominicana

Santo Domingo entendió la Comunidad como una familia de comunión fraterna, oración y en búsqueda de la Verdad
En este tiempo de Navidad estamos acostumbrados a ver imágenes más o menos artísticas de la Sagrada familia, desde los humildes nacimientos hasta las obras maestras de nuestros mejores pintores del Siglo de Oro. En toda esta iconografía aparecen las tres figuras de esta familia singular, en su misma expresión nos traen un mensaje dirigido a los hombres y mujeres de todos los tiempos que se detienen en su caminar para contemplarlas.

La primera figura es Jesús, ocupa un lugar central, está en una actitud de aproximación a los que le contemplan, como si quisiera esbozar una bendición o decirnos algo. Después, como figura relevante María. Es la Virgen de Nazaret que nos invita a meditar y a profundizar en el Misterio que ella contempla. En un tercer plano José, el hombre bueno, justo, elegido por Dios para construir la familia que albergara a su Hijo. Viendo estas tres figuras todos los cristianos podemos encontrar el camino, no tenemos otro, para alimentar nuestra fe y, para vivir respondiendo a la invitación universal de la buena noticia evangélica, que se concreta en el Seguimiento de Cristo.

Jesús, viene del Espíritu Santo. Es la Palabra que acampa entre nosotros, así nos lo muestra el evangelio de Juan, pero también es tenido por hijo de José, (las cosas podían haber sido de otro modo). En esta familia singular, necesaria para los planes de Dios, maduró Jesús como hombre, aprendió a ser persona. Podemos decir que José y María, sus padres, fueron sus modelos de humanización, no se limitaron a trasmitirle lo que hoy llamaríamos “patrones de conducta”, le trasmitieron su propia vida, su forma de ser y le afirmaron en la misión recibida, que era también la de María y José, con momentos de alegría y sufrimiento en su cumplimiento.

Progresivamente, el Niño crecía en sabiduría y gracia ante Dios y los hombres, ( Lc. 2, 50). Jesús, trabajando como artesano, relacionándose con sus paisanos, estudiando la Escritura, leyendo los profetas sobre todo, se preparó para su corta vida pública en la que realizó la misión para la que había sido enviado. Fueron 30 años largos de vida escondida, pero no inútiles.

Crecía el Niño, pero también María y José crecían en la fe. No fueron unas figuras pasivas, meditaban y guardaban su experiencia como padres de un hijo que les sorprendía en su crecimiento, respetaban su libertad. Por eso María y José son un ejemplo no solo para los padres sino para todos los creyentes, porque nos enseñan a entender progresivamente los Planes de Dios. Ellos tenían una fe que estaba en camino, que iba madurando a través de la oración y la meditación de la Escritura. No entendieron de golpe las cosas que después se iban sucediendo, pero se comprometieron con la misión asumida. Sencillamente se fiaban de Dios y se apoyaban en Él ante las dudas y temores que también surgían. Es así la dinámica de la fe.

Quiero terminar viendo un paralelismo entre Familia de Nazaret y nuestra vida dominicana. Santo Domingo entendió la Comunidad como una familia de hombres o mujeres que buscan y trabajan por llevar a cabo una Misión: La predicación del mensaje evangélico. Por un lado atentos a los problemas y retos de la sociedad que les toca vivir, pero siempre desde la experiencia de la comunión fraterna, la oración y la búsqueda de la verdad en el estudio. Es la dimensión contemplativa de nuestra vocación para poder ofrecer a los demás la Palabra de Dios hecha carne.




VÍDEO DE HOY:

Miguel de Unamuno. Documentos UNED

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario