martes, 4 de noviembre de 2014

La Posada del Silencio nº 21, curso VI


La posada del silencio

El texto de hoy

La posada del silencio

Mi corazón se regocija por el Señor... Delante de Él avanza el fuego

Si el corazón se alegra en la presencia del Señor no hay que discursear.

Si tu corazón se siente invadido y cree en esa llenura del Señor no es necesario el discurso.

Deja que aflore el fuego de tu corazón y que purifique toda la exterioridad.

Una oración que permite revivir ese fuego interior, ese será tu regocijo.

Una oración que se vuelve regocijo en la presencia de nuestro Dios.

Otro cualquier regocijo es algo insustancial en nuestra vida.



Triduo en honor a San Martín de Porres
Días 3, 4 y 5 de noviembre
IGLESIA DE SAN ESTEBAN
19: 30 Rezo del Rosario y exposición del Santísimo
20:00 Eucaristía
https://devotosdefraymartin.files.wordpress.com/2012/03/smp-por-baca-rossi.jpg
Nació en Lima, Perú en el año de 1579. Hijo de un hidalgo español, D. Juan de Porres y de una joven mulata, Ana Velázquez; a los 15 años entró como terciario dominico en el convento del Rosario de Lima.
Generoso con los pobres, barbero, cirujano y  médico general; por el día trabajaba y por la noche se dedicaba a la oración. Convirtió el  convento en un hospital, recogía enfermos y heridos por las calles, los cargaba sobre sus  hombros y los acostaba en su propia cama; con su medicina tradicional, con sus manos  obraba curaciones y milagros; fundó el asilo de Santa Cruz para niños y niñas. Allí les cuidaba y enseñaba una profesión.
Cuando la viruela empezó a causar estragos en Lima, la actividad y los cuidados de Martín  se multiplicaron. A todas partes llevaba consuelo y remedios.  San Martín tiene un sueño que Dios le desbarata: “Pasar desapercibido y ser el último”. Su anhelo es seguir a Jesús de Nazaret. Se le confía la limpieza de la casa; su escoba será, con la cruz, la gran compañera de su vida.
Juan XXIII sentía verdadera devoción por San Martín de Porres, una pequeña imagen de marfil preside la mesa de su despacho y él mismo lo canoniza el 6 de mayo de 1962.
San Martín de Porres ve confirmado en su persona el Evangelio: “El que se humilla será ensalzado”. Este hombre que sintonizaba con la oscuridad de su piel y que disfrutaba en Dios al verse humillado y postergado, pasados los siglos será un Santo que centre en su persona los dos continentes: Europa y América, San Martín es querido por todos, invocado por ricos y pobres, enfermos y menesterosos, por hombres de ciencia y por ignorantes. Su imagen o su estampa va en los viajes, está en las casas y en los hospitales, en los libros de rezo y en los de estudio. Todo porque fue humilde, obediente, y, como dijera Juan XXIII, “Es Martín de la Caridad”. A nadie extraña que sea Patrono de los Hermanos Cooperadores Dominicos, del Gremio de los Peluqueros, de la Limpieza Pública, Farmacéuticos y Enfermeros. Una Congregación sudafricana le tiene por abogado: Son las Hermanas Dominicas de San Martín de Porres y muchos más. Todos ellos se gozan de que “Fray Escoba” sea su patrono y su ejemplo.

Bodas de Plata Sacerdotales.jpg
Enhorabuena en sus bodas de plata de su ordenación sacerdotal a Fr. Rafael Blanco y Fr. Manuel Ángel Martínez

DSC04920.jpg
En el día de Todos los Santos, en la Eucaristía de las 13 h, se ha celebrado los 25 años de la ordenación sacerdotal de Fr. Rafael y de Fr. Manuel Ángel. Los dos son profesores de la Facultad de Teología y de la Escuela de Teología de San Esteban, buenos profesores y muy queridos por los alumnos. Fr. Manuel Ángel, es también el presidente de la Facultad de Teología y consiliario de la Hermandad Dominicana. Rafael González, entre sus clases de Valencia y Salamanca, es asistente, junto con Fr. Ricardo de Luis,  del grupo laical que se ha incorporado recientemente a la Fraternidad de Salamanca. En sus bodas de Plata han sido ejemplo como sacerdotes y como predicadores. Ambos muy formados, en Sagrada Escritura y en Eclesiología, ya que el estudio es importante para dar testimonio de la verdad para mejor realizar la misión y la predicación. Subrayamos su un carisma contemplativo, no sólo en el ámbito personal, también comunitario, viviendo lo que se creen y celebrando desde esta vivencia, haciendo creíble y vivo su ministerio. En tercer lugar, la caridad y el carácter fraterno de ambos, son muy buenas personas, abiertos a todos, con capacidad para escuchar, implicándose y viviendo su ministerio desde la pobreza y la misericordia. GRACIAS. Todo ello hace de ellos no sólo unos buenos sacerdotes, sino unos buenos misioneros dentro de nuestra sociedad secular y testigos y predicadores en un mundo donde la búsqueda de lo religioso no es muy usual. FELICIDADES.
DSC04944.jpg
Rafael González Blanco fue ordenado el 18 del 3 de 1989. Licenciado en Teología y Estudios Eclesiásticos. Imparte su docencia en el ámbito de la exégesis bíblica. En la actualidad enseña diversas asignaturas relacionadas con el Nuevo Testamento en la Facultad de Teología San Esteban y en la Universidad de Valencia. Ha sido prior del convento de San Esteban de Salamanca

Manuel Ángel Martínez se ordenó como sacerdote el 30 del 9 de 1989. Doctor en Teología. Imparte su docencia en el área de la Eclesiología y de la Teología Espiritual. Investiga en el campo de  la Teología Espiritual y la Eclesiología. Fue director de la revista "Vida sobrenatural" desde al año 2001 al 2009.  Actualmente es el Presidente de la Facultad de Teología San Esteban.

Juan Antonio Mateos Pérez


DSC04962.jpg

DSC04960.jpg


CONVERSACIONES DE SAN ESTEBAN. 4 de noviembre
JOSÉ MARÍA GIL TAMAYO. “Lo religioso en el espacio público. Presencia de la Iglesia en la actual sociedad española”
http://www.eldiariomontanes.es/RC/201406/27/media/cortadas/gil-tamayo--575x323.jpg
Nacido el 5 de junio de 1957 en Zalamea de la Serena (Badajoz), José María Gil pertenece, desde su ordenación sacerdotal en 1980, al clero de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, en cuyo Seminario realizó los estudios sacerdotales, licenciándose posteriormente en Estudios Eclesiásticos en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.
Tras desarrollar durante nueve años su trabajo sacerdotal al frente de parroquias rurales (Benquerenia, Helechal, La Nava y Cabeza del Buey) y en la pastoral educativa con jóvenes, se licenció en Ciencias de la Información en la Universidad de Navarra. En 1992 se hizo cargo de la dirección de la delegación de Medios de Comunicación y de la Oficina de Información de su diócesis, poniendo a la vez en marcha el semanario diocesano “Iglesia en camino”, del que ha sido director hasta el año 2005. También participó activamente en la creación de la emisora diocesana Popular TV de Badajoz, simultaneando este trabajo con el de capellán del Colegio Sagrada Familia.
Dentro de sus responsabilidades nacionales, ha coordinado la programación religiosa en Televisión Española (TVE) y en Radio Nacional de España (RNE), y ha sido, además, uno de los integrantes del equipo del programa “Buenos días nos dé Dios” de RNE. Ha dirigido también el Servicio de Información de la Iglesia Católica en España (SIC) (www.agenciasic.es).
En el año 2003 coordinó por parte de la Conferencia Episcopal Española la cobertura informativa que TVE y RNE hicieron de la V Visita Apostólica del Papa Juan Pablo II a España. Lo mismo hizo durante la visita a Valencia del Papa Benedicto XVI el mes de julio de 2006, y en las visitas del mencionado Pontífice a Santiago de Compostela y Barcelona el 6 y 7 de noviembre de 2010, colaborando también como comentarista con los Servicios Informativos de TVE durante la visita a España de Benedicto XVI en agosto de 2011, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011.
En el plano docente, además de conferenciante habitual sobre temas relacionados con la pastoral de las comunicaciones sociales, ha dictado cursos y conferencias sobre esta materia tanto en la Universidad Pontificia de Salamanca, Universidad Pontificia de la Santa Cruz (Roma), Universidad Católica San Antonio de Murcia, Universidad CEU San Pablo de Madrid, Universidad de Navarra, Universidad Católica de Chile (DUOC), en la Facultad de Teología San Dámaso de Madrid, y en el Pontificio Colegio Español de Roma, como en diversos seminarios y centros docentes superiores. Es profesor del título de postgrado de “Experto en Comunicación” de la Universidad Pontificia de Salamanca y de la Diplomatura en Comunicación Social, promovida en las diócesis cubanas por el Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales y la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Ha sido profesor visitante de la Universidad Católica de El Salvador y ha dictado conferencias en Puerto Rico.
En el ámbito internacional ha sido (2001-2011) experto del Comité Episcopal Europeo de Medios de Comunicación (CEEM). Actualmente es colaborador de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL) y ha asesorado sobre temas de pastoral de las comunicaciones a los obispos de las Conferencias Episcopales de El Salvador y de Chile. Ha sido miembro del Comité internacional preparatorio del Congreso Mundial de TV Católicas, celebrado en Madrid en octubre de 2006, dirigiendo también la oficina de prensa de dicho evento.
Durante su trabajo en Madrid residió en la parroquia del Espíritu Santo y Ntra. Sra. de la Araucana, en la que ha colaborado diariamente en la tarea sacerdotal y anteriormente fue capellán de la Casa de Ejercicios de las Esclavas de Cristo Rey en la calle Arturo Soria de Madrid.
Fue durante 13 años Director del Secretariado de la Comisión de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española (1998-2011).
Ha sido portavoz en lengua española de la XIII Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos, celebrado del 7 al 28 de octubre de 2012.
Ha desempeñado la tarea de adjunto para lengua española del Portavoz de la Santa Sede durante el periodo de renuncia de Benedicto XVI, Sede Vacante, Cónclave y elección del Papa Francisco, en febrero y marzo de 2013.
En la actualidad, es canónigo de la Catedral Metropolitana de Badajoz, párroco de la parroquia de S. Juan Bautista de Badajoz,  delegado episcopal para el Patrimonio Cultural y miembro del Consejo del Presbiterio. En la Curia Romana es Consultor del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales (PCCS), cargo para el que fue nombrado por el Papa Benedicto XVI el día 7 de octubre de 2006 y renovado para otro quinquenio el 13 de diciembre de 2011. También es miembro del Consejo de Administración de la Cadena COPE y del Patronato de la Fundación Amparo de Moral, además de editorialista del diario vaticano L' Osservatore Romano y colaborador de las revistas Ecclesia y Palabra, así como del diario La Razón.
Es socio de la Asociación de la Prensa de Madrid y de la Federazione Nazionale Stampa Italiana.
El noveno secretario general de la CEE

Libros:
El caminar histórico de la santidad cristiana: de los inicios de la época contemporánea hasta el Concilio Vaticano II
coord.  por Josep Ignasi Saranyana, Juan Antonio Gil-Tamayo, María Rosario Bustillo, Eduardo Flandes, Santiago Casas Rabasa
Universidad de Navarra, Servicio de Publicaciones, 2004. ISBN 84-8081-015-7

Artículos:
- “Medios de comunicación social, nuevas tecnologías y transmisión de la fe”
José María Gil Tamayo
La transmisión de la fe en la sociedad contemporánea / coord. por Ramiro Pellitero, Javier Sesé, 2008, ISBN 978-84-313-2565-7, págs. 209-229
Artículo
- “Los católicos e internet: Un compromiso de protección de la infancia”
José María Gil Tamayo
Educando en la sociedad digital: ética mediática y cultura de paz / coord. por José Antonio Ortega Carrillo, Vol. 1, 2002, ISBN 8484912108, págs. 587-598

- Desafíos planteados hoy a la comunicación de la fe y líneas de respuesta
José María Gil Tamayo
Teología y catequesis, ISSN 0212-1964, Nº. 94, 2005 (Ejemplar dedicado a: La comunicación de la fe hoy), págs. 37-58
- La pastoral de las comunicaciones sociales: segunda ponencia
José María Gil Tamayo
Cabildos, Nº. 5, 2007, págs. 41-58


CONVERSACIONES DE SAN ESTEBAN
Juan Antonio Mateos Pérez
 



bb.png


Las Conversaciones de san Esteban, son un espacio abierto de reflexión y diálogo entre la fe y  la cultura, casi único en nuestra ciudad. Desde un enfoque teológico trata problemas religiosos actuales, sobre la humanidad y la vida, intentado discernir los signos de los tiempos. En ella, cualquier creyente puede profundizar su fe y contrastarla con otros y los no creyentes, pueden reflexionar sobre una de las dimensiones humanas más importantes que tenemos, la apertura a la transcendencia.
Sus propios carteles anunciadores quieren ser un diálogo entre la fe y la cultura. El del año anterior, reflejaba las vidrieras que diseño el pintor Matisse para las dominicas de Vence.  Buscaba un arte del equilibrio, de pureza, que no inquiete ni turbe, al hombre cansado, encadenado y extenuado de nuestro mundo. Así en el foro de las conversaciones se deslizaron las huellas de Dios en la literatura contemporánea, la obstinación por la belleza en la obra de Herman Hesse, el sentimiento hecho palabra en el teatro de Denis Rafter, el lenguaje de las fuentes en la obra de Gustavo Martín Garzo, el arte de la meditación y del silencio interior en Pablo de D’Ors, o una teología de la ternura desde las huellas del amor del Cantar de los Cantares.
Este año el cartel recoge una pintura del coreano Kim En Joong, pintor y fraile  dominico que quiere representar en sus vidrieras de la catedral de Evry, una auténtica teología de la belleza. El colorido de sus figuras abstractas, representan a través de  la luz un auténtico mundo espiritual, un espacio habitable lleno de paz, que nos abre a esa ciudad nueva, la auténtica Jerusalén. Desde ahí, se nos proponen ideas y proyectos que nos abren al sentido de la vida, de Dios y que hacen de nuestro mundo un espacio más habitable. Invito desde aquí, a esa apertura y a participar con nuestra presencia en este espacio serio para el diálogo entre la fe y la cultura.

Juan Antonio Mateos Pérez
Esta semana los integrantes de la Oficina de Internet hemos estado en Santa Sabina colaborando en el desarrollo de una aplicación de audio-guía para móviles para visitar los lugares dominicanos en Europa. Todavía está en una etapa inicial, pero estará lista para el Jubileo. Seguiremos informando.
https://fbcdn-sphotos-h-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xfp1/v/t1.0-9/p180x540/1779739_815459878500811_1206881524315521547_n.jpg?oh=462828ea332be0f29df4984a0c37b151&oe=54E317F8&__gda__=1425170058_2fdcf81d9f5b8ed6d24a2c9b97185240

Fiesta de San Martín de Porres

La Fraternidad Laical de Santo Domingo “Dulce Nombre de Jesús” organiza la celebración con motivo de la festividad de San Martín de Porres.
La dinámica de la tarde estará estructurada a partir de las 18.00 horas en torno a una oración en la que se tendrá presente la figura de San Martín y la celebración de una Eucaristía presidida por fray Vicente Cudeiro OP. Todo ello en la iglesia conventual de las MM. Dominicas (Pza. Purísima Concepción de Jaén)

Finalmente, tras la celebración y ya en el locutorio del monasterio, la fraternidad presentará los distintos proyectos en los que está implicada.

Los hermanos y hermanas de la fraternidad invitan a esta celebración a todas aquellas personas que quieran unirse.
(Esta información la podrás encontrar también en laicosop.dominicos.org y dominicos.org)


ccc.png


¿Qué tal si pudiésemos dedicar un fin de semana para conocer a otros dominicos y dominicas jóvenes de grupos, parroquias, colegios, comunidades del MJD o de las Fraternidades Laicales... que viven su compromiso cristiano y dominicano en cualquier rincón de España? Si tienes más de 18 años, reserva la fecha del 14 al 16 de noviembre, y pasa este mensaje a otros... ¡Juntos somos más! Más información en jovenesop.orghttps://scontent-b-lhr.xx.fbcdn.net/hphotos-xap1/v/l/t1.0-9/10401982_10153239576973066_9044502604836193298_n.jpg?oh=e0092142be0b08639f2aded8bcb90fae&oe=54B322AC

XV Encuentro Derechos Humanos Verapaz

Ya tenemos el programa de este año que tratará sobre el Derecho a la Educación. Se desarrollará el sábado día 29 de noviembre en el Centro de día San Martín de Porres. Os esperamos como otros años.
Puede descargarse el programa aquí.
PROGRAMA DDHH001
PROGRAMA DDHH002

FRATERNIDADES LAICALES DOMINICANAS



Presentación1.jpg


DOMINICAS DE SEGOVIA
Convivencia vocacional. Monjas dominicas.
Monasterio de Santo Domingo el Real (Segovia)
La comunidad de Dominicas de Segovia convoca un nuevo fin de semana para el conocimiento de la vida religiosa y así ayudar a quienes sienten que el Señor los puede estar "llamando".
¿Cómo descubrirlo?: ¡ven a pasar este fin de semana!
Hablamos de Jesús y de nuestra vida. Compartimos inquietudes con otros jóvenes como tú.
Es una oportunidad para la experiencia de compartir, reflexionar, orar y celebrar con una comunidad de vida.
Vocación dominicas





horarios.jpg



MISA DE RÉQUIEM

Tendrá lugar el domingo 2 de Noviembre a las 20:00 en la iglesia de San Esteban
En cumplimiento con lo dispuesto en nuestras Reglas, el día 2 de Noviembre se celebrará una misa de Réquiem por el eterno descanso de nuestros difuntos, en especial por el fallecido este año D. Emerito Salvador Rogado.
En dicha celebración, que tendrá lugar en la iglesia de San Esteban a las 20:00, intervendrá el coro "Vis Vobiscum" que interpretará cantos gregorianos.
http://www.hermandaddominicana.es/s/cc_images/teaserbox_37871149.jpg

OPERACIÓN CARIDAD de la Archicofradía del Rosario

https://fbcdn-sphotos-a-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xap1/v/t1.0-9/10678800_803194453064781_6928012528276728452_n.jpg?oh=5a2d909da3eb065c60201df198369efa&oe=54BBEAA4&__gda__=1424578680_561e4c765b4a5d9dfcf850e6ecc3fc96
3,4 Y 5 NOVIEMBRE
Los días 3,4 y 5 de Noviembre,
La Archicofradía del Rosario con Motivo de la Festividad de San Martin de Porres, Patrón de la Bolsa de Caridad de la Hermandad por mediación del Grupo Joven de la Misma. Realizará una Recogida de Alimentos de Primera Necesidad, destinado al el Banco de Alimentos de Salamanca.
El Banco de Alimentos nos pide como más necesidad aceite y leche
La pobreza llama cada día a las puertas de más familias. Éste es un hecho que hasta hace años atrás sólo veíamos en los periódicos. La pobreza por desgracia, la podemos ver a buen seguro a la puerta de la esquina.
No podemos sentirnos ajenos a éste hecho, por lo que solicitamos la ayuda de todos los ciudadanos aportando un Kilo de Alimento de primera necesidad (pastas, legumbres, aceite, leche, etc.) que serán repartidos entre las familias necesitadas.
La Hermandad recogerá los alimentos en el interior de la Iglesia de San Esteban para que puedan aportar sus donaciones de alimentos para los más necesitados. Media hora antes y media hora después de la eucaristía de las 20:00h



Los Profetas, traductores de Dios

Libro impreso Autor: Rafael GONZÁLEZ BLANCO
Colección: TRAZOS



Precio: 10,00 €
Páginas: 150
Año: 2004
ISBN: 84-8260-142-3


Orar en el espíritu de Jesús

Libro impreso Autor: Manuel Angel MARTINEZ JUAN
Colección: TRAZOS
Las comunidades cristianas están llamadas a convertirse en auténticas "escuelas de oración". Esta obra se sitúa en esa dirección, y lo hace trazando el curso de la oración cristiana a partir de su referencia capital: el modelo y las enseñanzas de Jesús. Manuel Angel Martínez Juan, Doctor en Teología y profesor en San Esteban (Salamanca), es además director de la revista de espiritualidad Vida Sobrenatural.


Precio: 10,00 €
Páginas: 148
Año: 2005
ISBN: 84-8260-154-7

DSE ACTIVIDADES PARA EL AÑO 2015
Viernes 31 de Octubre de 2014 11:31

Las Hermanas Dominicas de Europa desean compartir con ustedes las actividades que se realizarán el próximo año 2015.
Düsseldorf 2015se fija en el primer fin de semana de enero de 2015 Llegada al Angermund (Düsseldorf, Alemania) por la mañana - si es posible! - Viernes 2, salida domingo 4 después del almuerzo. Esta es una invitación dirigida a jóvenes hermanas dominicas en Europa (temporal o definitivamente profesó). Los idiomas de trabajo serán el Inglés y Francés. El tema para el fin de semana se dará a conocer a finales de octubre, pero ya es importante ahora para registrar los posibles participantes. Por favor, que este evento sea conocido, y me envíen los nombres de los "candidatos" - preferiblemente antes del 22 de octubre de 2014 Contacto: e.b.nilsen@mf.no
Taller de Espiritualidad DominicanaDSE-CE (Europa Oriental y Central) tendrá el próximo taller espiritualidad dominicana en 2015, organizada en esta ocasión por el eslovaco Congregación de la Beata Imelda. Las fechas exactas son 13 julio a 18 julio, 2015, la ubicación es la ciudad de Badin, en Eslovaquia. Hermanas menores de las otras regiones de Europa también son muy bienvenidos. Dado que existe una necesidad de reservar el lugar, es importante ahora saber el número de participantes. Persona de contacto: Sr Lucia Petres OP, Petres.Lucia@gmail.com
Taizé para jóvenes religiosos: Una reunión se anunció 5 a 12 julio 2015 en Taizé (Francia) a los jóvenes en la vida monástica o religiosa, la reflexión sobre la importancia de las vocaciones religiosas de hoy, con presentaciones de católicos, ortodoxos y protestantes órdenes, monasterios y comunidades . Persona de contacto: Sr. Franziska Madl OP, franziskaop@hotmail.com


Nuevo Juez del Tribunal Eclesiástico de Colombia

Padre Omar
Mediante Decreto fechado el 30 de octubre de 2014 ha sido nombrado Juez del Tribunal Eclesiástico Superior Único de Apelación para Colombia fr. Omar Orlando SÁNCHEZ SUÁREZ, O.P., actual Decano de División de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Santo Tomás de Bogotá. Con el debido permiso del Prior Provincial, fr. Omar Orlando tomó posesión del cargo ante el Presidente del Tribunal Eclesiástico Colombiano, Monseñor Libardo Ramírez Gómez.

Con nuestra felicitación a fr. Omar Orlando su nombramiento, pedimos a Dios le conceda incesantes bendiciones, al tiempo que le encomendamos a nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá y a nuestro padre santo Domingo de Guzmán para que le acompañen en este importante servicio a la Iglesia.

En el Convento del Santísimo Rosario de Lima se inició la entronización de San Martín de Porres

https://fbcdn-sphotos-d-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xap1/t31.0-8/p370x247/1412740_713958405348824_1463302845783410274_o.jpg

Trigésimo aniversario del Centro Vitoria

http://www.derechoshumanos.org.mx/IMG/siteon0.jpg
http://derechoshumanos.org.mx/plugins/auto/theme_sarka_blueblur/v0.2.0/images/bg_bandeau_haut.jpg

Miguel Concha
La Jornada
El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP AC cumple 30 años en la defensa y promoción de los derechos humanos en México. Creado en octubre de 1984 por los frailes de la Orden de Predicadores en el país (frailes dominicos), toma su nombre del ilustre fraile Francisco de Vitoria, dominico del siglo XVI, catedrático de la Universidad de Salamanca, España, considerado en Iberoamérica como pionero del derecho internacional, precursor de la defensa moderna de los derechos humanos y promotor de la sociedad de las naciones.
La contribución de militantes refugiados y asilados en México en los años 70 y en la década de los 80 fue fundamental para consolidar la experiencia en la defensa de los derechos humanos en México y, sobre todo, para impulsar la fundación de diversas organizaciones, entre ellas el Centro Vitoria.
En sus primeros años se ocupó de acompañar procesos de defensa de los derechos humanos en la región de Centroamérica, particularmente en El Salvador y Guatemala, aunque tres años después comenzó a ocuparse más plenamente de esta problemática en el país, gracias a la invitación que recibió de don Pablo González Casanova para colaborar en la redacción del Primer informe sobre la democracia en México, editado en 1988 por el Centro de Estudios e Investigaciones en Ciencias y Humanidades de la UNAM, con un capítulo sobre la situación de los derechos humanos en el país, primera aportación que una organización mexicana hizo en esta materia, en el contexto de la lucha por la democracia.
Actualmente su objetivo es promover una cultura de los derechos humanos mediante la incidencia política, la educación popular, la investigación y el análisis, así como la asesoría y defensa legal de personas y movimientos sociales que ven menoscabados sus derechos, utilizando para ello los mecanismos jurisdiccionales y no jurisdiccionales disponibles, nacionales e internacionales.
Junto con otras agrupaciones hermanas ha influenciado positivamente con sus trabajos las agendas de otras organizaciones civiles y organismos intergubernamentales, contribuyendo con una perspectiva crítica sobre la situación de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales en las poblaciones con peores condiciones de vulnerabilidad, en la promoción de los derechos humanos de las juventudes y en la defensa de los derechos a la libertad de expresión y a la protesta social, frente a la sociedad y las autoridades de todo poder y nivel. La lucha por la dignidad de todas las personas, la igualdad concreta de todas ellas, la justicia social y legal, así como la lucha contra la corrupción y la impunidad, ha llevado al Centro Vitoria a participar en la formación de redes solidarias y a levantar también su voz con otras organizaciones, pues está persuadido que se trata de una estrategia eficaz para la defensa integral de los derechos.
Por ello el Centro Vitoria fue cofundador y forma parte de la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos; la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua; el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social; la Campaña Nacional en Defensa de la Soberanía Alimentaria y, en el contexto de las llamadas reformas estructurales, en últimas fechas de la Coalición de Organizaciones contra el Fracking (fracturación hidráulica).
El planteamiento político de la organización es que la responsabilidad primordial del respeto, la protección, la promoción y la garantía de los derechos humanos es del Estado, sus tres poderes y todas sus autoridades. Lucha por ello en contra de su autovictimización, y aboga por responsabilizarlo de las violaciones que comete a los derechos humanos, por acción, omisión y/o aquiescencia. Considera fundamental el papel de la sociedad civil como un auditor de la función pública, desde la óptica de los derechos humanos, y respalda cualquier acción de defensa y promoción pacífica que recuerde a quienes detentan el poder que deben mandar obedeciendo.
Junto con otras organizaciones, durante estos años ha insistido también en la institucionalización de los derechos humanos, mediante marcos normativos y la conformación de instancias gubernamentales y/o autónomas a favor de éstos. Privilegia, sin embargo, el trabajo de base, convencido de que el cambio social vendrá de las personas que día a día y en cada contexto viven e identifican las injusticias. Apuesta por la visibilización de los grupos que sufren violaciones a sus derechos humanos, para que sean ellos quienes den testimonio de las arbitrariedades por las que pasan.
Durante 12 años ha realizado una escuela para promotoras y promotores juveniles de derechos humanos entre personas y grupos discriminados, de la que han egresado más de 500 jóvenes de ambos sexos, pertenecientes a diversos espacios y universidades, y que ahora construyen y realizan sus propios proyectos de defensa y promoción de los derechos humanos en donde viven, estudian y trabajan. Este proyecto no sería posible sin las herramientas metodológicas que la educación para la paz y la educación popular brindan, así como sin la interrelación con otros proyectos similares, y el intercambio con las experiencias de las mismas egresados y egresadas. En algunos momentos el Centro Vitoria ha realizado interlocución con los gobiernos, con una actitud responsable y participativa, pero jamás solapando desvíos en la centralidad de los derechos humanos y la dignidad de los pueblos y personas, su principal obligación. La apuesta de la organización es poner fin a programas asistencialistas o paliativos para la población, pues lo que interesa es que haya soluciones reales a problemas concretos, que repercutan en la transformación estructural de nuestra sociedad.
¿Qué es un santo?
Viernes 31 de Octubre de 2014 14:38
¿Conoce usted a estas Santas Dominicas?

Muchas personas al oír esta palabra "santo" se estremecen. Para ellos, los santos son, a veces incluso la gente vaga espeluznantes, unidimensionales que se sienten incómodos al estar alrededor. Tienen una mente enfocada en un solo objetivo y son distintos de lo humano. Ellos existen en un plano diferente y no tienen una apreciación real de cómo vive la gente común. Los santos son criaturas rígidas que no conocen las agonías y excentricidades de la vida. Aquellos que sienten de esta manera acerca de la santidad son propensos a decir, con un dejo de desdén - y con orgullo - "No soy un santo!"
Si usted percibe la santidad como un atributo indeseable o piensa de los santos como sombras de una dimensión de seres humanos reales, probablemente usted nunca ha conocido al cascarrabias Jerónimo o al instigador Juan el Bautista, al ansioso y atormentado padre Pío o la irónica Teresa, al  bromista genial obispo Laurence O 'Toole o a la  dolorosamente agradecida María Magdalena, al inteligente y poético Tomás de Aquino o la indomable Catalina de Siena, o al malhumorado Agustín, o a la juguetona Teresa o loco Juan de Dios. Entre los santos  hay personas que, en lugar de ser mansos y humildes, son bastante feroces. También hay grandes ingenios, soñadores-otros que parecen tontos, zoquetes, necios, cascarrabias, traviesos, defensores radicales, artistas, tímidos y poetas apasionados. Hay amas de casa y  reyes, los agentes fiscales y abogados, panaderos y bandidos. Y no son nuestras hermanas y hermanos dominicanos ...

En este diverso grupo de almas para Cristo, hay características comunes: -

un anhelo de santidad,
     una intimidad con Dios,
         la perseverancia en la oración,
             un corazón humilde, y
                 preocupación práctica para todos aquellos hijos de Dios.

Personas como éstas no son figuras de malvavisco en vidrieras. Son modelos, héroes, iconos, estrellas de su tiempo cuya vida hecha realidad  que la Escritura sólo puede hablar. Ellos son lo digno y lo valiente, lo simple y los centrados queridos, que vieron la verdad y la vivieron, cueste lo que cueste.

En la vida de los santos, que vemos en nuestro propio tiempo
las cualidades que hacen posible una vida a Cristo.

¿Quiénes son los santos, los fragmentos de la cara de Dios,
pasado y presente, para usted?
Tomado de:  OPFAM 28-10-2014   Trad.DSI


“La Fe que más quiero, dice Dios, es la Esperanza” Charles Péguy

Sábado 1ro de noviembre de 2014
Editorial - Noviembre 2014 - Nº 392


Tema del año 2014-2015:
“Esperar contra toda esperanza”


Como Marta y María con su hermano Lázaro, cada uno de nosotros experimenta un día la pérdida de un ser querido, pariente o amigo. Tras una época normal de negatividad, de rebeldía o de depresión, nos enfrentamos a una elección: dejarnos sumergir por el dolor de la muerte de otro o desear la vida, incluso entre las lágrimas. Si decido escoger la vida, la presencia silenciosa, la compasión y la amistad de un prójimo pueden ayudarme a encontrar un nuevo aliento de vida.
Pues si acepto soltar todo asidero abriendo mi corazón, el Espíritu Santo me desvela intuitivamente la presencia consoladora de Dios. Podré descubrir que Jesús sufre conmigo, pero que me ofrece también gracias para construir y continuar mi camino de vida terrenal. El ser amado de quien he perdido, por su muerte, la alegría de su presencia física, me habita de distinta forma. Está unido en una presencia de Comunión interior y espiritual en Dios.
Entonces la esperanza puede nacer o renacer. Es un regalo de Dios, un don gratuito, espera de la Promesa de la Revelación del Hijo de Dios: “Yo soy la resurrección y la vida” Pero Jesús nos hace una pregunta esencial: “¿Tu lo crees?” (Jn. 11, 25-26).
Este mes de noviembre es rico en acontecimientos litúrgicos y fiestas cristianas. Después de Todos Santos, el 1º de Noviembre, rezaremos el 2 de Noviembre especialmente por todos los difuntos. El 21 de noviembre celebraremos la Presentación de María en el Templo y el 23 de noviembre será la fiesta de Jesucristo Rey del Universo.
Queridos amigos de los Equipos del Rosario de todos los continentes, estemos unidos los unos a los otros, y cada día recemos a Dios unidos por las intenciones de los unos por los otros.
Con María, estrella de la Esperanza, llevemos la Paz de Jesucristo Resucitado al mundo.

Teresa Turlan Delannoy,
Coordinadora internacional

La necesidad de la verdad, Simone Weil: ensayo filosófico
https://lh3.googleusercontent.com/M8omyeL_CBvYHT4Cr9Ps2R0eX37ay8T4aODnZ4aUQUCjpUTcuGhZaHxFGTzl8yfmU8nYOFKmoCfrPkRG8sW9RfnUxVbmbdfJQxkTGZ1MiyhvcjuSydCr
Marina Korotchenko
Lo más asombroso y profundo en este texto es la mera posibilidad de esta posición, inocente y honesta, libre del barato escepticismo (“este mundo es así”) y de la pecaminosa experiencia entendida como la única posible (“no estamos en la Ciuis Dei, ¿pues, qué quieres?”). Derecho de la persona humana a la verdad está fundamentado en los tres axiomas: 1. La verdad absoluta existe; 2. Poseerla es algo propio del hombre, relacionado con su más profunda naturaleza, con sus raíces, con su creación, en el sentido directo de esta palabra; 3. Encontrar la verdad es el deber del hombre, es algo tan simple como sentido común. Justicia es sencillamente el juicio de las personas honestas que contemplan las circunstancias sin prejuicios e intereses propios.
Esta fe en sí misma ya es la demostración y testimonio, como la seguridad de Bonhoeffer que podemos preguntar sobre el Principio, sólo porque este principio ya existe. Se puede divagar mucho sobre la naturaleza de las relaciones sociales, teatralidad de mundo con sus más absurdas demostraciones en los juicios estatales y en las elecciones políticas, pero todo esto nunca tendrá el valor de testimonio verdadero, de este modo solo demostraremos como unos espejos sucios se reflejan en los otros, rotos y fundidos por el calor infernal. Pero Simona refleja en su texto la Luz de Areopagita, perteneciente a los espejos limpios y sin fallo alguno de santos y mártires, aunque aquí ya no vale la metáfora del espejo, puesto que es la propia existencia convertida en la Luz Verdadera.

http://www.rampadova.it/wp-content/uploads/2014/01/Simone-Weil.jpg
El texto demuestra que la ética es inevitable y necesaria, que ella existe. Y que también existe la igualdad, que nadie tiene derecho manipular al otro solo por el mero hecho de que un obrero de ocho horas de duro trabajo físico este menos informado que un intelectual de turno. Nuestra educación costó caro a los demás y no debemos responder a este don con las falsedades y mentiras. La intelectualidad mediocre se sienta encumbrada en sus conocimientos (a veces inútiles) como en Everest, la gente como Weil poseen la intelectualidad profunda y verdadera, que siempre se sienta en deuda: alguien nos permitió estudiarse, crecer, conocer, por eso somos eternos deudores de obreros y campesinos, debemos devolver lo prestado, como la gente honesta y honrada. No tenemos derechos aprovechar lo recibido para nuestros juegos. ¡Paga la hipoteca, si no – a la calle!
¿Una idealista con la mentalidad de niño? Sin embargo, sin este idealismo desaparecen las fronteras entre debido y no-debido, entre bien y mal, verdad y mentira e ya podemos actuar de cualquier modo, porque existen miedos, intereses, complexos y odios que pueden explicar y excusar absolutamente todo (traición, cobardía, falta de escrúpulos, etc.). Pero anunciándonos cristianos, procuraremos no olvidar que nuestra salvación había sido posible gracias a un idealista que, sabiendo todos los intereses de Sanedrines-Pilates-zelotes y el resto de la “Legión”, subió en la Cruz por la Única Verdad (“si todo tan bien conocía corresponsal, mejor lo conocía el arzobispo”). Hundidos en la rutina de conveniencias siempre debemos recordar sobre esta Verdad y no convertirla en una conveniencia más: “yo soy tan bueno que hasta voy a la misa y, según el último concilio, el Dios es más misericordioso que nunca”. Así es, pero vamos a preguntar a nosotros mismos: ¿No nos sentimos a veces demasiado cómodos con esta misericordia? ¿No la aceptamos sin ningunas reflexiones, contemplando el cuerpo de
Salvador tendido en la Cruz, como un adorno en el centro de la iglesia? Un ateo post-soviético comentó hace poco tiempo sobre un sacerdote “apareció con falda y toda su dorada bisutería”. Bueno, crítica es siempre así, pero lo que espanta de verdad es el hecho de que la mirada desde fuera se parece mucho a la comprensión cristiana tranquilla y apacible: ya estamos salvados, Cristo ya hizo todo, Cruz es el recuerdo del lejano comienzo, pero muy bonito símbolo, en mi colección privada tengo las verdaderas obras de arte, juicio es algo medieval y toda esta cacharrería escatológica es para los visigodos o beatos de Liébana. Dejemos el pesado tema del Juicio Final, pero, quizá, nos haría falta juicio de la gente honesta sin educación jurídica y con algo de sentido común, como lo sugiere Weil. A mí, no me llegaría nada mal, pero estoy consciente que no podemos obligar a todos pasar por estos tribunales, sería el absurdo en el estilo de Kafka o de Orwell.
Dios es misericordioso y por eso sobre nuestra necesidad de juicio decidimos nosotros desde la profunda primera verdad conservada en nuestras almas, desde nuestra más importante herencia y patrimonio. El regazo de Padre es ancho y su amor no tiene fin, pero puede uno considerar a si mismo hijo sin haber hecho esfuerzo alguno, oliendo en el banquete de bodas como mendigo y ladrón. Las palabras del Evangelio entiende él que piensa que no merece escucharlas, con la misericordia no tenemos ningún derecho contar como con algo seguro e ya dado (¡es que para eso hay que ser un sinvergüenza absoluto!).
El hombre decide aquí y ahora, en esta tierra y en este concreto momento, cuál será su juicio sobre sí mismo, lo decide desde el vacío de su inseguridad, superando las rupturas interiores, olvidando sobre las convenciones y convenios que convirtieron su vida en el proceso mecánico y absurdo, apoyándose en su fe, amor y esperanza. Los hombres honestos en necesaria cantidad para un tribunal podemos no encontrar nunca, en esto soy más escéptica que Simone, pero esto no aplaza nuestro propio juicio sobre nosotros mismos. Debemos juzgar nuestras palabras y acciones, el recorrido de una accidentada vida, sin la menor tentación caer en la desesperación. Nos condenamos a nosotros mismos, pero el amor nos van a aportar los que nos rodean, a quiénes nosotros importamos de verdad, quienes no imaginan su vida sin nosotros. “Amar de verdad es decir tu no vas a morir nunca” y esto ya está hecho para todos con la Resurrección de Cristo, nos quedan las vidas y muertes individuales, las lecturas de periódicos, el tedioso quehacer de cada día que corre acelerado hacía su última meta, lleno de soledad y miedo. Que más te rodeen, más soledad sientes, que más te hablen, más profundo está el silencio. Weil piensa que un diario puede decir verdades y mentiras importantes, yo, como antaña periodista, no creo en este poder de la palabra humana. Puedes leer y escuchar mentiras y, sin embargo, saber la verdad. Cristo no contó ninguna noticia concreta, sino demostró la verdad. Aquí el problema se basa no en la falta o en el exceso de la información (que también es un lió babilónico), sino en el hecho de tener fe en la persona y el amor hacía ella, no confianza para la fianza bancaria, sino fe en su bondad y belleza: Timor non est in charitate: sed perfecta charitas foras mittit timorem, quoniam timor poenam habet: qui autem timet, non est perfectus in charitate (1 Io, 4-18). A la plena perfección de amor quizá no llegaremos nunca, pero teniéndola como meta podemos disminuir nuestros temores de juicios propios y ajenos, como también vanas esperanzas que alguien en periódico, en la calle, de la cátedra nos va a aportar la absoluta verdad y seguridad. La abundancia de la información solo cree estupor y miedo ante mundo, seguridad aporta el amor, el directo contacto con la persona, la mirada no confundida por falsos espejos de profecías y adivinaciones.


CONMEMORACION DE LOS FIELES DIFUNTOS

https://lh6.googleusercontent.com/jm0hcxtTBu1EFuOqQgKT5sGt_FaBBZgXbgCtCoxdRGaH_hTaY5wG73BTppG02j5hG3X9Ra-SpSvmaXdlWEiiU4y8p9VGrCJboKffk2X3yH22yK0aEP1861cf7jKkPZkmHg
Isaura Díaz Figueiredo
Popularmente se llama “día de los muertos”, celebración que tiene lugar el dos de noviembre, cuyo objetivo es rezar por aquellos que han emprendido el “camino de la eternidad” y muy especialmente por quienes se encuentran en estado de purificación.
La doctrina cristiana se base en orar por las almas de los fieles que al tiempo de morir, no han sido limpiadas de pecados veniales, o que no han expiado las transgresiones del pasado, no pudiendo alcanzar la visión beatifica.
Ciertas creencias son de origen pagano y de antigüedad inmemorial. Asi sucede que los campesinos de muchos países católicos creen que en la noche de Difuntos, los muertos vuelven a las casas donde antes habían vivido y participan de la comida de los vivientes.
Seguramente tenemos indicios que hablan de una ceremonia druida de tiempos precristianos: los celtas tenían fiestas para los dioses principales...un dios solar y un dios de los muertos llamado Samhain, a la vez que el día 1 comenzaba el año celta.
Por tanto, estas celebraciones en realidad comenzaron como una fiesta para honrar a personas que debido a su maldad, habían sido destruidas por Dios en los días de Noé (Gén.6:5; 7,11

Es sumamente antigua ésta practica religiosa. El profeta Jeremías en el Antiguo Testamento dice:” en paz morirás como se quemaron  perfumes por tus padres, los reyes antepasados que te  precedieron, así los quemaran por ti y con el ¡ay Señor” te plañirán porque lo digo yo-oráculo de Yahveth (jer,34,5) a su vez en el libro de los Macabeos está escrito :Mando Juan Macabeo ofrecer sacrificios por los muertos, para que quedaran libres sus pecados (“ Mac,12,46) y siguiendo esta tradición en los primeros días de la cristiandad, se escribían los nombres de los hermanos que habían partido- en la díptica-, que es un conjunto formado por dos tablas plegadas, con forma de libro en las que la iglesia primitiva acostumbraba a notar en dos listas pareadas, los nombres de los vivos y los muertos por quienes había que rezar.
http://1.bp.blogspot.com/_uxHzn9rqxcE/TM_mABrfD5I/AAAAAAAACdo/KPANXw_Xa8o/s1600/Da-de-los-difuntos-El-Salvador-a19071939.jpg
En el siglo VI los benedictinos tenían por costumbre orar por los difuntos al dia siguiente de  Pentecostes.En tiempos de S.Isidro año 636 en España había celebración parecida al sábado anterior al sexagenio día antes del Domingo Pascual.
En Alemania cerca del año 980 según el testimonio del cronista medieval Viduquindo de Convey, hubo una ceremonia consagrada a la oración de los difuntos el día 1 de noviembre, fecha aceptada y bendecida por la iglesia.
Adoptada en Roma en el siglo XIV pero que se remonta a varios siglos atrás. Fue el de noviembre del año 998, otros escritos lo fijan en 1030, cuando en el sur de Francia el monje benedictino San Odilon u Odilo, quinto abad de Clyny, instauro orar por los difuntos en los monasterios de su congregación.
La Iglesia Catolica, para esta celebración recita el Oficio de difuntos y las misas son de requien, aunque caiga el 2 de noviembre en domingo
En España y Portugal era tradición que los sacerdotes celebraran tres misas.
En las iglesias orientales católicas hay varios días dedicados a orar por los difuntos muchos caen en sábado, durante el tiempo de la Cuaresma o Pascua. En el rito de la Iglesia Ortodoxa Griega, esta fiesta se celebra en la Víspera de la  Sexagésima o en la víspera de Pentecostés.
Es una costumbre arraigada ir al cementerio para rezar por las almas, se debiera de hacer no como una fiesta o festejo popular donde se toman chocolates, buñuelos y se pierde la fiesta en eso, si hace frio también calentando las  manos y gargantas con castañas asadas y aguardiente, eso no indica más que  un populismo sacado del verdadero sentido religioso de esta fiesta, que es y teniendo la convicción de que otros nos han precedido; momento de recuerdo y reflexión sobre la transcendencia de la vida
En Francia se decoran todas las sepulturas no influyendo el rango o creo, es una fiesta por y para Fête des morts.
En las zonas andinas de Sudamérica, especialmente Ecuador, Perú y Bolivia, la costumbre es preparar e intercambiar entre familias y amigos las “guaguas de pan” para consumir con la colada morada que algunas áreas rurales son ofrendas principales en los cementerios
¿Y llevar flores? En muchas culturas se honra a los muertos llevando flores que tienen cierto simbolismo en el acto y parece indicar que el origen de la mencionada costumbre se remonta a la antigüedad en la que los muertos eran expuestos durante varios días con el propósito de ser velados y rezar por sus almas. Entonces no existían las avanzadas técnicas de embalsamar y si bien había alguna, no estaban al alcance de todo el mundo, por lo que los cuerpos se descomponían y desprendían olor desagradable, sobre todo en época de calor o el lugares de clima calido, para enmascarar el hedor se quemaba incienso y se cubría al fallecido con todo tipo de flores, lo cual aromatizaba el ambiente y hacia más agradable el acto de velar al difunto
Con el tiempo la costumbre de llevar flores a los muertos perduró y se afianzó, no solo en el tiempo de vela y entierro, sino en días específicos...como ocurre con el 1 de noviembre
 https://acovadameiga.files.wordpress.com/2012/10/rosa_vermelha_3d_d33bcf1b82bd8974bb3417b1da46b3f8_wallpaperes-3d-221.jpg
Pero recordemos la oración de San Agustín

Una lágrima por el muerto se evapora. Una flor se marchita, pero una oración llega a Dios, tengamos  en nuestras oraciones a todos los difuntos y muy especial a las animas que puedan estar sin encontrar la verdadera paz


El puente de los suspiros

Editado por

Sor Gemma Morató Sor Gemma Morató
Agua de DiosParece un nombre un tanto romántico pero en realidad no lo es en absoluto o mejor dicho no lo era. Este puente es el que cruza el río Bogotá en Colombia.
Cuando nuestras hermanas llegaron a dicho “puente de los suspiros” en 1892 sus nombres quedaron registrados, ya no podían salir de Agua de Dios, nombre del municipio, sin un permiso especial puesto que allí se encontraba la leprosería que lleva este nombre. Es una tierra muy caliente que según los conocimientos de aquellos tiempos es lo que convenía para esta enfermedad.
Todos los enfermos de lepra eran desterrados a este lugar con un aislamiento total, no podían entrar personas sanas para después salir libremente. De ahí el nombre de “Puente de los suspiros”, suspiraban los enfermos porque ya nunca más iban a cruzar el puente para regresar a sus lugares de origen, quedaban aislados de por vida.
Allí nuestras hermanas respondían a diversos frentes: Enfermería, talleres de manualidades, modistería, colegio para niños, residencia para niñas sanas, hijas de leprosos, catequesis.
Ahí también estaban los padres salesianos que realizaban una magnifica labor atendiendo la pastoral del recinto. La realizaban con tal entusiasmo que contagiaban a los enfermos, que en vez de decaídos, para su suerte eran animosos y respondían con alegría a las proposiciones que les hacían: Teatro, orquesta, coros...
Tenían un taller de zapatería muy necesario para sus deformados píes. Total que lo que hubiera podido ser un lugar tenebroso, era la ciudad de la esperanza.
Hay un canto, compuesto por uno de los enfermos que traduce su estado de ánimo:
Agua de Dios es mi pueblo
yo lo quiero con el alma
su paisaje es el más bello
es la ciudad de la esperanza
un paraíso escondido
que tiene Cundinamarca
es cual jardín florecido
tiene paz, calor y calma.
Entre las muchas hermanas que pasaron por el lugar a una le diagnosticaron lepra, al recibir la noticia se arrodilló recitando el canto del Magnificat. Era una enferma más entre los muchos que allí vivían.
Gracias a Dios actualmente esta enfermedad infecciosa se cura con un tratamiento adecuado. Texto: Hna. María Nuria Gaza.

Desde lo hondo

El papa a los Movimientos Populares

http://desdelohondo.sanestebaneditorial.com/imagenes/blogs/lastra.jpg
Fr. Juan José de León Lastra
31 de octubre de 2014 

El papa acaba de pronunciar un discurso redactado y pronunciado con el corazón tanto como con la mente. Las palabras lo reflejan. El discurso se dirigía a los Movimientos Populares. Hay expresiones que son saetas por su claridad y contundencia: hay que luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, la tierra y la viviendo. La tierra, el techo y el trabajo fueron los temas que estudiaron los líderes populares- “Hay que enfrentar los destructores efectos del imperio del dinero”. “El encuentro no responde a una ideología. Ustedes no trabajan con ideas, trabajan con realidades” “No se puede abordar el escándalo de la pobreza promoviendo estrategias que únicamente tranquilicen a los pobres en seres domesticados e inofensivos”. El papa realiza una amplia descripción dramática de las situaciones generalizadas de los sin tierra, sin techo, sin trabajo. Responsabiliza de esas situaciones inhumanas a un sistema económico centrado en el dios dinero; en no poner a la persona humana en el centro de los intereses económicos. Dice “ese sistema económico ya no se aguanta. Tenemos que cambiarlo, tenemos que volver a llevar la dignidad humana al centro, que sobre ese pilar se construyan las estructuras sociales alternativas que necesitamos” Continúa: “hay que hacerlo con coraje, pero también con inteligencia. Con tenacidad, pero sin fanatismo. Con pasión, pero sin violencia”. Se agradece la claridad del Papa al describir lo inhumano de nuestro mundo (Quizás no se puede olvidar que, sin embargo, al Papa le gusta destacar lo bueno que en nuestro mundo existe, que permite vivir con alegría: no es profeta de calamidades). Se agradece el impulso al cambio. Se agradece que el cambio sólo tenga un sentido: el que lleva a la dignidad humana. Se agradece que diga que “este sistema ya no se aguanta. Tenemos que cambiarlo”. Queda orientar y fundamentar en realidades, (aunque entiendo que basadas en ideas, el Papa acude también a la inteligencia), como quiere el Papa, el sistema alternativo. ¿Qué “estructuras sociales alternativas”? ¿qué decisiones políticas?, ¿qué sistema económico, empresarial, financiero?, ¿qué organización política universal con capacidad de decisión? … que pongan por encima de los éxitos económicos la dignidad de la persona de todo hombre y mujer en todo el mundo, sin “descartes”, como el Papa insiste.

Qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos

De la alegría, porque celebramos el triunfo y la gloria de esa multitud innumerable de personas que ya gozan de Dios y, al mismo tiempo, desde Dios siguen en contacto con nosotros como intercesores y como estímulo de vida. Ellos son el mejor fruto de la Pascua de Cristo, y quieren vernos a nosotros también asociados a su triunfo.
Del optimismo, porque nosotros lo mismo que ellos, siendo fieles al Espíritu Santo, podemos llegar a la meta, a nuestra plenitud en Dios y gozar eternamente de su gloria y de su paz.
De esperanza, porque ellos fueron hombres y mujeres como nosotros que, viviendo su vida ordinaria al ritmo de la voluntad de Dios, en circunstancias a veces mucho más difíciles que las nuestras, pudieron alcanzar la misma santidad a la que todos estamos llamados.
Es, además, una fiesta que, asociada en la liturgia y en la tradición a la conmemoración de los fieles difuntos, nos ofrece la oportunidad de recordar a los seres queridos que nos han dejado y de encomendarles a los ya glorificados, a los santos. Con ellos, todos forman la nueva humanidad convocada en el Cielo para una eternidad dichosa. Y, con unos y otros, nosotros en este día somos invitados a vivir y celebrar “la comunión de los santos”.

Qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos


  • Somos hijos de Dios.

“Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos, pues lo somos” (1ªLectura). Esta es la idea que más repite San Juan en sus cartas, que somos hijos de Dios y objeto de su amor de Padre. Pero esto hay que entenderlo bien. San Pablo dice que “somos hijos en el Hijo”(Ro.15, 15-16). Por el don de su Espíritu, en el Bautismo, hemos sido hecho hijos por adopción y con el mismo derecho que él a llamarle Padre (Gal.4, 4-7; Ef. 1,5). Todas las creaturas, por haber sido creadas por Dios, por haber recibido de El la existencia, pueden llamarle Creador, Autor, Señor. Pero padre sólo se puede llamar a alguien de quien se ha recibido no sólo la existencia, sino la sangre, la esencia, la naturaleza. A Dios sólo le puede llamar Padre con todo derecho y en verdad su Hijo que, encarnado, fue Jesucristo. Y, con Jesucristo, y con el mismo derecho que él, por el don de su Espíritu, de su gracia, de su misma vida divina, pueden llamar Padre a Dios los que han recibido este don, que Dios Padre quiere que sean todos los hombres.
En consecuencia, Dios a todos sus hijos quiere darles la herencia de su Hijo: la resurrección y vida eterna (Ro.8, 17; Gal. 4, 7). Desde la contemplación de este “tremendo misterio”, todos los bautizados hemos sido hechos santos por el Espíritu Santo que se nos ha dado. El Bautismo es un nuevo nacimiento, una transformación de nuestro ser (algo ontológico). De ahí que también deba haber, un nuevo obrar, una vida nueva en los bautizados (algo dinámico). Los santos, hombres y mujeres beatificados y canonizados cuya memoria hoy celebramos, en sus vidas han llevado a su plenitud su Bautismo, la santidad original que les fue dada. Por eso se nos proponen como modelos de vida, de santidad.
  • Llamados a la santidad.

La llamada a la santidad es común para todos los bautizados, sea cual sea su estado de vida (Vat. II, I. 11 y 39). Y, hablando de la santidad, el evangelio de hoy no nos permite perdernos en añoranzas y consuelos demasiado espirituales y ultraterrenos. Al contrario, nos remite al realismo de la vida, al terreno de las Bienaventuranzas, que vivió Jesús primero, y como Él los santos que trataron de seguir sus pasos.
Las Bienaventuranzas en boca de Jesús son fórmulas breves de tono profético, que anuncian la llegada del Reino previsto por Isaías. El profeta veía en los pobres, los hambrientos y los oprimidos los destinatarios de la Salvación. Dios viene realmente y viene gratuitamente. En los pobres, que no tienen nada con qué pagar, se manifiesta más claramente la gratuidad del don de Dios, de la Salvación. Mateo coloca el discurso de las Bienaventuranzas en el contexto del Sermón de la Montaña, dirigido a los pobres, a los pequeños, a los seguidores de Jesús, que buscan primero su Reino y de los que es el Reino. Las Bienaventuranzas no son simples consejos, son la Nueva Ley, la Carta Magna del Reino iniciado en y por Jesucristo . El Monte donde las proclama Jesús (o las sitúa Mateo) recuerda al Monte Sinaí, donde Moisés recibió de Dios la Antigua Ley. Los destinatarios recuerdan a los pobres de Yahvé (los santos del A.T.), que siguieron las pautas de la Primera Alianza. La visión que Mateo ofrece de la Bienaventuranzas es más una profundización espiritual y moral del Evangelio. Lucas, por el contrario, propone una interpretación de la Bienaventuranzas a la luz de las enseñanzas de Jesús sobre la pobreza y el empleo de las riquezas. Ambas versiones, bien interpretadas, se complementan, son incluyentes.
Cuando se vive en la gratuidad y se recibe el Don de Dios, el Reino, la Salvación como gracia; cuando este Don se valora y se experimenta como lo supremo, lo verdaderamente necesario y fundamental, entonces se puede vivir aquí ya la bienaventuranza y aspirar a su plenitud en Dios. Entonces es posible el amor, el compartir, hacer de lo más pasivo (la pobreza, la no violencia, la simplicidad de corazón) lo más activo (amor confiado y tenaz, amor al prójimo hasta el extremo, la lucha no violenta por la justicia). Entonces es posible transformar la ineficacia e impotencia en sabiduría de lo esencial (la libertad interior y la vida teologal). Entonces se puede convertir el llanto y el sufrimiento en consuelo y paz, se puede hablar de misericordia y limpieza de corazón y hasta la persecución y la muerte pueden ser caminos de vida. Pero esto sólo es posible de verdad desde el Don de Dios, con el Espíritu Santo derramado en nuestros corazones (Ro.5,5), so pena de hacer de las Bienaventuranzas unas proclamas de cualquier otra revolución. El Reino de Dios es justicia y es paz, es revolución y no violencia, es empeño del hombre y obra de Dios. Así lo entendieron y lo vivió Jesús y sus mejores seguidores, los santos. Así somos invitados nosotros al mismo seguimiento. De esta manera, viviremos la comunión de los santos, la comunión de vida con ellos.
  • Eucaristía y comunión de los santos.

En cada Eucaristía recordamos a los santos, deseando seguir su camino aquí en la tierra y compartir después la herencia definitiva con ellos en el Cielo. Les invocamos al comienzo de la celebración en el “yo confieso”, y nos sentimos unidos a ellos sobre todo en la Plegaria Eucarística. En la 1ª plegaria decimos: “veneramos la memoria, ante todo, de la gloriosa siempre Virgen María… y la de todos los Santos: por sus méritos y oraciones concédenos en todo tu protección”. Como ellos lo hicieron tantas veces, nosotros comemos también el Pan de la Santidad, para vivir en nosotros la Pascua de Jesús o, mejor, para dejar que Él la viva en nosotros.
Fr. Marcos Ruiz Arbeloa
Convento de Sto. Tomás (Ávila)

«Porque la vida de los que en ti creemos, Señor, no termina, se transforma» (Fiesta de los Fieles Difuntos)

Dios se acuerda y escucha el sufrimiento, muerte, de incluso, la más pequeña de sus criatura.
   Esta frase perteneciente a la liturgia de hoy, nos está dando testimonio acerca de dos dogmas de la fe cristiana: la Resurrección y la fe en el más allá. Este contenido que podríamos llamar metafísico, ultraterreno, es un componente que nos encontramos en todas las religiones del mundo. Todas ellas, en su oferta de salvación nos ofrecen una esperanza, una promesa de que la vida de aquellos que vivieron, sigue más allá de la muerte. Que la vida, la verdadera vida, no se puede acabar con la muerte. Y en esto, precisamente, en dónde san Agustín veía nuestra llamada a la inmortalidad. Si somos organismo hechos con una determinada duración en la tierra ¿Por qué me tengo que revelar ante lo que parece mi «natural» destino? ¿Por qué he de suspirar por algo que me es imposible alcanzar?
   Precisamente, en la concreción de la fe cristiana, la fe en la Resurrección es un tema central. Ya lo dice san Pablo: «si no creemos que Cristo ha resucitado, vana es nuestra Fe» (1 Corintios 15, 14). Por lo tanto, desde la Fe se nos hace esta afirmación contundente: Cristo ha resucitado. Pero también debemos contemplar la otra afirmación que lleva asociada: que si Él ha recucitado, nosotros también resucitaremos. (Rm 8, 11; cf. 1 Ts 4, 14; 1 Co 6, 14; 2 Co 4, 14; Flp 3, 10-11). Incluso el Catecismo de la Iglesia Católica es tajante en este punto (cf. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 991). Así dice citando a Tertuliano: La resurrección de los muertos es esperanza de los cristianos; somos cristianos por creer en ella. Además, es increíblemente sorprendente pensar hasta qué punto el mismo Cristo, por la Encarnación, se ha hecho solidario con la raza humana, que la ha asociado también a su Resurrección. Y esto es original de la fe cristiana, ningún dios se hace tan solidario con los hombres como el Dios de Jesús de Nazareth.
   Después de todo esto, vayámonos a las palabras con las que comenzábamos esta reflexión: ...porque la vida de los que en ti creemos, Señor, no termina, se transforma...(Nuevo Misal del Vaticano II, prefacio I de difuntos). Una de las grandes objeciones a la fe en un dios, y sobre todo a un Dios personal y bueno, es el sufrimiento de los más débiles. Y éste es un punto fuerte con el que se debe encontrar nuestra fe, tarde o temprano: el sufrimiento del débil, nuestro sufrimiento silencioso. Si realmente hay Dios en el Cielo, ¿Qué pasa con todos aquellos seres inocentes que sufren y mueren? ¿Qué pasa con todas esas personas, que siendo buenas de corazón tienen enfermedades y mueren irremediablemente? ¿Qué pasa con el sufrimiento que experimentamos y del que nadie se da cuenta? Estas son todas las preguntas que llevan asociada la objeción a un Dios bueno. Pero he aquí que la Fe en Jesús de Nazareth nos dice: es que la vida de los justos no se acaba, se transforma; es que el sufrimiento de los inocentes no acaba con ellos, Dios los escucha.
   Y esta es la conclusión y la lección que podemos sacar con esta fiesta, en la que celebramos a todos los fieles difuntos. Todos aquellos, los conozcamos o no. Todos aquellos que murieron y no fueron relevantes para nadie, son importantes para Dios. Dios se acuerda y escucha el sufrimiento, muerte, de incluso, la más pequeña de sus criaturas. Y no los entrega al olvido de las víctimas de la Historia sino que los sienta a su lado en el Reino eterno. Dios los restituye, los restaura, para secar cada una de las lágrimas que tuvieron en vida. Para consolar todas y cada una de la penas por las que murieron. Allí llegaremos un día nosotros; y comprenderemos cómo de unidos y de iguales somos todo el género humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario