lunes, 12 de enero de 2015

La Posada del Silencio nº 43, curso VI


La posada del silencio

El texto de hoy

La posada del silencio

Si te callas hallarás la sabiduría

La sabiduría que alegra tu corazón, que alegra tu semblante.

Hay un conocimiento que es la sabiduría de tu corazón. Dejamos que se despierte la dimensión profunda. Si vemos una hoja verde podemos sospechar el árbol y el sol. Dejad en este rato la sospecha de que Dios está presente. Sin este convencimiento sería imposible entregarnos a esta oración.

El silencio tiene el poder de redimir en nuestro corazón toda la presencia de Dios.

Sin el silencio no hay creatividad, no hay armonía.

Somos de la tierra y somos del cielo. Nuestro interior y nuestro exterior no tienen por qué vivir oponiéndose, sino vivir como dos amigos.

Deja que en este silencio se vaya liberando tu corazón.

La sabiduría del corazón es una sabiduría de vanguardia, es la que acoge lo que ahora te visita; si tu corazón está atento podrás vivirlo.

Todas las cosas nos enseñan en la vida si estamos atentos en nuestro corazón. Así la vida es una maravillosa revelación.

Si callas hallarás la sabiduría, la sabiduría que alegra tu semblante.



Dr. Julián de Cos Pérez de Camino: "Luz de la espiritualidad cristiana en el siglo XXI"

Dr. Julián de Cos Pérez de Camino
Ingeniero Técnico Forestal. Licenciado en Filosofía. Doctor en Teología. Imparte docencia en la materia de Espiritualidad. Su investigación se centra en la Historia de la Espiritualidad, la experiencia mística, la relación con Dios por medio de la naturaleza y la Espiritualidad Dominicana. Es director de la biblioteca de San Esteban y de la revista Vida Sobrenatural.
Entre sus publicaciones, cabe destacar: La espiritualidad naturalista de fray Luis de Granada. La contemplación de Dios en la naturaleza en la Introducción del símbolo de la fe, Fundación Universitaria Española, Madrid 2009 (es su tesis doctoral); La espiritualidad de santo Domingo, fundador de la Orden de Predicadores, San Esteban, Salamanca 2012; «El Padre Moratiel, predicador del silencio» en, JOSÉ FERNÁNDEZ MORATIEL, La oración del silencio, San Pablo, Madrid 2013. Contemplar a Dios en los árboles, Credo, Saarbrücken 2013.
Fuente: Página de la facultad de Teología de San Esteban
bb.png







https://lh3.googleusercontent.com/-LCwcDf4WSSU/VHSkGVAX2iI/AAAAAAAAEDM/mEBgOYnunpI/w773-h530-no/bii.jpg


horarios.jpg


Sobre la belleza y la risa

Libro impreso Autor: Sixto José CASTRO RODRIGUEZ
Colección: ALETHEIA
La belleza, ¿es un modo de proyectar el deseo de un mundo mejor ante la imposibilidad de transformarlo? La risa, ¿es un escondrijo para ocultarnos? ¿O es una estrategia para buscar complicidades? El autor ofrece un repaso claro y sintético de las diferentes teorías que han tratado de explicar el origen y la razón de ser de la belleza y la risa.


Precio: 18,00 €
Páginas: 294 págs.
Año: 2015
ISBN: 978-84-8260-311-7


Elegías para un tiempo de víctimas

Libro impreso Autor:
Colección: FUERA DE COLECCIÓN
Este poemario recoge los sentimientos frente al crimen: gritos de dolor y de rabia incontenida, de denuncia del criminal; gritos de lamentos y de protesta. Cada poema es introducido con una cita y una letra hebrea con las que se inician los capítulos del libro bíblico de las Lamentaciones. Los gritos expresan también anhelos de paz y humanización en medio de los conflictos, y proponen abrazos y compasión hacia las víctimas, tantas víctimas de tantas violencias.


Precio: 7,00 €
Páginas: 43
Año: 2014
ISBN: 978-84-8260-312-4

Fr. Guido Vergauwen OP es elegido nuevo Prior Provincial de la Provincia de Suiza
http://www.op.org/sites/www.op.org/files/styles/width_300_scale/public/public/articles/images/guidovergauwenx.jpg
 
Los frailes de la Provincia de Suiza, reunidos en Capítulo Provincial, han elegido a fr. Guido Vergauwen OP como su nuevo Prior Provincial. El Maestro de la Orden, fr. Bruno Cadoré OP, ha confirmado la elección y fr. Guido la ha aceptado.
El nuevo Provincial nació en Flandes en 1944, entrando en la Orden y emitiendo su primera profesión en el año 1963. En 1969 fue ordenado sacerdote. A lo largo de su formación ha realizado estudios de Filosofía y Teología en Lovaina, Friburgo, Tubinga y Zúrich.
Actualmente es profesor de Teología Fundamental, desarrollando su docencia durante muchos años principalmente en la Universidad de Friburgo. Ha detentado diversos cargos en dicha institución y desde 2007 es el Rector de la Universidad. En sus estudios ha demostrado tener un especial interés por la Filosofía de la Religión y el Ecumenismo, publicando varios libros sobre estos y otros temas.
Ha servido a la Orden como Socio del Maestro de la Orden para la Vida Intelectual. En el año 2008 recibió, por parte del Maestro de la Orden, el título de Magister in Sacra Theologia.

http://www.op.org/sites/www.op.org/files/public/chapitre2014groupe-575x400.jpg
(08 de enero de 2015)
Leer el artículo completo en Province of Switzerland

Con Acento

Ante la escasa formación religiosa y cultural actual

http://img3.peliculasmas.com/wp-content/uploads/2014/12/exodus.jpg
He visto la película Exodus: Dioses y reyes, en la que pese a la espectacularidad visual -con unos fenomenales efectos especiales de batallas, multitudes, construcciones, etc.- efectivamente su reformulación de la aventura del bíblico Moisés resulta tibia, resbala por la superficie de los personajes y de una historia que sin embargo tiene un hondo potencial. Algunos críticos hablan de que es una historia en la que Dios tiene un papel muy difuso así como del tratamiento inapropiado de la conciencia religiosa de Moisés, que aparece como un posmoderno convertido en líder a medio camino entre fanático terrorista y militar visionario.
Como era de esperar en el cine hollywoodense actual, relumbra en su apartado visual, con grandes efectos especiales en la sucesión de plagas que asolan Egipto o en la separación de las aguas del Mar Rojo. En mi opinión es muchísimo mejor que la reciente Noé, de Darren Aronofsky. Quizá un poco larga -151 minutos- y nunca hay que olvidar al verla que es un "mero cine de aventuras y de palomitas" con un trasfondo bíblico como excusa -no una clase de catequesis- y políticamente correcta religiosamente hablando para no ofender a nadie, buscando que gran parte del relato -no todo- se pueda entender en una clave no necesariamente religiosa.
Al verla me surgió un importante interrogante: ¿entiende plenamente la mayoría de los espectadores actuales la historia dado su escaso, por no decir nulo, conocimiento de las Sagradas Escrituras? Pienso que no y ello creo que es una muy preocupante expresión de las graves lagunas -por no decir océanos- de la formación religiosa y cultural de nuestros contemporáneos occidentales. Esta contemporánea "resurrección del género bíblico" parte más bien de su vertiente de blockbuster (película taquillera) y no del carácter didáctico de sus relatos.
Fr. Alfonso Esponera O.P.
DICHOSO EL QUE ESTE LIBRE DE PECADO

PC090010.jpg
Isaura Díaz Figueiredo
Dichoso el que está libre de su culpa
a quien le han sepultado su pecado,
Dichoso el hombre a quien el señor
no le apunta el delito.

Mientras callé se consumían mis huesos,
rugiendo todo el día,
porque día y noche tu mano
pesaba sobre mí;
mi savia se me había vuelto un fruto seco.

Había pecado, lo reconocí
no te encubrí mi delito;
Propuse:”confesaré al Señor mi culpa”,
y tú perdonaste mi culpa y mi pecado.

“Por eso, que todo fiel te suplique
en el momento de la desgracia:
La crecida de las aguas caudalosas
no lo alcanzará.

Tú eres mi refugio, me libras del peligro,
me rodeas de catos de liberación.
Poniendo el dedo en la llaga, pero sin enfatizar, sin enfado, sin tono de madrastra, sino con voz cálida, el Papa, ha sorprendido a los cardenales y altos cargos de la Curia con un original discurso: la lista de pecados, o mejor la lista de enfermedades de la Curia, de esta forma resultará mucho más fácil hacer un examen de conciencia, y comenzar un año, con un corazón abierto, limpio y humilde. El sacramento de la reconciliación será mucho más sencillo.
La serenidad ha de imperar cuando hemos de comunicar algo a nuestro progimo, sin agritud, sin vinagre en nuestros sentimiento, y decir aquello que no está bien, aquella patología que aqueja al individuo, y que seguramente por ser vieja en él, ya está enquistada y ni el propio  que falta se da cuenta de su error.
Asi como buen padre Francisco habló durante 20 minutos y se dirigió a
Diócesis
Congregaciones religiosas
Comunidades e incluso, en los movimientos no exentos del contagio del clericalismo
Con claridad, como deben hacerse estas cosas, sin rodeos, sin perdernos entre flores, jardines o perfumes, pero de buen humor y con lenguaje coloquial, nuestro Santo Padre fue enumerando todas las enfermedades de “sentirse inmortal e insustituible, el exceso de actividad, la petrificación mental y espiritual, el exceso de planificación y funcionalismo, mala coordinación y el Alzheimer espiritual, que lleva a olvidar el fervor de la primera entrega, la rivalidad y la vanagloria de la gente soberbia, y la esquizofrenia existencial de quienes olvidan que están al servicio de personas”.
Pero también hace falta a veces cuando mencionamos una falta, ponerse serio y eso hizo el Papa en algo tan infantil, pero tan duro y tan dañino como es “la murmuración”, que calificó de muy grave, e incluso de terrorismo por los destrozos que causa. Respecto a la decima enfermedad que consiste en “divinizar a los jefes y el carrerismo” Francisco advirtió que no es solo patología de aduladores, sino también de algunos jefes que intentan crear una dependencia psicológica en sus súbditos.
Otra  enfermedades son la indiferencia respecto a los otros, ¡que triste!, dentro del propio hogar ver rostros que cuando hablas no responden, sentir que ya no viven a tu lado, que solo son fantasmas pétreos, caras fúnebres, otros viven por el dinero fácil, por acumular bienes.  Dolor de los círculos cerrados, donde el aire no pasa, donde ni el visillo mueve su tela, porque el aire se hizo denso, ¡ay camarillas! que pueden ser creadas por motivos buenos, y terminan rompiendo la unidad,  el dinero fácil, que es solo exhibicionismo en los medios, llegando a vender su propio honor y dignidad, por unas monedas que aumente en sari.
El Papa mencionó antídotos para enfermedades, “para retirar de la iglesia caras fúnebres, o caras de estampitas, humor hijos, humor, porque no la carcajada, pero si la sonrisa en boca del cristiano es una una dosis de medicina, riéndose de uno mismo y no dándose demasiada importancia, si ese virus entra, procuremos acudir a la oración que compuso Santo Tomas Moro “Yo rezo todos los días me hace  mucho bien”
Otra vez mas el Papa Francisco ha abierto canales para una reconciliación, pero no dudo  en llamar a las cosas por su autentico nombre
Un ejemplo para que 2015 en un acto de reflexión plena, nos ayude con la oración, a ver con claridad nuestras faltas, y peregrinar los 365 días preparados, cómodos y ligeritos de equipaje, las piedras,lodos,y aguas turbulentas, ya quedaron atrás, busquemos juntos la autentica luz, y que el opresivo y brutal imposible  no cercione nuestra vida.

Meditación anónima

Editado por

Sor Gemma Morató Sor Gemma Morató
PinceladaHace unos días hojeando un libro me encontré entre sus páginas una hoja doblada y suelta, con este escrito:
Ábrete al amor. Déjate que te envuelva, que te embeba, como la esponja el mar.
Fíate de mi amor. Vuela sin miedo, ríe, canta, ama, goza…
Yo soy el Amor y me doy a ti, y me daré siempre. Aunque tú me rehúyas, me rechaces, me desprecies. Mi amor es eterno, infinito.
Nadie puede impedir mi amor, ni tú mismo. Aunque no quieras te llenaré de mi amor, serás mío y yo tuyo.
Te formaré como el escultor hace con la escultura. Te pintaré como el pintor pinta la tela. Déjate modelar, déjate pintar. Como la estatua, golpe a golpe, como la tela, pincelada a pincelada.
No importa qué quiero hacer de tu barro. Fíate de mi, soy el Artista. Si eres obra mía serás obra de arte, no importa que sea grande o pequeña. El tamaño no cuenta en el arte. Vale más una nota o un boceto de un gran maestro, que un a tela monumental de un artista vulgar.
Tú serás obra mía y yo el gran artista, serás por tanto obra de arte.
Que esta sea tu gran ilusión: Dejarse amar por el Amor.
No pienses nada, no quieras sentir nada, recibir nada, planificar nada, disponer de nada. Sólo debes buscar estar siempre atento al Amor.
Fíate de de mi amor. Deja que yo sea el artista. Déjate modelar, déjate pintar. Déjame reproducir en ti mi imagen.
Tú serás en mi y yo en ti.
Ríe, canta, ama, goza, sufre, vuela sin miedo. Déjate pintar, pero mantén la tela siempre nítida, blanca, sin nada, despojada de todo.
Yo pondré color a tu vida, la llenaré de luz. Tu vida tendrá un color diferente.
Sí, añado: Tendrá el color del Amor.
Texto: Hna. Maria Nuria Gaza.

El Dios de los Asesinos #jesuisCharlie

http://cordopolis.es/antes-que-fraile/files/2013/01/logo-cabecera-blog-antes-que-fraile1.png
El Dios de los asesinos es un Dios que no existe.
Nadie se llame a engaño. El Islam no es “per se” una religión asesina. Éso ha de quedar meridianamente claro. La interpretación violenta que del Islam y de la Yihad hacen los fanatismos y los integrismos mahometanos, tiene tan poco que ver con el Dios del Corán como -mutatis mutandi, nadie se me altere- la interpretación que las Femen, los New Atheist o cualquier mamarracho que vive del odio a lo religioso pueda pensar del Dios de los cristianos, del Dios del Nuevo Testamento. Estos asesinos integristas -talibanes, yihadistas, terroristas religiosos, o lo que sea, asesinos desalmadas y bárbaros sin duda- no son fieles hijos del Islam, son manipuladores, deformadores de su propia religión, y son los que han llegado a generar en su propio espacio geopolítico, una guerra civil interna entre visiones del Islam.
Dicho eso, el problema surge cuando, aunque no sean verdaderos musulmanes, existen. Predican. Matan en nombre de un Dios que no existe, aunque ellos lo crean. Conquistan regiones en nombre de un Califato que adora a un ídolo inexistente. Asaltan el poder de naciones, caiga quien caiga, para implantar su falsa visión del Islam. Alientan el terrorismo para atacar como sea y donde sea, para imponer por la fuerza su mentirosa visión del mundo. Y ahí es donde nos encontramos el problema. Y un problema real y serio para Europa y todo el mundo occidental, porque esos blasfemos -blasfemo es el que insulta a Dios, y ellos con su vida y sus creencias lo hacen, asesinando en nombre de Dios lo hacen- han declarado sus enemigos a todo el occidente. Y no es que su guerra civil amenace con salpicarnos… es que ya está entre nosotros. Es una guerra contra todo el que piensa y vive de manera diferente a la que ellos propugnan, contra todo el que no quiera someterse a su salvaje barbarie inhumana.
¿Cómo defendernos? ¿Qué hacer?
Luchar contra el terrorismo con las claves policiales es obviamente imprescindible. Pero más se podría y se debería hacer en ese campo. Controlar a los clérigos radicales, las mezquitas ilegales, las presencias islamistas fanáticas de nuestras ciudades europeas se hace una imperiosa necesidad. El crimen no puede gozar de nuestra libertad para atacarla. Habría que desarrollar aún más la colaboración internacional y aumentar los medios de lucha antiterrorista, son pasos que hay que seguir dando y acrecentarlos. Buscar modos para que la inmigración sea ordenada en una clave más humanizada, que respete los derechos humanos, que respete el lugar de acogida como un lugar de prosperidad, pero a su vez que no se convierta en una amenaza para los demás, buscar la manera para que la seguridad y la libertad estén ambas garantizadas es un paso que nadie parece querer abordar.
Pero no sólo eso deberíamos hacer. Habría que actuar, junto a la defensa frente a los bárbaros, sobre los orígenes que generan tal barbarie.
Quizás sea una excesiva simplificación, pero los trazos claros ayudan a ver las líneas de fuerza de las situaciones. Y en esto hemos de tener claro que muchos individuos caen en el integrismo como consecuencia de una situación de injusticia y desigualdad que les lleva a la rebelión. Si en el occidente esa rebelión históricamente fue política, en el mundo árabe donde lo religioso es similar su presencia en lo público a como era aquí hace 400 años, cobra la revuelta forma religiosa y radical.
Frenar el integrismo exige que dentro del mundo musulmán continúe la reacción contra ellos, se les combata desde dentro, se les denuncie, se les extinga dentro de su propio mundo cultural. Y eso lleva aparejado no sólo claves religiosas -sabemos que existe todo un mundo clerical musulmán que les sirve como paraguas…- que caminen hacia una visión más humana de lo religioso, sino también, claves políticas, económicas, legales y de justicia. Allí… y aquí.
Reformas de justicia. Y ahí también y mucho podría hacer este nuestro occidente… desde un mayor control del mercado de las armas (¿quién se las proporciona? ¿por qué vías?), hasta medidas políticas y económicas presionando, no transigiendo, no sosteniendo, no aprovechándose de la situación de deshumanización en el que tantos gobernantes y reyezuelos del mundo musulmán tienen a sus pueblos, en beneficio propio… y en beneficio nuestro. Y desde luego tratando que la inmigración no lleve aparejada la marginalidad de la pobreza en esta Europa nuestra.
Quizás sea un tanto extremo, pero el fanatismo islamista es también en cierta manera un espurio hijo de este liberalismo capitalista de multinacionales que ha deformado también el rostro del occidente en su sed de dinero a todo costa. Le dio alas a ese integrismo islamista el mismo acto de vender el alma de occidente por una cuenta corriente de muchos ceros, el vender la justicia, el derecho, la cultura, los valores, la humanidad, al mejor postor del placer y el bienestar a toda costa. En el mismo acto de traición al verdadero occidente -y no este remedo de dinero y metal en vez de corazón y espíritu en que el occidente se está convirtiendo- se engendró la hidra islamista que ahora nos amenaza.
Necesitamos reformas políticas y económicas de calado que ahonden en la clave del desarrollo, la justicia y la solidaridad. En el mundo islámico, pero también aquí en este perdido occidente. Necesitamos recuperar la identidad propia para generar un verdadero diálogo respetuoso que ayude a una convivencia sana y no a una falsa coexistencia que se sustenta -como ahora- sobre la mentira y la falsa tolerancia. Necesitamos, si queremos frenar y aun acabar con esa amenaza bárbara del fanatismo islamista, tomar conciencia de lo que somos y de los que podemos ser. Juntos en la diferencia. Juntos en la identidad. Juntos en la justicia. Juntos en el respeto… y en la paz.

Unidad que quiere ser sin ser

http://nihilobstat.dominicos.org/imagenes/blog/mgelabert.jpg

Nihil Obstat

Blog de: Martín Gelabert Ballester, OP
viernes, 09 de enero de 2015 |
Los gestos del Papa Francisco, sucesor del apóstol Pedro, con el Patriarca de Constantinopla, sucesor del apóstol Andrés, en su viaje a Turquía del pasado mes de noviembre, fueron significativos. Además de los gestos hubo palabras de cercanía y simpatía mutuas. Más aún, palabras que han reconocido lo mucho que une a las Iglesias católica y ortodoxa. Nos une lo fundamental: tenemos la misma Palabra de Dios, el mismo Credo, los mismos sacramentos. Y sin embargo, a pesar del reconocimiento por parte católica del ministerio y los sacramentos de la parte ortodoxa, cuando el Obispo de Roma participó en el culto divino celebrado por el Patriarca de Constantinopla, no recibió la comunión eucarística, aunque allí hubo verdadera eucaristía. La participación en el culto y la no comunión eucarística es el signo más claro de una unidad que quiere ser, pero que todavía no es.

El punto de separación, a mi entender, está en la distinta concepción por unos y otros del ministerio petrino. Decir que el Papa es un “primus inter pares”, el primero entre iguales (como dice la ortodoxia) probablemente es demasiado poco. Pero el modo de ejercer el ministerio petrino, tal como se hace hoy en la Iglesia católica, no es el único posible y probablemente es mejorable. Esto lo reconoció Juan Pablo II cuando solicitó ayuda para ejercer de forma más adecuada y ecuménica, de forma menos separadora, su ministerio. Francisco ha recordado esta petición de su predecesor y la ha hecho suya.

Llevamos tantos años hablando de ecumenismo y de diálogo interreligioso que uno se pregunta si podemos dar pasos nuevos. Desde hace muchísimos años, en enero, hay una semana dedicada a la oración por la unidad de los cristianos, semana impulsada por distintas Iglesias cristianas. La oración es la traducción de la esperanza: el que espera pide, y en función de lo que pide se sabe lo que desea y espera. Pero cuando las peticiones no se logran, uno se cansa de pedir. Cierto, Jesús recomienda que oremos sin desfallecer, pero también es cierto que a uno le gustaría ver algún resultado concreto. Si concebimos la unidad como una “vuelta a Roma” por parte de los que se fueron, me parece que lo tenemos muy difícil. Pero si unidad significa ponernos en camino, sin prejuicios, para ver a dónde llegamos, podemos seguir pidiendo la unidad.


LAICOS DOMINICOS Viveiro
https://1.bp.blogspot.com/_OGSEweiLrpw/SBi4occBg7I/AAAAAAAAALo/YDgJ7xFn9No/s400/escudo2.bmp

3º DOMINGO de NAVIDAD “B”

http://www.dominicos.org/kit_upload/image/Predicacion/Usuarios/evangelio-del-dia-felix-garcia.jpg

D. Félix García Sevillano, OP

Bautismo del Señor
11 de enero de 2015
http://www.parroquiasanmiguel.com/wp-content/uploads/2013/01/bautismo-del-senor.jpg

LECTURA DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS
1, 6-11
En aquel tiempo proclamaba Juan:
-- Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco ni  agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautiza con Espíritu Santo.
Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en  el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo:
“Tú eres mi hijo amado, mi predilecto”

Dios te invita a mirar a Cristo y te avisa: no lo busques gritando en las calles o plazas; no lo busques haciendo ruido, siendo “famoso”. Búscalo en el silencio, en la sonrisa de un niño, en la mirada agradecida de un anciano, en el alivio de un enfermo, en la hoja del árbol que brota, en la gota de lluvia que la hace brotar.
Busca a Dios, busca a Cristo en lo que te rodea: ¡está cerca de ti!,¡se te está mostrando!. Tu solo abre los ojos y mira; si tu mirada es limpia, llegarás a ver su  rostro amable y alcanzarás la paz.
Leemos el Evangelio del día y vemos que han pasado unos treinta años desde aquellos sucesos que pusieron a un niño muy especial entre nosotros. Unos años de crecimiento y fortalecimiento para la tarea que tenía preparada.
Ha llegado el momento adecuado para que el enviado salga a la luz y comience su misión de dar a conocer la cara del Padre, la verdadera faz de Dios. Era el momento adecuado y Jesús inicia su vida pública presentándose ante Juan para recibir un bautismo de penitencia y conversión, talvez innecesario, pero conveniente.
Juan bautiza a Jesús con el agua del Jordán... y el cielo volvió a abrirse.
El día de Navidad dejó que el mismo Dios se mezclara con nosotros, tomara nuestra naturaleza y fuera un hombre más.
Nuevamente en el bautismo de Jesús el cielo abre sus puertas para comunicarse con el hombre.
Y vuelve cada día a abrirse a nuestro alrededor. Vuelve la voz de Dios a hablar al hombre en la historia, en la naturaleza, en la vida. Nos habla con voz potente, y cuando lo escuchamos decimos: “es un trueno”; nos habla en un susurro y decimos: “es el viento”.
Buscamos todas las explicaciones posibles o imposibles para no darnos por aludidos y la voz de Dios se pierde por los caminos, buscando oídos que quieran oír.
Y es una voz que nos está diciendo en todo momento que Cristo, su Hijo, el Predilecto, el heredero es un regalo gratuito que nos hace. Y nos dice que, gracias a Él, a este Hijo, nosotros somos prohijados y nos hace co-herederos de su bondad y albaceas de todo lo creado, que nos entrega para que lo disfrutemos, lo conservemos y lo entreguemos mejorado a las generaciones que nos seguirán.
Juan bautizaba con agua. Era un bautismo de penitencia, de humillación y sacrificio ante el Dios terrible del A.T. Juan no puede hacer otra cosa: la fuerza del Espíritu está a punto de despertar en aquel hombre relativamente joven que se acerca entre la multitud y que abrirá la puerta por la que El Dios ABBA, entra nuevamente en contacto con el hombre, dialoga con el hombre; se hace cercano y familiar.
Dios nos habla, nos sigue hablando y el bautismo de Cristo nos abre el camino para llegar hasta él, seguir sus caminos, ser co-creadores, colaboradores en su creación, llegar a ser hijos y herederos. Nadie dio tanto a cambio de tan poco. Solo nos pide que seamos consecuentes con nuestro bautismo y laboremos en beneficio de la humanidad, de todos los que a nuestro alrededor necesitan nuestra ayuda, nuestro consuelo, o simplemente una cara amiga que no tenga reparo en estrechar la mano sucia que se tiende buscando otra mano que aporte un poco de esperanza a una vida triste y solitaria.
¿Estamos nosotros dispuestos a dar un paso al frente y seguir el camino que marcó Jesús?
Tal vez haya llegado el momento de parar un poco y  preguntarnos: ¿SOYREALMENTE UN BAUTIZADO EN CRISTO?
D. Félix García Sevillano, OP

VÍDEO DE HOY:

Ponencia Martin Gelabert, OP (Vida Consagrada)

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario