lunes, 24 de marzo de 2014

La Posada del Silencio nº 99, curso V


La posada del silencio

El texto de hoy

La posada del silencio

Estad alegres

Alegría significa estar aligerado. Cuando uno se aligera, deja los pesos de la vida: las incertidumbres, los sobresaltos, los temores de la vida, y entonces surge la alegría, el estar aligerado.

Hay dos momentos en la vida en los que se hace presente una cierta calma, un cierto gozo. Uno es al acostarse. Es bueno, entonces desvestirse, quitarse la ropa y entrar en contacto con las sábanas.

Si nos acostamos vestidos no descansamos. Esto es solo un símbolo. Hay que desvestirse no solo de la ropa, sino de todo lo que hemos vivido en el día, de los compromisos, de las preocupaciones. Entonces sí se descansa.

Pero si uno se acuesta arropado de sus compromisos y preocupaciones, no descansa. Y dentro de ese momento un instante especialmente lúcido, ese que precede al sueño. Hay una línea de vigilancia que precede al sueño, cuando nos sumergimos en el sueño; es un momento de descanso, de sosiego, de alegría, de sentirse aligerado.

El otro momento es al despertar, ese momento pleno de lucidez, sosegado...pero enseguida aparece la agenda del día, y desciende sobre nosotros, y ya estamos revestidos no de ropas, sino de compromisos, responsabilidades... La vida debiera ser ligera. Estamos aquí para vivir ligeros.

El que se va de este mundo, no se lleva nada, parece casi que huye, dejando todo atrás. Así vivid, sin pretender coger nada, que nada se eternice.

Pero parece que queremos que la vida sea una cárcel, queremos fijar lo que poseemos, lo que tenemos, esa experiencia, esa vivencia... y la vida se vuelve una pesadumbre mortal.

No sabemos vivir aligerados. Uno de los dones del silencio es la alegría, porque uno se siente aligerado. ¡Y una oración que no se aligere..!. Si vamos a la oración empeñados en adquirir, en sacar... nuestro lenguaje nos delata, pone de manifiesto nuestros afanes.

Un amor que va con afán de sacar algo ¿qué clase de amor es? Hasta lo más sagrado, la oración, está contaminado por ese sacar algo, alcanzar algo. “Estad alegres.” Vivid ligeros... y saboread el regalo de la vida.



SEMINARIO DE LA ASOCIACIÓN DE ALUMNOS DE LA ESCUELA DE TEOLOGÍA DE SAN ESTEBANb.png

Desde la Asociación de Alumnos de la Escuela de Teología de San Esteban os informamos que el SEMINARIO GRATUITO ‘La alegría del evangelio, seña de identidad del cristiano’, tendrá lugar los lunes 17, 24 y 31 de marzo de 2014, en horario de 19, 00 a 20,30 horas.

Recordamos que podéis hacer vuestra inscripción en la Secretaría de la Facultad de Teología, personalmente o llamando al teléfono (923 26 19 79), de 19,00 a 21,00 horas y de lunes a jueves y/o enviando un e-mail a la dirección de la Asociación de Alumnos: astedominicos@hotmail.es
 P3170002.jpg
Dado que se trata de un seminario participativo aconsejamos asistir a las tres sesiones y traer leídos y preparados los textos indicados para que la participación sea activa y fructífera.

En la Portería del Convento estará a vuestra disposición para fotocopiar:
·       Plan diocesano  de pastoral / 2º borrador (dossier azul) / Fichas de trabajo: PGP
+
·       Textos de Rino Fisichella, José Arregui y Gianni Valente.


LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO, SEÑA DE IDENTIDAD DEL CRISTIANO



CLAVES DE LECTURA DE LA ‘EVANGELII GAUDIUM’ (La alegría del evangelio), Exhortación Apostólica del Papa Francisco.


I.              PRESENTACIÓN GENERAL
      (Lectura previa de la EG, cc. 2-1ª parte y 3))

  1. Pantalla de datos generales: Situación a la que responde, objetivos, estructura, etc. (Cf. Cardenal Rino Fisichella).
      Cf. EG, Cap. 3: La evangelización: tarea de todo el pueblo de Dios, ninguno está        excluido.
      2 Alumnos.
  1. “Lluvia de ideas”: Primeras impresiones y reacciones, valoración general, impacto y repercusión tanto a nivel personal como colectivo, etc.
      Participación de todos los asistentes.
  1. Retos principales y panel de temas más destacados:
      Cf. EG, Cap. 2, 1ª parte: Desafíos del mundo contemporáneo.

II.            APERTURA A UN EVANGELIO SIEMPRE NUEVO
      (Lectura previa de EG, cc. 1, 2-2ª parte y 5 y PDP, cc. 1  y 3)

  1. Presentación general: (Cf. textos escogidos de José Arregui).
      2 Alumnos.
  1. Actitudes evangélicas ante la evangelización:
      - EG, Cap. 1: Reforma de la Iglesia en clave misionera: llamada a “salir” de sí    misma para encontrar a los otros.
      -  EG, Cap. 5: El espíritu de la nueva evangelización + EG, Cap. 2, 2ª parte:       Tentaciones que minan la nueva evangelización.

III.           DIMENSIÓN SOCIAL DE LA IGLESIA
      (Lectura previa de EG, c. 4 y PGP, 4 y 5)

  1. Presentación: claves de la vida moral: (Cf. texto de Gianni Valente).
      2 Alumnos
  1. Inclusión social de los pobres: EG, Cap. 4-1ª parte
     
BIBLIOGRAFÍA:
  • Exhortación Apostólica ‘Evangelii Gaudium’ (La alegría del evangelio): EG
(Disponible en soporte papel, Librería Ars, y en Internet).
  • Plan diocesano de pastoral / 2º borrador (dossier azul) / Fichas de trabajo: PGP
(Se puede descargar de la página de la diócesis de Salamanca, www.diocesisdesalamanca.com, o realizar fotocopias).
  • Textos de Rino Fisichella, José Arregui y Gianni Valente.
(Se facilitaran a través de ‘La Posada del Silencio’ y mediante fotocopias).

METODOLOGÍA:
Presentación de la sesión por dos alumnos (1/2 hora)
Participación de todos los presentes (una hora)

P3170003.jpg



RUTA DOMINICANA SUR DE FRANCIA

Por fin, “fumata bianca”. Después del último vaivén de altas y bajas, hemos llegado al número de personas que acordamos en la reunión tenida el pasado miércoles. Por consiguiente, tendrá lugar el viaje programado.
De todos modos, si sabéis de alguien que quiera todavía apuntarse, puede hacerlo. Tiene de margen hasta finales de mes.
Ya os convocaré a todos los participantes para una próxima reunión a fin de organizarnos.
Gracias a todos los que estáis haciendo posible el viaje.
                                          Juan Huarte

http://peru.op.org/images/monasterio%20prulla.jpg

VIAJE DE LA ESCUELA DE TEOLOGÍA A LOS LUGARES DOMINICANOS DEL SUR DE FRANCIA (21 -27 abril 2014)

Recordamos a todos los interesados que urge apuntarse cuanto antes.

La Agencia encargada de organizar el viaje quiere saber antes del día 20 el número de participantes para reservar las plazas de los hoteles, pues están bastante solicitados en esas fechas.
Para cualquier información, dirigirse a la Secretaria de la Facultad de San Esteban (tlfno: 923 26 19 79) o al P. Juan Huarte (tlfno: 923 27 30 85).

http://es.rendezvousenfrance.com/sites/default/files/carcassonne_n119._paul_palau.jpg

FESTIVIDAD NTRO. PADRE JESÚS DE LA PASIÓN


I Encuentro Becas Guatemala

SEGUNDO ENCUENTRO DE MADRINAS/PADRINOS, AMIGOS DE GUATEMALA Y CUALQUIER PERSONA INTERESADA EN ESTE PAÍS
COMIDA SOLIDARIA POR GUATEMALA
encuentro
Queridos padrinos, madrinas y amigos todos de Guatemala:
Por segundo año organizamos una comida solidaria para daros noticias de la evolución del programa de becas en Guatemala y de los niños becados. Queremos compartir un espacio de encuentro, de solidaridad, y que nuestra pequeña aportación al pago de la comida compartida contribuya modestamente a apoyar a la Asociación ASSUME (Asociación por la Solidaridad y Superación de la Mujer Especial) de Guatemala, a seguir manteniendo su sede un año más, y puedan realizar así su excelente trabajo con las mujeres de barrios marginales de Guatemala.
Además de hablar de nuestro proyecto común de Guatemala hemos querido tener presente otra realidad no menos sangrante: hemos optado por dar una visión del continente africano, continente muchas veces olvidado, del que sabemos poco o nada. Varios amigos van a hablar sobre sus experiencias y compromisos en África:
  • Federico, comprometido con el Sahara, nos aportará datos sobre la situación actual.
  • Jose. Experto e investigador en el continente africano, nos hablará de El Congo, sus vivencias y sus análisis.
  • Teresa y Carlos nos pondrán al día con Senegal.
¡Os esperamos!!
Súmate a la Comida Solidaria, será un momento de encuentro
(Quien quiera contribuir con la preparación de la comida, como el año pasado, que se ponga en contacto con nosotros, para coordinar las diferentes aportaciones)

Profesión en nuestro convento

23 marzo, 2014
Dominicas de Alcalá
En la tarde de ayer, 22 de marzo, tuvo lugar en nuestro monasterio la profesión temporal de dos hermanas nuestras. La celebración fue seguida con la participación de la comunidad, y toda la gente que llenaba el templo.
Estos son en forma de gráfico algunos momentos de la ceremonia.
IMG-20140323-WA0005
IMG-20140323-WA0004

Cena Solidaria en El Olivar (Madrid)

El jueves 3 de abril, a las 20h30, en la Parroquia Santo Cristo del Olivar en Madrid (c/ Cañizares, 4), se celebrará una charla y una cena solidaria a favor de Haití. Además, habrá también un Bingo Solidario.
Cena solidaria 2014 Olivar


F.png




El amor vive creciendo. Introducción a la vida y pensamiento de Juan González Arintero.

Libro impreso Autor:
Colección: ARIADNA nueva serie
Juan González Arintero, dominico del convento de San Esteban de Salamanca, es una de las figuras de la renovación espiritual en la España de comienzos del siglo XX. Tras formarse en el ámbito de las Ciencias Naturales y confrontarse teológicamente con la teoría de la evolución, se consagró al estudio de la mística y la espiritualidad.


Precio: 12,00 €
Páginas: 158
Año: 2014
ISBN: 978-84-8260-301-8


Alabar-bendecir-predicar. Palabras de gracia y verdad

Libro impreso Autor:
Colección: BIBLIOTECA DOMINICANA
Siguiendo una tradición que se remonta al sucesor de Santo Domingo, el beato Jordán de Sajonia, los Maestros Generales de la Orden de Predicadores dirigen periódicamente cartas a sus frailes, a las dominicas y a los laicos relacionados con la Orden. Muchas de esa cartas han trascendido las fronteras de la Orden y se han convertido en textos de referencia para muchos religiosos, sacerdotes y laicos. Este volumen reúne, en edición fiel y completa, las cartas dirigidas a la Orden por los últimos cuatro Maestros: Aniceto Fernández, Vicente de Cousnongle, Damian Byrne y Timothy Radcliffe. Cuatro Maestros Generales y cuarenta años de intensa y fecunda presencia, en los que no sólo los dominicos, sino tdos los grupos y la iglesia entera, han realizado un trabajo esencial de renovación interior.


Precio: 35,00 €
Páginas: 540
Año: 2004



DESDE LA CENIZA HACIA LA PASCUA

https://scontent-a-mad.xx.fbcdn.net/hphotos-prn2/t1.0-9/p180x540/1557556_10152708108110760_1455050748_n.jpg
La Cuaresma, además de todo su natural sentido, tiene para nuestra Orden Dominicana un especial valor eclesial, por el hecho que el Obispo de Roma acude a nuestro convento de Santa Sabina para abrir desde allí este tiempo litúrgico de perdón y reconciliación, de ayuno, oración y limosna. En esta ocasión el Papa Francisco quiso saludar personalmente a varios de los frailes que viven y sirven desde su Diócesis. Tuve el inmerecido honor de asistir a este momento, en representación de mis hermanos Dominicos del Convento de la Santísima Trinidad en Via Condotti. Haber encontrado al Papa Francisco cara a cara, estrechar su mano y cruzar con él algunas palabras será un recuerdo que conservaré con alegría en mi corazón por siempre. Oro por él y oro por la Iglesia. Dios nos acompañe a vivir este camino desde la Ceniza hacia Pascua.

https://scontent-a-mad.xx.fbcdn.net/hphotos-ash3/t1.0-9/1003588_268059826709147_738238162_n.jpg
"Con frecuencia, durante las visitas, hemos hablado con los frailes sobre la intuición de Domingo al fundar la Orden. No se trata solo de « administrar » la situación eclesial de un momento, sino más bien de contribuir a la renovación de la Iglesia – teniendo, como Domingo, la preocupación por promover su unidad -, al diálogo del Evangelio con nuevas realidades humanas, sociales, religiosas y espirituales, eclesiales, con las múltiples tradiciones de pensamiento y los nuevos saberes. Tal vez, con demasiada frecuencia, pensamos nuestra misión en términos de ministerios establecidos dentro del funcionamiento estructural de la Iglesia. Esto es importante, sin lugar a dudas, y el trabajo realizado por los frailes suscita admiración. Pero ¿cómo lograr que las nuevas necesidades nos obliguen a « desplazarnos », siendo fieles a nuestra propia tradición? ¿Cuáles pueden ser los servicios específicos, inspirados por la tradición de la Orden, que los frailes dominicos pueden brindarle hoy a la Iglesia, frente a las transformaciones del mundo que, en muchos aspectos, parecen análogas a aquellas del momento de nuestra fundación?" fr. Bruno Cadoré, op. Relatio Statu Ordinis 2013, n. 22.

La Coronación de espinas y la fidelidad al Padre - Fray Julián de Cos, O.P.

Domingo 23 de marzo de 2014
http://www.fatse.org/kit_upload/image/JulianCos.jpg
Palestina era un mal lugar para los soldados romanos. El clima semidesértico y, sobre todo, sus habitantes, que tanto les odiaban, hacían de su estancia en aquella región del Imperio Romano, un suplicio. Preferían estar en otras zonas más benignas y acogedoras. Por eso no es de extrañar que tras la condena a muerte de Jesús, los soldados aprovecharan la ocasión para ridiculizar su “estatus” de rey de judíos. Paradójicamente, haciendo tal cosa, más que a Jesús, a quien insultaban era al pueblo judío, pues a nadie le gustaría tener por mandatario a una piltrafa humana, flagelada, escupida, insultada y coronada irónicamente con una corona de espinas (cf. Mc 15,16-20).
La tensión, la ira y el odio acumulado por los soldados contra el pueblo judío lo descargaron en ese pobre hombre. Qué fácil era aprovecharse de Él. Todo lo tenían a favor, pues eran muchos y fuertes. Nada les impedía hacer y decir lo que quisieran. Y vaya si lo hicieron. Le humillaron y vejaron todo lo que pudieron. Y Jesús, fiel a la misión encomendada por su Padre, no hizo nada, salvo sufrir.
Estamos ante una de las escenas más bochornosas de la humanidad. Y la padeció Jesús, el Cordero de Dios: “Sin defensa, sin justicia, se lo llevaron y nadie se preocupó de su suerte” (Is 53,8) nos dice el profeta Isaías.
La Pasión de Jesús nos muestra que el camino cristiano no es fácil. Uno se expone a cualquier abuso. Y nuestro psiquismo y sobre todo nuestro ego se oponen rotundamente a poner en peligro nuestra persona. Por eso, ser fiel a Dios es una virtud que cuesta mucho conseguir.
Pero Jesús nos muestra que la fidelidad nos lleva a la verdadera victoria. Siguiendo sus pasos, teniendo un corazón fiel a Dios, no cabe duda de que pasaremos por momentos difíciles, incluso bochornosos. Pero, sabemos que llegaremos “al cielo nuevo y a la tierra nueva” de las que nos hablan Isaías y san Juan (cf. Is 65,17; Ap 21,1). No cabe duda de que merece la pena sufrir por fidelidad a Dios.
PRIMAVERA…
 Y FE

Isaura Díaz Figueiredo.
De forma oficial ha comenzado la primavera, la oficiosa, se nos ha adelantado, nos regaló veranillos, y otra vez retornamos a días fríos, a días casi invernales, a sentir calarse los huesos; nos habíamos acostumbrado a ropas ligeritas y otra vez a envolvernos en capas, como cebollas. No es así nuestra fe, un día todo nos parece luz y fácil y pasado “el veranillo” volvemos a sentir como los cimientos se reblandecen y caemos, o casi nos dejamos caer en el averno.
La fe voy a considerarla la primavera en la vida del creyente, es fuerza, renacer.
Mucha gente la vive como una epifanía excesiva, claro que hay gente que la vive con gozo y la recibe alegre-la primavera de la fe-, pero resulta que aun recibiéndola así, gozosa, alegre, cantos y palmas, aromas a incienso ,azahar, velas, penitentes, capirotes, hombros descarnados, rostros compungidos… luego llega el momento que  hay que mirar, buscar en el interior y como no era profunda, ya no sabe qué hacer, los cantos hermosos que hacían loas a la fe, los han olvidado, no recuerdan la letra, ni les suena la música.

http://1.bp.blogspot.com/-M4PF32d_H5A/Tnot_cszAEI/AAAAAAAAHTM/QMyCzLGdPFs/s1600/Primavera-.jpeg
Por supuesto qué todos sabemos que es primavera, porque una firma española nos lo recuerda “ya es primavera en el…., todo está coloreado y éste año viene muy florida, es primavera porque la alergia ya hizo presencia, porque los cuerpos están inquietos. Se habla de primavera porque ya se planean días de Puente o vacaciones, es primavera porque te abrazas a la almohada, posiblemente sueñas con alguien que no está a tu lado, la primavera llama a todas las puertas igual que  la fe. No la dejemos escapar, ella pasa y puede dejarnos un gusto dulce o un sabor amargo y nos pasaremos el resto del tiempo preguntando  ¿quien habrá sido?, ¿que habría sido?,¿ que querría?, ¿que broma es esta?…¿porque no aguardó un momento más?. En este juego del invierno que adormece y la primavera que hace florecer  con su promesa, nos queda -el invierno que aun se resiste-
El frio entumeciendo almas, azotando, humedeciendo, es el frio del pecado, caminamos por lodazales y nadie se libra del cieno, forma parte de la humanidad, real y visible, es el frio que nos paraliza, e imposibilita. ¡Y los vientos! de ideologías agresivas y disolventes, hacen que cualquier religión se nociva, carca, caduca, prescindible; es el viento del poder, que no soporta voces profeticas, el renacer de falsos ídolos que prefieren reducir la fe a ámbito domestico y así domesticarla, vacia de espiritualidad. Aún quedan los humerales que en la iglesia se hace patente ante la incomodidad de buscar refugio seco y cálido, que nos reconforte aunque estemos lejos de la Casa del Padre
Seguramente que nuestra fe también pasa momentos delicados y se hace esperar…pero aquel granito que un lejano día vimos en el hogar, en la mirada de la madre, en la caricia del padre, toma fuerza… y llega la fe, y todo estalla en jubilo, en la primavera la luz también se renueva, los días se agrandan, es Pascua: ¡La Luz Pascual!
El Papa Francisco hasta el momento ha hecho gala de hermosos y proféticos gestos, que apuntan la dirección en la que quiere que vaya su  pontificado. Algunos seremos los versos sueltos, pedimos algo más que gestos; decisiones y giros.
Decisiones que hagan patente en la actualidad, la misericordia y la hermosura del evangelio de Jesús, giros que devuelvan el atractivo y luminosidad de la fe que tristemente se ha ido enmoheciendo.
Terminamos el año de la Fe y la sociedad seguimos tocados  por el recionalismo, utilidad y eficacia del todo ¿no habría que volver al camino de la sensibilidad?, no sensiblería, ¿de la poesía, de la belleza, la ternura, las posibilidades del ser humano para acceder a la fe?

http://3.bp.blogspot.com/-3kfl4edkeWM/Ua_ooMdaT5I/AAAAAAAAGC4/h447cxuT-ZQ/s1600/CRUZ,+CANDIL+Y+SALMO+2.jpg
Si solo educamos en lo visible, calculable, medible, ponderable, si solo medimos el valor de todo por los intereses y beneficios que nos puedan acarrear, estamos cerrando de forma hermética el camino a la fe. Es más, digo a cualquier  fe religiosa en dios y por supuesto al fe cristiana
¡Claro qué la primavera es posible! y la fe, el don más hermoso, abre las puertas a la esperanza, que es la flor más bella y nunca hemos de dejar que muera.
¡Feliz primavera! Tenemos ¡tanto que hacer! Y hemos de ser incansables


La gran belleza

http://elatril.dominicos.org/imagenes/blog/praena.jpg

El atril

Blog de: Fray Antonio Praena Segura, OP
sábado, 22 de marzo de 2014 


Es, de largo, la mejor película del año. “La gran belleza”, de Paolo Sorrentino, reproduce en un mural de fondo la agonía de un tiempo en realidad ya muerto.

De fondo, porque la película no habla de los problemas de primera línea, sino del fracaso, de la autoaniquilación pasiva a que la conciencia occidental se ha abandonado y que está en relación con la crisis de valores, con la falta de compromiso, con el déficit de esperanza que explica cómo hemos llegado hasta aquí y por qué.

Ningún retrato más certero de la posmodernidad. Han caído las grandes ideologías, no hay fe en la política, Dios es una olvidada idea de la cual sólo queda el eco de las más bellas realizaciones artísticas que en su nombre se erigieron. La vida de los artistas y los intelectuales está vacía, hastiada, agotada; no creen en nada y lo mejor –consideran- es acogerse a un instantáneo y superficial afecto y reírse de nosotros mismos.

Jep Gambardela es un periodista. Realiza críticas de arte para un importante periódico y es el rey de lo mundano, de las fiestas elitistas y salvajes pobladas de intelectuales y viejas glorias de la televisión. Todo lo mira con distancia, cuando no con despiadado cinismo. Escribió una novela hace 40 años y no ha vuelto a publicar ninguna otra. Buscaba la gran belleza y por eso, según sus palabras, no ha vuelto a escribir. Al fondo de su vida se atisba un amor imposible. Pero ya todo da igual. Nada tiene sentido. A falta de la Gran belleza, bien vale entretenerse en los fragmentos fugaces de este mundo. Al fin y al cabo, los destellos de hermosura son la última memoria de un destino más alto.

Una cinta felliniana y agustiniana al mismo tiempo. Porque esa es la clave: de los tradicionales trascendentales sólo queda la belleza, como fragmentos de un naufragio. Sólo la centenaria fealdad de una “santa” misionera que pasa por Roma esos días nos desvelará que quizá esa gran belleza buscada no es otra cosa que el amor. Pero claro, una belleza así no es fácil, requiere el sacrificio, el dolor y la vuelta a las raíces desde las que recomponer el camino perdido. Pero esa sería otra película.

Muchas cosas podrían decirse, pero me quedo con una de las exposiciones que visita nuestro protagonista para escribir una más de sus crónicas. Se trata de la exhibición de los retratos diarios que un artista se ha hecho desde niño. De pronto descubrimos los miles de rostros que hemos sido a través de miles de días. Todas las veces que hemos nacido. El hilo de continuidad, frente al fragmento deambulante y perdido.

-Los trenecitos de nuestras fiestas son los más envidiados de Roma
-Sí, sobre todo porque no van a ninguna parte.

Pues eso. Un retrato feroz de la nada. Y una obra maestra.

A vueltas con Dios (I)

http://lh4.googleusercontent.com/-26hDfv3TSWc/AAAAAAAAAAI/AAAAAAAAAKs/Ovjq7HwtuOo/s512-c/photo.jpg
Juan Antonio Mateos Pérez
En este camino de la cuaresma hemos empezado nuestras reflexiones por la pregunta por el hermano, en un mundo desigual, hambres e injusticias. Quisiéramos seguir ahora por la pregunta por Dios, la gran pregunta. No podemos responder a ella, nos transciende y nos supera. Sólo queremos pensar en alto, crear un diálogo entre la razón y el corazón. Es un camino de búsqueda, es en parte cuestionar, es preguntar y preguntarse, nunca un monólogo. En esa posibilidad de la pregunta, del diálogo, se puede ir ascendiendo desde la doxa a la episteme, desde la mera opinión al conocimiento, desde la razón al corazón.
Debemos ser conscientes que, nuestras imágenes de Dios nacen de nuestras interpretaciones acerca de Dios o, frecuentemente, de interpretaciones de otros, o de interpretaciones de otra época histórica, que no fue consciente de sus limitaciones, que nos llegan y asumimos sin mucha o ninguna reflexión. Se nos olvida muy a menudo, que la Biblia, los evangelios, el Corán, las Upanishads, etc., son libros donde Dios habla a los hombres con palabras humanas. Martín Velasco[1], se refiere a un rasgo constitutivo de ser persona, el encuentro del hombre con el Misterio. El encuentro interpersonal entre el tú humano, con el Tú absoluto, siendo el lugar donde se deja percibir y desvelar en esa realidad simbólica. Nos comenta Mardones[2], que tenemos que esforzarnos por una buena representación de Dios, rechazar imágenes peligrosas, perversas e idólatras. Hay que colocar de nuevo en el centro, al Dios cristiano, que es el Dios de Jesucristo. Debemos colocar a Dios, en el centro de la abundancia de lo humano, como nos recordaba J. Ratzinger[3].
Siguiendo a Mardones debemos descartar en primer lugar, el mal providencialismo.  La de un Dios que dirige todo.  Es aquel que afirma que todo lo que ocurre en el mundo lo ha querido Dios, desde una enfermedad, hasta una catástrofe natural, ganar un partido de futbol o encontrar trabajo. En la mentalidad popular tenemos expresiones como “gracias a Dios”, “Dios mediante”, “Dios me lo arrebató”, etc. Así, nada se escapa al control o acción de Dios, interviene de manera directa, universal y total. Así todo sucede porque Dios quiere, la consecuencia es el determinismo y el fatalismo. Esto educa en la resignación, y también en la evasión de la realidad. El velo de Dios intervencionista, encubre no ver las realidades económicas, sociales y políticas de enfermedades y muertes, como la pobreza y el hambre. También legitima estructuras de la realidad injustas, o al menos, profundamente desiguales. Así esta visión providencialista de Dios, es una visión injusta y arbitraria.
En el origen de esta visión de Dios, donde nada sucede sin que Dios lo permita; comenta Mardones, que se saca fuera de contexto ciertos pasajes bíblicos, como “Hasta los pelos de vuestra cabeza están contados” (Lc 12,7), está en una visión de pensamiento de Occidente, que absolutiza la razón. Ahí está la grandilocuente concepción de la historia hegeliana. Donde para el hombre occidental, la historia es la historia del Espíritu. Una historia dialéctica, pero que camina hacia cotas de mayor realización, dirigido por la razón que domina al mundo. De alguna manera identifica la razón o el Espíritu, con la providencia divina, así el proceso histórico es concebido como la realización del reino de Dios. Compagina esas dos realidades, con lo que él llama,  la “astucia de la razón, actúa en las pasiones e intereses de los hombres. Siguiendo los instintos, los grandes hombres y los pueblos, son instrumentos del plan divino superior. Así el cristianismo para Hegel, es el punto culminante de la historia, donde convierte la filosofía de la historia en teodicea. Por eso afirma Hegel que “la historia del mundo era el juicio del mundo”[4].
Estas formas de entender a Dios y su providencia, fueron denunciadas por lo el filósofo francés Paul Ricoeur[5], que habló de los "maestros de la sospecha"; Marx, Nietzsche y Freud. Encontrando en su pensamiento novedades que permitían "arrancar las máscaras", señalando su capacidad para revelar los significados ocultos tras la insuficiencia de la noción moderna de "sujeto". Se intenta sustituir a Dios por otras realidades, e intenta hacer de estas el tribunal supremo, desde donde se juzga la vida del hombre. La religión es la alienación del hombre, la adormidera de la sociedad, un ideal creado para resolver los problemas de la sociedad, pero no los resuelve.  En palabras de Freud, es una alteración de la conciencia que desboca en una neurosis colectiva, que sirve a las sociedades para superar el terror de la historia, el destino y la muerte.
(Continuará….)


[1]              MARTÍN VELASCO, J.: El encuentro con Dios. Madrid, Caparrós editores, 1997, pág. 11 y ss.
[2]              : Mardones, J. M.: Matar a nuestros dioses un Dios para un creyente adulto. Madrid, PPC, 2007., págs 37 – 53, 62 – 64
[3]              No deberíamos encontrar a Dios en nuestra necesidad y negación, sino en la plenitud de la humanidad y de la vida, pues sólo así se mostrará que nuestro Díos no es una excusa inventada por nuestra necesidad, excusa que sería más superfñua a medida que se alargar los límites de nuestras capacidades.  En RATZINGER, J.: Introducción al Cristianismo. Salamanca, Sígueme, 2002, pág. 90.
[4]              Tomado de FRAIJÓ, M.: Dios, el mal y otros ensayos. Madrid, Trotta, 2004, pág. 160. A su vez cit. De K. Löwith, Weltgeschichte und Heilsgeschehen. Stuttgart, Kohlhammer, 1953, pág. 59.
[5]              RICOEUR, P.: El conflicto de las interpretaciones. Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 2003, pág. 95.

Trailer de La gran belleza subtitulado en español (HD)


La verdadera religión (23.3.14)

Editado por

Jesús Espeja Jesús Espeja
”Llega la hora en que quienes quieran dar culto verdadero, adorarán al Padre en espíritu y en verdad”.
El cristianismo es una religión y como todas las religiones tiene sus prácticas y ritos. Las manifestaciones externas son necesarias, pero puede ocurrir que a veces sean pura rúbrica y cumplimiento vacío, si no responden y animan una experiencia de fe y una conducta según el espíritu de Jesucristo. Lo más importante para un cristiano es tratar de vivir y actuar como Jesús de Nazaret vivió y actuó: buscando y trabajando siempre, hasta entregar la propia vida, por realizar en este mundo el proyecto de amor, de justicia y de fraternidad entre todos los seres humanos. Para celebrar y alimentar esa conducta tienen sentido las prácticas religiosas.
Con frecuencia sin embargo los ritos religiosos se independizan de la experiencia y conducta humanas en que la fe cristiana toma cuerpo. Entonces se reducen a estructura cultual sin vida. Algo así ocurrió en la historia del pueblo donde se escribió la Biblia. Hubo una época en que los potentados que se asentaban en Jerusalén eran también los dueños del templo y del culto. Observaban y cumplían meticulosamente los ritos religiosos, pero practicaban la discriminación y la injusticia explotando a los más pobres y débiles. Su culto religioso encubría los sentimientos de un corazón perverso y la injusticia que Dios lo quiere. Ya Santiago avisa del peligro a los primeros cristianos: “la religión pura y sin mácula delante de Dios Padre es esta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo”.
El clima social que hoy respiramos es inhóspito para un creyente cristiano, y corremos el peligro de cerrarnos en los templos con unas prácticas religiosas que nos dispensen del testimonio que debemos ofrecer en la sociedad con nuestra conducta. Criterio de la misma es la misericordia, la justicia, tender el corazón y la mano a cuantos, por distintas causas, encontramos tirados y abandonados junto al camino. Sin este compromiso no hay un culto cristiano en espíritu y en verdad.

Los sedientos de hoy


Si conocieras el don de Dios y supieras quién es el que te dice, ‹‹dame de beber››, tú se lo habrías pedido a él, y él te habría dado agua viva.

El encuentro de Jesús con la mujer Samaritana es una narración ejemplar del proceso de la fe en Jesús como el Mesías prometido. El diálogo está lleno de matices, ironías, juegos con el sentido de las palabras, malentendidos, cambios temáticos inesperados. Las palabras con que Jesús responde a la citada extrañeza suponen de algún modo una respuesta implícita al reto que había lanzado a la mujer: ‹‹si conocieras el don de Dios y supieras quién es el que te dice, ‹‹dame de beber››, tú se lo habrías pedido a él, y él te habría dado agua viva›› (4,10). A aquella mujer, que vivía en su mundo, en sus cosas y a su manera, Jesús la pone ante una experiencia perentoria de fe.
Para ella la conversación con el ‹‹judío›› se convierte en posible ‹‹signo›› que puede abrirle el camino de la fe, es decir, que le descubre el ser más íntimo de Jesús. Por otra parte, más allá de su condición de persona individual, aquella mujer de Samaría representa todo a cualquier persona que, en su vida más o menos desentendida, se encuentra con Jesús y en ese encuentro es invitado a adentrarse en su misterio.

Convencido de que en Jesús se había manifestado la sabiduría divina, pues él era esa sabiduría, el cuarto evangelista lo presenta de forma indirecta como tal y, consiguientemente, como aquel que da el ‹‹agua viva››, es decir, la verdadera revelación. Por eso, Jesús pasa por encima de prejuicios y rompe barreras culturales y se dirige al ser humano concreto, ‹‹oprimido por la sed››, que no conoce color, condición social, sexo o religión. Me pregunto que opinaría Jesús de Nazaret si estuviera físicamente entre nosotros, al constatar que según los datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cerca de 1,5 millones de niños mueren por año en el mundo como consecuencia de la carencia de agua potable, saneamiento ambiental adecuado y condiciones higiénicas saludables.

Desde el año 1993, el día 22 de marzo se conmemora en el mundo entero como ‹‹Día Mundial del Agua››. El agua se vislumbra como el mayor conflicto geopolítico del siglo XXI, ya que se calcula que en menos de 20 años, la demanda será más de un 50% superior al suministro. Es importante tomar conciencia de los graves problemas que enfrentamos y enfrentaremos por la escasez de agua potable. No podemos convertir el agua en mercancía porque el acceso a ella, debería constituirse en un derecho humano fundamental.

Los samaritanos de ayer que se acercaban al pozo por agua, son estos sedientos de hoy. La misma respuesta de Jesús que suscitó el interés de la samaritana, debería tocar nuestros corazones. Deberíamos luchar para que el acceso al agua en la cantidad y calidad suficientes para la vida, se reconozca como un derecho constitucional humano y social, indivisible e imprescriptible, para que el agua sea tratada como un bien común que pertenece a todas las especies vivientes del planeta y para que los ecosistemas sean considerados bienes comunes. Predicar un Dios que es agua viva a la gente que ni siquiera tiene agua potable para beber, no es tarea fácil para los cristianos de hoy.

a.png
b.png


VÍDEO DE HOY:

Benjamín Forcano 

 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario